Se intervienen más de 300 escuelas afectadas por el sismo.

Yolanda Salgado Urióstegui, directora de la Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez”, en Cuernavaca, se dijo satisfecha por el avance que presenta el nuevo edificio de este plantel educativo y confía en que estará listo para el inicio del próximo ciclo escolar.

La docente recordó que la estructura tuvo que ser demolida, luego del sismo del 19 de septiembre, pues éste dañó las instalaciones del edificio.

“Es lo más triste que me ha tocado vivir como maestra, cuando vez que tu escuela la están demoliendo”, comentó.

En tanto, Estela Álvarez Báez, coordinadora académica de la secundaria, afirmó que al enterarse de la demolición del edificio, no lo podía creer, ya que ni con el sismo del año 85 había visto daño como el que causó el de septiembre de 2017.

“Sientes una gran tristeza, es más que un edificio, es como perder tu segundo hogar, ya que son muchos años y experiencias las que has vivido con estudiantes y maestros”, expresó.

Esto, tras relatar que pasó casi 20 años de su vida en el antiguo edificio, cuatro como coordinadora académica, 11 años como docente de la secundaria nocturna para trabajadores, y cinco en la supervisión escolar.

La Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez” es una de las más de 300 escuelas que están siendo intervenidas tras el sismo, con la finalidad de tener edificios más seguros para los estudiantes.

“Cada día nos alegramos porque ya vemos en forma cómo se está construyendo nuestro edificio; inclusive, los padres están contentos y muy tranquilos porque están viendo que la obra está avanzando”, aseveró la directora.

De igual manera, Estela Álvarez recalcó que con la construcción de la nueva edificación, los alumnos estarán más cómodos y más seguros, ya que tendrán un edificio que cumplirá con las especificaciones técnicas actuales.

A la fecha, el proceso de reconstrucción de la infraestructura educativa tiene un avance superior al 30%, según el Instituto Estatal de Infraestructura Educativa (INEIEM).

Se atiende tanto a las escuelas que sufrieron daño total, como daño parcial. 

En el caso de la Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez”, se construye un edificio de tres niveles que albergará al plantel. Contará con aulas didácticas, talleres, módulo de escaleras y módulo de sanitarios, además de todos los servicios eléctricos y de agua potable.

Mientras se realizan los trabajos, el gobierno del estado instaló 12 aulas provisionales de estructura multipanel y ocho aulas más en carpas para que los alumnos no pierdan clases.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Las lluvias provocan encharcamientos en los salones improvisados.

Cuautla.- Sin la esperanza de contar con un nuevo edificio escolar, los alumnos de la Escuela Primaria “Lázaro Cárdenas”, del turno matutino, y la “18 de Marzo”, turno vespertino, cumplieron seis meses recibiendo clases en aulas donadas por la Unicef, instaladas en la cancha deportiva de la colonia San José.

Durante estos meses, los infantes han tenido que soportar las inclemencias del clima, lo que se agravará con la llegada de la temporada de lluvias, pues hasta ahora no  han recibido noticias de qué pasará con su edificio escolar.

El inmueble tuvo severos daños estructurales causados por el sismo del 19 de septiembre, por lo que fueron desalojados los poco más de mil alumnos que hay por ambos turnos.

“La situación es incómoda, complicada; el ambiente, las lluvias han provocado que tengamos que adaptarnos a las condiciones, pero eso no ha impedido que brindemos el servicio educativo”, señaló Vicente de la Olla, director del turno matutino.

Con las lluvias recientes, cuatro de las 18 aulas o carpas donadas por la Unicef resultaron encharcadas, por lo que las condiciones para los estudiantes son sumamente incomoda, indicó.

Añadió que hasta ahora la rehabilitación del inmueble no lleva mucho avance, pues se demolió la loza de los 18 salones y se inició la barda perimetral; sin embargo, no se tiene fecha para cuando concluya los trabajos para volver a ocupar las aulas.

