Daniel Alcaraz Gómez

Daniel Alcaraz Gómez

URL del sitio web: http://goo.gl/1lzdN8

El incremento en el costo de insumos y refacciones para el mantenimiento de unidades del servicio del transporte público, así como el de la gasolina, es la principal causa de una reducción de utilidades para los permisionarios, por lo menos de esta zona, aseguró el dirigente de la asociación de combis de Tlalnepantla y Tlayacapan, Ángel Estrada.

Manifestó que el intenso uso de las unidades obliga al mantenimiento constante, que requiere de toda clase de refacciones, cuyo costo viene en aumento constante desde hace mucho tiempo, lo que representa un gasto mensual significativo para quienes se dedican a esa actividad.

“Conservadoramente, entre las reparaciones, mantenimiento y gasolinas, se tiene que destinar un 30 o 40% de los ingresos y éstos tampoco son muy importantes, porque casi en todos lados hay una sobreoferta y hay que salir a pelear en las calles por los pasajeros, tanto con taxis como con permisionarios de dudosa legalidad”.

Ángel Estrada destacó que hay horarios de intensa actividad y en los que las unidades logran cupo completo, pero generalmente son en tres momentos: en las horas de entrada y salida de las escuelas y por la tarde, cuando termina la jornada laboral. “En el resto del día sólo da para sobrevivir, aunque se tenga la percepción de que quienes nos dedicamos a esto ganamos lo que se quiere”.

Para poder hacer rentable la actividad –destacó- hay que laborar más de 14 horas y particularmente entrada la noche suele ser un riesgo transitar por algunas carreteras locales, ya que no hay vigilancia y se está a merced de grupos de delincuentes que suelen operar en lugares apartados de las zonas urbanas.

Incluso dijo que sobre todo en Tlalnepantla, también deben lidiar con incursiones de vehículos sin itinerario fijo que suelen venir de algunas partes de la Ciudad de México a prestar el servicio a los lugareños, ya que las autoridades estatales en la materia no tienen ninguna presencia y las denuncias que se han hecho al respecto tampoco han sido atendidas.

Mencionó que todavía en algunas poblaciones pequeñas, tanto de Tlayacapan como de Tlalnepantla, imperan usos y costumbres y existen particulares que en sus camionetas o vehículos ofrecen traslados de personas, representando una competencia desleal para el transporte organizado que sigue haciendo un buen esfuerzo por mejorar la calidad con automotores en buen estado.

 

 

 

Luego de aceptar que existen muchas deficiencias y conflictos en el sistema estatal del transporte público en el estado, el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), José Ascensión Monter Sanjuan, señaló que esa dependencia continúa haciendo el esfuerzo a fin de ayudar en el mejoramiento progresivo de la prestación del servicio a los usuarios.

Consideró como fundamental contar con personal capacitado en lo que se refiere a los operadores de las unidades, porque ha sido una deficiencia histórica muy señalada por los pasajeros, ya que en buena medida se recurre a la improvisación de choferes y ahí se viene desarrollando un intenso programa a partir del Instituto de Capacitación y en lo que se conoce como “operador certificado”, que es la entrega de gafetes a quienes logran la profesionalización.

Pero aclaró que tampoco es fácil, ya que el universo del padrón de permisionarios, desde microbuses, combis o hasta autobuses es enorme en el estado, por eso –aseguró- se ha tenido que ir atendiendo por regiones y en ese tenor los avances son apenas perceptibles, pero graduales.

“El trabajo que se tiene que hacer es grande, porque no se reduce al manejo del volante, hay que generar conciencia en muchos otros aspectos, incluyendo algunos de carácter legal, porque la nueva ley en la materia, por ejemplo, ya contempla la revocación de los permisos en casos de daños a los usuarios y en los que los responsables no acepten la reparación de daños”, recordó.

