Publicado en Radiografia del Poder Martes, 20 Febrero 2018 05:13

Por la presidencia, ya están los gallos

Escrito por

Morelos: ¿PRI-PAN en rezago?

Toma de decisiones en partidos

Después de una obligada pausa laboral por motivos de luto familiar, regresamos a este espacio a fin de intentar contribuir en el análisis de lo que política, económica y socialmente viene pasando en nuestra entidad y más allá de ella, y comenzaremos haciendo referencia a la definición de los tres grandes partidos nacionales: PRI-PAN-PRD y Morena, con sus respectivos aliados, en lo que corresponde a las candidaturas presidenciales.

Ya son pues aspirantes formales a la primera magistratura del país José Antonio Meade Kuribreña del tricolor y acompañantes; lo mismo que Ricardo Anaya en lo tocante el frente con el PRD y Andrés Manuel López Obrador de Morena, aunque seguramente harán lo propio en breve los independientes Jaime Rodríguez “El Bronco”, Margarita Zavala y Armando Ríos Piter. Es decir tres por partidos, tres por la libre.

Una vez confirmados, ya se dan una serie de reflexiones respecto a las posibilidades de cada uno de ellos, sobre todo en lo tocante a los tres primeros y las cosas tampoco sufren mayores modificaciones respecto a las tendencias que traían antes de ser oficializados como abanderados de sus respectivas trincheras.

Es decir el tabasqueño se mantiene a la cabeza con algunos puntos porcentuales de distancia respecto a su más cercano perseguidor, el del frente, Anaya. Es el abanderado del priismo el que sigue sufriendo mucho para poder sumar activos en esas estadísticas y por ahora se sitúa como el tercer lugar, pero bastante rezagado del primero.

No sólo eso, la visión de algunos analistas políticos va en el sentido de que de los tres, es quien enfrenta los mayores obstáculos para poder mejorar las tendencias a su favor en el futuro inmediato y para poder hacerlo sólo contará con 90 días de campaña, lo que requeriría de acciones muy contundentes y no de parte suya o de estrategia electoral de su equipo de trabajo, más bien del gobierno federal.

Para acabar pronto, Meade Kuribreña parece estar en las manos de quienes gobiernan el país en este momento, para poder pensar en remontar tanta desventaja. Algo así como que de pronto, la Federación anunciara una baja importante en el precio del costo de la gasolina, el gas doméstico y productos de la canasta básica, empujando a que la población en general mejore su percepción respecto al desempeño gubernamental porque hoy es desafortunada y de condena masiva.

No sólo eso, que de pronto, a partir de los instrumentos legales para ello dispuestos, se comenzará una real sanción a todos aquellos actos de corrupción que son una vergüenza para propios y extraños, pero se tendría que comenzar por los de casa, o sea castigando a políticos y “servidores públicos” deshonestos que vienen abusando de manera descarada a partir de robo al erario público e incumplimiento de responsabilidades contraídas con la sociedad.

¿En los escenarios actuales y al corto plazo podría suceder eso? Francamente lo dudamos, sólo que si no hay algo parecido o similar, no vemos de qué manera el proyecto electoral de “Los Pinos” pueda superar la coyuntura del primero de julio que viene, día de la elección, y entonces tendrían que empezar a hacer maletas para desocupar Palacio Nacional como ocurrió en el 2000, ofreciendo otra alternancia.

Y ¿a quién tendrían que encargarle la conducción del país durante los siguientes seis años? Sólo hay dos, o el del frente Ricardo Anaya o López Obrador, que parece ir a una contienda tan cerrada como aquella del 2006, en la que todos los indicadores llevan a pensar que le ganó al panista Felipe Calderón Hinojosa.

Los escenarios entonces son verdaderamente dramáticos para quienes regresaron a gobernar la nación después de haber perdido en el 2000. Únicamente con decisiones de fondo, que obliguen a una percepción mejor de los mexicanos en el sentido de que hay voluntad superior para mejorar las cosas que nos rodean, pudieran rescatar confianza y credibilidad, de otra forma, no vemos cómo.

MORELOS: ¿PRI-PAN EN REZAGO?

Y en lo tocante a lo local, las primeras señales electorales nos llevan a deducir que tanto el Partido Revolucionario Institucional (PRI) como Acción Nacional (PAN) muestra cierto rezago, particularmente frente al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En lo relacionado al tricolor, ese desacuerdo del aspirante a la gubernatura Jorge Meade Ocaranza con el dirigente estatal Alberto Martínez González necesariamente se reflejará en las urnas. Como se recordará, el abanderado del PRI no aceptó que el Comité Directivo Estatal (CDE) le impusiera delegados y candidatos del ex aspirante en el 2012, Amado Orihuela Trejo, y eso casi se traduce en la renuncia del presidente de partido. Lo que se menciona es que se mantuvo ahí por instrucciones de la dirigencia nacional, a fin de no exhibir un virtual resquebrajamiento.

Entonces pues no vemos cómo puedan remontar adversidades ya en pleno proceso y dadas las condiciones del momento, dudamos que logren obtener siquiera un segundo lugar. En lo tocante al PAN, no hay algo similar al problema del tricolor, pero partidistamente descuidaron el estado y no cuentan con estructuras suficientes como para hacer una campaña de fuerza hacia la gubernatura.

El virtual candidato Víctor Manuel Caballero Solano no trae el peso suficiente como pensar en ganar; como que tanto el PRD como Morena los van a rebasar y entonces les estaríamos pronosticando –al igual que a los del PRI- un lugar más allá del segundo sitio en la tabla de posiciones por partidos luego de la justa de julio entrante.

Para acabar pronto, como sucede en una liguilla deportiva. Los cuatro invitados a disputar la final en la elección serán sin duda PAN-PRI-PRD y Morena, pero como que entre los dos últimos se quedará el trofeo de campeón y los priistas y panistas pelearán el tercero y cuarto sitio.

Lo anterior significaría que independientemente de que ambos institutos pierdan la gubernatura, también se quedarán sin representación de mayoría en el Senado de la República, porque quien gane el estado automáticamente sumará los dos escaños en la Cámara alta como fórmula y el tercer espacio le corresponderá a la segunda fuerza partidista. En política los cambios son a veces inesperados, pero dadas las circunstancias, no es de creer que algo muy importante acontezca como para revertir las tendencias actuales.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Martes, 20 Febrero 2018 12:19
Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.