Publicado en Sin embargo se mueve ... Miércoles, 06 Junio 2018 05:33

Ciencia, tecnología e innovación: áreas estratégicas del estado de Morelos. ¿Las están considerando los candidatos?

Escrito por

Morelos es un estado que tiene una enorme riqueza en términos de ciencia y tecnología. Con sólo el 1.6% de la población nacional, cuenta con el 6% de los investigadores a nivel nacional. Esto significa que en Morelos hay un científico por cada mil habitantes: el triple de la media nacional. En nuestro estado están establecidos cerca de 45 centros de investigación, que trabajan en áreas de frontera, en donde se hace ciencia básica y aplicada de clase mundial. En Morelos se han desarrollado, sólo por dar un ejemplo emblemático, los antivenenos contra la picadura de alacrán de mayor calidad y efectividad a nivel internacional y que han salvado miles de vidas. Además se están desarrollando antivenenos para las mordeduras de otros animales ponzoñosos como arañas y serpientes para varios países. En Morelos se creó la primera Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología del país y es el único estado de la república que tiene una Academia de Ciencias local, en la que se agrupan investigadores de nivel internacional que trabajan en Morelos.

Los científicos de Morelos, además de sus aportes al conocimiento, contribuyen específicamente a la economía del estado en varios aspectos. Para desarrollar sus proyectos, consiguen financiamiento (de varios millones de pesos al año) de instancias federales (como el CONACyT) e internacionales, que se gastan parcialmente en el estado y, por otra parte, asesoran a cientos de estudiantes de posgrado (de varios estados de la república) que también gastan sus becas en Morelos. En el estado hay 69 posgrados de calidad (de acuerdo al CONACyT) en los que están becados cerca de mil 900 estudiantes. En estos posgrados certificados, en Morelos se gradúan un estimado de al menos 400 estudiantes al año, lo que sin duda contribuye a una oferta de recursos humanos altamente calificados. Tristemente, la economía de Morelos no es suficiente para ofrecerles empleo a todos ellos; sin embargo, algunos de estos estudiantes se están entusiasmando en actividades de emprendimiento científico [1], lo que eventualmente les permitirá auto-emplearse y enriquecer la economía del estado.

De acuerdo a un informe de la OCDE [2], un desafío crítico en Morelos es su bajo PIB per cápita (que prácticamente no ha crecido respecto a su valor en 2003) y que es inferior al PIB per cápita nacional. Otro desafío es que la productividad laboral ha incluso decrecido entre 2003 y 2010 [2] y, en parte, como consecuencia de ello,  resulta que la mayoría de los salarios que se pagan en Morelos son bajos, ya que alrededor del 60% de la fuerza laboral tiene un nivel de educación inferior a la educación media superior [2]. Es evidente que las principales fuerzas económicas del estado no han generado empleos de alta especialización y por lo tanto de alta remuneración. Lo que se requiere son empresas de alta tecnología que, además de desarrollar la economía del estado, permitan un mayor bienestar de la población. Aquí hay una enorme oportunidad para Morelos, si su sector científico-tecnológico se potencia y se le dan las condiciones idóneas para desarrollarse. Es de destacar que en Morelos existen unas 160 empresas que están incluidas en el Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas (RENIECyT), que llevan a cabo actividades de desarrollo tecnológico de vanguardia.

Como lo ha postulado el Premio Nobel de Economía Robert Solow, se ha demostrado que el avance del conocimiento es responsable de hasta el 64% de la productividad real por persona empleada y que la tecnología es el principal motor del crecimiento económico. Por ello, teniendo acceso al mismo conjunto de innovaciones tecnológicas, aquellos países o regiones que invierten más rápido en integrar el conocimiento científico/tecnológico en sus empresas, son los que más se benefician del conocimiento disponible. Solo también ha concluido que el progreso técnico y la alta inversión pueden ser el resultado de un tercer factor: la presencia de condiciones que promueven el emprendimiento.

En Morelos hay enormes oportunidades para que, basándose en ciencia y tecnología, se potencie el crecimiento económico del estado y su productividad laboral. Los cambios de 2015 a la Ley de Ciencia y Tecnología y a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, permiten ahora la participación de investigadores en empresas que puedan comercializar sus desarrollos [3], lo que puede conducir a una nueva generación de científicos-empresarios que generen los empleos bien remunerados que no ha generado el turismo, la agricultura, las multinacionales, los servicios y la mayoría de las empresas morelenses y que tanto demanda nuestro Estado.

En el documento de la OCDE [2] se dan recomendaciones muy puntuales para “movilizar los activos para un crecimiento inclusivo y sostenible”, que para “mejorar la creación, difusión y explotación del conocimiento” sugiere considerar:

  • Apoyar la creación y crecimiento de empresas innovadoras.
  • Mejorar el acceso a capital para emprendimientos basados en conocimiento.
  • Reducir la brecha existente entre las instalaciones públicas de investigación y el sector empresarial.

Considero que éstas y otras posibles propuestas deberían ser conocidas y consideradas por los actuales candidatos a puestos de elección de Morelos. Hace falta un diálogo directo entre la comunidad científico-tecnológica del estado, las empresas de base tecnológica establecidas en el estado y los candidatos. Las diversas campañas, hasta el momento, no han tocado estos temas, que a mi juicio son de alta prioridad, si la sociedad morelense en su conjunto quiere transitar a una economía más sólida, basada en el conocimiento.

 

Referencias

 

[1] I. Olalde y C. Peña, Innovación con ciencia: una iniciativa que busca promover la cultura del emprendimiento científico en Morelos. Revista “Biotecnología en Movimiento”, Número 12 (Ene-Mar 2018), páginas 20-23, Disponible en: http://bit.ly/2J0SHHQ

[2] OECD (2017), Estudios territoriales de la OCDE. Morelos, México, OECD Publishing, Paris/Secretaría de Hacienda del Estado de Morelos, Cuernavaca, http://dx.doi.org/10.1787/9789264277595-es

(URL corto: http://bit.ly/2J24Qw0)

[3] Empresas de base tecnológica provenientes de la investigación científica. Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República: www.ccciencias.mx/es/ebt     

Publicado en Sin embargo se mueve ...
Enrique Galindo Fentanes

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Enrique Galindo Fentanes

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.