Viernes, 19 Septiembre 2014 07:30

La democracia es boca de fuego; la corrupción cola de paja

Written by

“La corrupción es un modo particular de ejercer influencia: influencia ilícita, ilegal e ilegítima”. "En nuestra entidad hay claros signos de corrupción que deben ser combatidos, una práctica que se ha vuelto muy común es la asignación directa de contratos de obra pública y de servicios, acto que vulnera la competencia económica, impide conocer mejores propuestas económicas en perjuicio del erario público y cuestiona directamente la honestidad de quienes ordenan estas acciones, que a la vez son contrarias a la transparencia". Ambas son expresiones del diputado del PAN Javier Bolaños Aguilar al impulsar la creación de una comisión anti corrupción en abril.

“El que mucho voltea para atrás, se rompe la boca con la primer piedra de adelante”, señala un viejo refrán popular en el que confía el legislador, quien desde el primero de septiembre se convirtió en Presidente de la Junta Política y de Gobierno en el Congreso del estado de Morelos.

El compromiso del poder legislativo y del ejecutivo, es enfrentar la corrupción y castigar a los corruptos como una parte importante del proceso de eliminación de esa conducta anti social que se manifiesta en mayor medida entre quienes están involucrados en la administración de recursos públicos, la revisión de casos individuales permiten advertir generalidades.

Javier Bolaños Aguilar, arribó a Morelos en 1997 cuando entregó al presidente municipal electo de Cuernavaca, Sergio Estrada Cajigal, un proyecto para la administración del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), de 1995 a 1997, fue gerente de operación del Organismo Público Descentralizado para la Prestación del Servicio de Agua Potable Alcantarilladlo y Saneamiento.

La administración municipal 1997-2000 de Cuernavaca, fue reconocida por su eficiencia administrativa por los contribuyentes y los electores, el trabajo que aquel grupo de jóvenes del Partido Accion Nacional, que se ocuparon de prestar servicios públicos eficientes a los habitantes fueron el soporte electoral que llevó a aquella organización al triunfo estatal en el 2000.

Desde el Congreso del estado, la primera y segunda fuerzas electorales según la elección de 97 (El PRI y el PRD), se enfrentaron por el control del gobierno y del Congreso, los panistas, que sólo lograron 3 de 18 distritos locales y 2 presidencias municipales, la capital y el entonces rural poblado de Emiliano Zapata se dedicaron a cumplir con eficiencia sus labores dentro de la administración pública.

El joven veracruzano aportó lo propio en el SAPAC, Noé Sánchez Cruz, fue un eficiente Secretario capitalino de Obras Públicas, las oficinas de cobro del impuesto predial fueron el termómetro, de aquel desempeño, la ciudad tenía un eficiente sistema de recolección de basura controlado y administrado por la ciudad sin la intermediación de una empresa (la concesión a PASA fue consecuencia de la incapacidad del gobierno municipal de Adrian Rivera Pérez 2003-2006).

La integración de diversos factores provocó aquel resultado en la urnas, el PRI se fracturó durante la consulta a la base realizada para definir la candidatura entre Juan Salgado Brito, Rodolfo Becerril, David Jiménez y José Castillo Pombo, el PRD se fracturó luego de la imposición de la candidatura de Raúl Iragorri Montoya, lo que provocó el rompimiento definitivo entre los grupos de Graco Ramírez y el de Julián Vences Camacho.

La candidatura presidencial de Vicente Fox, el liderazgo nacional del PAN de Felipe Calderón, la coordinación electoral estatal de Adrian Rivera y la simpatía que entre los pobladores de la entidad provocó la administración capitalina de Sergio Estrada, fueron los ingredientes que se integraron para provocar que en 2000, Javier Bolaños Aguilar fuera nombrado Secretario Ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua.

