Margarita Rebollo

Margarita Rebollo

Domingo, 15 Julio 2018 05:40

21

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el día 12 de julio como el "Día de Malala", en homenaje a Malala Yousafzai, la joven paquistaní que fue baleada y casi asesinada por talibanes; Malala es actualmente Mensajera de la Paz del organismo internacional y justamente en la fecha referida es el día de su cumpleaños: el número 21.

Según el informe "Missed Opportunities: The High Cost of Not Educating Girls" ("Oportunidades perdidas: El alto costo de no educar a las niñas") que el Banco Mundial dio a conocer en anticipación al 12 de julio, fecha establecida por las Naciones Unidas como "Día de Malala", las escasas oportunidades educativas de las niñas y los obstáculos que les impiden completar 12 años de educación ocasionan a los países pérdidas de productividad e ingresos a lo largo de toda la vida, que oscilan entre los 15 y 30 billones de dólares.

También de acuerdo con el referido informe -el cual se publicó con apoyo de la Fundación del Fondo de Inversión en los Niños, la Alianza Mundial para la Educación y el Fondo Malala- en los países de ingreso bajo, menos de dos tercios de las niñas termina la escuela primaria y solo una de cada tres niñas termina el primer ciclo de la escuela secundaria.

En promedio, las mujeres con educación secundaria tienen más probabilidades de trabajar y ganan casi el doble que las mujeres que no han recibido ningún tipo de educación, además de que hay otros efectos positivos, como una amplia gama de beneficios sociales y económicos para ellas mismas, sus hijos y sus comunidades.

Al respecto del tema, Malala Yousafzai, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2014 y cofundadora del Fondo Malala, ha señalado que "cuando 130 millones de niñas no pueden convertirse en ingenieras o periodistas, o directoras ejecutivas de una empresa porque la educación está fuera de su alcance, el mundo pierde billones de dólares que podrían ayudar a fortalecer la economía mundial, la salud pública y la estabilidad".

De igual modo, agrega: "Si los líderes mundiales se comprometen a construir un mundo mejor, deben comenzar por invertir en la educación secundaria de las niñas. Este informe es una prueba más de que no podemos permitirnos retrasar la inversión en las niñas”.

Y es que según otros datos, a nivel mundial, unos 132 millones de niñas, cuyas edades oscilan entre los seis años y los 17 años, de las cuales el 75 por ciento son adolescentes, aún no asisten a la escuela; por ello y para aprovechar todos los beneficios de la educación, los países deben mejorar el acceso y la calidad para brindar a todas las niñas la oportunidad de aprender y participar más plenamente en la sociedad y ser miembros activos de su comunidad. 

En este espacio hemos comentado acerca de la labor de la joven activista, en ocasiones anteriores, una de las cuales fue en referencia al 12 de julio del 2013, cuando en la sede de Naciones Unidas se celebró un foro juvenil en el que participó Malala, quien ese día cumplía 16 años y que había alcanzado renombre mundial por el activismo en su país a favor del acceso de las niñas a la educación, y por el atentado que sufrió a manos del Talibán en octubre de 2012, por su defensa de esos principios.

Durante aquella sesión, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, felicitó a Malala y enfatizó que cincuenta y siete millones de niños no van a la escuela; también recordó las muertes recientes de estudiantes y maestros en las escuelas, e instó a los gobiernos del mundo a impedir la ocurrencia de esos actos.

Los siguientes son algunos extractos del discurso que Malala Yousafzai pronunció en las sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la fecha de su dieciseisavo cumpleaños, el “Día de Malala”:

“Hay cientos de activistas a favor de los derechos humanos y trabajadores sociales que no sólo están hablando de sus derechos, sino que están luchando para lograr su objetivo de Paz, Educación e Igualdad. Miles de personas han sido asesinadas por los terroristas y millones han resultado heridos. Yo sólo soy una de ellas. Así que aquí me presento. Así que aquí estoy, una niña, entre otras muchas.

(…)

Queridos amigos, el 9 de octubre de 2012, los talibanes me dispararon en el lado izquierdo de la frente. También dispararon contra dos amigas mías. Ellos pensaron que las balas nos iban a silenciar, pero fracasaron. Y de ese silencio nacieron miles de voces. Los terroristas pensaron que iban a cambiar mis objetivos y obligarme a dejar mis ambiciones, pero nada ha cambiado en mi vida, excepto esto: la debilidad, el miedo y la desesperanza murieron para siempre. Nacieron la Fuerza, el Poder y el Coraje.

Soy la misma Malala. Mis ambiciones son las mismas. Mis esperanzas son las mismas. Y mis sueños son los mismos. (…) Nos damos cuenta de la importancia de la luz cuando vemos oscuridad. Nos damos cuenta de la importancia de nuestra voz cuando somos silenciados”. Coincidimos.

 

Domingo, 08 Julio 2018 05:10

Advocatus

Como en años pasados y retomando el artículo titulado 'Vir bonus, dicendi peritus' publicado en ‘Panóptico Rojo’, este domingo dirigimos una felicitación a los abogados en su día, fecha que se celebrará la semana entrante.

En México, el 12 de julio se celebra el Día del Abogado. La fecha se retoma desde 1960, conmemorando la primera cátedra de Derecho en América, “Prima de Leyes”, en la Real y Pontificia Universidad de México, impartida por Bartolomé Frías y Albornoz, el 12 de julio de 1533; la carrera de leyes que se impartía en dicha Universidad comprendía cinco años de Prima y Vísperas de Derecho y dos cursos más de un año de Jurisprudencia Civil.

También la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de México (UNAM) conmemora el 3 de junio, ya que en esa fecha pero del año 1533 se pronunció la primera lección jurídica en América, “Prima de Cánones”.

El Día del Abogado está señalado en Guatemala, el 24 de septiembre; Ecuador, 20 de febrero; Argentina, 29 de agosto; Perú, 2 de abril; Colombia, 22 de junio y Venezuela, 23 de junio; en algunos países de Europa se celebra el 19 de mayo, día de San Ivo Hélory de Kermartin: patrono de la región de Bretaña, de los abogados y los niños abandonados, a quien poéticamente se conoce como "Abogado de los pobres"; enterrado en Tréguier, sobre su tumba se inscribió supuestamente en latín: Sanctus Ivo erat Brito/Advocatus et non latro/Res miranda populo ("San Ivo era bretón/ Abogado y no ladrón/ Maravilla para el pueblo").

En el proemio de la obra “De Institutione Oratoria”, Marco Fabio Quintiliano nos indica su propósito: la educación del orador perfecto, mismo que en la antigua Roma era el advocatus (deriva de vocare, “llamar”, “abogar”), que con su elocuencia acudía a la defensa de sus representados en el foro.

Roma nos legó los conocimientos de jurisconsultos como Ulpiano, cuya fórmula: “Honeste vivere", “Alterum non laedere" y “Suum cuique tribuere”, es decir: "Vivir honestamente", “No dañar a otro" y "Dar a cada uno lo suyo", constituyen preceptos simples de conducta recta, no sólo para abogados, sino para todos los seres humanos.

La profesión de abogado comprende hoy en día no solamente la misma función que ejercían en Roma los oradores, sino también la de los jurisconsultos; Cicerón, por su parte, definió al orador como un hombre virtuoso (vir bonus), diestro en hablar (dicendi peritus) y que sabe utilizar la perfecta elocuencia para defender las causas públicas o particulares.

En Egipto, con la aparición de la escritura, se desplazó la alegación verbal en los tribunales, ante el temor de que la mímica de los oradores sedujera a los jueces; los inculpados que no sabían escribir ni conocían las leyes, debieron valerse entonces de quienes supieran poner por escrito su defensa.

Fray Bernardino de Sahagún, en su Códice Florentino, específicamente en el Libro Décimo, Capítulo Noveno -“De los Hechiceros y Trampistas”-, relata pormenorizadamente la actividad del “Procurador” o “Tepantlato”, cuya traducción, según Fray Alonso de Molina en su obra “Vocabulario en Lengua Castellana y Mexicana y Mexicana y Castellana”, es: “Tepan tlato, intercesor, abogado” y también “Tepan nitlatoa, abogar o rogar por otro”.

En el libro “Formación y discurso de los juristas” del doctor en Derecho Juan Ricardo Jiménez Gómez, se documenta la formación de los aspirantes a obtener el título de abogado en el siglo XIX. Por ejemplo, la pasantía de los juristas en los despachos y la práctica en los juzgados, que exigía la asistencia durante tres a cinco horas diarias para instruirse en el trámite de causas criminales y juicios civiles, el estudio de las jurisprudencias y la realización de diligencias propias de los tribunales.

Jiménez Gómez señala que el nombre dado al primer examen ante una junta sinodal designada era el de “noche triste” (expresión que aparece en varios expedientes de examen de abogado, hasta el año 1887); el nombre era justificado por el bachiller Sáenz, en 1871: “todavía no me abandona la angustia terrible que se apoderó de mi ánimo en aquella noche, que con razón lleva el calificativo de triste”.