 

Publicado en Cuautla

El daño en una iglesia colindante a la escuela impide utilizar once salones y los niños pierden clases, señalan.

Este viernes, padres de familia de la Escuela Primaria “Emiliano Zapata” de Tlaltizapán protestaron en las oficinas del Centro Morelos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y posteriormente en el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), porque desde el sismo de septiembre del año pasado no han reparado una barda perimetral del plantel educativo y la iglesia colindante está a punto de colapsar pero no ha sido reparada.

Gloria Erika Domínguez Álvarez, integrante del comité de padres de la citada escuela, explicó que en las aulas y demás zonas del centro escolar el sismo no causó daños, pero persiste el riesgo ante el peligro de que caiga una barda y uno de los muros de la iglesia aledaña.

Los manifestantes señalaron que dada la dimensión del templo, están en riesgo los 420 niños que estudian en dicha escuela, pero ninguna autoridad les da respuesta sobre cuándo se hará la reparación.

Debido a la cercanía de la citada iglesia, hay 11 salones que no pueden ser ocupados por el peligro que implica la construcción y sólo siete están en funcionamiento. Por lo tanto, los niños “se turnan” para tomar clases en las aulas funcionales.

Los alumnos van a clases dos o tres días, luego intercalan y acuden otros grupos, de tal manera que los estudiantes están perdiendo clases.

La presidenta informó que los sacerdotes de la iglesia les comentaron que por recomendación del INAH (dado que la iglesia tiene valor histórico) no pueden reparar de cualquier forma la iglesia; les indicaron que hay recámaras donde está la casa sacerdotal que no deben ser ocupadas por la afectación en el inmueble.

Por lo tanto, “es un riesgo latente” para los 11 grupos que no pueden usar sus salones, los cuales toman clases en la dirección, en la cooperativa y en el patio.

Los manifestantes hicieron notar que las condiciones del clima en Tlaltizapán son muy extremas, pues el calor es intenso (el termómetro en un día común en esta temporada llega hasta 36 grados a la sombra). Por ello, aseguraron que no es justo ni saludable que los estudiantes permanezcan en esos lugares ni es adecuado que los profesores trabajen en esas condiciones.

Luego de que el INAH les informó que la reconstrucción o reparación de la barda de la escuela es competencia de la autoridad educativa, las decenas de manifestantes se trasladaron al IEBEM, ingresaron a las oficinas y exigieron una respuesta inmediata, pues dijeron estar cansados de que les digan que hay un dictamen del Instituto de Infraestructura Educativa –entre otros argumentos–, pero no dan solución al problema.

Publicado en Sociedad

La reconstrucción de planteles tiene un avance de entre el 13 y el 40 por ciento: SE.

La secretaria estatal de Educación, Beatriz Ramírez Velázquez, informó que para este mes concluirán las obras de reparación de planteles escolares, y refirió que las escuelas que serán reconstruidas estarán listas hasta el próximo ciclo escolar.

La titular del sector educativo, junto con autoridades universitarias, realizó este jueves un recorrido para conocer los avances en las excavaciones y reconstrucción de dos edificios de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), campus Chamilpa, donde demolieron las estructuras que durante décadas albergaron las facultades de Arquitectura y Contaduría y Administración.

En entrevista, la funcionaria comentó que no se han detenido los trabajos para rehabilitar la infraestructura educativa del estado que resultó dañada con el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Informó que la reconstrucción de los planteles que tuvieron pérdida total terminará el próximo ciclo escolar; para mayo se proyecta concluir la reparación de daños moderados. Lo anterior, en lo que se refiere a centros escolares de educación básica y de nivel medio superior.

El avance promedio en preescolares, primarias, secundarias e instituciones de nivel bachillerato es de entre el 60 y hasta el 70 por ciento en cuanto a reparaciones. En reconstrucción total va de entre el 13 y el 40 por ciento, “pero depende de la obra”.