Al inicio del primer gobierno estatal panista, algunos nombramientos que impulsó el nuevo ejecutivo se complicaron por el rechazo que generaron incluso entre los propios panistas afines al entonces dirigente estatal Adrian Rivera Pérez, la designación de Eduardo Becerra Pérez, como Secretario de Gobierno y Claudia Mariscal como Secretaria de Hacienda, fueron rechazadas por no ser panistas.

Noé Sánchez, logró demostrar su “vecindad” con la propiedad que desde una década antes tenía en Temixco, Javier Bolaños Aguilar, no podía ser designado Secretario de Despacho, porque su arribo a Morelos fue en 1997, dicen que trabajaba y vivía en Chalco en el Estado de México y otros afirman que radicaba en su natal Veracruz, se modificó desde el Congreso el organigrama gubernamental y se creó una Comisión Estatal del Agua y Medio Ambiente, que no requería que su titular demostrara residencia en la entidad.

Desde aquella oficina creada “ex profeso”, aquel eficiente empleado de área técnica, mostró aspiraciones políticas, que encausó a la realización de proyectos que beneficiaran a los pobladores de diversos municipios, lo que provocó que el rechazo de los panistas se convirtiera en aceptación, en 2004, se convirtió en miembro del comité directivo estatal como secretario de acción electoral, en 2005, secretario de comunicación del partido y secretario de comunicación política de la campaña de la gubernatura a favor de Marco Antonio Adame Castillo, desde ahí se convirtió en diputado federal plurinominal en 2006 y candidato a diputado local en el 2009, con Norma Alicia Popoca, Víctor Sánchez Trujillo y Adriana Vieyra, el candidato a presidente municipal fue Sergio Álvarez Mata y el candidato a diputado federal Jesús Martínez, todos perdieron.

Álvarez Mata regresó al escaño al senado que dejó a los pocos días de rendir protesta cuando se integró a la Secretaría de Gobierno y Javier Bolaños se integró al gabinete de Marco Antonio Adame Castillo, desde donde fue impulsado a la diputación plurinominal que hoy tiene.

Fueron colaboradores de Javier Bolaños, los coordinadores de Comunicación Política del gobierno estatal, Javier López Sánchez y Carlos Tercero así como el titular de la CEAMA, Fernando Bahena.

La corrupción gubernamental de los gobiernos panistas es un tema pendiente, Marco Antonio Adame Castillo, inició procesos contra algunos colaboradores de Sergio Estrada, destaca el que se siguió a Alfonso Pedroza Ugarte, por estar involucrado en una “compra ilegal” de un sistema de comunicaciones, la intención fue llegar hasta el ex gobernador, que en 2009 renunció a el PAN y apoyó a los candidatos del PRI que derrotaron a los panistas.

En el actual gobierno anunciaron revisiones a fondo a todas las áreas del anterior gobierno, hasta el momento están consignados algunos empleados de la Secretaría de Planeación y Finanzas, las otras áreas donde se afirma existen observaciones, como fue la extinta Comisión Estatal del Agua, y la Secretaría de Salud, ya fueron desechadas.

En Morelos el PRI y el PAN, lograron el apoyo de representantes populares para aprobar el inicio de una auditoría al manejo de recursos públicos del presente gobierno, a nivel federal, los diputados del PRD y del PAN acordaron exigirle al gobierno federal que avance en la construcción de la ya anunciada Comisión Anticorrupción.

Desde que fue un partido testimonial, hace 75 años, el PAN tiene como tema recurrente en sus pronunciamientos públicos que más simpatías le genera, la denuncia pública de funcionarios corruptos de otros partidos, hoy que ya no son gobierno lo están retomando con la misma “seriedad y contundencia” de las décadas de la dictadura perfecta.

El PRI apoyará al PAN en Morelos contra el gobierno del PRD, a nivel nacional, el PRD apoyará al PAN en contra del PRI, es una ley “política, natural y universalmente aceptada”, el segundo y el tercer lugar es la asociación con la intención de desplazar de las preferencias electorales a quien fue el primer lugar en la contienda inmediata anterior, “en la lucha anticorrupción”, las ideologías pueden “tropicalizarse y actualizarse”, hacen cambios para llegar a lo mismo.