Era la primera prueba que el aspirante al título de abogado debía superar, un momento culminante en la carrera y requisito indispensable para ser admitido a presentar un segundo examen, que consistiría en disertaciones leídas ante los examinadores, “máximos exponentes de la judicatura estatal, los ministros del órgano cabeza del poder judicial, llámese Supremo Tribunal de Justicia, Tribunal Superior de Justicia o Suprema Corte de Justicia”.

Sobre los “decálogos” que son visibles en numerosos despachos de abogados, si se entiende a la abogacía o profesión de abogado como la protección y defensa que una persona realiza sobre otra que necesita el amparo de la justicia, comprenderemos que se hayan escrito textos que aspiren a describir, en pocas palabras, la “jerarquía del ministerio del abogado”: desde el de San Ivo, del siglo XIII (“Doce mandamientos”), hasta el de Ossorio, del siglo XX, sin olvidar el “Decálogo del Abogado”, por Eduardo J. Couture, todos confortan y mantienen alerta la conciencia del deber.

Parafraseando al jurista italiano Ciuratti en su libro “Arte Forense”: "Dad a un hombre todas las dotes del espíritu, dadle todas las del carácter, haced que todo lo haya visto, que todo lo haya aprendido y retenido, que haya trabajado durante treinta años de vida, que sea en conjunto un literato, un crítico, un moralista, que tenga la experiencia de un viejo y la inefable memoria de un niño y, tal vez, con todo esto forméis un abogado completo”. Coincidimos.

 

Domingo, 24 Junio 2018 05:52

Cero

El pasado miércoles, senadores y diputados expresaron su repudio a la política migratoria del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que separa a niñas, niños y adolescentes de sus padres en centros de detención norteamericanos, según dio a conocer, mediante un comunicado, la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión.

Luego de exponer el audio en el que se escuchan las voces y llantos de niños en un centro de detención de inmigrantes, el senador Javier Lozano Alarcón señaló que “estamos frente a uno de los hechos más crueles e inhumanos de los que tengamos memoria”, por lo que llamó a la unidad nacional para enfrentar esta política pública “aberrante” del mandatario estadounidense.

Por su parte, la senadora María del Carmen Ojesto Martínez Porcayo advirtió que casi todas las asociaciones estadounidenses de Pediatría describieron esta práctica como un abuso a menores permitido por el gobierno, que puede causar daños irreparables, con consecuencias de por vida.

Martínez Porcayo destacó que es necesario reflexionar no sólo sobre la política migratoria que aplican en Estados Unidos, sino lo que se hace en México en esta materia: “También tenemos a niños privados de la libertad en estaciones migratorias”, indicó.

Mientras que la diputada Josefina González Luna advirtió que “el juicio de la historia será implacable con la actual administración del presidente Trump, pero nos corresponde hacer todo que esté en nuestro poder para ayudar a quienes hoy padecen por el autoritarismo y la xenofobia de un individuo que utiliza a los niños migrantes como medio de presión y moneda de cambio”.

Y es que en cerca de dos meses, más de dos mil menores de edad, con edades de uno hasta los 18 años, han sido separados de sus padres y familiares, quienes se encuentran arrestados en espera de un proceso por ingresar ilegalmente al país ya que, bajo una nueva doctrina de "tolerancia cero", todo inmigrante indocumentado se considera un delincuente y se le procesa judicialmente aunque no tenga antecedentes penales; el protocolo estadounidense prohíbe que se detenga a los niños con sus padres, puesto que los menores no están acusados de un delito.

Tras las numerosas y duras críticas en diversos niveles de la opinión pública, incluso entre los mismos republicanos, Trump firmó una orden ejecutiva que busca acelerar juicios y eliminar plazos que limitan la detención de menores, luego de que en el lapso de apenas seis semanas, entre el 19 de abril y el 6 de junio, ya se había separado a cerca de dos mil niños, a veces bebés, de sus familiares adultos; sin embargo, los aproximadamente 2 mil 300 niños ya apartados no se reagruparán de forma inmediata con sus familias.

Por si estos hechos fueran pocos, además, en la semana que concluye, Estados Unidos abandonó el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al señalar que la ONU es tendenciosa en contra de Israel que figura como su aliado; la embajadora ante Naciones Unidas hizo el anuncio y la calificó como una organización que es indigna de su nombre.

¿Qué es un “daño colateral”? El concepto fue agregado en tiempo relativamente reciente al vocabulario castrense para señalar las consecuencias accidentales de las intervenciones militares; el término sugiere una desigualdad existente de derechos, ya que acepta a priori la distribución desigual de los costos que implica emprender dicha acción.

Zygmunt Bauman, sociólogo polaco, en su libro “Daños colaterales: Desigualdades sociales en la era global”, traslada el concepto de "daño colateral" a las víctimas de una sociedad movida por afanes egoístas y desmedidos de lucro; la mayor parte de esas víctimas son quienes se encuentran en las mayores condiciones de pobreza y marginalidad.

Y en medio de una globalización que escapa a todo control, un daño colateral implica, a decir de Bauman, “asumir tácitamente una ya existente desigualdad de derechos y oportunidades, y pensar que esos daños no son lo suficientemente importantes como para justificar los gastos de prevenirlos ni tenerlos en cuenta a la hora de planificar”.

La visión que tiene Bauman de la sociedad contemporánea no es totalmente pesimista, sino generadora de opinión: en la fase de globalización desenfrenada que hemos alcanzado, se requiere renovar los factores esenciales de solidaridad humana, en un marco de “creación de opinión y de formación de voluntades”.

Para Bauman, el llamado Estado social, una de las grandes conquistas del pasado siglo, ha dejado de ser viable y sólo lo que él llama un "planeta social", basado en organizaciones y asociaciones no gubernamentales que deberán actuar a escala universal, puede asumir las funciones que aquél ha venido cumpliendo.

A nuestro alrededor crece la desigualdad social y se incrementa el sufrimiento humano, relegado al estatus de 'colateralidad': No perdamos el sentimiento de solidaridad que nos lleva a indignarnos contra el término “descartable” y actuemos, en la medida de nuestras fuerzas, para reducir la marginalidad. En palabras de Albert Paine: “Lo que hacemos por nosotros mismos, muere con nosotros; lo que hacemos por los demás y por el mundo, permanece y es inmortal”. Coincidimos.

 

 

Domingo, 17 Junio 2018 05:58

Gol

Como hace cuatro años y para coincidir con la celebración del Mundial Rusia 2018 -sin la pretensión de convertir este espacio en una columna deportiva-, es interesante recordar algunos datos históricos respecto a los inicios y desarrollo del futbol, para posteriormente abrir paso a la reflexión en torno a las acciones y reacciones de quienes rodean la pérdida o el triunfo de un equipo; metáforas que rodean al propósito del juego: el gol.

No es fácil precisar la fecha exacta en la que el gusto de impulsar objetos esféricos surgió en el hombre, aunque existe la presunción de que el juego, mediante diversas manifestaciones del mismo, tuvo un papel importante en diversas sociedades desde mucho tiempo atrás.

Es posible enumerar algunos deportes que fueron practicados en la antigüedad y que pueden ser considerados como los orígenes del moderno futbol: eltsu chu en China, que se llevaba a cabo el día del cumpleaños del emperador y en el que se enfrentaban dos equipos, delante del palacio real; el kemarien Japón, que se realizaba en un jardín que debía tener un cerezo, un pino, un sauce y un arce, uno en cada uno de sus ángulos, y en donde se pasaba la pelota -ceremoniosamente- entre los jugadores.

En Grecia y Roma, el harpaston y el episkyros, así como el harpastum, respectivamente, servían como distracción y adiestramiento de las tropas; en Bretaña y Normandía, el soule fue el medio por el que los pobladores de dos comunas vecinas se ejercitaban, mientras que el juego medieval florentino llamado calcio, se realizaba para festejar diversas fechas, por ejemplo la del patrono de la ciudad, San Juan Bautista.

En América, por supuesto, también se practicaron deportes de este tipo y hay numerosos campos de juego cuyos restos aún existen en diversas zonas arqueológicas de Mesoamérica: un dato curioso es que los campos de Chichén Itzá y Tula presentan casi las medidas reglamentarias de las canchas actuales de futbol.

En Inglaterra y según la tradición, la primera pelota de futbol utilizada fue la cabeza de un soldado romano muerto en combate, al ser expulsadas las tropas de Julio César; otras versiones afirman que este deporte derivó del harpastum romano, del soule que los soldados de Guillermo El Conquistador importaron de Francia o del calcio que introdujeron algunos inmigrantes florentinos.

Se ha reseñado que el conde de Albermale regresó a Inglaterra proveniente de Italia, muy entusiasmado por el juego que había visto practicar, pero en el país británico estaba prohibida la práctica del futbol primitivo y salvaje -heredado posiblemente de los romanos-, ¡incluso bajo pena de prisión!; sin embargo, el conde logró que el rey Carlos II accediera a celebrar un partido, pero con nuevas reglas: los equipos del rey y del conde se enfrentaron, ganando el de Albermale y, con las nuevas reglas, también logró que se levantara la prohibición real, conservando el nombre inglés de foot (pie) y ball(balón).

