Máximo Cerdio

Máximo Cerdio

Chicago, Illinois; 17 de septiembre de 2018. A pocos días de que se celebren las elecciones para presidente de México, en Chicago han aparecido volantes con información en contra del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En los parabrisas de los autos estacionados en calles de barrios de mexicanos localizados en un radio de 20 cuadras al suroeste de la ciudad ha aparecido por la mañana propaganda impresa en volantes ilustrado con textos en español y fotografías con los rostros de Donald Trump y de AMLO en los que se lee: “Tus envíos de dinero están en peligro”, “López Obrador quiere poner impuestos a las remesas”, “Tú propiedad; te la quiere quitar. Todos los que tengan propiedades en México sin importar el tamaño o si es un changarro, están en peligro de perderlas. López Obrador pretende arrebatarte lo que has logrado con tanto esfuerzo”.

Alfonso Seiva García, migrante mexicano morelense que radica en esta ciudad desde hace más de 25 años, denunció que a pesar de que han vigilado las calles para sorprender a quienes están poniendo esa propaganda en los autos, no han descubierto a esas personas:

“Supongo que en la madrugada han estado poniendo esa propaganda porque durante el día nadie ha estado haciendo eso. Es un ilícito, porque lo que ahí están diciendo es falso, es una mentira. Esto lo vamos a denunciar ante el Instituto Nacional Electoral”, advirtió.

 

México en Estados Unidos

Alfonso Seiva explicó que hay cerca de ocho millones de mexicanos trabajando en Estados Unidos, y que sólo 170 mil mexicanos podrán votar en las elecciones federales de México el 1 de julio.

Setecientos mil, que tenían credencial para votar, no podrán hacerlo por diversas circunstancias, por lo que se procederá a presentar una denuncia contra el Instituto Nacional Electoral porque se excluyó a estos ciudadanos de la lista o padrón nominal.

También dijo que hay 250 mil migrantes mexicanos en Chicago; de éstos, 15 a 20 mil son morelenses; en Illinois hay 25 mil morelenses. La comunidad morelense más grande está en Minnesota, en Minneapolis hay cerca de 150 mil.

 

Los migrantes y el olvido del gobierno mexicano

Seiva explicó que esos ocho millones de migrantes aportan a la economía mexicana, no sólo por las remesas que se envían a México sino por impuestos que pagan, como actas de nacimiento, pasaporte, matrícula consular como identificación:

“Esta matrícula, por ejemplo, es carísima, en 27 dólares te sale una matrícula, cuando una identificación del estado te sale en 13 dólares. Toda esa lana dónde está, no nos regresan nada, son impuestos, pero no nos dan nada, eso sin contar los impuestos que nosotros pagamos al gobierno de Estados Unidos”, aseveró.

También explicó que, en México, en el último año se destinó 00000.1 por ciento, del producto interno bruto a los requerimientos o necesidades de los migrantes, lo que consideró que es muy poco.

Alfonso Seiva dio a conocer hace tres meses se formó la Coalición de Migrantes Mexicanos, que es una agrupación que tiene como objetivo principal la protección de los derechos y obligaciones de los migrantes mexicanos en Estados Unidos, tiene una agenda muy definida para este sexenio:

“Ayuda al migrante en Estados Unidos, particularmente en materia de derechos humanos y laborales; ayuda a la mujer migrante, fortaleciendo ese vínculo, porque aquí en Estados Unidos la mujer migrante sigue siendo segregada; salud para el migrante; el reconocimiento del trabajo del consulado, la visión que debe tener un consulado, qué necesitamos nosotros como mexicanos en el extranjero y qué debe hacer el consulado, poner eso en la mesa, para que pueda funcionar”.

Seiva, que es integrante de la coalición, dijo que los migrantes tienen necesidades y problemas en sus comunidades, y además aportamos a la economía mexicana y americana, pero no tienen plenos derechos. Sin embargo, se ha complicado que los mexicanos en Estados Unidos se unan bajo una misma causa e impulsen esta agenda básica, de ahí que se estén formando coaliciones en Chicago, Los Ángeles, Texas, New York, Minnesota, principalmente, que es donde se concentran más mexicanos.

El 2 de julio, un día después de las elecciones en México, darán una conferencia en la Cámara de Senadores:

“Varios compañeros de la coalición de migrantes son observadores internacionales, y van a contar el voto del migrante el 1 de julio y van a hacer del conocimiento de los senadores esta agenda. En el 2006 se dio a conocer la propuesta de la sexta circunscripción, que es la posibilidad de tener diputados migrantes, que nos representen. Vamos a insistir de nuevo en esto y en nuestra agenda”, concluyó.

 

 

Ciudad de México. En el Museo de la Cancillería, ubicado en República del Salvador número 47,  en el Centro, se encuentra la colección denominada “Revisitado” de Ernesto Marenco.

Se trata de setenta objetos cotidianos o usuales, pero que han sido alterados o modificados o intervenidos.

Según Santiago Espinosa de los Monteros la existencia de estos objetos: “nos deja en jaque reacomodando las cómodas referencias ya aprobadas. Alteran incluso las leyes de la física más elemental. Lo contradictorio ahora es lógico. La vocación de las cosas sigue presente; un cepillo sigue siéndolo, un martillo también y hasta una cuerda para saltar conserva su razón de ser y su utilidad. Las pequeñas alteraciones y sustituciones que han sufrido están, sin embargo, en total consonancia con algunas de las semillas que en su momento fueron las simientes del surrealismo.”

Explica que Marenco ha sabido seleccionar cada uno de los objetos con los que ha trabajado. Se trata de piezas sin tiempo, con vigencia total y atadas a su origen primigenio. De ahí que nuestra relación con ellas sea inmediata, aunque nuestra permanencia en cambio resulte una batalla por contrastar las funciones originales del objeto contra las nuevas atribuciones que le han otorgado.

En su oportunidad, el escritor Guillermo Samperio dijo sobre la obra de Marenco (Adriana García, El Universal Lunes 28 de agosto de 2000): “enuncia el contrasentido al evadir funciones. El mundo al que pertenecen los objetos insólitos presentados sólo puede ser habitados por seres inauditos cuyas acciones son representaciones hechas de los sueños. Una de las estrategias del artista es traspasar las características de un usuario supuesto como el ejemplo fantástico de ‘Inmaculada resortera del Santo niño de Atocha, que en vez de liga tiene un rosario. La obra revela la poética de los objetos, proceso similar a la metáfora. Encontrar las formas comunicantes de procedimientos análogos entre diferentes campos es un misterio, del cual percibimos un destello al ver la obra de Ernesto Marenco y conectarla con su título”.

 

Más allá del objeto

Ernesto Marenco interviene cosas para provocar emociones a veces desconocidas.

Zapatos, martillos, cuerdas, cepillos o brochas aparecen ante nosotros como objetos dentados o cosas que se burlan de nuestras preconcepciones.

La naturaleza de las cosas es servir para algo y por un tiempo determinado; cumplida la tarea y el tiempo se van a la basura o son destruidos, sin embargo, cuando Marenco las modifica prolonga su existencia: siguen siendo objetos, pero su naturaleza es otra: la vuelve un tercer objeto, las ancla en la memoria o en las emociones o sensaciones. Incluso, las vuelve “contraobjetos”, como es el caso de un cepillo para “masajear” con filosísimas puntas, denominado “Cepillo para desintoxicar el cuerpo”.