Ramírez Velázquez detalló que, en el caso de la UAEM, los propios arquitectos de la institución calculan que faltan entre ocho y diez meses.

La funcionaria aseguró que todas las escuelas son consideradas de prioridad para la Secretaría de Educación y en algunos municipios se liberaron los recursos con mayor celeridad debido a que se gestionaron los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales, pues hubo un mayor número de afectaciones, como en el caso de la zona sur del estado.

Publicado en Sociedad

La reconstrucción alcanza ya el 40 por ciento.

Jojutla.- La reconstrucción de la Escuela Preparatoria de Jojutla -la más dañada de las instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) con el sismo del 19 de septiembre-, lleva ya un 40 por ciento del avance y cada vez más va tomando forma.

La secretaria del plantel, Araceli Salgado Rodríguez, dijo emocionada que esperan la entrega de los edificios para el mes de julio.

“Estamos muy emocionados, porque va muy rápido; a pesar de que en septiembre nos quedamos sin aulas, porque los edificios dañados eran los de las aulas, que tuvieron que derrumbarse porque quedaron en muy mal estado, en este momento ya se están levantando cuatro”.

Destacó que antes del sismo ya contaban con un edificio en construcción, que recientemente se concluyó y ya se está ocupando.

Resaltó que las nuevas edificaciones les permitirán no solamente recuperar los espacios que tenían, sino ampliarlos.

“Está también por levantarse un quinto edificio, es decir, que vamos a tener seis edificios nuevos, cada uno con siete aulas y con sus propios sanitarios. Vamos a contar con un espacio para auditorio, lo que antes no teníamos, y vamos a contar con espacios que van a permitir a los talleres tener un espacio propio, porque antes carecíamos de eso. A pesar de que se tenían actividades con los talleres, estas se hacían en los jardines, en las canchas y ahora vamos a tener más aulas. Vamos a tener una mejor escuela que antes del sismo”.

Estimó que el porcentaje de avance es de por lo menos el 40 por ciento y no ha habido interrupciones, por lo que confían en que estén listos antes del próximo ciclo escolar.

Finalmente, apuntó que la intención era que los nuevos edificios quedaran exactamente en la misma ubicación que los anteriores, pero por diferentes circunstancias no podrá ser así, aunque la modificación no es mucha.

Publicado en Zona Sur

Los padres de familia se manifestaron en el IEBEM.

Padres de familia de la Escuela Primaria “Hijos de Morelos”, que está ubicada en el poblado de Temimilcingo del municipio de Tlaltizapán, se manifestaron este miércoles en las instalaciones del Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM).

Los inconformes demandan la destitución de la directora del plantel, Andrea Medina Delgado, a quien denuncian de no haber rendido cuentas sobre ingresos como la renta de parcela, las cuotas y el dinero de ganancias por kermeses, entre otros. Además piden la destitución de la profesora Diana Deloya González, de quinto grado, pues constantemente falta o se sale y deja a los alumnos con la conserje, aseguraron.

En el plantel educativo, los más de 115 alumnos permanecen sin clases, señalaron los padres de familia, al tiempo de afirmar que no permitirán que se abra la escuela hasta que les den una respuesta pues –aseguran– la directora es “prepotente” con las madres de familia y con los niños.

Apuntaron que las reparaciones por daños derivados del sismo se están haciendo con las aportaciones de los papás y ella no rinde cuentas de la referida renta de la parcela y demás fondos oficiales.

Asimismo, los manifestantes añadieron que les preocupa que sus hijos les han dicho que una de las profesoras y un maestro de educación física “se van a un cuartito y los niños hasta los han escuchado; los chiquitos no saben bien, hasta dicen que ahí espanta la llorona, pero los grandes ya saben y eso no está bien”.

Publicado en Sociedad

Atiende el IEBEM caso de agresión con una navaja en la Secundaria “10 de Abril” de Acapantzingo.