Los británicos invadieron el mundo con el football, que se propagó a América. En Brasil, específicamente, no se permitía jugar a los negros, a quienes se relegaba a ser únicamente quienes devolvían a sus señores los balones que salían del campo, pero aquéllos comenzaron a practicar en las playas hasta que su habilidad fue superior.

También en Argentina comenzaron los primeros partidos, impulsados por Alejandro Watson Hutton, un ex jugador de la Universidad de Cambridge y que fue designado titular de Educación Física, organizando un partido entre alumnos del Colegio Nacional de Corrientes y el personal que laboraba en los ferrocarriles, encuentro que terminó en la comisaría: ahí fueron llevados los jugadores por pretender jugar con pantalones cortos.

Mientras tanto, en Uruguay surge el primer “hincha”, cuando la pasión se manifestó entre los espectadores; el encargado de “hinchar” la pelota del Nacional de Montevideo fue el talabartero Prudencio Miguel Reyes, quien recibió ese sobrenombre por sus gritos de aliento.

El vocablo “hincha” se extendió rápidamente y hoy tiene diversos equivalentes: “torcedor” brasileño, “porrista” mexicano, “tifosi” italiano, “supporteur” francés. Y al juego que los ingleses denominaron football, los alemanes lo llamaron fussball; los brasileños, futebol; los checoslovacos, fottballova; los daneses, boldspil; los españoles balompié o fútbol (con acento) -como en Sudamérica-; los estonios, jalg pall; los finlandeses, palloliitto; los griegos lo pronuncian podosferiki; los holandeses, voetball; los húngaros labdarugok; los italianos, calcio. En México se dice sin acento: futbol, y se escribe como suena.

En su libro “Los dueños del tiempo”, Emmanuel Carballo escribe acerca del futbol: “Me interesa la gente que, sabiéndolo o ignorándolo, ve el futbol como un drama. Gente que traspasa la categoría del “enterado” e ingresa en el compartimiento irracional de los “hinchas”. Gente que en cierto sentido se despersonaliza y se enajena, gente que se conduce a base de intuiciones y desecha, por inoperantes, las certezas. (…) El hincha no comprende que existe una persona que actúe fríamente, que racionalice lo que ve: se comporta con premeditada parcialidad, con evidentes simpatías y antipatías. Todos los atributos positivos son patrimonio de su equipo, todos los defectos los posee el equipo adversario”.

Por su parte, Ramón de Ertze Garamendi, en su columna “Suma y Resta”, ya desde el año 1970 observa lo siguiente: “Como todos los deportes sociales, el futbol tiene un valor positivo, porque el “adversario” es, al mismo tiempo, un “compañero de juego” y no un “enemigo”, y porque no es posible el juego, en su forma de competencia, sino en la proporción en que se mantenga la moral del juego común gracias a la disciplina, al espíritu deportivo y al buen humor. (…) Al lado de ese futbol pedagógico, existe el otro, el verdadero, el futbol de la literatura semanal, el de las manifestaciones líricas, románticas, épicas, el de las charlas de radio y televisión, el de las pequeñas y grandes asociaciones, el de las conferencias internacionales solemnes y de los reglamentos precisos, el de los estadios gigantescos y finanzas desarrolladas, el futbol de los fanáticos del orgullo nacional y del culto de los héroes”.

El deporte nos sirve para explorar la identidad propia en relación con los demás y entre las posturas de Carballo y de Ertze Garamendi, es imposible no recordar el fenómeno del “hooliganismo”, término que comenzó a utilizarse a partir de los años sesenta y que describe el comportamiento violento de ciertos hinchas británicos, sobre el cual el norteamericano Bill Buford escribió un libro.

“Entre los vándalos” relata las vidas de varios “hooligans” (algunos con apodos como “Pete Parafina”, “Sammy el Caliente” y “Cabeza de Piedra”; o el que incluso arrancó el ojo a un policía, de un mordisco) y escenas de violencia extrema, que en uno de los casos sólo pudo detenerse con la llegada de un tanque del ejército; luego de ocho años de documentar dichas acciones (de 1982 a 1990), Buford no encontró una justificación para las mismas.

El equivalente de los “hooligans” en Latinoamérica son las “barras bravas”, respecto de las cuales existen también muchos episodios relacionados, por desgracia: un ejemplo es la “Guerra del futbol”, nombre que acuñó Ryszard Kapuscinski, reportero polaco de la agencia PAP, al describir diversos partidos disputados entre las selecciones nacionales de Honduras y El Salvador -durante la fase de clasificación para el Mundial de México 1970-, detonantes que dieron paso al conflicto armado entre los dos países, un 14 de julio de 1969.

El narrador deportivo Jaime Bonnail menciona que el futbol ayudó a acrecentar la rivalidad entre los dos países, que ya estaban enfrentados por problemas respecto a procesos migratorios, concluyendo dicha rivalidad en una “miniguerra” -como la bautizó la revista Time- que los salvadoreños han calificado como campaña humanitaria y los hondureños como defensa de su soberanía; el resultado: más de seis mil bajas y más de doce mil heridos.

De manera particular, dentro de los hechos que rodearon a la también llamada “Guerra de las 100 horas”, se cuenta la historia de la joven salvadoreña de dieciocho años, Amelia Bolaños, quien al estar sentada frente a la televisión y observar el gol de la victoria del equipo hondureño, se levanta, toma la pistola que su padre guarda en el primer cajón y se suicida, con un disparo en el corazón. Su entierro lo encabeza una guardia de honor del ejército de El Salvador; su féretro va cubierto con la bandera nacional.

El partido definitivo entre Honduras y El Salvador se jugó en México, en el Estadio Azteca; Kapuscinski precisa que El Salvador ganó, 3-2: “los hinchas de Honduras fueron colocados a un lado del estadio, los salvadoreños al otro lado entre cinco mil policías mexicanos armados con garrotes”.

El texto de Kapuscinki también relata el episodio protagonizado por Augusto Mariaga, guardia de una prisión de máxima seguridad en Chilpancingo, Guerrero, cuando México gana a Bélgica 1-0 y, delirante de alegría, disparando una pistola al aire y gritando “Viva México”, abre todas las celdas y libera a 142 criminales peligrosos; es absuelto por actuar “en exaltación patriótica”.

Demasiadas historias de vida, pasión y guerra, escritas y por escribirse; al final, destacamos que el escritor Juan Villoro señaló que “el hombre en trance futbolístico sucumbe a un frenesí difícil de asociar con la razón pura”. Coincidimos.

 

 

 

Domingo, 10 Junio 2018 05:40

Histórica

En la semana que concluye, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a través de su Mecanismo Especial de Seguimiento al Asunto Ayotzinapa (MESA) emitió un Informe de Balance "tras el primer año de seguimiento a las recomendaciones de la medida cautelar otorgada a favor de los estudiantes desaparecidos de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)".

En este balance se da cuenta de las acciones realizadas por el Estado mexicano que pueden contribuir en el esclarecimiento de los hechos en materia de búsqueda de los estudiantes desaparecidos, en investigación, así como acciones para la atención a víctimas y familiares.

Entre las conclusiones que presenta el informe elaborado por la CIDH se anota que "a más de tres años de ocurridos los hechos, el paradero de los estudiantes sigue siendo desconocido. No hay nuevas detenciones de actores estatales que podrían haber participado en la noche de los hechos de Iguala. Es importante determinar el grado de participación de la policía federal en los hechos, así como del Ejército, las policías municipales y autoridades estatales en los hechos. La Comisión concluye que persisten serios desafíos y obstáculos que tienen que superarse con el fin de alcanzar verdad, justicia y reparación".

Destaca además una de las principales consideraciones sobre las materias principales del informe (búsqueda de los estudiantes desaparecidos, atención a víctimas e investigación), y es la que se señala en el punto 112:

"Es importante que se reconduzcan las investigaciones bajo el tipo penal de desaparición forzada, y que se analice la magnitud de los hechos ocurridos de manera integral y unificada. Lo anterior, a fin de fortalecer una nueva hipótesis sustentada con pruebas objetivas y una nueva narrativa claves para la verdad y justicia. La CIDH recuerda al Estado mexicano que en casos de desaparición forzada, las autoridades tienen el deber de presumir que las personas desaparecidas están vivas hasta que se determine su suerte, así como que “el derecho más importante de una persona desaparecida es el de la búsqueda y la recuperación”.

Finalmente, la CIDH reconoce "la resiliencia y fuerza de los familiares y de las víctimas en la búsqueda de la verdad y justicia, y alienta al Estado a cumplir con todas sus recomendaciones y con las del GIEI", además de apuntar que la Comisión continuará en el transcurso de este año "monitoreando la búsqueda, investigación y atención integral a las víctimas y familiares a través de su Mecanismo de Seguimiento (...) teniendo como principal objetivo la obligación de dar con el paradero de las víctimas".