El interior de las construcciones marenqueanas es muy similar al mecanismo blando y vivo de los grandes versos barrocos: Si Quevedo (“A Roma sepultada en ruinas”) endecasilábicamente ordena: “¡Oh Roma en tu grandeza, en tu hermosura,/ huyó lo que era firme y solamente/ lo fugitivo permanece y dura!” Marenco construye “La casa del poeta” (2013), un laberinto escheriano de color negro habitado por un huevo.

“Algunas son imágenes que me llegan, otras surgen de la poesía. El arte total es la poesía. Yo soy un poeta, pero que en lugar de escribir poesía la materializo, escribo con cosas”, aseguró durante la inauguración de Revisitado.

Desde el año 2000, la obra de Marenco no había regresado a México. Ahora se le  puede visitar en el Museo de la Cancillería desde el 31 de mayo al 1 de julio de 2018; luego las “cosas en fuga” irán a Querétaro, el 6 de julio con el título: Ernesto Marenco: La verdadera historia de los objetos.

 

Marenco en síntesis

En una reseña, José Antonio Calderón escrito una breve ficha de Ernesto Marenco en donde se lee:

Ernesto Marenco nace en la Ciudad de México en 1960. En 1980 ingresa al periódico Unomásuno y es miembro fundador del semanario Tiempo Libre, donde permanece como reportero de cultura hasta 1990, mudándose posteriormente a la ciudad de Cuernavaca.

En 1982 se recibe como museógrafo por la Escuela Nacional de Conservación y Museología del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). En 1990 es miembro de la International Council of Museums (ICOM).

De 1991 a 2001 fue director de Artes Visuales y Museografía en el Museo Jardín Borda/Casa del Emperador Maximiliano de Austria del Instituto de Cultura del Estado de Morelos en Cuernavaca. Y en la misma ciudad, en 1994, fundó el Centro de Expresión Cultural (CEC) y la primera galería de arte contemporáneo Anima-Lote.

En 2002, traslada su residencia a Estados Unidos, radicando en Chicago y permanentemente en Houston, Texas, donde establece se propio espacio de producción artística y de Restauración y Conservación de Arte.

Desde la década del 80 ha realizado portadas para diferentes casas editoriales: Joaquín Mortiz, Planeta, CONACULTA, INBA, así como para diversas universidades: UNAM, UAM y UDG. Cuatro publicaciones destacan su obra personal: Reliquias de lo Nuevo/ Instituto Cultural Cabañas (FONCA). Guadalajara, Jalisco, México. El objeto no es inocente/ Galería de Arte Mexicano (GAM). CDMX, México. Donde se origina el arte/ El Aire, Centro de Arte/ Origina. CDMX, México, y Ernesto Marenco (Libro Retrospectivo), Objetos/Objects, 33 Contemporary Gallery. Chicago, Illinois, USA, vista en América, Europa y Asia.

“En los años ochenta armé la primera generación de artistas contemporáneos y de arte joven, ya que en aquella época sólo existía el paisajismo imperante por la escuela de Jorge Cázares Campos, el mediocre nivel del Instituto Regional de Bellas Artes o artistas modernos, con abstraccionismos y geometrismos tibios de los sesenta y setenta retirados a Morelos. En esta primera generación de artistas contemporáneos destacaron Arturo Valencia, Morgan Santander y Ernesto Ríos, quienes optaron por irse al extranjero a desarrollar su carrera; u otros, como Cisco Jiménez, se quedó en Cuernavaca. De la segunda generación es un orgullo destacar el trabajo internacional cinematográfico de Hatuey Viveros o el trabajo fotográfico de Jano Mejía, quien radica en Nueva York hace años. Y también el trabajo fotográfico de René Torres Escoto, a quien apoyé para exponer en Chicago su nueva serie Los Nuevos Reinos”, puntualizo Ernesto Marenco.

 

 

Ordenan a la FGE reabrir la investigación sobre la causa de muerte del joven.

La jueza que conoce del caso de homicidio de Erwin “N”, por el que se acusa de la muerte de éste a cinco policías preventivos del Mando Único, revocó el acuerdo por el cual la agente del Ministerio Público (MP) adscrita a la Fiscalía de Homicidios Zona Regional Metropolitana, Ana Cecilia Salgado Salgado, resolvió no ejercitar acción penal en contra de cinco policías por la muerte de Erwin “N”, ocurrida el 28 de febrero de 2017.

En la audiencia en la que se resolvería la queja interpuesta por la madre de la víctima, que dio inicio a las 10:19 horas en la sala número cuatro de los Juzgados de Juicio Oral del Tribunal Superior de Justicia, la juzgadora llamó la atención a las agentes del Ministerio Público porque no fundaron ni motivaron la solicitud del no ejercicio de la acción penal en los preceptos jurídicos precisos.

Ante los funcionarios de la Fiscalía, “acusados”, defensores, el abogado particular de Delia, la madre de Erwin y un público reducido, la jueza resolvió que procede revocar el no ejercicio de la acción penal, porque el dictamen histopatológico no establece de manera clara y concreta qué generó el infarto agudo al miocardio, además de que la fiscalía no robusteció con otros elementos de prueba los argumentos para resolver que no procedía dicho no ejercicio de la acción penal.

Las agentes de Ministerio Público defendieron su resolución basadas en la conclusión médico legal del examen histopatológico del 25 de abril de 2017, emitido por el doctor Celso Rodríguez Jiménez, en el expediente Semefo 2972/17-04 carpeta de investigación SC01/2064/2017, en el que el médico concluye: “Se determina como causa de muerte Erwin “N”, la de infarto agudo del miocardio”. Y en el análisis, el médico legista expone que “el ahora occiso, sin lugar a dudas, sufrió una muerte súbita, ya que fue una muerte de aparición, repentina e inesperada en una persona aparentemente sana”.

La jueza argumentó que hay un hecho en su conjunto: la muerte de Erwin, que ocurrió en el momento en que el Estado, representado por los policías que son servidores públicos, tenía bajo su custodia a la víctima; y el Ministerio Público no realizó las diligencias necesarias para desvincular el hecho de la muerte del joven cuando lo tenían bajo resguardo los policías.

De acuerdo con la representante del Poder Judicial, queda sin efectos la resolución donde la Fiscalía resolvió que no se ejercita acción penal en contra de los policías, porque no se demostró de manera amplia y sin lugar a dudas que no existe nexo causal entre la muerte de Erwin y la conducta de los policías que lo tuvieron bajo resguardo al momento en que murió.

En consecuencia, la juzgadora ordenó abrir de nueva cuenta las investigaciones para que la Fiscalía se allegue de todas las pruebas necesarias que permitan llegar a la verdad histórica, ya que de lo contrario se podría castigar a inocentes o se podría dejar en libertad a los culpables, en caso de que fuera homicidio.