Al Partido Acción Nacional en Morelos le “sobreviven” menos de 2 mil militantes, ninguno de ellos, puede integrarse a los temas contra la corrupción sin el señalamiento de que “el que esté limpio de culpa que tire la primera piedra”.

La revisión aislada de las cuentas de la actual administración, sin involucrar a las administraciones estatales y municipales anteriores, tiene una causa y una consecuencia similar a las que tuvieron las revisiones a las cuentas de Pemex contra Jorge Díaz Serrano.

 

EL TALÓN DE AQUILES

Los gobiernos que han realizado en la entidad las tres fuerzas políticas más importantes fueron en su momento y son señaladas por ser omisos ante los actos de corrupción de algunos de sus funcionarios y familiares, esta “tradición” no desaparece con el arribo del PRD, a los gobiernos del PRI se les señaló, a los del PAN igual, el PRD fue quizá la “última esperanza” para la actual sociedad.

A ninguno de los ex gobernadores hasta ahora se les ha procesado judicialmente por corrupción, algunos de sus colaboradores fueron “sacrificados”, el desaseo preelectoral, la complicada situación financiera que enfretan el gobierno estatal y los de los 33 municipios que se agravó por el saqueo de las arcas públicas que algunos funcionarios del pasado reciente realizaron, así como la crisis empresarial de la entidad, son ingredientes que se integran para “justificar” los señalamientos actuales.

El reclamo que impulsa el precandidato a la presidencia municipal de Cuernavaca Javier Bolaños, favorece las aspiraciones de Luis Miguel Ramírez Romero, diputado Federal plurinominal del PAN y aspirante “serio” a la nominación por Cuernavaca en esa organizacion, desde la campaña a la gubernatura del 2012, el PAN quedó dividido en 2 grupos el que está en torno del ex gobernador Marco Antonio Adame Castillo y por el otro lado el del ex dirigente y ex candidato a gobernador, Adrian Rivera Pérez.

Adame impulsa a Bolaños y Rivera a Ramírez Romero, revisar los antecedentes públicos, advierten menos “arriesgada” para los panistas y con mayores posibilidades de atraer votos no panistas a la nominación del hoy diputado federal, quien tiene una “ventaja” su inexperiencia pública, fue hombre de confianza de Adrian Rivera durante las últimas 2 décadas, fue regidor, diputado local, diputado federal y dirigente del Partido en Cuernavaca, no se le conocen “conductas inapropiadas” personales, se convirtió en dirigente municipal, desplazando a Oswaldo Castañeda, luego de que este protagonizó un escándalo por un pleito en el Palenque de la Feria de Cuernavaca.

Luis Miguel Ramírez, sobre todo tiene una exposición mediática menor, su adversario estuvo, por más tiempo en cargos donde fue expuesto al “escrutinio público”, los señalamientos en su contra y nunca comprobados se iniciaron cuando fue director del SAPAC y uno de los más entusiastas impulsores de la candidatura rumbo al gobierno del estado de Sergio Estrada.

Su intención para crear la comisión anti corrupción y para la revisión de la cuenta pública, tiene un vinculo mayor con una aspiración personal de ser abanderado a la presidencia municipal de la capital que con un compromiso de partido, según advierten los panistas que dicen “revisan” la conducta de los precandidatos, “se fue por la libre, hay que ver hasta dónde llega” advierten.

Si la elección se realizara este domingo, la disputa por Cuernavaca, está entre el PRI que gobierna el municipio y el país y el PRD que gobierna el estado, la presencia en Cuernavaca, del PAN es nula, quienes fueron alcaldes por aquella organización (Sergio Estrada, José Raúl Hernández Ávila y Jesús Giles ya fallecido), no participarán, el “hombre fuerte” del PAN apoya a Ramírez Romero, para esta organización el hablar de corrupción en una contienda constitucional, será un tema “espinoso” a partir del encarcelamiento del último funcionario panista que administró las arcas estatales, Alfredo Jaime de la Torres.