En este espacio dominical hemos abordado el caso Ayotzinapa en varias ocasiones, la primera de las cuales fue en octubre del 2014, con el tema "Fosas, cadáveres… antropología forense”, cuando ante los recientes sucesos ocurridos en Iguala, Guerrero, en torno a estudiantes normalistas, celebramos la intervención de peritos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF); en dicha ocasión destacábamos el comentario de una de los integrantes del EAAF, Mercedes Doretti: “Las identificaciones forenses no son actos de fe".

También en febrero del 2015 incluimos en "Panóptico Rojo" el artículo "Reflexiones necesarias sobre la ‘verdad histórica’", del que compartimos este domingo algunos extractos, para reflexionar en cuanto a dichas palabras: “verdad histórica”. Son los siguientes:

"Asienta el Documento Inicial sobre investigaciones en el basurero de Cocula y Río San Juan, de fecha 7 de febrero de 2015, emitido por el EAAF: “Desde el 4 de octubre del 2014, el EAAF actúa como perito independiente de las familias de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos el 26 y 27 de septiembre del 2014 a pedido de ellas y de los abogados e instituciones que representan y acompañan (…) El equipo de peritos trabajando para el EAAF en la investigación de Ayotzinapa y casos conexos suman a la fecha 30 profesionales que provienen de los siguientes países: México, Argentina, uruguay, Colombia, Canadá, Estados Unidos de América, Francia y España. Dichos profesionales cubren las siguientes especialidades: antropología forense, medicina forense, arqueología forense y criminalística, criminalistas especialistas en fuego, genética forense, botánica y entomología forense”.

Mientras que el posicionamiento de la Procuraduría  General  de  la  República, de fecha 9 de febrero de 2015 apunta: “El  Equipo  Argentino  de  Antropología  Forense,  en  ningún  momento  ha  actuado  como  perito  independiente  de las  familias  de  los  43  jóvenes  normalistas  desaparecidos  en  los  hechos  de  Iguala  y  Cocula,  ya que desde el primer  momento,  se  les  incorporó  a  la  investigación  como  peritos  habilitados  de  esta  institución,  a  pesar  de que solamente dominaban las disciplinas de antropología, criminalística y genética, por lo que sus alcances en conocimiento de otros dictámenes no son válidos como expertos…”.

De forma independiente a la manera como el “caso Ayotzinapa” repercutirá jurídicamente en la adecuación final de la implementación de la reforma penal obligatoria para el 2016, en lo que atañe al papel de los peritos y a su actuación durante el desarrollo de una investigación, cabe destacar -tal vez de manera utópica, cuesta señalarlo- la descripción del doctor Rafael Moreno González respecto al proceder de un Perito.

“El perito debe proceder de acuerdo con una conciencia honesta, teniendo tan sólo en cuenta los principios científicos; debe permanecer alejado de los intereses que representen las partes, no obstante que lo ataquen o presionen. La actividad pericial exige del que la ejerce una absoluta honestidad en el obrar y una preparación científica responsable, para poder proceder técnicamente, con toda diligencia y prudencia”, ha plasmado en su “Compendio de Criminalística” quien fuera en su momento director de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y de la PGR.

Asienta el Documento Inicial sobre investigaciones en el basurero de Cocula y Río San Juan, de fecha 7 de febrero de 2015, emitido por el EAAF: “El EAAF no firmó la cadena de custodia correspondiente a la entrega de la bolsa de evidencia por parte de los buzos de la Marina a la PGR, porque no se encontraba presente en ese momento en el río San Juan. El EAAF ha solicitado en diversas oportunidades a la PGR que la cadena de custodia de esta bolsa de restos que según indica la PGR les fue entregado por buzos de la Marina, sin que por el momento se nos entregara copia”.

Cabe destacar que dicha “bolsa de restos” contenía la muestra que culminó con la identificación de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas.

Mientras que el posicionamiento de la Procuraduría  General  de  la  República, de fecha 9 de febrero de 2015 apunta: “Con relación al señalamiento del EAAF, respecto de que no firmó la cadena de custodia de los hallazgos encontrados en el río San Juan (en referencia al papel que debieron de haber entregado los buzos marinos que hallaron los restos), la PGR señala que el EAAF no es autoridad y su función se circunscribe únicamente al análisis antropológico y genético, además de que la cadena de custodia fue iniciada por el agente del Ministerio Público de la Federación que condujo la diligencia quien, además de ser el responsable de la misma, tiene fe pública, por lo que la PGR les recuerda que la petición hecha de que les sea entregada la cadena de custodia de dicha diligencia rebasa con creces su función de peritos habilitados”.

En entrevista para el semanario “Proceso”, un miembro de la EAAF subrayó: “nosotros sí firmamos todas las cadenas de custodia de las diligencias en las que sí hemos estado presentes”.

A partir de las reformas constitucionales en materia de seguridad pública y justicia penal en México, en el año 2008, se desarrolló un interés por la “cadena de custodia”. No es un tema novedoso, por cierto. Baste saber que un antecedente histórico de dicha “cadena” se encuentra en el Código de Hamurabi, que incluye un precepto formulado aproximadamente 1,700 años a. de C. -que no hace referencia a las evidencias físicas en lo particular- y que dispone la preservación e inmutabilidad de las sentencias mediante el sellado (‘etiquetado’), el embalaje (también de arcilla) y depósito del documento escrito (tablilla de arcilla) con relación del proceso y su fallo: “la técnica de los indicios nació con la humanidad; es producto de la lógica”.

El marco jurídico de la cadena de custodia se relaciona -bajo una óptica de transición- con la Constitución Política de los Estados Unidos Méxicanos, el Código Nacional de Procedimientos Penales (artículos 227 y 228) de aplicación obligatoria en todo el país para el año 2016; el Código Penal Federal, el Código Federal de Procedimientos Penales y la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, entre otros ordenamientos y disposiciones administrativas como el Acuerdo A/002/10 del Procurador General de la República y sus anexos, y el Acuerdo A/078/12 de la Procuraduría General de la República.

Como anécdota, durante los primeros cursos referentes a “cadena de custodia” que se impartieron a servidores públicos federales -en aquel entonces, la denominada “trilogía investigadora”: ministerios públicos, policías y  peritos-, los grandes ausentes, pese a haber recibido la invitación para acudir e implementar dicho procedimiento, siempre eran los integrantes del ejército; en ese tiempo, muchas de las denuncias públicas que los ciudadanos realizaban respecto a delitos que se relacionaban con delincuencia organizada, las canalizaban a la zona militar mediante el teléfono habilitado expresamente para recibirlas. Derivado de ello, los primeros en llegar al lugar de hechos eran los integrantes del ejército: el cuidado indebido a los procedimientos relativos a la “cadena de custodia”, propició que personas involucradas en tales ilícitos alcanzaran posteriormente su libertad.

La cadena de custodia no es un lugar de hechos, ni evidencia física, vestigio, rastro u objeto; tampoco se trata de una metodología criminalística en el lugar de hechos ni para el manejo de evidencias físicas: es un procedimiento, debidamente regulado para garantizar “la existencia, identidad, integridad, autenticidad y mismidad” de la evidencia física, desde que se localiza hasta que se determine, por autoridad competente, que ya no será necesaria y cese su función enla investigación. Lo que es importante es que debido a esta “cadena”, se debe de saber en todo momento dónde se encuentra y bajo la responsabilidad de quién, la evidencia física, que constituye -y cito al investigador César Augusto Osorio y Nieto- “un derecho tanto para el ofendido como para el enjuiciable, un interés para la sociedad, que los procedimientos se lleven debidamente y un bien jurídico que debe protegerse en función de quienes intervengan en las investigaciones y de la sociedad”.".

Los párrafos anteriores fueron compartidos en este espacio en el 2015. Y durante la presente semana, mediante una nota informativa, el Consejo de la Judicatura Federal dio a conocer que el Primer Tribunal Colegiado de Circuito del Décimo Noveno Circuito, al resolver los amparos en revisión 203/2017 al 206/2017, ordenó reponer la investigación del caso Ayotzinapa dada la gravedad de las irregularidades detectadas, así como la creación de una Comisión de Investigación para la Justicia y la Verdad en el caso Iguala.

Al respecto, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez señaló que "dada la extensión de la sentencia y su importancia, las familias de los 43 normalistas iniciarán un proceso de análisis para revisar sus extremos y posicionarse públicamente en días inmediatos", y destaca algunos puntos, de los cuales y en referencia al tema de este domingo incluyo los marcados como "1", "3", "4" y "5":

"1. Saludamos la resolución del Tribunal como un importante aporte del Poder Judicial de la Federación para alcanzar la verdad y la justicia en el caso. Frente a los múltiples señalamientos críticos a la llamada “verdad histórica” por parte del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y de la propia Oficina en México de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), el Gobierno federal respondió siempre que serían los tribunales mexicanos los que emitirían la calificación final de la indagatoria. Hoy lo han hecho y su veredicto es contundente: la acusación de PGR es insostenible y toda la investigación debe ser revisada de manera autónoma e imparcial.