Como se documentó en el reportaje publicado en La Unión de Morelos el 7 de mayo de este año (Erwin, una vida rota), el día 3 de marzo, la juez del caso ordenó a la Fiscalía General del Estado (FGE) reponer el procedimiento de investigación contra cinco policías preventivos del Mando Único que detuvieron y golpearon a Erwin Altamirano; debido a que el agente del Ministerio Público no pudo acreditar la causa de la muerte de este joven. En esa audiencia, incluso, se dio lectura al resultado de la necropsia, en el que se especificaron 20 lesiones en la víctima, por lo que la juez sugirió a la FGE solicitar el apoyo de un médico legista de la Procuraduría General de la República (PGR) para esclarecer las causas de la muerte de Erwin y dar vista a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por actos de tortura. La jueza, textualmente dijo: “Estamos ante un asunto, donde una vez más, lo digo con todas sus letras, la Procuraduría del Estado de Morelos deja de asumir su responsabilidad, y pretende que sea este tribunal a través de esta juzgadora, quienes asuman las consecuencias sociales en relación a la resolución que en este momento se va a dictar. En primer lugar para poder dictar un auto de vinculación a proceso se debe estar al hecho materia de formulación de imputación, tal y como lo establece el artículo 316 del código nacional de procedimiento penales vigente en esta entidad federativa, a esta juzgadora le está vedado cambiar los hechos materia de formulación de imputación, pueda cambiar la calificación jurídica cuantas veces sea necesario, pero el ejercicio de formular imputación es una facultad exclusiva del agente del Ministerio Público, en términos del artículo 21 constitucional. En el presente asunto ni siquiera tengo las bases para entrar al fondo del estudio, toda vez que existe una formulación incongruente, se supone que estoy frente a agentes del ministerio Público, que son peritos en derecho, que son técnicos en derecho, que están obligados a actuar en todo momento con total objetividad, con total lealtad en el proceso, no obstante la formulación de imputación y aquí lo más lastimoso sería pensar que se está frente a una formulación ya no sé si por ignorancia, porque en verdad ya no sé cómo calificarla, o si es adrede esa falta de pericia, en la formulación de imputación… No puedo ser partícipe de lo que pretende la Procuraduría: vincularlos con una formulación de imputación con notorias deficiencias. Ello daría a la postre una libertad lisa y llana”.

En esta ocasión, la jueza también llamó la atención de los funcionarios de la fiscalía y ordenó realizar las diligencias necesarias para llegar a la verdad histórica.

A la salida de la audiencia, el abogado Juan Gabriel Vargas Téllez, en entrevista, no descartó solicitar la intervención de un médico legista independiente para determinar las causas por las cuales Erwin “N” murió el 28 de febrero de 2017.

A unos pasos del edificio donde realizó la audiencia, un grupo de mujeres lloraba y se abrazaba: eran familiares de los acusados, habían estado a la entrada de los juzgados gritando a Delia, la mamá de Erwin, que su hijo no era inocente, sino un drogadicto que se había robado unas pantallas.

 

 

Para celebrar 493 años de la fundación del pueblo de San Antón Analco, Jairo Alarcón Tovar construye al dios de la muerte.

Este muchacho de 24 años, estudiante de criminalística, explicó que llevará cráneos, respaldo como un trono, porque se trata de Mictlantecutli (en náhuatl: mictlanteuctli, 'señor del mictlán' o 'señor del lugar de los muertos''; mictlān, Mictlán o lugar de los muertos, desde miquitl, muerto; teuctli o tecuhtli, señor').

Aunque apenas tiene el esqueleto, confía en que acabará a tiempo para sacarlo a “bailar” por la avenida Jesús H. Preciado, pues lo están ayudando cuatro amigos.

La mojiganga, cuyo término tiene su origen en la boxiganga o compañías de bojiganga del teatro ambulante de los siglos XVI y XVII, llegó a México con la conquista española, aunque algunos que saben dicen que en sus notas de viajero por Oriente Marco Polo las menciona y asegura que las vio en China y la India.

En Morelos, las mojigangas son muñecos grotescos –o máscaras– que hacen su aparición en algunas fiestas populares y acompañan procesiones.

En San Antón los fabrican de carrizos, hilo (del que usan los albañiles) con chapopote, engrudo, papel o tela, y pintura; pueden tomar formas de dibujos animados de moda o como en el caso del que realiza Jairo, referirse a la mitología azteca.

Mictlantecutli medirá cuatro metros de altura y pesará más de 20 kilos, se llevará aproximadamente tres meses de trabajo, 50 carrizos cortados a orilla del río, varios kilos de hilo; unos 30 costales, 12 latas de pintura, entre otras cosas, que tienen un costo total aproximado de cuatro mil pesos.

“Empezamos desde abril y vamos por los carrizos a la barranca, los traemos y una vez que estén listos los cortamos, salen cuatro tiras, vamos sacando las medidas, los hombros, las piernas, y con el carrizo más flexible vamos haciendo los aros para las diferentes partes del cuerpo. Comenzamos de abajo, metemos las tiras del carrizo dentro de los aros porque si van afuera se rompen, ya nos pasó; y los aros se van armando desde los más grandes a los más chicos, así para pierna y brazos. Al principio queda como una choza india y después vamos abriendo y amarrando, a cierta altura ponemos la parrilla, donde ponemos una serie de carrizos, allí van la cabeza, los brazos, porque es lo que va a soportar la mayor parte del peso, así vamos amarrando. Una vez armado procedemos al empapelado y después a poner la base, al último vienen los detalles, que son los que se llevan más tiempo”, explica Jairo.

Alarcón Tovar nació en la Ciudad de México, pero desde niño vive en El Salto (en donde se ha ido perdiendo esta tradición de elaborar estas estructuras) y disfruta de las tradiciones; además, desde hace diez años elabora mojigangas para bailarlas en la feria de San Antón. Aprendió solo, viendo y trabajando con sus amigos nativos de San Antón. El año pasado hizo, junto con su amigo David, al Guerrero Lobo-Jaguar.

“La primera fue un marcianito, después un chinelo verde, después chinelos, hice también personajes de videojuegos. He hecho chinelos de calavera, me robaron ese, chinelo esqueleto, el Guerrero”, relató.

Jairo asegura que las fiestas de San Antón sin las mojigangas serían menos alegres, porque éstas le imprimen alegría, además de que es una diversión para los niños y muchachos.

También afirmó que él va a continuar haciendo mojigangas y le enseñará a sus hijos porque es una tradición muy bonita y muy divertida.

En San Antón se espera que salgan a bailar entre 15 y 20 mojigangas.

El comité para los festejos de la Feria de San Antón 2018 dio a conocer que el día domingo 10 de junio se cerrará la avenida Jesús H. Preciado desde el puente Solidaridad 2000 hasta la calle Chulavista, por motivo de la celebración de aniversario del santo patrono del Pueblo: San Antonio.

De acuerdo con el ayudante municipal de San Antón, Amado Durán García, el día martes 12 de junio se realizará el corte del listón que da por iniciada formalmente la fiesta grande y se espera una asistencia de más de 20 mil visitantes de toda Cuernavaca y de otros municipios de Morelos.

La calle principal quedará cerrada a la circulación vehicular hasta el lunes 18 de junio.

San Antón forma parte de los 11 pueblos del Señorío de Cuauhnáhuac. Fue fundado el 23 de mayo de 1427, época en que era conocido como Analco, que significa “al otro lado del río o barranca”; sin embargo, fue hasta 1525 cuando su nombre cambió a San Antón, debido a la llegada de los franciscanos que trajeron consigo a San Antonio de Padua, santo que se convertiría en el patrón del poblado, a quien se le celebra con una gran fiesta el 13 de junio.

