Jesús Castillo

Jesús Castillo

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.
Miércoles, 26 Junio 2019 05:44

“El regalo de Dios”

Algunos magistrados maloras lo llamaron “el regalo de Dios” porque ellos nunca lo pidieron y llegó así nada más, como caído del cielo. Se trataba del decreto que fue publicado el 24 de febrero del 2017 en el periódico oficial, que concede a los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, del Tribunal de Justicia para Adolescentes, y el Tribunal de Justicia Administrativa, la posibilidad de quedarse en el cargo hasta 20 años, eliminando de un plumazo el proceso de evaluación que se había venido dando en los últimos años, y aumentando de 65 a 70 años la edad máxima para estar en el cargo.

El decreto establecía como único antecedente que, mediante la Sesión Ordinaria de la Asamblea de la LIII Legislatura, que tuvo verificativo el día trece de diciembre de dos mil dieciséis, el Diputado Enrique Javier Laffitte Bretón, Integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, presentó la Iniciativa con Proyecto de Decreto que reforman y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Morelos.

“En consecuencia de lo anterior, la Diputada Beatriz Vícera Alatriste, Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado de Morelos, dio cuenta de la iniciativa citada al epígrafe, ordenando su turno a esta Comisión Dictaminadora, por lo que mediante oficio número SSLyP/DPLyP/AÑO2/P.O.1/1213/16, de fecha trece de diciembre de dos mil dieciséis, fue remitida a esta Comisión de Puntos Constitucionales y Legislación, para su análisis y dictamen correspondiente”.

En su iniciativa, el economista y ex director del Fideicomiso del Balneario Agua Hedionda de Cuautla, afirma que “I.- Ha sido menester de esta legislatura, analizar la legislación vigente y en su caso plantear la reforma pertinente, con la finalidad de dar cabida a mejores formas de ejercer la gobernanza a través de la implementación de correctas políticas públicas. Bajo esta premisa es que nos hemos conducido en un horizonte de estudio legislativo tendiente a lograr un eficaz marco jurídico que no se contraponga, sino que armonice con las disposiciones constitucionales, por tal motivo, la iniciativa que se presenta, tiene como finalidad, orientar y dar certidumbre a un tema que ha sido motivo de controversia, referente a la evaluación de magistrados del Poder Judicial del Estado de Morelos y del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Morelos.

“II.- Resulta ampliamente conocido que en el año dos mil ocho, se dieron los primeros esbozos de una reforma del Poder Judicial y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, analizó dicha reforma y concluyó que en su mayoría las disposiciones eran válidas. Sin embargo a varios años de distancia, de la vigencia de dicha norma, es necesario hacer el ejercicio reflexivo para dar cabida a nuevos espacios de interlocución social y atender el reclamo de los justiciables que gira en torno a que el artículo 17 de nuestra constitución federal, cobre vigencia de forma permanente”.

Así, con este tipo de “rollos mareadores”, el diputado perredista sustentaba la necesidad de cambiar la Constitución para que los magistrados pudieran durar en el cargo hasta 20 años, cinco más que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Y de la misma manera, dos años después subió a la tribuna un diputado casi desconocido que propuso echar abajo esa disposición y 15 de sus compañeros apoyaron su propuesta.

Pero todavía más sorpresiva fue la reacción de la presidenta de la Junta Política, Tania Valentina Rodríguez, quien exhibió el divisionismo que prevalece al interior del Congreso, y que hasta su compañero le lleva las contras.

“En el caso que nos ocupa, el señor diputado Galindo ha propuesto algo que podría ser interesante y que en algún momento podríamos transitar, pero se ha violado una norma clara y contundente que requiere de la elaboración previa de un dictamen. Dicho en términos políticos, se ha pretendido dar un albazo en esta sesión”, apuntó una molesta diputada Tania Valentina.

Y es que pareciera que el punto de acuerdo tenía como único objetivo un ataque mediático, pues jurídicamente (como lo han reconocido varios diputados y abogados) no tiene ningún efecto.