Luego del incidente denunciado por la madre de un estudiante de la Secundaria “10 de Abril” de Acapantzingo que fue agredido con una navaja por un compañero, la secretaria estatal de Educación, Beatriz Ramírez Velázquez, manifestó que los “operativos mochila” están permitidos si los padres de familia así lo acuerdan y participan directamente en la revisión de las pertenencias de los alumnos.

Enfatizó que una gran parte de la formación y educación de los hijos debe darse en la familia, al sostener que los papás deben contribuir en atender este tipo de actitudes violentas por parte de niños y jóvenes estudiantes.

De igual forma, destacó que las revisiones de las mochilas deben realizarse en primera instancia desde casa, donde se debe buscar la comunicación y la atención a los alumnos antes de ir al centro escolar para saber qué es lo que llevan en sus cosas.

El pasado miércoles, la madre de familia Alma Rosa Lucero Gómez narró que, al salir de la escuela, en camino a su domicilio, otro estudiante de la misma secundaria atacó a su hijo. Dejo que ambos menores forcejearon y el presunto agresor sacó una navaja e intentó herirlo. Por tal motivo pidió la intervención de autoridades educativas, pues sólo intervino otra madre de familia, quien logró evitar que los hechos tuvieran mayores dimensiones.

Al respecto, la responsable del sector educativo comentó que el hecho se suscitó afuera de la escuela. No obstante, la directora del Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), Yanely Fontes Pérez, atendió el caso desde el miércoles.

Recordó que está en marcha un programa denominado “escuela segura”, con el que se buscan ambientes de seguridad para las comunidades escolares, con la participación de los padres de familia.

“Hay que recalcar que es lamentable, sí, pero no por el hecho de que haya sido afuera del plantel no tiene importancia. Al contrario, nos tendremos que apoyar con los padres. Si ellos no hacen reportes de conductas que consideran de riesgo para sus hijos, ya nada más vemos el hecho cuando detona de esta manera”, argumentó Fontes Pérez, al indicar que no se tenía ningún reporte previo de algún conflicto entre los alumnos.

La funcionaria señaló que también se abrió un portal de la Secretaría de Educación Pública en el que los padres pueden denunciar o dar aviso de conductas violentas o de acoso escolar, y hasta la fecha la Secretaría de Educación del estado no tiene ningún caso referido.

En torno al riesgo de que los alumnos introduzcan armas u otros objetos de riesgo no permitidos en el plantel, Beatriz Ramírez argumentó que se respetan los derechos humanos de los estudiantes.

Destacó que el “operativo mochila” sí está permitido, pero siempre y cuando sea una decisión de los padres de familia de cada escuela y ellos son quienes deben realizar la revisión de las pertenencias de los menores.

“La casa es la primera escuela y la escuela es la segunda casa, entonces debe haber una estrategia corresponsable; los directores, los maestros, los papás: todos estamos involucrados. Los niños pasan cuatro o cinco horas en la escuela; el resto del tiempo tienen interacción con otros actores, medios electrónicos, con la misma familia, entonces no podemos nosotros reducir a estas acciones dentro de las escuelas. (La formación) tiene que ser más global”, subrayó.

Publicado en Sociedad

La directora dice que en la escuela no hay condiciones.

Jojutla.- Los padres de familia de los alumnos del tercer año de la Secundaria “Benito Juárez” se inconformaron porque la dirección de la escuela les cobrará 115 pesos por alumno para realizar la clausura en un balneario de Tlaquiltenango.

“Este martes nos citaron a reunión en la escuela y nos informaron que la clausura se llevará a cabo en el salón de un balneario de Tlaquiltenango el día nueve de julio y tendrá un costo por alumno de, aproximadamente, 115 pesos por las sillas. Lo que molesta es que no hubo un consenso,  jamás nos citaron, a nadie, a ver si queríamos participar”, dijeron unos padres de familia que pidieron el anonimato.