 

 

El sábado 26 y el domingo 27 de mayo presentaron exámenes los aspirantes a ingresar a alguna carrera que ofrece la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), para el ciclo escolar 2018-2019, que, de acuerdo con Mayra Delgado Villalobos, jefa del Departamento de Admisión y Revalidación de la máxima casa de estudios en la entidad, fueron unos 18 mil, de los cuales sólo tendrán un lugar ocho mil 420 estudiantes.

Una de las aspirantes fue Cintia Melisa Corona Gutiérrez, de 18 años de edad, de esta ciudad de Cuernavaca, con domicilio en la colonia Miraval; presentó su examen el domingo 27 en la Preparatoria número 2, localizada en la avenida Otilio Montaño sin número, de la colonia Alta Vista.

“Entramos desde las nueve y media nos metieron en un salón y nos dieron información. A las diez con cinco minutos nos pidieron las fichas y los datos y comenzamos el examen. Fueron alrededor de cien reactivos y yo los contesté todos, pero la verdad es que me sentía yo muy presionada porque daban un tiempo determinado y si no, pasaban a otro y a otro. Lo primero comenzamos fue los de matemáticas, después literatura y cosas de Inglés, después temas relacionados con la carrera que elegiste, yo, por ejemplo, elegí Historia y mi examen fue de cincuenta reactivos sobre historia. Fuimos como cincuenta estudiantes de Historia, se me hizo raro porque no es una carrera que tenga mucha demanda”.

Cintia relató que lo que más le gusta es la Historia y la antropología, y que si no llegara a pasar este examen estudiaría criminología en una escuela particular, pero que el año que entra volverá a insistir, ahora para la carrera de antropología.

“Mi papá trabaja y mi mamá se dedica al hogar. Una vez que entre a la Universidad, ya sea a la UAEM o a estudiar criminología buscaré un empleo para ayudarme en mis estudios”.

El examen será elaborado y calificado por el Centro Nacional de Evaluación A.C. (Ceneval).

De acuerdo con información de la página oficial de la UAEM, las listas de los aceptados al curso propedéutico o de inducción serán publicadas por número de ficha y calificación el día 17 de junio del 2018, en el sitio de internet de la UAEM, en los principales diarios de circulación estatal y en las unidades académicas correspondientes.

 

Tlaquiltenango. Mientras se cambia una playera por una camisa negra, con líneas leves blancas, de manga larga, Leonardo Martínez, El León del acordeón, relata que hace algunos años fue a tocar a Guadalajara con un grupo:

–Nos recogieron en un lugar, llegó una camioneta y nos dijeron que entráramos y así lo hicimos, ya adentro salimos a las afueras de la ciudad y nos dijeron que nos podrían una bolsa en la cabeza y así lo hicieron, nosotros no pudimos hacer nada, porque esa gente iba armada. Así nos fuimos hasta que llegamos a una casa, adentro nos quitaron las bolsas y ya pudimos ver. Nos bajamos y esperamos amontonados junto a la camioneta. A los pocos minutos llego el patrón de todos ellos y con una sonrisa nos dio la bienvenida, nos preguntó si se habían portado mal con nosotros y pidió disculpas porque sus “muchachos” nos habían llevado con los ojos tapados: “Yo les dije que no, que los trajeran así nomás, que sólo venían a tocar, a alegrarnos, pero ellos insisten que es por seguridad. Adelante muchachos”, nos dijo, y nosotros pasamos a tocar a esa casa muy grande y muy lujosa.

Profesional con pocos recursos

Después de las 7:30 de la mañana, habíamos salido del Oxxo de la avenida Morelos, rumbo al mirador de Tlaqui, en un coche y en una camioneta en donde llevaban la batería y el bajo, también la vestimenta para la grabación. En el auto pequeño iba el bajo sexto.

El viaje duró poco más de 15 minutos. Apenas comenzó el tiempo de lluvia y en aquel espacio de extensiones de tierra donde en tiempo de seca todo es café o gris ahora las franjas verdes de los sembradíos alegraban la mirada.

Al pie del mirador, los músicos subieron su vestimenta y los instrumentos: batería Alfonso Rosas, bajo sexto Martín Piña y bajo eléctrico Tino Barrios. En un estuche como de muñeco de ventrílocuo Leonardo, o El Chino, como le dicen en el barrio a este hombre de 37 años, llevaba su acordeón marca Giovanni.

El León del Acordeón mide un poco más de 1.60, es robusto, moreno, su pelo es negro, ensortijado, y lo trae largo, con unas patillas al estilo de Ramón Ayala, acordeonista a quien admira y de quien ha aprendido mucho, tanto como de los acordeonistas Juan Villareal, Amador Lozano, el Centavito:

–Yo no estudié música, lo aprendí de mi familia. Desde que tenía yo siete años, comencé en la música, primero con el bajo sexto, el bajo, el tololoche. Como a los diecisiete comencé a tocar el acordeón, y con este instrumento me siento bien, me gusta, además de que no hay mucho acordeonista por esta región.

Durante el trayecto hacia el mirador, relató que había compuesto cuarenta corridos y que lleva en su haber más de ocho videoclips bien producidos. También dijo que no hacía guiones, que todo lo llevaba en su cabeza, la historia lo da la propia letra del corrido y él se encarga de ilústrarlo con imágenes que le van surgiendo dentro de su cabeza.

La banda se instala al centro del lugar. Hay una pequeña barda y atrás se pueden observar un verde que se extravía más allá de los cerros, el centro de Jojutla, el estadio de futbol Agustín “Coruco” Díaz, que se levanta como una corona verde para la reina cañera que luce ahora triste, porque el sismo convirtió al ingenio en un eunuco.

En una bocina inalámbrica conectada con su celular Leonardo pone la música. Los primeros acordes del acordeón suenan y los cuatro músicos comienzan a pulsar sus instrumentos como si en verdad tocaran el “Corrido a Enrique Alonso”:

“Me di cuenta por el feis/ y me dio mucha tristeza. / Aprehendieron al amigo Enrique Alonso Plascencia/ que se encuentras tras las rejas/ así lo dijo la prensa...”

Leonardo interrumpe de vez en cuando y da instrucciones a Marco Antonio Rivera, quien se encarga del levantamiento de la imagen: le indica las clases de toma, los encuadres, los planos. De lo general a lo particular; de abajo hacia arriba, de arriba abajo…

En menos de veinte minutos la filmación acaba.

Sorprende que resuelven sus necesidades con los pocos recursos que tienen, con toda la seriedad que amerita el trabajo. Dirige como si estuviera en una superproducción y trata a los muchachos con mucho respeto, como actores profesionales.

Leonardo ya tiene los otros fragmentos de imágenes y el corrido bien grabado para que el editor “le eche los kilos” y el video se suba “a la de ya”.

Los músicos vuelven ponerse su ropa de calle y bajamos al centro de Tlaquiltenango. Ellos se vuelven pueblo cuando se meten al mercado a comer unas gorditas.

 

 

 

 

Lunes, 14 Mayo 2018 05:18

Aragón y León: la calle que vive

I

La mujer joven, delgada, morena, entra primero y sube las escaleras hasta la recepción del hotel donde pide un cuarto. El hombre –adulto mayor de sombrero y morral– la sigue a cinco pasos. Una cuadra arriba, en calle Agustín Aragón y León, se pusieron de acuerdo sobre el tipo de servicio y el precio.

