Publicado en Radiografia del Poder Miércoles, 03 Enero 2018 07:35

Por la gubernatura ¿Dos menos?

Escrito por
  • Para el 2018: mal comienzo
  • Homenaje a Gisela Mota

Durante semanas se habló mucho de que entre quienes aspiraban a la gubernatura del estado desde los distintos partidos aparecían el ex alcalde capitalino, Manuel Martínez Garrigós y el diputado federal del Partido Acción Nacional (PAN), Javier Bolaños Aguilar.

Por lo que ambos han expuesto de última hora, decidieron distintas opciones y habría que considerar que ya quedan menos. En lo que se refiere al legislador, hemos venido advirtiendo hace rato que finalmente acabaría desistiendo de ser el abanderado de los azules y que estratégicamente le convenía jugar por una candidatura distinta y parece que por ahí van las cosas.

Dadas las condiciones del panismo en la entidad, ganar la gubernatura representaba una dificultad mayúscula; hay estructuras partidistas muy endebles más allá de Cuernavaca y las posibilidades de una derrota eran muchas, así que lo más viable era contender por una plaza más segura y es la capital.

Aquí todavía Acción Nacional cuenta con una presencia fuerte; el propio Bolaños ganó de calle en el 2015 la representación que ostenta y si fuera él quien encabece la fórmula por la comuna capitalina, es bastante posible que alcance la meta y a decir verdad, no es una plaza mala.

Por eso seguimos insistiendo en que finalmente intentará por lo menos quedarse con ese espacio y saberlo es cuestión de días. Pero seguimos observando la toma de decisiones en relación a las principales candidaturas que se jugarán en las elecciones de éste año.

En lo referente a MMG, igualmente señalábamos en éste espacio que no estaba contemplado para ir a la encuesta con Rabindranath Salazar Solorio y Cuauhtémoc Blanco Bravo, por la plaza a la gubernatura con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), a pesar de que insistía en que sí y ayer admitió que irá por una diputación local, donde pudiera, lo mismo que Bolaños Aguilar, tener éxito.

Las piezas del ajedrez toman forma y es cuestión de algo más que una semana para que podamos contar ya con los personajes que se medirán en la batalla por el gobierno del estado de Morelos en las votaciones del primero de julio entrante. La contienda aún mantiene incógnitas que son definitorias a fin de calcular resultados, pero todo llega a su tiempo.

Seguimos esperando que el propio PAN decida primero si en verdad no va en alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), porque aún faltan unas horas para que se cierre el tiempo de inscripciones a ese respecto y segundo, que de no ir en un mismo frente con los amarillos, quién será el candidato a la gubernatura luego de que Bolaños dijera que no le interesa.

Se sigue diciendo que el “bueno” sería el diputado local y ex secretario de Salud Víctor Manuel Caballero Solano, pero sinceramente, no le vemos patas para gallo. El hombre es un excelente personaje, con buen prestigio y formación profesional, sin embargo, no cuenta con trabajo territorial que le alcance para dar la batalla, sólo que después de que el legislador federal se hizo a un lado, ya no quedan cuadros como para jugar por la grande.

Del mismo modo se mantiene la espera en torno al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en lo que toca a su abanderado al gobierno morelense. Son casi media docena los que la buscan, entre esos, la diputada federal Rosalina Mazari Espín, que no sería mal elemento; hay buenos antecedentes como para que diera la pelea, pero hay que esperar qué dice la cúpula de dicho partido, porque las designaciones vienen el CEN.

 

PARA EL 2018, MAL COMIENZO

En otro orden de ideas, mal ha comenzado para los mexicanos éste 2018; nuevamente se dio un incremento fuerte al costo de la gasolina y se advierte de lo mismo en un alimento básico que le paga particularmente a los que menos tienen; eso de que la tortilla encarecerá considerablemente.

Y las pocas explicaciones que sobre el segundo tema se dan refieren que precisamente por las constantes alzas en el precio de los energéticos, es que se tiene que subir también el de las tortillas. Lo que se dice esa que el kilogramo estaría llegando a los 17 pesos, aunque ya durante el año que acaba de concluir eso costaban en algunas regiones de Morelos, como la sur poniente.

Entonces en esas zonas es muy posible que se llegue a los 20 pesos por kilo, que se antoja dramático para un muy amplio sector de la población cuya economía anda bastante mal. Todo lo anterior empuja al empobrecimiento de millones de mexicanos más y advierte que eso de la reducción de la pobreza a partir de programas asistenciales, no es tan cierto.

Pero los antecedentes indican que cuando se encarecen el gas y la gasolina, el resto de los precios en toda clase de productos también lo hace  y es entendible, porque los comerciantes les pasan las facturas a los consumidores por el traslado de mercancías, por lo menos, de la Central de Abastos de la Ciudad de México.

Así que los niveles de inflación seguirán siendo un tema de preocupación de parte de quienes manejan las finanzas en México. Como que no se ha podido alcanzar la estabilidad y menos en un año electoral en el que se gastarán en promedio once mil millones de pesos para la renovación de autoridades o representaciones populares.

Si bien es cierto que los factores que mayor inestabilidad han generado en las finanzas nacionales vienen del exterior, como que acá tampoco se ha hecho el trabajo necesario a fin de amortiguar los golpes y si bien el peso se recuperó ligeramente frente al dólar en el amanecer de éste 2018, los sufrimientos a ese respecto van a continuar.

Al gobierno en turno le urge una recuperación en el control interno, porque pudiera ser que la ciudadanía decida cobrarle la factura en las urnas, el próximo primero de julio del año en curso. Eso ha ocurrido ya en otras contiendas y las condiciones parecen ideales para que quienes se sienten más lastimados, descarguen su irritación contra el sistema que sigue resultando incapaz para sortear los efectos de los movimientos  económico internacionales.

Como sea, el caso es que arrancamos un año con el pie izquierdo por causa de decisiones de gobierno que le pagan durísimo a la economía familiar y van a provocar mayores niveles de pobreza.

HOMENAJE A GISELA MOTA

Y finalmente, al cumplirse dos años del asesinato de la alcaldesa de Temixco Gisela Mota Ocampo, ayer se le hizo un homenaje en las instalaciones de esa alcaldía donde la mamá, ahora alcaldesa interina, Juana Ocampo Domínguez y el cabildo en pleno, informaron que se sigue desarrollando parte del programa de gobierno propuesto por ella, orientado a impulsar la obra pública y el desarrollo integral del municipio.

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 03 Enero 2018 08:18
Publicado en Radiografia del Poder

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.