 

TODOS COLUDOS

Al estado de Morelos lo gobernaron el PRI 70 años, el PAN 12 años, el PRD cumplirá 24 meses (2 años), la corrupción es un “problema de percepción social” que surge cuando rinden protesta los involucrados, ningún ex gobernador priista fue o es ajeno a estos señalamientos populares, el primer proceso legal fue el que inició Lauro Ortega Martínez contra Armando León Bejarano, mas con la intención de advertir que no estaba dispuesto a compartir el poder que por una verdadera intención de “limpiar la entidad”, fue durante el sexenio de la “Renovación Moral de la Sociedad”, al final de aquella administración LOM intentó impulsar la candidatura de Eduardo Pesqueira, el presidente Miguel de la Madrid, determinó que fuera el entonces líder del Senado Antonio Riva Palacio.

Una de las razones por las cuales, Juan Salgado Brito candidato a gobernador del PRI no logró el triunfo, fue que era un “buen producto en una pésima marca”, su partido era en aquel momento referente de corrupción, ese fue el tema principal de la campaña panista que logró aglutinar el mayor número de sufragios en el territorio nacional.

En Morelos los candidatos presidenciales que integran a su plataforma una “decidida lucha contra la corrupción” generan la mayor simpatía, así ganaron en la entidad, Cuauhtémoc Cárdenas en 1988, Vicente Fox en 2000 y Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2012, lo que no significa necesariamente que los morelenses tengan una sólida vocación a favor de la transparencia y la rendición de cuentas, y si porque votan contra quien los decepcionó, el mayor voto de castigo se lo aplicaron los morelenses a Marco Antonio Adame en las elección de 2009 y 2012.

El PRI y el PAN en Morelos se aliaron para aprobar el punto de acuerdo para impulsar la revisión del crédito de 2 mil 800 millones de pesos, el miércoles la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos, pidió al congreso la oportunidad de colaborar en esa revisión, advierten que de ellos es la propuesta inicial desde marzo, y que entre sus integrantes hay profesionales dispuestos a apoyar a la Auditoría Superior de Fiscalización para ubicar posibles desvíos.

Algunos de los integrantes de esta asociación, también simpatizan con el Movimiento de Regeneración Nacional que tiene como “líder moral” a Andrés Manuel López Obrador.

La intención de luchar contra la corrupción y avanzar en la cultura de la transparencia en el manejo de los recursos públicos, es un compromiso generalizado, el involucrarse en ese tema para lograr otros objetivos individuales genera más corrupción, Morena, es la “esperanza, contra la nueva visión” de quienes en alguna etapa, simpatizaron o militaron con las casusas del Partido de la Revolución Democrática y de Graco Ramírez y que hoy se “sienten y definen” como defraudados y decepcionados, “por los imperceptibles resultados”.

Consideran que al no tener como organización la experiencia de gobernar pueden involucrarse sin señalamientos en los temas contra la corrupción, al margen de que en lo individual todos “llevan un lunar”, olvidan los procesos que en el Distrito Federal realiza la administración de Miguel Mancera, en torno a la línea 12 del metro en donde está involucrado Marcelo Ebrard, quien buscará ser candidato presidencial en 2018, el resultado de ese análisis tendrá algún efecto en el ánimo de los votantes indignados a favor o en contra de Morena o del PRD, hoy no pueden preverse.

 

LA PROPAGANDA DE LA CORRUPCIÓN

Joseph Goebbels, fue ministro de Ilustración Pública y Propaganda en Alemania del 13 de marzo de 1933 al 30 de abril de 1945, es considerado uno de los más importantes colaboradores de Adolfo Hitler, a él se le atribuyen los 11 principios de comunicación propagandística aplicados como estrategia  por casi todos los partidos políticos del mundo incluido México:
1. Simplificación del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
2. El método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3. La transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan".
4. La exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
5. La vulgarización. "Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar".
6. La orquestación. "La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas". De aquí viene también la famosa frase:"Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad".
7. Renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público está ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
8. La verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
9. Silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
10. la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
11. La unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad."