El funcionario señaló que tampoco se trata de cargarles la mano a los empresarios del transporte público: “aquí, como en todo, hay derechos y obligaciones y por eso igualmente se cuenta con un programa de estímulos y subsidios en algunos rubros, como en lo que se refiere a recargos por pago de derechos, ya sean taxis o colectivos, o en cambio de propietarios”, por citar algunos.

Pero del mismo modo agregó que uno de los reclamos permanentes de los permisionarios es la competencia desleal, por la presencia de unidades “pirata”, de ahí que se cuente con operativos permanentes para la ubicación de ese tipo de unidades, en particular en las zonas surponiente y oriente, porque en ambos territorios las irregularidades no sólo se dan en la prestación del servicio sin itinerario fijo, sino también en rutas y camiones de mayor capacidad de pasajeros.

Sin embargo, en distintas ocasiones diversos líderes del transporte han señalado que la citada capacitación no se ha impartido e incluso no saben qué organismo o empresa es la encargada de ese proceso.

El dirigente de la organización aboga por las compras conjuntas para recuperar competitividad.

La ausencia de coordinación y trabajo conjunto entre el sector comercio será fundamental en el futuro, a fin de poder generar ahorros en lo que se refiere a la transportación de mercancías, porque el consumo de gasolina representa ya un costo importante en el margen de ganancias del gremio, señaló el presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope), José Salgado Patiño.

Destacó que esa ausencia de colaboración entre compañeros, no sólo de esta Cámara sino del resto de las organizaciones del ramo, impidió que prosperara una propuesta impulsada por Canacope que buscaba la contratación de unidades grandes para que un buen grupo de comerciantes hicieran sus adquisiciones de manera conjunta, evitando así gastos mayores en los traslados, que generalmente deben ser desde la Ciudad de México.

“Pareciera ser un asunto menor, pero el gasto de gasolinas, acompañado de otros impuestos como el del ISR, llegan a impactar hasta en un 20% en lo que toca a márgenes de ganancia neta y en estos tiempos no se puede descuidar nada, con tanta competencia, los mercados de consumo son cada vez más pequeños y hay que cuidar cada peso”.

Salgado Patiño reconoció que “es casi imposible llegar a la aplicación de estrategias como éstas, porque cada quien jala por su lado y existe poca solidaridad”. Luego destacó que ante el inminente cierre de administraciones de gobierno en sus tres niveles, hay que pensar en el futuro inmediato y ya a nivel nacional se presentaron muchas propuestas que se canalizarán a las instancias oficiales y a los congresos, a fin de que sean analizadas y en la medida de las posibilidades, aprobadas.

Reiteró que frente a la proliferación de tiendas de autoservicio por todos lados, que avanzan hasta en pueblos y comunidades, “este tipo de negocios como los nuestros, que son familiares, son desplazados y muchas veces orillados al cierre de cortinas, por eso se ha tenido que llegar a todo, hasta el intento de compras consolidadas y en conjunto que significan menores gastos en la transportación de insumos y mercancías”.

“Con todos esos inconvenientes, somos cada vez menos competentes y en un mundo sin fronteras, en el que los capitales de inversión no encuentran límites, pareciera que los establecimientos pequeños y medianos están condenados a la desaparición, cuando han sido una forma de vida de millones de familias en este país”, se quejó.

 

También la inseguridad es causa de pérdidas para los transportistas, señala

“La presencia del pirataje y los efectos de la delincuencia vienen generando pérdidas al interior del sistema de transporte estatal en cerca del 60% de los ingresos que se tenían en su oportunidad”, sostuvo el presidente de la Confederación de Representantes del Transporte Público, Víctor Mata Alarcón.

Destacó que “Independientemente de constantes robos a unidades, la mayor parte de compañeros se ven obligados a dejar de prestar el servicio a temprana hora para evitar inconvenientes, y lógicamente que eso se refleja en el monto económico diario”.