Quince minutos después, sale ella de prisa y baja hacia No Reelección, detrás pero ya no siguiéndola, va el hombre, fajándose el pantalón todavía.

La calle con cintura de muchacha flaca donde abundan fondas y puestos de tacos, los recibe con su barullo y sus olores mezclados.

 

II

La calle Agustín Aragón y León, localizada en el primer cuadro de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, es una de las más vivas. Comienza en avenida Morelos, se corta en Mariano Matamoros y muere en No Reelección. Consta de tan solo dos cuadras cortas. Hay negocios de comida y hoteles de paso, cocinas económicas y algunas tiendas, principalmente.

De las 9:00 horas en adelante la calle se comienza a llenar de gente que va a trabajar o a hacer compras o trámites a la ciudad, los negocios se abren al público y Aragón y León sirve como una vía para llegar de un lugar a otro, caminando o en algún vehículo; esto es de lunes a viernes, los sábados y los domingos, la calle no es tan transitada porque algunas personas no tienen que ir al centro.

Después de las 22:00 horas hay mucho silencio y oscuridad, sólo permanecen encendidas la luz de amapola de la calle de los hoteles y pensiones, a los que entra una que otra pareja a tratar asuntos relacionados con el sexo, aunque en temporadas altas las habitaciones se llegan a ocupar totalmente.

De las 12 de la noche hasta antes que la luz del día inunde la calle, ésta es silenciosa. No falta el grito de algún beodo o el alarido de algún asaltado que caiga y descienda la angosta calle.

A los turistas y a los lugareños distraídos esta vía no muestra sus misterios.

 

III

Elena trabajó muchos años ofreciendo servicios sexuales en esa calle que llegó a conocer “metro a metro”. Ahora vende ropita tejida para bebé. No dejó el oficio porque estuviera muy vieja o fea, sino porque sus nietos comenzaron a crecer: le daría mucha pena que sus nietos la sorprendieran “puteando” en la calle frente a una de esas casas de huéspedes u hoteles económicos. Por eso decidió cambiar de giro. Ahora gana poco, pero la falta de dinero la compensa el cariño de los hijos de sus hijos.

 

IV

Hay, en todas las esquinas del mundo, ese instante en que la luz va revelando objetos amados que alguna vez ocuparon sitios íntimos: excusados rotos, sillones desvencijados, colchones inservibles, zapatos enfermos ya de neumonía, pantaletas rotas.

Y la resaca de la noche arroja a la línea de luz uno que otro cadáver.

 

V

El viernes 2 de marzo de este año, ocurrió una “desgracia” en una de las habitaciones del hotel La Paz.

Cerca de las 12:15 horas, personal de seguridad del palacio de gobierno recibió el reporte de que había una persona muerta en el referido hotel. Minutos después, agentes de la Policía Morelos llegaron al sitio a bordo de dos patrullas.

El encargado del establecimiento les dijo a los uniformados que la víctima estaba en la habitación 10.

Al entrar, los agentes vieron a un hombre ensangrentado, tirado junto a la cama. Tenía una pistola en una mano. En la habitación no había desorden.

Media hora después llegaron los peritos de la Fiscalía General del Estado para iniciar las investigaciones del caso, y a eso de 13:30 horas, personal del Servicios Médico Forense realizó el levantamiento del cuerpo de quien aún no había sido identificado.

Un empleado del hotel dijo que el individuo, un hombre joven, llegó la tarde del jueves y solicitó una habitación. Al día siguiente, una de las recamareras tocó la puerta para realizar el aseo, pero cómo nadie le contestó, ingresó y al entrar halló el cuerpo tirado entre las dos camas.

“El muchacho dijo que esperaba a una mujer”, afirmó una empleada del hotel, por lo que se presume que se quitó la vida por una decepción amorosa, aunque la autoridad no descarta que se trate de un homicidio.

 

VI

Víctor Cinta Flores escribió sobre la calle Agustín Aragón y León que allá por los años sesenta fue albergue de “prostitutas y suripantas”:

“Dada la instalación de casas de huéspedes paupérrimas, que se veían abarrotadas de trabajadores humildes por los bajos costos de las habitaciones y del tiempo establecido con las damas concurrentes en esos tugurios:

–Ven chaparrito no te va a doler y si te duele te va a gustar –citó la dama de minúscula falda y pronunciado escote.

–¿Cuánto? –pronunció tan sólo el que parecía tenía el oficio de albañil, pues todavía traía la cuchara al cinto.

–Cincuenta varos, pero tú pagas el cuarto –advirtió la señora.

–¿En qué hotel? –interrogó el alarife.

–¡Pues en la Fronteriza!, no te hagas güey manito –sentenció por fin la (h)etaira.”

 

VII

Cinta también explica que Agustín Aragón y León nació el 28 de agosto de 1870 en la villa de Jonacatepec, de Morelos. Sus padres fueron José H. Aragón, del rancho cercano de Amasongo, y Victoriana León, de Chilpancingo. Fue educado realmente en el hogar hasta que cumplió 13 años, época en que lo trasladaron a la metrópoli (enero de 1884) donde ingresó en la Escuela Nacional Preparatoria. A fines de 1889 concluyó en ésta sus cursos que fueron los de todas sus asignaturas para ingeniería, medicina, arquitectura, farmacias y jurisprudencia, y por eso pudo ser alumno numerario de las escuelas de Medicina y de Ingenieros. En la preparatoria se distinguió como conferenciante público. Estudió para ser ingeniero topógrafo e hidrógrafo e ingeniero geógrafo y otras asignaturas de ingeniería de minas. El ingeniero Agustín Aragón y León se consagró al profesorado. Enseñó en la escuela de Ingenieros, Economía Política y Matemáticas superiores en la Agricultura, Historia Natural agrícola del ganado mayor y menor y Meteorología en el Colegio Militar. Así mismo en las dos Normales, fue examinador con honores en Geodesia y Astronomía práctica; de Cosmografía y Geografía y de Economía política y Derecho Constitucional. En 1888 empezó a estudiar el positivismo en su aspecto filosófico y en los siguientes años en el social, político y religioso. Funda en 1901 la Revista Positiva que edita a sus expensas y escribe más de 4 tomos de los 14 que lo forman. De 1896 a 1900 trabajó en la Secretaría de Fomento. En 1891 y 1892 trazó el paralelo de 31° 47’ de latitud norte entre México y los Estados Unidos. En 1907, en el mes de enero, se divorció de la enseñanza oficial y desde entonces y de lleno da su vida a la enseñanza positivista gratuita popular. De 1900 a 1910 fue diputado al Congreso de la Unión, y allí pronunció tres resonantes discursos; dos en defensa del Senador Lic. José López Portillo y Rojas en el Gran jurado de éste en noviembre de 1909 y otro a discutir el dictamen sobre la nacionalización de los ferrocarriles. Sus obras están en la Revista Positiva, en decenas de folletos en páginas inéditas en revistas extranjeras y nacionales de sociedades científicas. No tiene palmas académicas ni condecoraciones; es humilde escritor y apóstol de la religión de la humanidad.

Agustín Aragón y León falleció en la Ciudad de México, el 30 de marzo de 1954, en el antiguo Hospital Inglés. Sus restos fueron velados en su casa de la calle del Pino número 215 en la colonia Santa María la Ribera. Fue sepultado por decreto presidencial del Lic. Adolfo Ruiz Cortines, con todos los honores correspondientes, en la rotonda de los Hombres Ilustres del Panteón Civil de Dolores, en la Ciudad de México, el 31 de marzo.