Ayer por la tarde el Tribunal Superior de Justicia fijó su postura a través de un comunicado en el que dejó en claro los alcances de la acción realizada por los legisladores:

“Los puntos de acuerdo son propuestas que los legisladores ponen a consideración del Pleno que no constituyen iniciativas de Ley, son pronunciamientos sobre asuntos políticos, culturales, económicos o sociales que afectan a una comunidad o grupo en particular, para formular algún pronunciamiento, exhorto o recomendación”, dice el comunicado.

“Debemos recordar que la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Morelos, es jerárquicamente superior a un punto de acuerdo, por lo tanto, lo resuelto por el congreso del Estado es de absoluta invalidez, no solo por lo señalado por la propia Ley, sino también por la Lógica Jurídica”, agrega.

Y advierte que “el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos está preparando las acciones legales pertinentes con el objeto de proteger al Poder Judicial de los actos realizados por el congreso del Estado, los cuales han violado la Autonomía e Independencia de este máximo órgano de justicia”.

 ¿Quién le pidió al diputado Galindo que presentara esa propuesta? ¿Por qué 15 de los diputados estuvieron de acuerdo con él? ¿Quién ordenó el “albazo”? ¿Es ésta una venganza en contra de los magistrados que pretendieron someter a juicio político al entonces presidente municipal? ¿Sabían los diputados que su acción no generaría nada más allá de noticias de ocho columnas? ¿Por qué tanta molestia y férrea defensa de Tania Valentina? ¿Ya se hizo amiga de Carmen Cuevas? Fueron algunas de las preguntas que surgieron a raíz de lo ocurrido en la sesión del Pleno del pasado lunes.

Por cierto, no hay que olvidar que existe una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de aquel decreto (“el regalo de Dios”) que promovió el polémico presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, Jorge Arturo Olivares Brito.

Lo malo es que la SCJN tiene fama de resolver los asuntos tan lentos, que si el asunto en cuestión versa sobre un recién nacido, la resolución llega cuando el niño está haciendo su primera comunión.

HASTA MAÑANA.

El pasado viernes quedó cerrado el proceso de registro de aspirantes a ocupar la titularidad de la Entidad Superior de Fiscalización. Se inscribieron 29 personas que creen tener las cualidades para dirigir tan importante institución que en teoría debería liderar el combate a la corrupción, pero que en la práctica sólo ha servido para negociaciones y venganzas políticas.

La lista de candidatos es la siguiente:

José Luis Heredia Guzmán, Francisco Alva Meraz, María del Carmen Quintanilla Miranda, Priscila Hernández Cruz,  Uriel González Sotelo, Guillermo Benítez Hernández, Erika Amezcua García, Jesús Urióstegui Beltrán, Rosendo Franco López, Carlos Flores Zarza, Carlos Alberto Santiago Pimentel, José Rafael Cuevas Pinzón, José Luis Carbajal Zagal, Miguel Ángel Romano Fuentes, José Luis Flores Servín, Víctor Hugo Vargas Ángeles, Miguel Ángel Salgado Ulloa, Víctor Hugo Barranco Dirzo, Hugo Santana Craztitlan, Alfonso Martínez García, Paola Garfias Portugal, José Manuel Badillo Jiménez, Elizabeth García Osorio, Isabel Arellano Vargas, Edgar Ibarra Martínez, Miguel Ángel Flores Mendoza, Adair Rosas Rueda, Blanca Estela Aldana Alejandre y Benjamín Salvador Romero Rogel.

Podría decirse que para la designación del titular de la ESAF se requiere preparación académica, experiencia, respaldo social, buena relación con las organizaciones de contadores, pero después de lo que ocurrió con la elección del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Morelos ya nos dimos cuenta que lo único que pedirán los diputados es obediencia ciega y –como ya es tradición– plazas para su gente.

A quien dude de esto último lo invitamos a analizar la nómina de lo que fue la Auditoría Superior y actualmente la Entidad Superior, para que vean cuántos incondicionales de diputados de hace varias legislaturas ahí están o estuvieron enquistados como un pago a cambio del voto.

En 2003 nació a la vida jurídica como Auditoría Superior Gubernamental y por mandato de la reforma constitucional al artículo 116 fracción II, de la  Constitución Federal, fue sustituida por la Auditoría Superior de Fiscalización en julio de 2008.