  1. La sentencia pone especial énfasis en la existencia de pruebas respecto de la práctica de la tortura dentro de la investigación y, en ese sentido, llama a que se recurra a peritos ajenos a la PGR que formen parte de instituciones públicas o privadas independientes.
  2. La sentencia también insiste en que en el actual contexto institucional y sobre todo en el presente caso, la PGR ha actuado con parcialidad y sin autonomía; por ello, la resolución debe entenderse como un llamado a la creación de una Fiscalía genuinamente autónoma. 
  3. La sentencia ordena crear una Comisión de Investigación para la Justicia y la Verdad en el caso Iguala, como un “procedimiento alternativo” (párr. 1102) para subsanar y corregir la deficiente actuación de la PGR."

En el artículo "Reflexiones necesarias sobre la ‘verdad histórica’, en el 2015, citábamos a Mario Bunge, quien destaca en su libro “La ciencia, su método y su filosofía” que “la veracidad, que es un objetivo, no caracteriza el conocimiento científico de manera tan inequívoca como el modo, medio o método por el cual la investigación científica plantea problemas y pone a prueba las soluciones propuestas. (…) un dato será considerado verdadero hasta cierto punto, siempre que pueda ser confirmado de manera compatible con los cánones del método científico".

Y agrega: “quienes no deseen que se exija la verificabilidad del conocimiento debe abstenerse de llamar “científicas” a sus propias creencias (…) Se les invita cortésmente a bautizarlas con nombres más impresionantes, tales como “reveladas”, “evidentes”, “absolutas”, “vitales”, “necesarias para la salud del Estado” (…) Pregúntese a un científico si cree que tiene derecho a suscribir una afirmación en el campo de la ciencia tan solo porque le guste, o porque la considera un dogma inexpugnable, o porque a él le parezca evidente, o porque la encuentre conveniente. Probablemente conteste más o menos así: ninguno de esos presuntos criterios de verdad garantiza la objetividad, y el conocimiento objetivo es la finalidad de la investigación científica”. Coincidimos.

 

Domingo, 03 Junio 2018 05:07

#SinContaminaciónPorPlástico

El próximo 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, el cual comenzó a celebrarse en 1974 y ahora es una plataforma mundial de divulgación pública; como cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema para centrar la atención en una cuestión particular y apremiante; el tema del año 2018 es "Sin contaminación por plástico".

Se busca crear conciencia en la población mundial de que cada año se vierten en los océanos ocho millones de toneladas de plástico, lo cual se ha convertido en amenaza tanto de la vida marina como la humana, ya que destruye los ecosistemas naturales y, si continuamos a este ritmo, para 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

Cabe agregar que según datos de ONU Medio Ambiente, cada minuto se utilizan más de un millón de bolsas plásticas. Llama la atención que las bolsas de plástico eran una novedad en 1970, pero ahora son un producto omnipresente en todo el mundo, de las cuales se fabrican hasta un billón de ellas cada años.

Es en 1933 es cuando se crea el plástico más comúnmente utilizado, el polietileno, por accidente en una planta química en Northwich, Inglaterra; posteriormente, en 1965, la bolsa de polietileno de una sola pieza es patentada por la empresa sueca Celloplast y esta bolsa de plástico comienza a reemplazar a las de tela en Europa; en contraparte y hasta el año de 2002, Bangladesh es el primer país del mundo en prohibir las bolsas de plástico, después de que se descubriera que tenían un papel clave en la obstrucción de los sistemas de drenaje durante las grandes inundaciones.

En este espacio, durante 2016 y 2017, en el mes de junio compartimos información respecto a la importancia de cuidar los océanos. Y es que a partir del 2009, las Naciones Unidas designaron el 8 de junio como el Día Mundial de los Océanos; el concepto fue propuesto por primera vez en 1992, en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, como una manera de crear conciencia sobre el papel crucial que los océanos desempeñan en el sostenimiento de la vida y las distintas maneras en que las personas pueden ayudar a protegerlos.

Los océanos, parte fundamental de la biósfera, ayudan a regular el clima y el tiempo, proporcionan oxígeno y alimentos y tienen efectos beneficiosos para el medio ambiente, para la sociedad y la economía en general; se ha dicho que los océanos actúan como pulmones del planeta, ya que proporcionan la mayor parte del oxígeno que respiramos, además de que los productos del mar son la principal fuente de proteínas para al menos una de cada cuatro personas en el mundo.

Relacionados con el mar, existen numerosos datos y cifras a tomar en cuenta: los océanos cubren más de 70 por ciento de la superficie del planeta, y sólo el uno por ciento de la superficie oceánica está protegida; además, entre un 50 y un 80 por ciento de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, que constituye 90 por ciento del espacio habitable del planeta y menos del 10 por ciento de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el hombre. También los océanos contienen 96 por ciento de toda el agua de la Tierra; el resto es agua dulce, que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo.

Se ha comparado a los océanos como el corazón de nuestro planeta, ya que regulan el clima, alimentan a millones de personas, producen oxígeno, son el hábitat de una gran variedad de seres vivos y proporcionan medicinas y numerosos recursos; por eso es indispensable informar a la opinión pública de las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos y poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos, movilizando a la población hacia un objetivo de gestión sostenible de los océanos, respetando su belleza, riqueza y potencial.

Por ello es necesario enfocar un esfuerzo especial para detener la contaminación por los plásticos, que representan una amenaza grave porque se degradan muy lentamente y contaminan las vías fluviales durante mucho tiempo; además, la polución derivada de los plásticos perjudica la salud de los animales marinos, incluido el zooplancton, pues confunden las micropartículas con alimento.

Cabe señalar que en la cumbre de Davos de enero de 2016 fue presentada una investigación que lleva por título “La nueva economía de los plásticos: repensando el futuro”, realizada por la Fundación Ellen MacArthur: es el primer estudio dedicado a medir este fenómeno, y tiene como objetivo concientizar sobre el uso masivo que se hace de este material tan contaminante, y los daños que está produciendo en el agua del planeta.

En el documento se refiere que, cada año, ocho millones de toneladas de materiales plásticos acaban en los océanos y mares (lo que equivale a verter en los mismos un camión de residuos por minuto), además de que entre el 60 y el 90 por ciento de la basura marina está compuesta por diferentes tipos de polímeros de plásticos; si esta tendencia no cambia, se prevé que en tan sólo diez años habrá en los océanos una tonelada de residuos de este material por cada tres toneladas de peces, y en 2050 la cifra sobrepasaría en gran medida a la cantidad de peces.

Otro dato que pone de relieve lo preocupante de la situación sobre la contaminación en los océanos es que en el 2015 se produjeron 322 millones de toneladas de plásticos: el equivalente a 900 edificios del “Empire State Building”; cabe agregar que los plásticos además permanecen en el ambiente por cientos de años, y pueden entrar en la cadena alimentaria.

El primer impacto que provocan los plásticos es en la vida marina e incluso se calcula que para el año 2050, el 99 por ciento de las aves marinas habrá ingerido plásticos, además de que 600 especies marinas están hoy afectadas por dicho problema; 15 por ciento de ellas son especies en riesgo, tanto por ingerir plásticos como por estrangulamiento.

Por tales motivos de alarma, la ONU lanzó en años anteriores la campaña “Mares Limpios”, mediante la cual busca que gobiernos, empresas y todos los ciudadanos tomen medidas para reducir la cantidad de plásticos y embalajes que se producen, consumen y desechan. ¿En qué podemos contribuir a dicha campaña, como ciudadanos? Además de exigir que gobiernos y empresas avancen en ese tipo de legislación, también habría que tomar medidas a nivel personal para reducir lo que se conoce como “la huella de plástico” o “plastic foodprint”, dejando de utilizar plásticos de un sólo uso, como las bolsas plásticas o los llamados “popotes”, entre diferentes iniciativas para que los consumidores abandonen el mal hábito de usar y tirar.

Incluso atletas, aficionados deportivos y clubes de todo el mundo se han unido para hacer frente a la ola de plásticos que contamina los océanos del mundo, y entre los esfuerzos se incluyen limpiezas submarinas o carreras en las que los corredores recogen basura en las calles, como parte de su ejercicio. Un ejemplo de esta tendencia es la actividad conocida como "plogging" en Suecia, que consiste en recoger basura mientras corres o trotas: el nombre proviene de combinar la palabras suecas plocka, de recoger, y jogga, de correr.

Entre las pequeñas acciones para participar en el movimiento mundial que propone reducir el uso del plástico -del cual el de un solo uso tiene una vida útil promedio de 12 a 15 minutos, y sin embargo puede tardar entre 400 y más de mil años en desintegrarse- se cuentan las siguientes:

 

1.- Usar cepillo de dientes biodegradable de bambú, con cerdas naturales.

2.- Evitar el uso de sartenes antiadherentes recubiertos de teflón, ya que el teflón se descompone en microplásticos.