 

 

La agente del Ministerio Público (MP) adscrita a la Fiscalía de Homicidios Zona Regional Metropolitana, Ana Cecilia Salgado Salgado, acordó no ejercitar acción penal en contra de siete policías, por la muerte de Erwin Itzael Altamirano Delgado ocurrida el 28 de febrero de 2017.

Según consta en la carpeta de investigación SC01/2064/2017, la agente del MP emitió el acuerdo con el visto bueno de la fiscal regional metropolitana Rosa Isela Pérez Martínez.

En el documento de 52 páginas fechado el 4 de abril de este año, la agente del MP explica que de acuerdo con los informes de los médicos legistas:

“La causa de la muerte no lo fue por un hecho violento es decir, fue una muerte natural (INFARTO AL MIOCARDIO)”.

Esta referencia se hace con relación a la conclusión médico legal del examen histopatológico del 25 de abril de 2017, emitido por el doctor Celso Rodríguez Jiménez, en el expediente Semefo 2972/17-04, carpeta de investigación SC01/2064/2017, éste concluye: “Se determina como causa de muerte del C. ERWIN ITZEL DELGADO ALTAMIRANO, la de infarto agudo del miocardio”. Y en el análisis, el médico legista expone que “el ahora occiso, sin lugar a dudas, sufrió una muerte súbita, ya que fue una muerte de aparición, repentina e inesperada en una persona aparentemente sana”.

La funcionaria también da a conocer que “se puede observar que existen circunstancias para continuar con la investigación de la presente carpeta que nos ocupa, como puede ser la comisión de un delito diverso como lo es el abuso de autoridad…”.

La resolución le fue notificada hace unos días a la madre de Erwin, Delia Delgado Estrada, quien dijo que su abogado está en tiempo y ya prepara la impugnación de este acuerdo, que de confirmarse liberaría de toda responsabilidad a los elementos policiacos que participaron en la detención del joven y quienes, según constancias y testimonio médicos que obran en la carpeta de investigación, tenía más de 20 lesiones internas y externas:

“Las heridas, hematomas, equimosis y excoriaciones mencionadas en el cuerpo del dictamen son huellas de lesión por contusión donde un objeto romo sin punta ni filo, de consistencia dura, con movimiento o sin movimiento entra en contacto con el cuerpo de la víctima”, refiere un informe médico legista.

Delia Estrada dijo que no descansaría hasta que se hiciera justicia por la muerte de su hijo y que tiene confianza en que el abogado logrará que se revoque el acuerdo de no ejercicio de la acción penal.

Sobre este caso, el presidente del Foro Morelense de Abogados, Pedro Martínez Bello, comentó:

“No soy el defensor, pero este caso del muchacho Erwin asesinado por los policías es muy conocido. Y es evidente que la Fiscalía General del Estado fue omisa al dejar que metiera las manos la Comisión Estatal de Seguridad Pública, para que sacaran el no ejercicio de la acción penal. Es a todas luces un caso de corrupción”.

El abogado dijo que, en audiencia, el juez de control debe analizar todos y cada unos de los elementos en los que se basa la negativa y los que existen en la carpeta de investigación, ya que no se trata de un bien material dañado sino de la muerte de una persona.

 

 

Lunes, 07 Mayo 2018 05:46

Erwin: una vida rota

Para Delia Delgado Estrada el tiempo no es un remedio que todo lo cura. Hace más de un año mataron a Erwin y su dolor no cede.

“Exijo justicia, quiero que los responsables del asesinato de mi hijo paguen, ellos lo mataron, esto no me lo va a devolver, pero va a aliviar un poco mi dolor y mi coraje”, dice mientras pone sobre la mesa dos carpetas con el expediente de estos hechos.

De acuerdo con los documentos que Delia tiene en su poder y que obran en los autos, en el informe del Servicio Médico Forense SEMEFO 118/17-02, de fecha 28 de febrero de 2017, realizado por el perito anatomopatólogo Ramiro Calva Calva, el cadáver de Erwin Itzel Salgado Altamirano, tenía más de 20 lesiones internas y externas: “las heridas, hematomas, equimosis y excoriaciones mencionadas en el cuerpo del dictamen son huellas de lesión por contusión donde un objeto romo sin punta ni filo, de consistencia dura, con movimiento o sin movimiento entra en contacto con el cuerpo de la víctima”, se consigna en las conclusiones del dictamen.

Sin embargo, en la conclusión médico legal del examen histopatológico del 25 de abril de 2017, emitido por el doctor Celso Rodríguez Jiménez, en el Expediente Semefo 2972/17-04, carpeta de investigación: SC01/2064/2017, éste concluye: “Se determina como causa de muerte del C. ERWIN ITZEL DELGADO ALTAMIRANO, la de infarto agudo del miocardio”.

En el análisis, el médico legista expone que “el ahora occiso, sin lugar a dudas, sufrió una muerte súbita, ya que fue una muerte de aparición, repentina e inesperada en una persona aparénteme sana”.

La madre de Erwin no está de acuerdo con estas conclusiones y dice que va a continuar insistiendo en que los hechos se aclaren y se haga justicia. En el expediente están todas las pruebas que involucran a los culpables de la muerte de su hijo y en los noticiarios, periódicos y portales de noticias de diferentes fechas también constan las declaraciones del comisionado de Seguridad en Morelos, Jesús Alberto Capella Ibarra y del ex fiscal general del estado, Javier Pérez Durón, entre otros, que encubrieron a los autores materiales del asesinato.

 


El último día de febrero y el de Erwin

En la carpeta de investigación consta que el martes 28 de febrero de 2017, por la tarde, Erwin transitaban por la avenida Paseo del Conquistador, de Cuernavaca, y los policías de la patrulla 1740 le marcaron el alto, pero no hizo caso y se resistió al arresto, por lo que los elementos del Mando Único lo sometieron y lo subieron a la batea de la unidad. Según el informe policiaco al muchacho se le encontró un cigarro de marihuana (tres envoltorios, refiere otra versión) y una pantalla de televisión pequeña que los policías reportan (sin comprobarlo), se había robado. De allí lo llevaron a los separos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en Buenavista, localizada al norte de la ciudad, cerca del distribuidor vial.

Algunas versiones aseguran que los policías lo golpearon y se desvaneció en la batea de la patrulla, de allí no volvió en sí.

Uno de los testigos de la detención de Erwin refiere que el día de los hechos, como a las 3:55 de la tarde se percató que tres policías estaban forcejeando con un sujeto y lo hacían en una de las jardineras del fraccionamiento residencial Las Flores ubicado en la calle Pedro de Alvarado, colonia Lomas de Cortés, percatándose que lo esposaron, pero antes de hacer esto los policías lo golpearon. Después que fue asegurada la persona, el policía encontró una bolsa al parecer de color la cual tenía una pantalla chica de las que entregó Sedesol y misma que se observó cuando lo subieron a la patrulla. También logró ver cuando la persona detenida se encontraba arriba de la batea de la patrulla y uno de los policías ponía su pie sobre la persona detenida a la cual no podía ver si se encontraba boca arriba o boca abajo, fue que escuchó que el policía le dijo a su compañero que pisaba al detenido: “Oye ya no se mueve creo que ya está muerto”.