Pero agregó que hay zonas de la capital estatal y algunos municipios conurbados en las que, incluso, a pleno día es de alto riesgo circular, debido a la presencia de pandillas que operan aparentemente con la complicidad y protección policiaca, de ahí que el aspecto de la seguridad tenga tan altas repercusiones.

Pero a lo anterior –afirmó- se agrega el fenómeno de la competencia desleal por los vehículos “piratas”, algunos de ellos con placas de la Ciudad de México y de estados vecinos como Guerrero o Puebla. Incluso –comentó- “elementos del Mando Único policiaco se dedican a la extorsión y si no les sueltas la lana que quieren, te pueden sembrar drogas para acusarte de delitos contra la salud”.

“La mayoría de las instancias gubernamentales sólo se aprovechan del gremio para sacar beneficios, realmente no hay un compromiso real por abonar en la mejora integral, a pesar de que sigue siendo un reclamo de los usuarios el contar con un servicio de calidad, pero para ello se requieren apoyos”, recordó.

Reconoció que al igual que amplios sectores de la sociedad, al interior del sistema estatal del transporte hay muchas inconformidades y demandas no resueltas, sin embargo, se tienen que soportar a fin de evitarse represalias por parte de malos servidores públicos.

No obstante, aclaró que en lo que se refiere a opciones electorales, “nosotros sólo invitamos a los compañeros a escuchar la propuesta de los candidatos, ya cada quien es libre de dar su voto a quien más le convenza. Aquí no se condiciona a nadie, porque no sería lo correcto, el corporativismo es cosa del pasado y producto de gobiernos autoritarios y clientelistas”, sentenció.

 

Calculan en unos mil 500 los vehículos de esa empresa que circulan en Cuernavaca y su zona conurbada; líder de taxistas señala que es ilegal su operación.

El líder de la Federación de Radio Taxis del estado de Morelos, Víctor Lara Alarcón, señaló que entre esa agrupación y algunas otras más, vienen consensuando acuerdos a fin de iniciar acciones de protesta en contra de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), a la que acusan de negligencia e incumplimiento en sus responsabilidades legales.

Manifestó que “ya hemos pedido por todas las vías decentes la intervención de la autoridad a fin de que haga algo ante la irregular presencia de Uber en la prestación del servicio público sin itinerario fijo, y ha ocurrido todo lo contrario, el número de unidades sigue creciendo; se calcula que circulan más de dos mil en el estado, porque ya trabajan en Cuautla y algunos municipios más de la zona oriente”.

Dijo que la competencia desleal les ha venido pegando en el nivel de ingresos porque vienen absorbiendo una buena parte del mercado de usuarios y en condiciones de ilegalidad. “No se entiende cómo es que se les ha permitido operar por encima de la ley, cuando a ese gremio se le aplica mano dura”.

Lara Alarcón aseguró que si bien es cierto que hay un buen número de taxis, la población urbana ha crecido mucho, de tal manera que para todos hay. Incluso, agregó, se tiene pendiente la entrega de unos cuatro mil paquetes de permisos, porque de acuerdo a un estudio de factibilidad, aún existen zonas que deben ser atendidas, sin embargo, Uber incrementa el radio de servicio y sin control alguno.

El dirigente consideró que la ley debe ser pareja para todos, no puede haber excepciones y, en este caso, se dan. “Vamos a tener que salir a la calle para hacer valer nuestros derechos, parece que es sólo con presión y gritos como se escucha a los ciudadanos”.

Incluso, sostuvo que Uber comenzó a prestar el servicio a partir de mecanismos muy modernos en lo que se refiere al cobro, pero de unas semanas a la fecha ya también reciben efectivo. Cuernavaca y la zona conurbada concentra el mayor número de esos vehículos, algo más de mil 500, sin embargo, vienen avanzando progresivamente porque las instancias de gobierno les conceden todas las facilidades.

No obstante, dijo desconocer el porqué de la pasividad y complicidad oficial, de ahí que se piense en la existencia de intereses entre funcionarios y la empresa, “de otra forma sería imposible su operatividad”.