3.- No utilizar rasuradoras de plástico desechables.

4.- Usar productos para el cabello que no contengan ingredientes plásticos, como silicona y petróleo.

5.- Utilizar toallas de algodón, algodón orgánico o fibra de cáñamo en lugar de toallas de algodón desechables.

6.- Evitar los globos en fiestas y celebraciones, ya que al desecharse y llegar al mar pueden ahogar y estrangular a los animales marinos y dañar la vida marina.

7.- Utilizar botellas de agua reutilizable no plásticas, y termos también reutilizables no plásticos para el café o té.

8.- Empacar el almuerzo en un recipiente reutilizable no plástico.

9.- Evitar el uso de las pajitas de plástico (popotes) y cambiarlas por utensilios reutilizables.

 

En el mensaje del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, se señala que "ya hay más microplásticos en los mares que estrellas en nuestra galaxia. De las islas remotas al Ártico, no queda ningún lugar intacto. Si se mantiene la tendencia actual, en 2050 nuestros océanos tendrán más plástico que peces. El mensaje de este Día Mundial del Medio Ambiente es simple: rechaza el plástico descartable. Si no puedes reusarlo, rehúsalo. Juntos podemos trazar el camino hacia un planeta más limpio y verde". Coincidimos.

 


Domingo, 27 Mayo 2018 05:54

Abejas

Este mes y por primera ocasión, según dio a conocer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se conmemoró el Día Mundial de las Abejas, insectos polinizadores que son vitales para preservar la vida en nuestro planeta, en diferentes maneras, pero que están amenazados de extinción.

Aunque muchas personas temen a las abejas -ya sea por el dolor que provocan si entierran su aguijón (como mecanismo de autodefensa) o debido a que son alérgicas a sus picaduras-, aunque de manera contraria a lo que se piensa no son insectos agresivos y no atacan a los humanos a no ser que las provoquen.

En ocasión del día instituido para recordar la importancia de las abejas, es necesario señalar que más del 75 por ciento de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización; sin embargo, los polinizadores –abejas, mariposas, pájaros, polillas, escarabajos y murciélagos – han disminuido de manera preocupante, por las prácticas agrícolas intensivas, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas, enfermedades, plagas y el cambio climático.

Según datos de la FAO, casi el 35 por ciento de los polinizadores invertebrados –en particular, abejas y mariposas– y alrededor del 17 por ciento de los vertebrados –como murciélagos– están en peligro de extinción a nivel mundial, siendo la polinización uno de los procesos más importantes de la naturaleza que contribuyen a la biodiversidad.

De igual modo, la organización destaca factores importantes a tomar en cuenta respecto a las abejas, ya que mejoran actualmente la producción de alimentos de dos mil millones de pequeños agricultores a nivel mundial y ayudan así a garantizar la seguridad alimentaria de la población; también incrementan la calidad de los alimentos, para que sean más ricos en micronutrientes.

Una manzana redonda -por ejemplo- significa suficiente polinización, mientras que las manzanas deformes implicarían una polinización insuficiente o desequilibrada; una sola fresa, completamente desarrollada, necesita unas 21 visitas de las abejas y cuanto mayor sea el número de semillas sobre la superficie de un grano, más grande y más sabrosa será la fruta.

Como se ha informado a través del plan de acción 2018-2030 de la Iniciativa internacional sobre polinizadores, la FAO y la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica, en colaboración con la Plataforma Intergubernamental sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés) y otros socios, “promoverán actuaciones coordinadas en todo el mundo para salvaguardar los polinizadores y fomentar el uso sostenible de los servicios de polinización, esenciales para la agricultura y los ecosistemas saludables”.

Se señala que las abejas y los polinizadores necesitan entornos favorables para prosperar y recursos adecuados para alimentarse y anidar, así como un entorno natural y no tóxico; en contraparte, las principales amenazas que enfrentan son precisamente la ausencia de un hábitat adecuado, los monocultivos, los pesticidas, las enfermedades y las temperaturas más altas que se asocian con el cambio climático.

Las abejas y la apicultura forestal también contribuyen al mantenimiento de los ecosistemas forestales, ya que la polinización ayuda a regenerar los árboles, lo que a su vez contribuye a conservar la biodiversidad forestal. Al respecto, la recomendación hecha por la FAO es comprar miel pura a los agricultores locales, que continúan empleando prácticas apícolas sostenibles.  

Se añade que las abejas melíferas occidentales producen 1,6 millones de toneladas de miel cada año: de las más de 20 mil especies de abejas, solamente siete producen miel, y una sola abeja melífera visita en promedio unas siete mil flores al día; es decir, se necesitan cuatro millones de visitas para producir un kilo de miel: de ahí la expresión “ocupado como una abeja”.

La miel es un edulcorante natural con propiedades antibacterianas y antisépticas, además de que ha formado parte de la civilización humana desde hace miles de años. Por ejemplo, los antiguos egipcios utilizaban la miel con fines medicinales (para curar heridas) y usaban cera de abejas para embalsamar cadáveres y obtener luz artificial.

Cabe agregar que las principales religiones del mundo tienen pasajes sagrados sobre las abejas, ya que han sido y son vitales para la alimentación y la vida. Por ejemplo, para el cristianismo, el simbolismo de la abeja refiere a la fuerza, cuando existe confianza y esperanza, e incluso en el Éxodo, acerca de la tierra prometida se lee: "Dijo Yahveh: Bien vista tengo la aflicción de mi pueblo en Egipto, y he escuchado su clamor en presencia de sus opresores; pues ya conozco sus sufrimientos. He bajado para librarle de la mano de los egipcios y para subirle de esta tierra a una tierra buena y espaciosa; a una tierra que mana leche y miel”.

En el medievo, las abejas, eran símbolos representativos de la pureza, mientras que para los hindúes, la abeja simbolizaba la abundancia y la ampulosidad; los musulmanes la relacionaban con el lirismo, la grandeza del saber y la fuerza de la súplica.

Definitivamente, el Día Mundial de las Abejas no debe pasar desapercibido, tras haberse instituido, y tampoco los esfuerzos cotidianos por preservarlas.

 

Domingo, 20 Mayo 2018 05:46

Deshumanización

Hace algunos años en este espacio comentamos que el término “prensa amarilla” -en un sitio web de consulta no tan recomendado pero sí muy popular como lo es Wikipedia- se definía como “aquel tipo de prensa sensacionalista que incluye titulares de catástrofes y gran número de fotografías con información detallada acerca de accidentes y crímenes (…) En caso de gráfica (…) se caracteriza por usar colores extremadamente saturados, principalmente el rojo, y tener su información desorganizada”.

Con dicho antecedente, basta mencionar que el periódico “New York Press” acuñó el término “periodismo amarillo” a principios de 1897; con estas dos palabras intentó describir el trabajo que rodeó la "batalla periodística" entre el diario “New York World” de Joseph Pulitzer y el “New York Journal” de William Randolph Hearst, entre los años 1895 a 1898.

El “New York Press” no definió el término, pero en 1898 elaboró el artículo “We called them Yellow because they are Bellow”: “Yellow” significa tanto amarillo como cruel y cobarde, “bellow” como sustantivo significa “bramido”, en referencia a que los periódicos de Pulitzer y Hearst “fueron acusados, por otras publicaciones más serias, de magnificar cierta clase de noticias para aumentar las ventas y de pagar a los implicados para conseguir exclusivas”.

Por otra parte, en la versión 2015 del libro digital “Atlas de la seguridad y violencia en Morelos”, edición de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos(UAEM) y del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, se incluye un interesante artículo titulado “Violencia gráfica en la prensa roja de Morelos”, escrito por la maestra en Atención a la Diversidad y Educación Inclusiva Centeocihuatl Virto Martínez, quien retoma aspectos relacionados con “La nota roja y las noticias”.

Por ejemplo, menciona un artículo periodístico del año 2007 en el que se cita lo siguiente: “Una mañana, a la redacción del periódico llegó un hombre cubierto hasta la nariz por una cobija, bajo la cual escondía un bulto a la altura del estómago. Preguntó a un encargado si ahí era donde compraban noticias. El interrogado respondió que sí. -Patrón, dijo entonces, traigo una noticia. ¿Cuánto me dan por ella? -Pues hombre... depende de la importancia. Diga usted... El hombre embozado se dirigió hacia una mesa, apartó la cobija, abrió las manos y dejó caer sus intestinos. Contó que en una esquina, no supo quién, le habían propinado una puñalada. De esa manera respondió el herido a un anuncio publicado por el periódico bajo el encabezado: ‘Se compran noticias’”.

Agrega también diversas conjeturas acerca del origen del término “nota roja”. La primera, relacionada con un diario de Guadalajara que circuló por la capital ejemplares impresos con la mano empapada en tinta roja de un empleado de la imprenta para provocar horror sobre una noticia que hablaba de un asesinato. O la que señala que el nombre podría deberse “al sello rojo que el Tribunal del Santo Oficio imponía sobre sus sentencias”. Otra más, que es un término utilizado sólo por convención.

