Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 08 Julio 2018 05:12

Reencuentra lo que eres… y esta vez no te vuelvas a perder

Escrito por

La vida sigue y aunque tu vida haya cambiado, siempre quedan las personas que al fin y al cabo son las que importan o no?

Todavía no termina el año, pero yo ya puedo asegurar que éste ha sido uno de los mejores años de mi vida.

He tenido avances, avances muy significativos. Corté así violentamente una relación de cinco años que me hacía daño, me aferraba a ella como si me gustara sufrir y nada que ver con el dolor que sientes cuando haces pierna, ese dolor se disfruta y sabes que vale la pena. Pero el sufrimiento que me hacía sentir esa relación, me hundió en la peor pesadilla de mi vida. Cómo salí de ella?, fue un milagro. Le pedí tantas veces a Dios que me ayudara a liberarme de ese apego, que una mañana desperté y ya no sentía nada por él ¡Pum!! se rompió la maldición y se hizo el milagro.

Y de ahí empezaron a llegar cosas buenas a mi vida. Me empezó a ir mejor en mis finanzas, por fin pude cambiar de auto. Empecé a conocer gente nueva. Me abrí, mi vibra cambió, y se empezó a acercarse a mi gente buena y en una vibración de amor y alegría.

Mi ánimo cambió, me puse en modo alegría. Empecé a vivir la vida que me gusta.

Me llené de seguridad, misma que había perdido en el camino anterior que recorrí. Todo cambió para mejor.

Estar en otra relación donde tengo libertad absoluta, me ha dado la oportunidad de hacer cosas que no me había permitido. Como salir con mis amigos hombres. Reencontrarme con ellos me ha llenado de vida. Ver a mis amigas dos o tres veces por semana; porque lo necesito, me alimenta el alma; hablamos de todo y procuramos y digo procuramos porque a veces nos resbalamos, siempre hablar en positivo. No hablar mal del prójimo, enfocarnos en nosotras y nuestros planes para progresar o hacer planes para viajar por ejemplo.

Estoy llena de energía y vitalidad. Empecé a tomar clases de Pole Dance (mis respetos para esas chicas que viven del tubo, tema que otro domingo tocaré), quiero estudiar inglés, aunque me da un poco de temor porque sí me cuesta trabajo decir Chiconcuac, ahora hablar iwacha, wacha! Además mis grandes negocios los he cerrado en español ;) Bueno, como sea lo voy a hacer porque quiero, porque puedo y porque me da la gana! Yes, en inglés, takataka en japonés y oui en francés ;)

En mis planes está también aprender a cocinar y algo de diseño de modas, nunca es tarde o sí?

Les digo, estoy como recién nacida, quiero acabarme el mundo!

¡La vida es como una feria! Depende de ti si te diviertes o te la pasas mal. Si llegas y te compras un algodón de azúcar y te subes al carrusel no pasara de que te mares, pero si decides llegar y no comer nada que te endulce y te subes al juego más loco de la feria (de esos, ya saben que suben, que bajan, te voltean, etcétera) pues te divertirás, pero cuando te bajes es muy probable que vomites, y eso no está tan padre.

Además decidir vivir en ese vaivén de emociones no es sano para nadie, no hay estabilidad de ningún tipo.

Lo que ocurre es que muchas veces yo misma,  nosotros mismos somos quienes nos cerramos las puertas a las oportunidades, a estos cambios, a estos actos fortuitos llenos de amor y esperanza a los que todos tenemos derecho. Nada más hay que abrirnos y abrir bien los ojos porque la suerte no va a llegar por sí sola. Una vida en armonía por ende nos dará una buena fortuna.

Y es que ES necesario que sucedan cosas que cambien nuestros esquemas, es necesario que la vida nos dé un indicio (que muchas “queremos” ignorar) para que nos demos cuenta de que no estamos haciendo lo correcto. Como yo, que pasé mucho tiempo luchando por una relación que ya no daba para más, obvio no era ni un poquito feliz. Es como cuando sabes que eres intolerante a la lactosa e insistes en tomar tu café con leche entera, las consecuencias son bien dramáticas.

Ahora veo lo que no veía, y entiendo que la vida es como cuando viajas en camión o en ruta, en cada parada unos suben y otros bajan.

Haya pasado lo que haya pasado, haya terminado lo que haya terminado, se haya ido quien se haya ido… la vida sigue y aunque tu vida haya cambiado, siempre quedan las personas que al fin y al cabo son las que importan o no? Personas que llevan mucho tiempo en tu vida y que van transformándola, aportando lo mejor de ellas mismas.

Y bueno esto es en julio ¡todavía me quedan unos meses más para disfrutar de este magnífico año!

#yesqueasisoy

Hasta pronto.

I love <3

 

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

Más en esta categoría: « ¡Hey sexy! Cuando estoy arriba »
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.