 

 

 

Entre los asuntos pendientes en proceso de consolidación de parte del gobierno estatal, se encuentra el de regresar a Morelos el servicio de la línea ferroviaria para fortalecer el traslado de mercancías y productos industriales a los grandes mercados de consumo como la Ciudad de México y al respecto ya se han invertido un promedio de 100 millones de pesos en la recuperación de las vías, señaló el secretario de Hacienda Jorge Michel Luna.

Dijo al respecto: “nosotros, como institución responsable del control financiero del gobierno, sólo participamos en lo que se refiere a los fondos económicos para tal efecto, es ya facultad de la Secretaría de Desarrollo Económico aquello relacionado con los avances operativos, pero tenemos entendido que ya se hacen pruebas al respecto”, destacó.

El funcionario abundó en el sentido de que aún quedan en proceso de ejercicio un presupuesto calculado en unos 60 millones de pesos más, para darle conclusión a esta parte de las comunicaciones en lo estatal. Consideró que conforme al programa sobre ello previsto, se espera que el recurso quede aterrizado al 100 por ciento con el término sexenal, porque el cierre ya está muy avanzado.

Michel Luna aseguró que este gobierno ha hecho mucho hincapié en lo relacionado con la conectividad y el regreso del tren al estado significará un importante servicio para empresarios y comerciantes, en particular, de la zona oriente, desde donde cuesta mucho hoy hacer llegar los productos a los grandes mercados, por el problema vial, que aún es deficiente.

Por otro lado, en lo que tiene que ver con el sistema estatal del servicio público del transporte, Jorge Michel manifestó que también se les ha venido apoyando, a lo mejor no en el nivel que ellos quisieran, pero sí con aquello que se refiere a toda clase de trámites, como cambio de propietarios de vehículos, multas, refrendos y otras necesidades que requieren los permisionarios.

Incluso, tenemos entendido que vía la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), se oferta una serie de facilidades a fin de ayudar a resolver deficiencias en la materia, no obstante ese es un aspecto que no corresponde a Hacienda de manera directa, pero que cuando se requiere, valida mediante estímulos y descuentos diversos dichos apoyos. Para algunos empresarios del rubro, finalizó, el proyecto del Morebús era motivo de controversia, pero hasta eso se canceló, de tal manera que no hay argumentos para que no hagan un esfuerzo por ofrecer un servicio mejor al usuario.

 

La inversión pública estatal, federal y municipal comienza a disminuir drásticamente, los tres niveles de gobierno han comenzado el cierre gradual administrativo y con ello las posibilidades de contratos a empresas privadas del ramo de la construcción vienen a la baja, dijo que líder del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Auto Transporte (STIAT), Francisco Javier Atrisco Meneses.

Recordó que esa organización, filial de la Federación de Trabajadores de Morelos (FTM), se dedica al acarreo de materiales para la construcción y que han enfrentado coyunturas bastante complicadas, ya que son pocos los grandes proyectos desarrollados en Morelos en esa materia y los que se presentaron, están ya en su fase final.

Recordó que con muchas dificultades pudieron tener participación en la ampliación del libramiento de Cuernavaca, ahora paso exprés; en otras inversiones, como el puente Apatlaco al sur de Cuernavaca, el proceso ha sido tan lento que lleva años sin ver su culminación y ya la intervención del STIAT es prácticamente nula.

Atrisco Meneses destacó que por ello, su gremio sigue padeciendo de problemas graves para subsistir. “Hay muchos compañeros que viven de pequeños fletes y acarreos casi domiciliarios o particulares porque no hay para dónde hacerse, son familias que necesitan ingresos y no hay donde emplearse”.

Calculó que más del 60% de la plantilla vehicular está parada. Los ayuntamientos manejaron durante la actual administración, acciones muy pequeñas, el estado ya tiene compromisos con algunos constructores y la mayoría son de fuera, mientras que la Federación también trae sus propios empresarios, cuando desarrolla proyectos locales y pelearse con esos consorcios nacionales tampoco es muy agradable.