Por cierto, también hace mención de que “en 1963 apareció la revista Alarma, pionera en este tipo de género, en la manera de escribir los encabezados de las noticias y en la forma de mostrar las imágenes violentas del México de aquellos años; su eslogan fue ‘Únicamente la verdad’”.

Finalizaremos este espacio recordando el libro “Del asesinato considerado como una de las bellas artes”, escrito en 1827 por Thomas de Quincey, del que Carlos Monsiváis refirió que era “el mejor texto sobre las condiciones de la nota roja, o del morbo intenso sobre los crímenes (…) De Quincey por supuesto tiene razón. En la nota roja, entre mentiras y drásticas inexactitudes (nada es como se cuenta, salvo los muertos), el morbo adquiere cualidades de 'pesadilla tranquilizadora'".

Si en la primera década del siglo XXI nos hemos “acostumbrado” a leer datos o a mirar fotografías relacionadas con “lo amarillo” y con “lo rojo” en una extraña mezcla que insensibiliza, sin meditar en las implicaciones y consecuencias de la descomposición social en la que estamos inmersos, es tiempo de evitar una actitud de simplemente “dejar pasar” y no solamente “escanear” los datos “fríos”. El mismo Monsiváis indicó en su momento que "la masificación del delito es, también, la deshumanización masiva”. Coincidimos.

 

 

 

Domingo, 13 Mayo 2018 05:43

Luz hasta el cielo

El reciente caso de dos ciclistas europeos asesinados en Chiapas me hizo recordar el de Harry Devert, ocurrido en el 2014. En el caso del polaco Krzysztof Chmielewski y del alemán Holger Hagenbush, México era uno de los destinos de su vuelta al mundo en bicicleta, pero desaparecieron el 21 de abril mientras viajaban por Chiapas, con dirección a la península de Yucatán; fueron hallados muertos, en la carretera de San Cristóbal de Las Casas a Ocosingo.

Ciclistas de varios países llevaron a cabo una rodada nocturna -“Luz hasta el cielo”- y además encendieron velas en una plaza de San Cristóbal de Las Casas, en Chiapas, en homenaje a los dos ciclistas europeos asesinados.

Es triste e indignante reflexionar en la atemporalidad de lo escrito hace cuatro años: en México es difícil que aparezcan los desaparecidos. Hoy recordamos el caso de Harry Devert (1981-2014), ocurrido hace cuatro años:

Harry Russell Edouard Devert, de 32 años y residente de Pelham, Nueva York, trabajaba como corredor bursátil, tal como lo señala en su blog “A New Yorker travels” (“Los viajes de un neoyorquino”) y cuyo primer post escribió en el mes de junio del año 2013. Incluso los tatuajes en su brazo y hombro derechos evidenciaban su pasión por los viajes: un globo terráqueo y las olas, además de sus iniciales, mientras que los dos símbolos en el pecho izquierdo eran asiáticos.

Hasta octubre del año pasado y durante cinco años, Harry Devert visitó países como Paraguay, Brasil, Colombia, India, Venezuela, España, Francia, Perú, Tailandia, Bélgica, Alemania, Argentina, Italia y Holanda, entre otros, además de México; entre cientos de anécdotas sobre los sucesos que vivió en sus travesías, relata viajes a lugares como “Laos, Angkor Wat, Banaue y Batad, Minca, Kolkata, Vietnam”, y agrega que también ha contemplado “la aurora boreal en Islandia”.

Diversos lectores cuestionaban a Harry en su blog acerca de cómo lograba ahorrar para viajar tanto, y la respuesta era simple: negociando acciones por su cuenta, online; de esta manera, ahorraba suficiente dinero para vivir de manera sencilla y salir de viaje frecuentemente: su pasión.

Devert escribió que su primer acercamiento con las finanzas lo tuvo gracias a su abuela: cuando era un niño, se sentaba cada domingo a su lado, lápiz y bloc de notas -con páginas de color amarillo- en mano, mientras ella le dictaba la lista de acciones en las que había invertido y también en las que estaba interesada; posteriormente, él escribía anotaciones correspondientes al mercado bursátil, mismas que le revisaban y corregían. Otro dato interesante que comparte es que su abuela fue la primera periodista -femenina- que trabajó para Associated Press (AP) y posteriormente para la cadena CBS.

“ … Soy un apasionado de la vida y amo vivir. No estoy seguro de cual sea la finalidad de existir, pero amo debatir sobre dicho propósito, interminablemente. (…) Valoro a todas las personas que han llegado, se han ido y se han quedado a lo largo del curso de mi vida, hasta ahora. Representan en gran medida quien soy y lo que represento. (… ) Soy un gitano de corazón”.

En la última publicación del blog de sus memorias viajeras -misma que tituló “Sentido de la aventura”, en enero del 2014-, recordaba una de las historias más impactantes en su vida. Cuando tenía ocho años de edad, su padre lo llevó a la celebración del viaje de un marino francés que tenía como meta navegar alrededor del mundo. Siendo también ciudadano francés, Harry recuerda que el marino, de elevada estatura, saludó a su padre y después se arrodilló frente a él, mirándolo fijamente a su altura, como si estuvieran solos, y le dijo: “Alors, mi pequeño buen hombre, ¿piensas que lo lograré? Harry asintió y la cara del marino se iluminó. “Yo también espero conseguirlo”, le dijo. “Trataré lo mejor que pueda; pero si no lo consigo, al menos lo habré intentado. Y eso es importante, creer que puedes lograr lo que deseas”.

Al parecer el barco del marino francés tuvo un problema en algún lugar del Océano Índico, pero Devert jamás olvidó el sentimiento que reinó esa tarde, resultado de que tantas personas “se reunieran para celebrar un sueño, una aventura”; así que él mismo comenzó a soñar con viajar alrededor del mundo, sin olvidarse tampoco de las historias que su padre, George, le contaba sobre sus propias aventuras.

He elegido mis batallas”.

En octubre del 2013, Harry Devert detalló en su blog la siguiente aventura: viajar desde Nueva York con el propósito de llegar al mundial de Brasil y posteriormente trasladarse a Ushuaia, Argentina: en motocicleta, aunque nunca había conducido una. Incluso por esos días adquirió dicho vehículo: una Kawasaki, color verde olivo, con placa de circulación NY67SD67 y número de VIN “jkaklea182da00194”; un número “1”, en color negro, era visible en el costado derecho del vehículo, un poco más abajo del asiento, además de una calcomanía de globetrotter -“trotamundos”- en el tanque de la gasolina.

Devert “desapareció” en México el 25 de enero del 2014. Se dirigía desde Michoacán a Zihuatanejo, Guerrero, en donde planeaba visitar la playa donde el personaje “Red” del actor Morgan Freeman, en la película “The Shawshank Redemption”, se retira para pasar sus últimos días; traducida en nuestro país como “Sueños de libertad”, la película se basa en la novela de Stephen King que describe una representación utópica del mar.

A las 15:18 horas de ese día de enero y mediante “WhatsApp”, el “trotamundos” se comunicó con su novia Sarah Ashley Schiear, escribiéndole que acababa de salir de “un área escoltada después de una hora y media, zona demasiado peligrosa para mí”, y que “aparentemente hay otra escolta militar esperándome en alguna otra ciudad; estoy un poco retrasado por tantos militares en la vía, una locura“. “Espero poder hablar contigo esta noche cuando (espero) finalmente llegue”, fue la comunicación final desde el número 011 52 1 434 116 2164.

Hay tanto bien y tanto que amar en este mundo que a veces no puedo comprender como la gente encuentra tiempo para odiar… creo que la vida es corta y que debemos aprovecharla lo más que podamos”.

            Seis meses después, la procuraduría del estado de Guerrero en voz de su titular, Iñaki Blanco Cabrera, señaló que en las inmediaciones de la playa Majahua, municipio de La Unión, en Guerrero, se localizaron restos humanos dentro de bolsas negras, además de una motocicleta con una calcomanía de “trotamundos” en el tanque de la gasolina; luego de realizar exámenes de ADN (ácido desoxirribonucleico), confirmaron la identidad de Harry Devert.

En una publicación titulada “Confirmación” y firmada por la madre de Harry Devert, Ann, en la página de Facebook “Help Find Harry” -“Ayuda para Encontrar a Harry”, activa desde el 6 de febrero de 2014 y que tiene más de 29 mil likes- se precisa que el ADN de Harry se recolectó de la colilla de un cigarro y que pese a que ella la había tocado -antes de darse cuenta de que sería un elemento de gran importancia en las investigaciones-, el laboratorio de Servicios Periciales-PGR en la ciudad de México pudo llevar a cabo un perfil completo del ADN de Harry.

Tiempo después, Ann recibió la confirmación de que los restos localizados en Guerrero eran de Harry. El ADN de los mismos coincidía “en un 99.9963 por ciento” y dicha confronta se había realizado “comparando un espectro de 24 marcadores, en contraste con los 15 principales marcadores (“chief markers”) que utilizan la mayoría de los laboratorios”; la comparativa de 15 marcadores que se llevó a cabo en el laboratorio de Servicios Periciales en Guerrero, en un primer estudio, mostró una coincidencia del 99.9875 por ciento.

