Jueves, 20 Noviembre 2014 18:00

¿Democracia con miedo?

Escrito por

En la etapa de la “dictadura perfecta”, un gobernador del norte del país, realizó durante la segunda mitad de su gobierno un recorrido por la cárcel que estaba construyendo su administración cerca de una zona de paradisiacas playas de aquella “imaginaria” entidad

Cuando se acercó el encargado de la obra para escuchar las observaciones correspondientes, quedó sorprendido ante la respuesta del mandatario. –Está bien, ahora alfombre las celdas de esta área, vea que se instale una cancha de tenis, una alberca y un asoleadero-.
Metros más adelante uno de los “hombres de mayor confianza” del singular personaje, le dijo, -señor, no es exagerado tanto lujo, por qué no ampliamos la secundaria de la ranchería en casa de la Ch…-sin inmutarse el mandatario contestó –baboso a la escuela no vamos a regresar, a la cárcel quién sabe…-.
La corrupción, la impunidad y el cinismo de los gobiernos es la causa principal por la que surgen los reclamos, en sus diversas expresiones, el reclamo más grave es el nivel de crueldad que han desarrollado quienes actúan al margen de la ley.
Los que agreden a la sociedad sin respetar las normas establecidas le reclaman al Estado su incapacidad para mantenerlos dentro del orden.
La historia de quienes participan en los delitos de alto impacto advierten que en algún momento de su vida el Estado fue omiso o realizó acciones que transforman su estructura personal, familiar o social, el ejemplo más claro sigue siendo el rechazo que los grupos que viven bajo los sistemas de usos y costumbres tienen hacia la autoridad.
En esas regiones existen múltiples ejemplos de mujeres jóvenes embarazadas por elementos de las corporaciones de seguridad que cumplieron misiones temporales en las regiones y que luego fueron reubicados, muchos no se enteraron nunca de que dejaron descendencia en aquellas regiones, el estado tampoco dio seguimiento al destino de aquellas madres y de su descendencia, las familias y las religiones, las rechazan y castigan a esos niños.
Estos temas que tienen que ver con el verdadero objetivo de un gobierno democrático que busca consolidar una soberanía, reconstruir un tejido social, asegurar un estado de derecho, y en lo económico provocar un más equitativo reparto de la riqueza, estuvieron ausentes de los discursos del Poder Ejecutivo estatal, de las intervenciones del Legislativo y de los pronunciamientos de los dirigentes de los partidos políticos.
El momento estelar de la semana para el poder ejecutivo es la inauguración de un súper centro de vigilancia, que contará con mil 200 cámaras en los puntos “clave” del territorio estatal que requirió de una inversión de mil 200 millones de pesos, estuvo presente el responsable de la política interior del gobierno federal, ahí el mensaje relevante y la lección la dio el ciudadano que recordó que lo importante es que todos tengan un empleo digno y legal que les permita satisfacer sus necesidades y las de sus familias.
El poder legislativo envió contundente mensaje, primero están los ajustes de cuentas entre los grupos parlamentarios a través de los desafueros a los legisladores y posteriormente se construirá una agenda que incluya la vigilancia estricta del Estado que guardan los bienes de la nación y la construcción de leyes para el adecuado funcionamiento del estado.
“La cereza del pastel” de la nueva visión democrática de Morelos, la ofrecieron los dirigentes de los partidos políticos con posibilidades para lograr triunfos en la elección del 2015, José Luis Correa por el PRD y Rodolfo Becerril Straffon por el PRI, cada uno a su manera pretende incluir en su inventario de “incondicionales” al mayor número de mini partidos políticos, el sol azteca está dispuesto a cubrir todo el espectro, tiene como invitado a su mesa, al PAN.

Víctor Hugo Bolaños

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.