Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 18 Febrero 2018 06:08

Mi fin en Peña de Bernal

Escrito por

Y cuando vimos ya estábamos tomando la carreta Querétaro - México/México 57D…

Este pequeño pueblo el cual tuve la oportunidad de visitar este pasado fin de semana, ha sido reconocido como Pueblo Mágico, gracias a su singular peña, que por cierto es el tercer monolito más grande del mundo que mide aproximadamente 350 metros de altura y que cuenta con 10 millones de años de antigüedad, después del Peñón de Gibraltar y el Pan de Azúcar de Brasil; esto ocurrió en febrero de 2006. Este bello lugar ubicado en el estado de Querétaro cuenta con construcciones rescatadas de la imagen urbana y que además alberga leyendas llenas de magia, así como paisajes de verdad increíbles, que elevaron mi ser.

La palabra Bernal es de origen árabe y significa peñasco. San Sebastián Bernal es el nombre completo de este pintoresco pueblo.

 

Pues nada que se nos ocurrió de un momento a otro hacer algo diferente en nuestro fin de semana y alguien mencionó ¡Peña de Bernal!! y dijimos SÍ por qué no? corrimos por una pequeña maleta y cuando vimos ya estábamos  tomando la carreta Querétaro - México/México 57D.

Llegando a nuestro destino después de cuatro horas de camino aproximadamente desde Morelos, fuimos a dejar las maletas al hotel que les cuento hay de diversos precios y créanme ninguno que yo haya consultado se vuela la barda en tarifas. Hay hostales, posadas, hasta un hotel que ha recreado la arquitectura de este hermoso pueblo en su terreno, donde no podía faltar La Capilla, la tiendita y jarciería (es el término que se refiere a toda aquella mercadería que se denomina comúnmente instrumentos de limpieza), así como el mismo Palacio Municipal enmarcado por la majestuosa Peña de Bernal, un hermoso hotel temático que me encantó conocer.

Pasear por sus calles adoquinadas fue realmente relajante que además sin duda me llenó de energía, energía que invade a quien visita este lugar. Les recomiendo que si visitan este bello rincón de Mexico, lo hagan contratando guías ya que éstos les pueden relatar la historia de este pueblo y la geología de la peña; por cierto tienen un obra de teatro montada en las principales calles del centro donde se escenifica la leyenda de la llorona muy recomendable. Combinan muy bien el drama con la risa, además que se involucra al público en la obra. Otro de los atractivos del lugar son sus artesanías donde resaltan sus deshilados, cobijas y manteles hechos en telares con 100 años de antigüedad. Les presumo que compré un hermoso reboso que me ayudó mucho para atajarme del rico frío que pega ya por las tardes-noches, además de unos simpáticos ratoncitos hechos de este mismo material natural. Les gusta el pan? porque sabrán que a mí me mata, así que no podía dejar probar el famoso pan de queso de Peña. No me gustó, me ENCANTÓ, es de verdad delicioso, además lo pueden encontrar recién  hecho, se lo comen c a l i e n t i t o, créanme que eso también eleva el espíritu a otro nivel.

 

Ya por la mañana probamos las también famosas gorditas de maíz quebrado, que se venden tooodo el día y las preparan de diferentes guisados, si son de comer garnacha (como yo) no dejen de probarlas. Y ya más cercana la noche el centro de Peña se llena inevitablemente del olor de los esquites que curiosamente no los preparan como aquí o como yo lo conocía, les ponen pimiento morrón y hay verdes, rojos, blancos… todo un festín de maíz. Les voy a hacer una confesión: siempre me la vivo a dieta y muchas veces me privo de cosas o bien sólo les doy una probadita o a veces sólo huelo los alimentos que sé dañan la figura, pero en esta ocasión me dije “porque me voy a privar de probar lo que quiero probar y no sólo probar sino acabarme mi helado o verle el fin a vaso de esquites si nunca he logrado conseguir la figura fiu, fiu, que he soñado? Entonces me comí todo lo que se cruzaba por mi camino y saben me siento bien ;) y quedé muy, muy, satisfecha.

Otro dato interesante es que existe el “mito” que en la Peña de Bernal existe un manantial que brota de su mismo corazón y se dice que esta agua posee cualidades especiales y es uno de los elementos a los que se le atribuye la longevidad de sus habitantes; me dieron ganas de llenar una garrafa aunque sea unos cinco litros para consumirlos poco a poco, nada más porque no hubo chance, sino hasta me sumerjo en él!

Otro elemento que abunda es la venta de cuarzos, ya que este mineral se da en su suelo. Y miren si tendré suerte y me sigue el amor, encontré, bueno no llegó a mí un singular cuarzo color rosa en forma de corazón! Moví una mesa llena de ellos y pum apareció en mi mano, si este año no me caso ya me olvido del tema…

 

Y bueno por supuesto que no me podía perder la visita a sus viñedos, aunque no tomo el vinito se me antoja de vez en vez.  Este recorrido consiste en visitar varias casas vitivinícolas y fincas de quesos. No tuve la oportunidad de visitar o hacer todo el tour del vino y queso, por falta de tiempo. Pero visité el viñedo Frexeinet, donde conocimos los detalles de la producción del queso y el vino, bueno la mejor parte viene al final del recorrido, ya que puedes comprar tu vino favorito y acompañarlo con una charola llena de diferentes quesos y sentarte en la sala a disfrutarlos acompañados de una buena platica.

Y bueno ya para finalizar, les digo que yo que soy muy inteligente, muy intuitiva, no llevé el calzado indicado para poder subir al monolito (el tercero más grande del mundo)… pero así tengo el pretexto perfecto para regresar a Peña de Bernal ;)

 

Hasta la próxima.

 

I love <3

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.