En la segunda edición (2009) del “Manual de Interpol sobre el intercambio y la utilización de datos relativos al ADN” se indica que “el ADN puede utilizarse como prueba por diversas razones científicas básicas. El ADN está presente en todas las células (excepto en los glóbulos rojos) y, a efectos del análisis de ADN, es único en cada individuo (excepto en gemelos idénticos). El análisis de las células halladas en el lugar del delito permite extraer el perfil de ADN presente y determinar la secuencia única de una persona concreta (…) Se pueden encontrar células que contienen ADN en muy diversas fuentes de indicios biológicos”.

“No hay duda de que es Harry, mi amado hijo”, publicó Ann en la red social ya referida. “Extraño saber que él está vivo (…) extraño saber que él vendrá a casa y me contará sobre sus aventuras”; “¡Ma! ¡Todo es un milagro!” (me dijo en mi cumpleaños)”.

Y continúa: “Aún estamos AQUÍ. AHORA. ¡VIVOS! El padre de Harry, George, seguramente estuvo cerca de él, en el momento final, para arroparlo en un abrazo, besar ambas de sus mejillas y darle la bienvenida a su nueva aventura”, finaliza Ann.

En la ciudad de México se llevó a cabo un servicio privado para Harry Edouard Devert en la funeraria J. García López, durante la tarde del 30 de julio y la mañana del 31; posteriormente sus restos fueron cremados. El pasado sábado 16 de agosto, familiares y amigos de Harry se reunieron en la mañana para recordar a Harry Devert, en el parque Chester -entre las avenidas “Maple”, “Walnut”, “Birch” y “Chestnut”- de Pelham, Nueva York: un lugar especial para el aventurero, el “trotamundos” enamorado de la vida. Dicha conmemoración también se realizará en Francia, posteriormente.

Harry pasó sus últimos días en el santuario de las mariposas en Michoacán, México, y aunque su intenso amor por la vida podría convertir su prematura muerte en algo trágico, Devert no estaría de acuerdo: “Dudo que exista alguien que, en su lecho de muerte, haya lamentado perseguir una pasión, perseguir un sueño; imagino, de hecho, que debe de ser lo contrario”, escribió en su momento.

Escribir sobre la vida de cada una de las personas que han desaparecido como consecuencia de la violencia no es sencillo. Afirmaría que es una labor imposible. Imposible porque con cada día que pasa somos cada vez más insensibles ante el dolor. Años atrás, cuando a los fotógrafos de nota roja se nos cuestionaba por “apretar el disparador de la cámara fotográfica ante una escena de muerte”, tal vez la justificación era que dicha cámara era “una barrera” entre lo que sucedía y lo que debía documentarse.

Hoy esa barrera está rota. Debemos aprender de nuevo a ser sensibles ante el dolor, para cambiar la realidad actual. En palabras de Harry Devert: “Todo lo que tengo es esperanza. Sueño, busco, amo y vivo”.

 

Domingo, 06 Mayo 2018 05:49

3 de mayo

En ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el cual se conmemoró este 3 de mayo, compartimos el mensaje del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres:

"Una prensa libre es esencial para la paz, la justicia y los derechos humanos para todos. Es crucial para construir sociedades transparentes y democráticas y para que los que están en el poder rindan cuentas. Es vital para el desarrollo sostenible. Los periodistas y los profesionales de los medios esclarecen los desafíos locales y mundiales y cuentan las historias que hay que contar. Su servicio público es incalculable. Debemos adoptar, aplicar y hacer cumplir leyes que protejan al periodismo independiente, la libertad de expresión y el derecho a la información. Los delitos contra los periodistas deben ser perseguidos. En el Día Mundial de la Libertad de Prensa de 2018, hago un llamamiento a los gobiernos para que impulsen la libertad de prensa y protejan a los periodistas. Promover una prensa libre es defender nuestro derecho a la verdad.".

Al respecto, podemos comentar que en la sociedad actual existe un individualismo exacerbado que conduce a la fragmentación social, de la cual no está exenta el gremio de la prensa. “Divide y vencerás”, se ha señalado a lo largo del tiempo. El espíritu de cuerpo, en cambio, consiste en fusionar intereses e ideales para buscar un bien superior; cuando el sentido de pertenencia se destruye, también se destruye la lealtad, intercambiándola como medio para logros personales y ventajas propias.

Lo anterior tal vez sea una cuestión aún más misteriosa para quienes han abrazado recientemente el oficio, de la mano de las nuevas tecnologías, por ejemplo. El periodista y escritor colombiano Gabriel García Márquez, quien señalaba que el periodismo era “el mejor oficio del mundo”, pronunció las siguiente palabras ante la 52a. asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, en Los Angeles, Estados Unidos, en octubre de 1996:

“Hace unos cincuenta años no estaban de moda las escuelas de periodismo. Se aprendía en las salas de redacción, en los talleres de imprenta, en el cafetín de enfrente, en las parrandas de los viernes. Todo el periódico era una fábrica que formaba e informaba sin equívocos, y generaba opinión dentro de un ambiente de participación que mantenía la moral en su puesto. Pues los periodistas andábamos siempre juntos, hacíamos vida común, y éramos tan fanáticos del oficio que no hablábamos de nada distinto que del oficio mismo. El trabajo llevaba consigo una amistad de grupo que inclusive dejaba poco margen para la vida privada. No existían las juntas de redacción institucionales, pero a las cinco de la tarde, sin convocatoria oficial, todo el personal de planta hacía una pausa de respiro en las tensiones del día y confluía a tomar el café en cualquier lugar de la redacción. Era una tertulia abierta donde se discutían en caliente los temas de cada sección y se le daban los toques finales a la edición de mañana. Los que no aprendían en aquellas cátedras ambulatorias y apasionadas de veinticuatro horas diarias, o los que se aburrían de tanto hablar de los mismo, era porque querían o creían ser periodistas, pero en realidad no lo eran”.

García Márquez, quien fue Premio Nobel de Literatura y también presidente de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, destacó en su momento que “el periodismo es una pasión insaciable que sólo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad”, pero se ha “dejado para después la formación de su infantería y los mecanismos de participación que fortalecían el espíritu profesional en el pasado. Las salas de redacción son laboratorios asépticos para navegantes solitarios, donde parece más fácil comunicarse con los fenómenos siderales que con el corazón de los lectores. La deshumanización es galopante”.

Este domingo, como en otros años, compartimos algunos extractos de la opinión de Adrián López Ortiz en su artículo “Periodismo en peligro”, publicado en el portal sin embargo.mx. “Habría que empezar por el principio. Y es que gran parte de la crisis de nuestro periodismo se explica en la crisis del modelo de negocio de los medios de comunicación mexicanos (…) A México le hace falta periodismo. Tenemos muchos medios, pero muy poco periodismo profesional, independiente, crítico. Nuestro periodismo en general no cuestiona, no pregunta, mucho menos investiga”.

Los periodistas mantienen informada a la sociedad, requisito indispensable para la democracia y para la libertad, y todo lo que se refiera a las investigaciones que se llevan a cabo respecto a los periodistas o comunicadores, debe entenderse como un deber jurídico propio. El principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la CIDH señala: “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada".

También es una responsabilidad de todos, en la medida de nuestras posibilidades.

Retomando lo que apunta López Ortiz en su publicación digital “Periodismo en peligro”, destaca que en un contexto adverso “figuran las organizaciones defensoras de derechos como Freedom House o Article 19, quienes poco pueden hacer para subsanar el vacío que dejan las omisiones de los responsables de prevenir y proteger la integridad de periodistas y medios, a saber el Mecanismo Federal de Protección, y aquellos responsables de garantizar la aplicación de justicia en estos casos, la PGR y la Fiscalía Especializada para Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE)”.

Por si esto fuera poco y en contraparte, en el informe anual 2017 de la organización Article 19, "Democracia simulada, nada que aplaudir", presentado este año, se refiere que en México existen 101 leyes vigentes que restringen la libertad de expresión: 18 que contemplan los “delitos contra el honor”; 22, el delito de “halconeo”; 16 leyes vigentes de “protección a periodistas” que restringen libertad de expresión y otras 15 que restringen el derecho a la protesta, además de 24 leyes vigentes respecto al delito de “ultrajes” y seis leyes vigentes “antimemes”.

Concluiremos este día, en el que este espacio cumple cuatro años, destacando lo que se anota en el prólogo del informe 2017 de Article 19: "Los periodistas soñamos con poder hacer nuestro trabajo sin miedo; con no ser tratados como criminales, con un salario digno, con las prestaciones de ley pero, sobre todo, con el respeto que merece este oficio ya de por sí peligroso. No hay democracia sin el respeto a los derechos humanos. No hay democracia sin justicia. No hay sociedad democrática sin prensa libre". Coincidimos.

 

 

Página 1 de 16
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.