Publicado en Sociedad Sábado, 12 Mayo 2018 05:23

Parado, el 60 por ciento de los camiones materialistas de la CTM

Escrito por

La inversión pública estatal, federal y municipal comienza a disminuir drásticamente, los tres niveles de gobierno han comenzado el cierre gradual administrativo y con ello las posibilidades de contratos a empresas privadas del ramo de la construcción vienen a la baja, dijo que líder del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Auto Transporte (STIAT), Francisco Javier Atrisco Meneses.

Recordó que esa organización, filial de la Federación de Trabajadores de Morelos (FTM), se dedica al acarreo de materiales para la construcción y que han enfrentado coyunturas bastante complicadas, ya que son pocos los grandes proyectos desarrollados en Morelos en esa materia y los que se presentaron, están ya en su fase final.

Recordó que con muchas dificultades pudieron tener participación en la ampliación del libramiento de Cuernavaca, ahora paso exprés; en otras inversiones, como el puente Apatlaco al sur de Cuernavaca, el proceso ha sido tan lento que lleva años sin ver su culminación y ya la intervención del STIAT es prácticamente nula.

Atrisco Meneses destacó que por ello, su gremio sigue padeciendo de problemas graves para subsistir. “Hay muchos compañeros que viven de pequeños fletes y acarreos casi domiciliarios o particulares porque no hay para dónde hacerse, son familias que necesitan ingresos y no hay donde emplearse”.

Calculó que más del 60% de la plantilla vehicular está parada. Los ayuntamientos manejaron durante la actual administración, acciones muy pequeñas, el estado ya tiene compromisos con algunos constructores y la mayoría son de fuera, mientras que la Federación también trae sus propios empresarios, cuando desarrolla proyectos locales y pelearse con esos consorcios nacionales tampoco es muy agradable.

Y advirtió que para esperar mejores tiempos habrá que aguantar muchos meses más porque será con las nuevas administraciones y eso es pensar en comienzos del año entrante. Es decir, unos ocho o nueve meses, como mínimo, lo cual se antoja eterno.

Y abundó en el sentido de que hasta las campañas políticas generan polarización, ya que su gremio está dividido políticamente y la mayoría no sabe hacia dónde jalar, priva una especie de confusión en ese sentido y hay que respetar la decisión de cada quien, en eso no se puede intervenir. El corporativismo es algo que quedó atrás, ahora cada quien jala por donde considere más viable. Ya después vendrá el reacomodo y la reconciliación, consideró el dirigente.

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Daniel Alcaraz Gómez

goo.gl/1lzdN8 | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.