Añadieron que después del sismo, muchas familias enfrentan dificultades económicas e incluso algunas perdieron el uniforme de gala del alumno, por lo que consideraron injusto que les quieran cobrar.

“Es la entrega de documentos; se pueden entregar en la secundaria para no obligar a la gente a gastar”.

Añadieron que los estudiantes que egresan deben pagar además una playera de manera obligatoria. “La directora dijo que era una obligación y que era la forma de cómo podíamos recibir los documentos, lo que nos parece una manera de condicionamiento”,

Consideraron que no son tiempos de andar festejando y mucho menos obligar a la gente a pagar150 pesos que pudieran servir para otras prioridades.

Por su parte, la directora Graciela García Lara rechazó que se condicione la entrega de documentos y que el día que lo informaron a los padres de familia nadie manifestó inconformidad.

“El costo que se les dio es derivado a que se va a rentar el auditorio de un balneario de Tlaquiltenango, en el cual los alumnos van a tener su evento de fin de año. No está condicionado. El alumno puede ir con el uniforme que tenga, pero preferentemente se le sugirió que el de gala, y también se les dijo ahí mismo a los papás que no estamos en condiciones para hacer la clausura en el plantel, hay muchísimo polvo. En la entrega de boletas es que se les consultó a los papás; yo estuve presente, pasé a los salones y ningún padre de familia se inconformó”.

Aseguró que son 105 pesos en total que incluyen la invitación, un fólder conmemorativo, su playera -que no es aparte-y la renta del salón, además los documentos se entregarán, asistan o no a la ceremonia.

 

 

Publicado en Zona Sur

El Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) alertó a los padres de familia sobre la necesidad de prevenir en los centros escolares el contagio de pediculosis (piojos), cuyos casos en esta temporada de calor suelen incrementarse.  

Roberto Cortés Padilla, director de Planeación Educativa del organismo, dijo que en atención a la alerta que dieron a conocer los Servicios de Salud de Morelos se turnó la recomendación  los planteles educativos, para que se tomen medidas preventivas.

Explicó que con el fin de evitar actos que los padres podrían considerar como una agresión o afectación a los derechos de los niños, el procedimiento es el siguiente: los directores colocan anuncios en los accesos de los centros educativos, o bien hacen llegar el mensaje general a través de maestros y estudiantes.

Dijo que sólo en los casos en los que el problema es muy evidente, (que se observa la presencia del parásito, el  piojo, a simple vista) se manda llamar a los papás del estudiante y se le da un plazo de tres días para que se aplique en el menor el tratamiento correspondiente.

El funcionario estatal dijo que el IEBEM no tiene cifras sobre casos registrados de esta afección pero ya tienen conocimiento de que en esta temporada de calor suele incrementarse este problema

Explicó que no se limita la educación a los menores, se les dejan trabajos para que los realicen en casa, con el fin de que no se retrasen.

Argumentó que no se violenta el derecho del estudiante, porque se trata de una medida para prevenir que se propague el problema de salud en los demás alumnos, ya sea en un grupo o en la escuela.

Comentó que en algunos planteles los propios padres de familia acuerdan hacer revisiones, pero no son “filtros” realizados por los maestros.

 

Publicado en Sociedad

Hay alrededor de 400 obras en curso en escuelas que sufrieron daños por el sismo de septiembre pasado.

A casi siete meses del sismo del 19 de septiembre, alrededor de 900 estudiantes en el estado siguen tomando clases en carpas o aulas temporales. Además, continuarán las obras en 400 planteles que tuvieron daños por el fenómeno natural, informó la secretaria estatal de Educación, Beatriz Ramírez Velázquez.

En otro tema, la responsable del sector educativo recordó que en proceso electoral, la ley establece claramente que las escuelas deben permanecer al margen de campañas político-partidistas. Comentó que durante el año, algunos directores reciben donaciones de materiales como cubetas de pintura, láminas, entre otros, pero en campañas deberán revisar si la legislación en la materia no lo prohíbe y los candidatos conocen la ley.