Y advirtió que para esperar mejores tiempos habrá que aguantar muchos meses más porque será con las nuevas administraciones y eso es pensar en comienzos del año entrante. Es decir, unos ocho o nueve meses, como mínimo, lo cual se antoja eterno.

Y abundó en el sentido de que hasta las campañas políticas generan polarización, ya que su gremio está dividido políticamente y la mayoría no sabe hacia dónde jalar, priva una especie de confusión en ese sentido y hay que respetar la decisión de cada quien, en eso no se puede intervenir. El corporativismo es algo que quedó atrás, ahora cada quien jala por donde considere más viable. Ya después vendrá el reacomodo y la reconciliación, consideró el dirigente.

 

El encarecimiento progresivo de la mayoría de los insumos y refacciones para el mantenimiento de unidades ha dificultado la modernización de las unidades en operación en el sistema de transporte público, señaló el presidente de Rutas Unidas, Aurelio Carmona, quien destacó que aun así, se vienen haciendo esfuerzos para mejorar la oferta a los usuarios.

El líder gremial recordó que además, los constantes incrementos en el precio de la gasolina es lo que más les pega y ante ello se ha venido trabajando respecto a la conversión a gas natural, pero eso sería a partir de nuevas adquisiciones, ya que ya traen un sistema de adaptación.

Reconoció que vía diversos programas, el gobierno estatal mantiene algunos estímulos a los permisionarios, pero tampoco son tan significativos como para que ayuden a un mejoramiento integral, pero adelantó que se viene trabajando con la empresa Mercedes Benz, en la Ciudad de México, para tratar de adquirir un promedio de 200 vehículos, con los que se estaría arrancando el proyecto de conversión.

Pero Carmona destacó que “hay que instalar mecanismos para que se pueda usar gas natural, pero también diésel, porque el gas no ofrece la fuerza suficiente para poder transitar por pendientes muy pronunciadas, más si el pasaje es numeroso, ahí se tendrá que echar mano del diésel”.

Y luego agregó: “sinceramente, sí requerimos que gobierno estatal apoye porque no es nada sencillo, estamos hablando de que el costo promedio por automotor está en un millón 450 mil pesos y para la mayoría de los compañeros son sumas que no están a la mano”.

Claro, admitió, también es cierto que el gas generaría un importante ahorro en gasto de combustible, pero eso sería ya cuando se haya concretado todo el proceso. “Sin embargo, antes de todo eso hay que meterle una buena lana que no se tiene por ahora y ahí es donde se requiere de la ayuda oficial”.

Ahora bien, acotó, desde fuera se llega a tener la percepción de que un permisionario amasa fortunas y gana mucho dinero diario; la verdad es que no es así, hay que gastar mucho en toda clase de insumos, composturas y personal, la absoluta mayoría de los ingresos son reinvertidos mediante diversas necesidades que desde el exterior no se aprecian. No obstante todo eso, reiteró: “sí existe permanente preocupación por llevarle al usuario un servicio mejor, porque son ellos los que garantizan nuestra permanencia en las calles”.

La actual coyuntura electoral vino a paralizar casi todas las actividades de la vida pública, sobre todo aquello relacionado con las administraciones de gobierno y lo que resta del año será casi inactivo en muchos sentidos y quienes vivimos de la obra pública gubernamental, estamos casi en situación de crisis, manifestó el secretario general de sindicatos de la construcción y oficios diversos Mario Barrera.

“Nosotros tenemos entre los filiales a una agrupación de camiones de carga para porteo y enfrentamos condiciones adversas porque no somos bien vistos por la autoridad estatal, que ha mostrado total inclinación y favoritismo hacia otras organizaciones del ramo”.