La madre de Erwin relata que el 2 de noviembre de 2016 (poco más de tres meses antes de que mataran a Erwin), por la noche, un amigo de su hijo le platicó que policías municipales los habían detenido, golpeado y atracado, en la autopista, a la altura del puente que une Cuernavaca con Ocotepec, y los fueron a abandonar a la colonia Maravillas.

“Erwin no me dijo nada para no preocuparme, y yo no tengo la seguridad que estos mismos policías fueran los que lo mataron el 28 de febrero”.

 


Fotoperiodistas captan el cadáver de Erwin

Varios reporteros y fotoperiodistas acudieron a las oficinas de la SSC (la “Metropolitana” llaman a esas oficinas) a documentar los hechos y esta casa editorial tienen una serie de tres fotografías de una persona (Erwin) que va siendo trasladada de los separos hacia una camioneta del Servicios Médico Forense. El personal del Semefo (a cargo de Samuel Nava Vázquez. coordinador Central de Servicios Periciales) lleva trajes tipo tibek blancos, y el cadáver no va cubierto con ninguna bolsa o manta de las que se deben utilizar, por reglamento, para el caso. Esto ocurrió a las 18:00 horas.

 


Una testigo por accidente

La existencia del cuerpo (sin vida) de Erwin la corroboró de manera accidental Jessica, una joven de 25 años, detenida con un familiar suyo ese mismo día por policías en Cuernavaca, al parecer por llevar en su vehículo cervezas. La reportera Leticia Villaseñor entrevistó a la chica (y lo consignó en un portal de noticias local), quien le dijo que una vez que los policías los trasladaron a los separos y después, antes de las seis de la tarde, los condujeron con el médico para que los examinara, y allí Jessica relató que desde donde estaba podía ver a Juan Rodrigo Montelongo Guilbert (su primo) aún en la patrulla 035. “Salí del ‘consultorio’ y entonces vi a un hombre muerto, estaba tirado en el pasillo con los ojos abiertos”.

 


La autoridad al rescate

El comisionado de Seguridad Pública del estado, Jesús Alberto Capella Ibarra “subió” a las redes sociales un video, alrededor de las 18:00 horas de ese día, para deslindar de toda responsabilidad a la Comisión Estatal de Seguridad Pública. Aseguró que, según el informe oficial, al momento de ser aprehendido Erwin “genera cierta actitud de resistencia y de violencia en contra de los elementos aprehensores, por lo cual (éstos) solicitan apoyo a otros dos compañeros, quienes llegan de forma inmediata para apoyar en esta detención. Al momento de llegar a las instalaciones de la Secretaría esta persona empieza a convulsionarse y pierde la vida”.

Después de que el funcionario saliera a dar estas declaraciones algunos medios de circulación nacional, como Grupo Milenio, informaron, violando la presunción de inocencia: “Muere presunto ladrón durante traslado en Morelos”.

Días después el ex fiscal general del Estado, Javier Pérez Durón exoneraría a los cinco elementos acusados de dar muerte al joven, ya que de acuerdo con los resultados forenses el muchacho había muerto “por causa de una úlcera”.

 


Jueza regaña a fiscal

En Morelos nunca había ocurrido un hecho similar al que sucedió el 3 de marzo de 2017 durante la audiencia de formulación de imputación y vinculación a proceso:

El día 3 de marzo, la juez Nancy Aguilar Tovar ordenó a la Fiscalía General del Estado (FGE) reponer el procedimiento de investigación contra cinco policías preventivos del Mando Único que detuvieron y golpearon a Erwin Altamirano; debido a que el Agente del Ministerio Público no pudo acreditar la causa de la muerte de este joven. En esa audiencia, incluso, se dio lectura al resultado de la necropsia en el que se especificaron 20 lesiones en la víctima, por lo que la juez sugirió a la FGE solicitar el apoyo de un médico legisla de la Procuraduría General de la República (PGR) para esclarecer las causas de la muerte de Erwin y dar vista a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por actos de tortura.

“Estamos ante un asunto, donde una vez más, lo digo con todas sus letras, la Procuraduría del Estado de Morelos deja de asumir su responsabilidad, y pretende que sea este tribunal a través de esta juzgadora, quienes asuman las consecuencias sociales en relación a la resolución que en este momento se va a dictar. En primer lugar para poder dictar un auto de vinculación a proceso se debe estar al hecho materia de formulación de imputación, tal y como lo establece el artículo 316 del código nacional de procedimiento penales vigente en esta entidad federativa, a esta juzgadora le esta vedado cambiar los hechos materia de formulación de imputación, ´pueda cambiar la calificación jurídica cuantas veces sea necesario, pero el ejercicio de formular imputación es una facultad d exclusiva del agente del Ministerio Público, en términos del artículo 21 constitucional. En el presente asunto ni siquiera tengo las bases para entrar al fondo del estudio, toda vez que existe una formulación incongruente, se supone que estoy frente a agentes del ministerio Público, que son peritos en derecho, que son técnicos en derecho, que están obligados a actuar en todo momento con total objetividad, con total lealtad en el proceso, no obstante la formulación de imputación y aquí lo más lastimoso sería pensar que se está frente a una formulación ya no sé si por ignorancia, porque en verdad ya no sé cómo calificarla, o si es adrede esa falta de pericia, en la formulación de imputación… No puedo ser partícipe de lo que pretende la Procuraduría: vincularlos con una formulación de imputación con notorias deficiencias. Ello daría a la postre una libertad lisa y llana”.

 


Un muchacho muy generoso

En la carpeta de investigación SC1/2064/2017 para el SEMEFO Erwin es o fue un “cadáver de sexo masculino, de veinte a veinticinco años de edad, estatura de ciento setenta centímetros y perímetro cefálico de cincuenta y cuatro centímetros, de complexión delgado, color de piel moreno, pelo negro, frente amplia, cejas pobladas, ojos color café, nariz recta, boca mediana, labios regulares, mentón oval, m bigote sin rasurar corto y barba sin rasurar…”

Delia Delgado Estrada asevera que su hijo no era ninguna “perita en dulce”, lo había enseñado a defenderse, pero tampoco era un delincuente como lo quieren hacer aparecer las autoridades.

El muchacho fue rebelde siempre, le gustaba cuestionar las cosas, no se conformaba, le gustaba aprender y comprender las cosas, no aceptaba las cosas por órdenes nada más, cuestionaba, hiperactivo, muchacho guapo, estudiante muy bueno, muy hábil, él era el más pequeño de sus dos hermanos, estaba estudiando mercadotecnia en una universidad particular, y dejó huérfana a su hija que va a cumplir cuatro años el 11 de mayo. Le gustaban las enmoladas con mucho queso, cebolla; le gustaban los relojes, sus gorras y su trabajo de mantenimiento, sus herramientas, asegura Delia.

“Es una historia de vida, siempre ayudando a los demás, siempre metiéndose en problema por los demás, mucha bondad, mucha generosidad. Adoraba a su abuela. Desde el 2003 a 2017 vivió con la abuela en la colonia San Cristóbal, en la calle Gobernadores”.

