Publicado en Vida y Estilo Viernes, 04 Mayo 2018 11:28

Trucos para que te tomes las mejores selfies recostada cuando no tienes nada qué hacer

Escrito por Diana Garrido

¿Crees que no puedes tener una selfie bonita si estás recostada en tu cama pensando en la nada? Necesitas seguir estos sencillos consejos.

Procrastinación

La palabra misma causa pereza al leerla pero todos la practicamos sin chistar. La hora es lo de menos, puede ser después de la escuela, una tarde de domingo en espera del tedioso lunes o mientras tu novio llega a casa por ti, pero no hay persona en el mundo que no haya pasado al menos 20 minutos tirado sobre su cama mirando al techo buscando respuesta a las preguntas más increíbles o a detalles sumamente simples.

Procrastinar es normal, es casi una reacción básica del ser humano. El verdadero problema viene cuando tu techo se convierte en un lienzo en el que colocas personajes, situaciones y momentos de tu vida que quizá deberías alejar de tu mente; no obstante, la flojera te hace sufrir, soñar y añorar... no está mal, pero ¿para qué hacerse ideas falsas o ilusiones absurdas cuando puedes ocupar ese tiempo para otras cosas?

Podrías leer, ver una serie, dormir una siesta o tomarte selfies. Sí, tal vez la vanidad va de la mano con la pereza, pero al menos es mucho más divertido mirarte a través de la cámara frontal de tu celular que recostarte y no hacer nada. Así que si estás leyendo este artículo mientras reposas tu cabeza sobre tu almohada y te dieron ganas de tomarte una foto en lugar de procastinar, deberías seguir los siguientes consejos para tener las mejores selfies en ese momento del día en el que no tienes nada que hacer.

Posiciona tu cámara enfocando casi desde tu cabeza o frente

 1. Aunque estés recostada, toma tu foto desde un ángulo —ligeramente— en picada para evitar que se asome un poco de papada y se alarguen tus facciones.

2. Recuerda enfocar únicamente tu rostro para poder mirar al lente sin que parezca que giras el cuerpo entero.

Deja libre una parte de tu rostro

3. Cubre la mitad de tu cara de modo que resaltes una parte de tus facciones. Elige lo que te parezca más bello, no importa si son tus ojos, tu nariz o tus pómulos.

4. Deja un mechón de cabello suelto y que caiga sobre tu rostro de modo cubra aún más. No se trata de ocultarte, sólo de dejar un poco de misterio alrededor de tu selfie.

Presume tus piernas

5. No estás enseñando de más, sólo estás mostrando una parte sexy de ti sin caer en el exceso, así que enseña tus pantorrillas o muslos.

6. Decora tu foto con algunos toques tiernos como peluches, pijama o pantuflas, será una manera de verte sensual con aires de ternura.

Toma fotos de cabeza 

7. Recuéstate y toma una foto desde la parte alta de tu cabeza; tu cuerpo se verá mucho más estilizado y delgado desde esa vista.

8. Sonríe y haz un gesto divertido, de cabeza tu rostro luce más suelto y sin procupaciones.

Recurre al selfie stick

9. Usa esta herramienta para poder hacer fotos mucho más originales y divertidas. Sostenlo entre tus rodillas y prepárate para dar un disparo con las manos libres.

10. Si usas el palo para fotos, puedes tomarla desde varios ángulos y alturas. Es decir, desde la parte frontal, en picada, de lado o en ráfaga. Aprovecha que no debes usas tus manos y haz que formen parte de tu captura.

Posa mostrando tu mejor lado

11. El estar recostada no significa que no puedas posar. De hecho es la mejor opción en estos casos, por lo que opta por subir un poco más tu cámara en dirección directa a tu cara, contrario al paso 1 y baja el rostro mirando de lado. Es la mejor pose para una selfie exitosa.

12. Haz trampa y toma la foto sentada. Sólo tienes que poner almohadas o cobijas detrás de ti y posar como lo haces comúnmente, así no tendrás problema al capturarla.

Adopta una pose fake que se vea natural

13. Coloca una mano debajo de tu rostro, esto evitará que se vea una especie de papada debajo de tu mandíbula.

14. Procura que en esta pose salga sólo tu rostro y una parte de tu torso, no más. No satures la imagen con tantos elementos, puesto que la mano ya está ahí.

 

Deja de lado la creencia de que tomarte selfies sólo alimenta tu ego y por lo consiguiente es una actividad ociosa. A veces necesitas sentirte bien contigo misma y la única manera de hacerlo es adulándote sin preocupaciones ni inhibiciones. Quererte y sentirte bien contigo misma puede ser mucho más fácil de lo que crees si te olvidas de lo que dicen los demás y te enfocas en ti. Tómate cuantas fotos quieras y deja fluir tu lado divertido, creativo y sensual aunque estés acostada pensando en lo que pasará mañana.

Modificado por última vez en Viernes, 04 Mayo 2018 11:35
Publicado en Vida y Estilo
Etiquetado como
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.