Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 11 Marzo 2018 05:27

Pan y rosas

Escrito por

Recuerdo perfecto que el año pasado el 8 de marzo felicité a una amiga por ser el Día Internacional de la Mujer, a lo que ella me contestó así literal: “no seas ignorante como todas las demás, si supieras porque se ‘celebra’ el día de la mujer no me felicitarías”, su comentario por supuesto me pareció chocante y hasta insultante, bueno pasó y dije ¡uy qué amargada!

Este año antes de felicitar a cualquier mujer leí un poco de la historia del Día Internacional de la Mujer y bueno me enteré de esto que seguro varios de ustedes ya sabían pero se los recuerdo, o por si no lo sabían como yo, reconozco mi ignorancia en el tema hasta ahora (bien jugado ese balón amiga, gracias a ti leí sobre el tema).

El Día Nacional de la Mujer se lo debemos a las Mujeres Socialistas, tras una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos en honor a la huelga de las trabajadores textiles de 1908 en la que protestaron por las penosas condiciones de trabajo (Chicago y Nueva York). Unas 15 mil mujeres marcharon por la ciudad de Nueva York exigiendo reducción de la jornada laboral, mejores salarios y derechos de voto.

Pero no podemos dejar de mencionar el 25 de marzo de 1911, donde 123 jóvenes trabajadoras (y 23 trabajadores), la mayoría inmigrantes, murieron en el trágico incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York, por no poder salir del edificio, pues habían sido encerradas sin posibilidad de escapar. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer donde se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre. Muchos otros sucesos se presentaron año tras año hasta llegar a esta fecha 8 de marzo, en pie de igualdad de la mujer con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Creo que el tema se ha ido desviando de la realidad de la movilización que han hecho las mujeres de nuestro pasado. Creo que hoy en día se ha distorsionado el significado real y se “felicita” a la mujer por su feminidad y no por sus logros, cuando se nos ha olvidado que este día no es una celebración, es una conmemoración de un evento en realidad sangriento.

Desde que amaneció empecé a recibir felicitaciones con corazoncitos, globitos, monitos… Y bueno se los agredecí y no pude dejar de recordar a esa amiga; y pensé que nos podría empoderar (palabra muy utilizada hoy en día por nosotras) más a las mujeres si recibiéramos un reconocimiento ya sea por el puesto que hemos logrado, por tener una casa propia, por ser papá y mamá al mismo tiempo, por ser una mujer emprendedora, por ser empresaria… por ser una mujer que sale a diario a luchar en un mundo todavía excluyente para nosotras; una mujer que sale por las mañanas a tratar de sacar su día muchas veces pasando por el acoso en el trabajo o en el mismo transporte público. Muchas todavía recibiendo insultos y aun en este siglo discriminación en muchos ámbitos, por llegar a su hogar tras una pesada jornada de trabajo y ser amorosa con su hijos y esposo, por preparar la cena y todavía lavar los trastes.

Ser mujer no ha sido fácil nunca, pero gracias a estas mujeres que han luchado por la igualdad y la equidad, hoy tenemos algunos goces. Que nos faltan muchas batallas por ganar, SÍ pero que estamos conscientes de que lo podemos lograr, TAMBIÉN. Salir a la calle unidas y exigir la igualdad es definitivamente un derecho que tenemos como ciudadanos pero como mujeres es una obligación, y ahora sí que la tierra tiemble, pero ahora con un propósito: denunciar el maltrato, el feminicidio que muchos medios o autoridades callan, pero cuando se trata de criticar el feminismo siempre tienen una voz o un medio, y en fin todos los tipos de violencia mnachista, al igual que lo hicieron 15 mil obreras en marzo de 1908 que marcharon por Nueva York al grito de “¡Pan y rosas!”, en demanda por aumento de salario y por mejores condiciones de vida.  Hoy en día pedimos más cosas que la igualdad en lo laboral. El mundo ha evolucionado pero al igual han crecido las desigualdades. El número de violaciones se incrementa año con año y ni hablar del gran número de misóginos y sexistas. Me marcó el grito-reclamo “Pan y rosas” es tan fuerte y a la vez tan suave, igual que como somos las mujeres, por eso amo serlo, pero es todavía más poderoso su trasfondo.

El Día Internacional de la Mujer es un homenaje a los derechos que tenemos las mujeres, es el día donde todas nos podemos unir para conmemorar la lucha histórica por mejorar la vida de la mujer, POR NUESTROS DERECHOS A VIVIR EN PAZ, pero para eso se necesita educar en igualdad de género, generando un cambio en la sociedad, para empezar pienso que primero, primero, debería de tomar una clase en equidad Donal Trump el hombre público más misógino y asqueroso que conozco. Pero para acabar con el machismo definitivamente debemos entender nosotras mismas como mujeres que debemos apoyarnos y dejarnos de esos sentimientos bajos como la envidia y alentarnos entre nosotras. Y ya para terminar y antes de que me enoje más recordando la imagen del Trump, los quiero dejar una frase de una mujer influyente y de nuestra actualidad para que chequen que aun han pasado muchos años la petición sigue siendo la misma, así que a luchar mujer!

Natalie Portman: "Un mundo en el que pueda llevar lo que quiera, decir lo que quiera y expresar un deseo sin temer por mi seguridad física o reputación, será el mundo en el que el deseo y la sexualidad femenina tendrán su máxima expresión. Ese mundo que queremos construir es lo opuesto al puritanismo”.

Hasta la próxima.

I love <3

 

 

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.