Publicado en Espectáculos Viernes, 27 Abril 2018 10:30

Ryan Reynolds vino a México y habló de X-Force y la posible trilogía de Deadpool

Escrito por

Ryan Reynolds nos habló del futuro de Deadpool y de cómo es meterse en el traje del mercenario.

Como parte de la promoción de Deadpool 2, Ryan Reynolds se dio una vuelta por México: el país de las chimichangas, los tacos y los sarapes que tanto adora el mercenario bocón. Y la gente se volvió loca.

Cuando iba camino a la conferencia ya había rumores entre fans de la llegada del actor. La gente se empezaba a formar afuera del estacionamiento del Four Seasons en Reforma. Geeks con camisetas del mercenario, geeks disfrazados del rojo distintivo, chicas y chicos babeando por rozar al ídolo de las masas, al rostro hermoso que dejó atrás un vergonzoso pasado en DC…

La seguridad era estricta y todos los reporteros tuvimos que sortear como quince chequeos diferentes y filas interminables… aunque, bueno, también había galletitas de Deadpool y tacos dorados.

Cuando la conferencia de prensa por fin empezó, hubo un desfile de preguntas mamonas: a la gente se le ocurrió preguntarle más a Reynolds sobre su matrimonio con Blake Lively que sobre Deadpool. No hubo una sola pregunta sobre Cable. Lo que sí les puedo contar fueron las respuestas más interesantes que nos dio el buen Reynolds en la conferencia de prensa.

La conferencia comenzó con un llamado a que inviten a Deadpool a alguna de las locuras cósmica de Marvel (ya sabemos cómo lo hizo en los cómics… matando a todos). Y la respuesta de Reynolds fue clara: Deadpool quiere estar con los Guardianes de la Galaxia.

“Creo que me gustaría hacer algo con los Guardianes de la Galaxia, porque me gusta el elemento de sci-fi que creo que es bastante divertido. Y es un ambiente totalmente distinto al universo al que está acostumbrado Deadpool. Con cualquiera ahí estaría feliz: solamente un equipo cualquiera con Groot. Hagámoslo.”

En un momento de la conferencia Reynolds habló de cómo pudo encarnar a Deadpool después del terrible personaje ese maltrecho de la película de Wolverine. ¿Se acuerdan de ese horror? Bueno, pues la razón en muy sencilla: todo fue gracias a los fans y al poder de internet.

“Pasé diez años luchando por sacar esta película antes de que siquiera consideraran hacer la primera. Todos me decían que no y de repente me estaban ofreciendo una secuela y me daban ocho meses para filmarla. La piedra angular de todo esto es que los fans hicieron esta película posible, no fui yo ni nadie más. El estudio nos dio un poquito de dinero para sacar un clip de prueba y ese clip ‘accidentalmente’ se coló en internet y el internet habló… y habló tan fuerte que nos ayudó a que se hiciera esta película. Entonces, en ese sentido es suya la cinta. Ellos son los autores de este viaje y es maravilloso. Estoy agradecido con todos aquellos que dejaron que su voz se escuchara para hacer esto.”

Esto confirma lo que ya se sabía: esas primeras secuencias de Deadpool en la carretera que se filtraron no se filtraron por accidente. Reynolds estuvo detrás de todo para que la masiva aprobación de internet empujara a los directivos a producir la película. Bien jugado señor Reynolds, bien jugado.

Ryan Reynolds durante la conferencia de prensa en la Ciudad de México.

Finalmente, llegando a lo más jugoso de la conferencia, Reynolds habló sobre el futuro de Deadpool.Y nos dio unas pistas sobre lo que podemos esperar de X-Force:

“No hay Deadpool 3 y no sé si habrá Deadpool 3 por el simple hecho de que, para hacer una película de Deadpool que funcione con méritos propios, debes despojar de todo lo que ama al personaje. Y lo hicimos en las dos primeros pero hacerlo en una tercera me parece simplemente cruel. Si volvemos a ver al personaje será en el mundo de Drew Goddard en X-Force y les puedo decir que es uno de los mundo más increíbles que he visto. De nuevo cambia completamente todo el género y me emociona muchísimo. Después de eso, no lo sé, veremos, tal vez cantemos canciones de Disney en una película de Deadpool y no sea de clasificación para adultos y así podré decir dos veces mierda, mentar madres una vez y tomarme una copa de vino blanco.”

Drew Goddard, en efecto, lleva una tremenda carrera adaptando guiones (quitando la mierda de World War Z), y si Deadpool le está dando el voto de confianza tal vez salga algo bueno, oscuro e interesante del material de Rob Liefeld y Fabian Nicieza.

Cuando pudimos hacerle una pregunta al buen Reynolds le preguntamos si extrañaba el traje de Deadpool cuando se volvía de nuevo un mortal sin chiste. Y esto nos contestó:

“No extraño el traje… el traje no es como usar un cómodo vestido de sillón. Digo, es un privilegio usarlo pero no lo extraño mucho. Porque Deadpool es un trabajo de todo el año, nunca para. Pero a veces lo extraño también, ¿sabes? Extraño esa libertad: cuando me pongo ese traje me convierto en alguien distinto y me siento muy libre en él. Debería sacarlo más… he ido a pedir dulces en Halloween con él. Tengo uno en casa, de hecho. Me lo robé y no tengo problema en admitirlo porque esperé diez años en hacer la película y si quieren su traje de regreso vengan a quitármelo carajo. Pero sí he ido a pedir Halloween con él.

Además, Reynolds también nos contó sobre la pesadilla que es ponerse el traje rojo,de cómo se robó uno del set y el miedo constante de morir asfixiado por la máscara:

“Es que no es tan fácil ponérselo: son como 25 o 30 minutos sólo para ponértelo y luego nada más estás totalmente acalorado. Y no me puedo quitar la máscara solo, necesito ayuda. Así que tengo dos miedos con la máscara: uno es vomitar dentro y el otro es que me muera abandonado con la máscara puesta. Imagino que el que me viene a ayudar con la máscara -Art, se llama Art- simplemente desaparece y me deja ahí para morir con la máscara… ese es mi otro miedo. Porque me imagino al forense viendo mi cuerpo en el hospital y diciendo: “ts ts ts Deadpool, debieron hacer una máscara con velcro, ¿por qué carajo no le pusieron un zipper a esto? No entiendo…”

Al final de la conferencia la gente se quedó para atascarse con los pequeños cupcakes con la cara de Deadpool y el café gratis. Afuera, los fans seguían esperando, cada vez con menos esperanza, la salida de su ídolo. Dentro, Reynolds planeaba un último regalo para México: bajó del hotel para caminar por Paseo de la Reforma y dar una vuelta en un pecero.

Bien hecho señor Reynolds, disfrute del horrible transporte público de esta bella ciudad. Nada más no vaya a Ecatepec que resalta demasiado… y usted no tiene poderes de curación espontánea.

Modificado por última vez en Viernes, 27 Abril 2018 10:33
Publicado en Espectáculos

Lo último de La Unión

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.