Insiste en que el asunto de su hijo es uno de los ejemplos más evidente de corrupción en Morelos: a pesar de las constancias que existen en el expediente no se ha procedido en contra de los autores materiales de la muerte de su hijo, ni de los funcionarios que encubrieron el asesinato:

“No voy a descansar hasta que este asunto se aclare. Estoy sola se puede decir, frente a todos ellos, los que tienen el poder, son autoridades, que quieren dar carpetazo y tratar este asunto como eso, un expediente más, una cifra más, pero se trata de mi hijo, un muchacho al que le quedaba mucho por vivir”.

 


Pinche Erwin

En el panteón San José, de la colonia Ampliación Chipitlán, a la orilla de Cuernavaca, en la última hilera que da a la barranca seca hay una cripta que se distingue de todas, es de cemento de colores azul y blanco y está al pie de un árbol frondoso. Tiene un florero, un quinqué y algunas cactáceas, varios corazones rojos pintados y un pequeño duende.

Labradas sobre la piedra, se pueden leer estas frases, que definieron la vida rota del muchacho nacido el 19 de octubre de 1987:

“Piche Erwin, tan alegre, tan generoso, tan humano. Te extrañamos. Te amamos. Descansa en paz”.

Para Ricardo Ravelo (Veracruz, 1966) cada día es más peligroso ejercer el periodismo en México.

Así lo dio a conocer durante la presentación de “Los incómodos” (editorial Taurus), un libro (en tres tomos) en el que relata vida y hechos de cuatro gobernadores que constituyen una casta que utilizó el poder político y la confianza popular para satisfacer los más descabellados caprichos, vivir con escandalosa opulencia y cualquier tipo de excesos, gracias a los recursos de cada entidad: Tomás Yarrington de Tamaulipas, Eugenio Hernández de Tamaulipas, Javier Duarte de Veracruz y Roberto Borge de Quintana Roo.

 

Los riesgos para el periodista

Expuso que la represión y amenazas contra los periodistas en nuestro país obedecen al contubernio entre tres poderes que no quieren a la prensa crítica: el poder criminal, el poder político y el poder empresarial.

El crimen organizado y el poder político amenazan y el poder empresarial niega la publicidad, de tal manera que ningún medio de comunicación puede sobrevivir a eso, o dejan de publicar o desaparecen.

El papel de los periodistas hoy es muy valioso porque ahí donde el Estado no quiere investigar, entra el reportero a hacer el trabajo de denuncia.

El periodista, autor de nueve libros, explicó que aun cuando hay leyes sobre transparencia y fiscalización el reportero enfrenta a una cerrazón informática, un silencio oficial y tiene que luchar con sus  fuentes.

 

El periodismo, una profesión clandestina y anónima

Desde hace algún tiempo el periodismo tiene un riesgo muy grave que lo hace una profesión clandestina y anónima. ´Yo te cuento, pero no me cites´, y el reportero llega a la redacción con información, pero sin fuente. ´Yo la voy a publicar, pero no la firmo porque es muy riesgosa´. Por eso se vuelve una tarea clandestina y anónima”.

Ravelo abundó en que siempre se ha hablado que entre los políticos y el periodista no puede haber maridaje:

“Hay un amasiato, nos dan información y publicamos, pero si por ellos fuera sería mejor que no existiéramos. Nos ven con desdén, con deprecio, nos quieren ahorcar y si pueden lo hacen, nos asfixian. Una voz que cuestione, que sea crítica, que informe a la sociedad, eso no les gusta. Si pueden, desaparecen al reportero, desaparecen al medio, eso ha sido la lucha de años entre el periodista y el político”, dijo el autor del libro “Narcomex. Historia e historias de una guerra”.

 

Los riesgos mortales

El autor de “Crónicas de sangre. Cinco Historias de Los Zetas”, explicó que todo trabajo periodístico tiene consecuencias, más cuando se ejerce con profesionalismo, con profundidad, y confesó que ha enfrentado amenazas de muerte:

“Me obligó a ausentarme un tiempo del periodismo. Me sugirieron salir del país. Alguien dijo ‘vete a Europa, escóndete’. Y como todos los periodistas, en aquel momento no tuve apoyo económico de nadie, de mi medio de comunicación de entonces tampoco porque quizá lo minimizaron o no entendieron la magnitud de lo que significa una amenaza de muerte. Lo que hice fue encerrarme en mi casa como dos meses y medio y me puse a escribir un libro que hoy se llama Narcomex, que fue premiado en Argentina”.

También recordó que Televisa manejó un infundio hacia su persona, cuando señaló que Sergio Barragán “El Grande” le había pagado a Excélsior y a él 50 mil dólares para que no publicaran ninguna información sobre su historial criminal.

“Todo eso fue orquestado por la Presidencia de la República, la Procuraduría General de la República, Televisa y Joaquín López Dóriga vienen referidos en el libro, ahí cuento la historia”.

Dijo que una amenaza de muerte descoloca psicológicamente, es algo que taladra. Y es muy lamentable, muy triste cuando un periodista es amenazado y no sabe qué hacer, no tiene apoyo de su medio, no tiene apoyo de nadie más que de sus familiares.

“A veces no nos queda más que abrazarnos entre amigos y familiares y lo único que nos alcanzan a decir es ‘cuídate’ o ‘escóndete’ porque no puede uno hacer absolutamente nada. Ninguna autoridad tiene capacidad de garantizarle a los periodistas seguridad, no se la puede garantizar a la sociedad en su conjunto, entonces yo entiendo estas circunstancias”.

Afirmó que para el periodista no hay más que de dos “sopas”: “o le seguimos o nos vamos, dejamos la profesión, y eso es muy válido”.

Algunos compañeros abandonaron la profesión porque no hay garantías, nuestros medios de comunicación no nos protegen, ganamos tres pesos por nota publicada, esto aunado a una inseguridad terrible. Se fueron del estado y, además, amenazados de muerte, dijo.

Y citó a uno de los fundadores de Proceso, Sergio Mata: “Quien ha encontrado el sentido de vivir también ha encontrado el sentido de morir por lo que vale la pena”.

 

Los géneros perdidos

Ricardo Ravelo habló de la desaparición de algunos géneros periodísticos en las revistas y periódicos.

Abundó en que hoy en México los diarios ya no explotan la crónica, el reportaje, hacen una nota larga y la presentan como una crónica, pero ésta tiene sus leyes.

Sugirió a los reporteros y a los estudiantes de periodismo que más allá de buscar una nota, detecten elementos para contar una historia:

“Si tenemos esos elementos se vuelve un texto más atractivo, puedes jugar con más de un género, con el ensayo, con el relato, con el reportaje, con la crónica; incluso llegar a esa frontera donde casi se funde lo que es periodismo con literatura, pero no confundamos, somos periodistas, no somos novelistas. Yo he visto muchos reporteros que quieren hacer periodismo y al mismo tiempo combinar herramientas de la literatura, está bien, hacer novela o cuento, pero no presentarlo como un texto periodístico”.

Desde su punto de vista, una historia para que sea completa debe llevar narración, descripción y diálogo, no importa que sea en primera o en tercera persona, sin calificativos.

“Tenemos que abrevar de historias, de lecturas, de cuentos, por ejemplo los cuentos y ensayos de Jorge Luis Borges, Gilbert Keith Chesterton, Truman Capote, y muchos otros, para hacernos de herramientas que enriquezcan nuestro trabajo periodístico”, concluyó.

 

 

Página 1 de 38
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.