Luego de 80 años de que probó su eficacia, este puede ser el manual con el que los partidos políticos desde la oposición pretendan involucrar en su agenda el tema de la corrupción, las 3 fuerzas así se convierten en víctimas y victimarios de la corrupción, diluyendo la posibilidad de integrarla seriamente a una agenda pública con el fin de erradicarla o controlarla. La reducen al nivel de herramienta electorera, sin tomar en cuenta el impacto que su esfuerzo tiene entre los indignados.

 

EL CONSENSO

La corrupción puede convertirse en la amenaza principal contra las reformas que logró que en el Congreso de la Unión le fueran aprobadas al gobierno federal, los estados en donde el poder ejecutivo está integrado por mandatarios ajenos al Partido Revolucionario Institucional, no tienen el mismo compromiso de cumplimentar al nivel que propuso el presidente Enrique Peña Nieto .

La lucha contra la corrupción exige un trabajo minucioso, que permita tejer las principales decisiones, las que están postergadas, este es el momento para implementar una política pública completa, articulada y coherente para combatir la corrupción, señala el ex consejero electoral Mauricio Merino, al advertir que esta puede ser la última oportunidad del actual gobierno para implementarla.

Los triunfos electorales en Morelos del Partido Accion Nacional en el 2000 y del Partido de la Revolución Democrática en el 2012, lograron integrar suficientes votos a su favor gracias a los niveles inocultables de corrupción de los gobiernos que les antecedieron.

La impunidad que otorgan al ex gobernador Marco Adame y sus incondicionales colaboradores, será un argumento importante que utilizarán los priistas para disminuir las perspectivas de triunfo de quienes logren una candidatura por el PAN o por el PRD y formen parte de los gabinetes correspondientes.

La democracia al interior del PRD, será una boca de fuego contra quienes tengan desde su óptica “cola de paja”, en el PAN aplicarán la misma medida, la diferencia es que en el sol azteca los indignados migraran a Morena o con quien tenga posibilidades de derrotar al partido y al candidato que los decepcionó, en el PAN son tan pocos, que será un tema interno de la “Sagrada Familia”.

El PRI tiene que sujetarse a su sistema de “usos y costumbres” fue un partido que funcionó cuando dependía del presidente, hoy otra vez ya tienen Presidente, falta saber qué tan dispuestos están a recuperar “el dedazo”.

Quienes impulsan la iniciativa de la revisión financiera no consideran el posible resultado de que legalmente no puedan comprobar el desvío de recursos, un abogado morelense advirtió que el último responsable de las arcas públicas de los panistas no desvió los recursos públicos, los distrajo de una cuenta a otra cuenta, en donde fueron distraídos para cumplir con otras necesidades, sigue considerando que ese argumento es lo suficientemente legal para lograr la excarcelación de su defendido.

Quienes conocen de ese tema advierten que es legalmente válido, la revisión de las finanzas debe realizarse desde el ámbito de la legalidad cumpliendo las leyes existentes, el resultado de esa revisión tiene objetivos legítimos y mediáticos, advertir que la corrupción continúa, los indignados integran el partido no registrado pero más numeroso de la próxima contienda, no le creen a ninguna de las fuerzas políticas tradicionales sus intenciones contra la corrupción, advierten que quieren quitar a los actuales para robar ellos, hoy no hay quien defienda lo contrario, ejemplos de ascensos burocráticos bajo el esquema del “enriquecimiento explicable”, existen en todos los partidos políticos, cada uno es una paja en la cola de una democracia a que así le censuran la boca de fuego. 

Víctor Hugo Bolaños

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.