Ramírez Velázquez argumentó que hay casi 400 obras en curso en escuelas en el estado, pero no precisó cuál fue el avance durante el período vacacional. “Las que se ha avanzado más rápido son las de afectación parcial o menor, pero las de reconstrucción total pueden ser obras más grandes y por ello van más atrasadas. Estamos por terminar en 40 a 45 escuelas y seguirán adelante. Las que necesiten mayor tipo de rehabilitación y de atención, las vamos a seguir trabajando”, explicó.

Ante la inquietud de padres de familia por las condiciones de calor y de vientos, la funcionaria dijo que seguirán laborando y donde haya alguna duda, se reunirán con ellos.

Por otra parte, la secretaria fue cuestionada en torno a la participación política de algunos maestros en el proceso electoral. Dijo que la legislación establece los plazos a partir de los cuales cualquier servidor público debe solicitar licencia para dejar su puesto e ir a una contienda electoral. Tal es el caso de los profesores, quienes podrían separarse de su labor sin goce de sueldo.

Dijo no contar con los datos precisos de cuántos profesores se irán a las campañas como candidatos, pero apuntó que depende del tiempo que soliciten el permiso como se designará maestros que los suplan de forma temporal o, en su caso, si es por tiempo reducido podría atender el grupo el director del plantel.

Apuntó que hasta ahora el sector educativo se reunió con el Instituto Nacional Electoral (INE) y con el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac), porque alrededor de 300 escuelas son utilizadas para la ubicación de casillas electorales, pero ésta es la única forma en la que se ha tenido implicación con el proceso.

Cuestionada en torno a los “regalos” o “donaciones” de materiales a las escuelas, respondió: “Ya lo han hecho los candidatos o los precandidatos; los directores de las escuelas saben perfectamente bien que ellos a menudo reciben este tipo de beneficios, pero en estos tiempos (electorales) la ley es muy clara con respecto a qué sí se puede hacer y qué no se puede hacer. Porque nosotros, como servidores públicos, debemos ser cuidadosos de no cometer un delito electoral”.

En otro orden de ideas, la titular de la Secretaría de Educación expuso que el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) ya inició una investigación administrativa respecto a la denuncia de padres de familia de la Secundaria Técnica 33, que se ubica en Yautepec.

Los inconformes demandaron la salida de un profesor al que señalan por presunto acoso sexual a alumnas. Ante ello, tomaron el plantel y aseguran que el docente ha incurrido en acciones tales como tomar fotografías a algunas alumnas, tocarlas de manera ofensiva y hacerles comentarios que implican acoso.

La funcionaria dijo que en esos casos se debe actuar con mucha meticulosidad porque sería delicado señalar a una persona sin elementos. Por otra parte, aseguró que las estudiantes serán atendidas y, de comprobarse los señalamientos, recibirán apoyo.

Por su lado, el director de Secundarias del IEBEM, Enrique Vargas Larios, informó que ayer mismo por la mañana, David Suárez Solís, jefe del Departamento de Secundarias Técnicas, se presentó en el lugar para dialogar con los padres de familia.

Mencionó que de igual forma, dos representantes del área jurídica del IEBEM acudieron a la secundaria para hacer entrevistas y una investigación veraz y lo más completa posible para determinar qué sucedió.

Dijo que desde el punto de vista laboral, se deben analizar los datos recabados y de acuerdo con ello tomarán la decisión sobre la permanencia o no del docente. Si se identifican indicios de que pudiera haber un ilícito, el IEBEM debería proceder con las denuncias ante las instancias correspondientes, conforme a derecho. Pero insistió en que antes se tiene que conocer todas las versiones, tanto de las estudiantes y de padres de familia, como del propio docente y de directivos.

Publicado en Sociedad
Página 1 de 6
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.