Y sostuvo que “ha sido muy evidente que los mejores contratos de obra vienen siendo asignados a favor del Nuevo Grupo Sindical, porque a cambio son usados para acciones y movimientos de carácter político cuando es necesario y a nosotros nos tienen relegados”.

Dijo que buena parte de los miembros del sindicato buscan contratos en estados vecinos, aunque eso tiene un costo, porque no es fácil trasladarse a grandes distancias para encontrar chamba, las condiciones son distintas y hay que meterle más gastos, pero no hay otra alternativa.

Para colmo, acciones como la ampliación a cuatro carriles de la autopista La Pera-Oacalco están fuera del alcance local, ya que las empresas constructoras son de la Ciudad de México, vienen ya con contratos asignados de acuerdo a sus intereses, generalmente ese tipo de obras no dejan mucha mano de obra en lo local, aseguró.

Mario Barrera destacó que a base de mucha presión, lograron tener alguna participación en la construcción de la autopista Siglo XXI, pero ya está casi concluida y con ello, por lo que resta del 2018, no hay nada de trascendencia en el corto plazo.

Como todos los compañeros que dependen en mucho de la inversión gubernamental, sólo se le apuesta a mejores tiempos. Reconoció que la FTM se acostumbró a ser oposición, a ser desplazada por las autoridades en turno en la distribución de oportunidades y tampoco se ve hacia adelante un escenario muy bondadoso, pero hay acompañamiento entre organizaciones hermanas en los estados de la república y en muchas ocasiones por ahí se logran obtener ciertas oportunidades.

 

El secretario de Gobierno asegura que la obra no será entregada con deficiencias.

El secretario de Gobierno, Ángel Colín López, manifestó que a diferencia de lo que ocurrió en el Paso Exprés Cuernavaca con el socavón, en el caso de la autopista Siglo XXI, donde se registró un derrumbe de un puente que cruza esa vialidad, se han venido tomando todas las medidas de prevención a fin de evitar percances.

“En efecto, un túnel que pasa por debajo de esa autopista colapsó, como efecto de daños causados por el terremoto del 19 de septiembre del año pasado, pero a diferencia de lo ocurrido en la capital, aquí ya se tenía previsto que se diera y se cuidó que pasara cuando no representara riesgo alguno”, sostuvo.

La empresa responsable de ese tramo, abundó, ya desarrolla las reparaciones necesarias y hay una permanente revisión en toda la autopista de parte de la Coordinación Estatal de Protección Civil y del organismo responsable de carreteras de cuota.

Sobre el caso, el pasado 8 de mayo, por la tarde, el puente ubicado en el campo de la Mezquitera, en el municipio de Tlaltizapán, se vino abajo. La constructora española Aldesa, la misma que participó en la construcción del Paso Exprés, es la responsable de esa parte de los trabajos de la autopista Siglo XXI.

José Mariaca, encargado de despacho del organismo operador de carreteras de cuota, admitió que los campesinos de la zona están muy molestos, ya que señalan algunas deficiencias y mala calidad en el desarrollo de dicho proyecto, pero igualmente sostuvo que el trayecto será inaugurado hasta que se verifique que cumple al cien por ciento con los compromisos contraídos en los contratos.

Colín López insistió sobre el tema, destacando que son dos cosas muy diferentes entre el socavón y lo que ocurrió en aquella autopista, ya que aquí ya se sabía que pasaría y se dieron condiciones para ello; “en lo que corresponde a la capital del estado no había esos antecedentes”.

Pero agregó en el sentido de que ese tramo del derrumbe aún no está concluido, faltan una serie de detalles, de tal manera que no hay tránsito vehicular, pero “reiteramos, para el caso que nos ocupa, se hará un puntual seguimiento a cada detalle de la autopista antes de abrirla al tráfico, por lo tanto no existe peligro alguno por ahora y los constructores saben que no se les recibirá un trabajo deficiente, son muchas especificaciones que tienen que ser inspeccionadas”.

 

Página 1 de 327
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.