Fue presidida por el Auditor Superior de Fiscalización Gerardo Casamata Gómez, mismo que fue designado mediante el decreto 936 por un periodo de siete años, comprendido del 13 de octubre de 2008 al 12 de octubre de 2015, sin embargo tuvo que ser destituido del cargo, por habérsele encontrado inhabilitado para ejercerlo, al no cumplir con el apartado B, del artículo 84, con relación a la fracción VI del artículo 90, ambos de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Morelos.

En forma paralela, el Tribunal de Juicios Orales integrado por Berta Vergara Álvarez, Elvia Terán Peña y Martín Domínguez Casarrubias, determinó que el ex auditor era responsable del delito de ejercicio indebido de la función pública, por lo que el 28 de enero de 2015 el ex funcionario fue condenado a tres años de prisión, pero nunca pisó la cárcel porque le fue concedido el beneficio de la libertad bajo fianza.

Con fecha 12 de junio de 2012 fue designado como Auditor Superior el Lic. Luis Manuel González Velázquez para concluir el periodo de siete años del C.P. Gerardo Casamata Gómez. Sin embargo con fecha 11 de diciembre de 2014, el Pleno del Congreso que controlaba en ese momento Graco Ramírez, desapareció “de un plumazo” la institución para evitar que se continuara la investigación sobre el uso de un préstamo de 2500 millones de pesos.

Vicente Loredo Méndez, personaje ligado al Partido de la Revolución Democrática (PRD), cumplió al pie de la letra lo que le ordenó la diputada local Lucía Meza Guzmán, autora de la iniciativa de reformas que dio vida a la Entidad Superior de Fiscalización: no dejar rastros de la investigación en contra de Graco, y no actuar en contra de ningún presidente municipal salvo aquellos donde hubiera disposición expresa, como fue el caso de Miguel Ángel Colín y Jesús González Otero, ex alcaldes de Temixco y Cuautla, respectivamente.

En aquella ocasión, la Entidad Superior de Fiscalización fue publicitada como “una nueva estructura con autonomía técnica y de gestión, que permita la profesionalización, eficiencia y consolidación de la institución responsable del control, vigilancia, fiscalización y auditoría de los recursos públicos”.

“Nadie ocupará un cargo en la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización, que no tenga el perfil adecuado, la capacidad para desempeñar su empleo y que sus actuaciones no se apeguen al estricto marco de la legalidad”, declaró Lucía Guzmán.

Según la iniciativa, se creó un Consejo de Dirección y un Consejo de Vigilancia, el primero de ellos como un órgano de consulta y deliberación de las estrategias institucionales al servicio de la Entidad Superior, el cual será presidido por el Auditor General e integrado por los Auditores Especiales y Directores Generales, y el segundo como un órgano dependiente de este Congreso, responsable de la vigilancia y el control de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización.

Al final, Vicente Loredo se dedicó a “nadar de a muertito”, y cuando llegaron los nuevos diputados a preguntarle qué es lo que había hecho en estos tres años, dijo que no podía dar información porque estaría violando la Ley de Protección de Datos Personales.  Pero no hacía falta ser experto para darse cuenta de que protegió a diputados que terminaron su periodo en 2015, pues casualmente ninguno de ellos tuvo observaciones graves en sus cuentas públicas. A cambio de ello, recibió partidas extraordinarias de las que nadie sabe su destino.

Vicente Loredo presentó su renuncia en diciembre del año pasado y en su lugar quedó su discípulo, Uriel González Sotelo, quien se inscribió como aspirante para tratar de ocupar el cargo en forma definitiva.

Con estos antecedentes comprenderá usted, estimado lector, la responsabilidad que recaerá sobre el nuevo auditor, el que se supone no debe tener nexos con ningún partido para que las investigaciones no vayan con sesgo político.

Y algo muy importante: todos queremos saber dónde quedaron los casi 500 millones de pesos que recibieron los integrantes de la anterior legislatura tan sólo en el 2018.

HASTA MAÑANA.

 

Lunes, 24 Junio 2019 07:11

¿Un ombudsman o un “godinez”?

¿Por qué Raúl Israel Hernández Cruz? Es la pregunta que hicimos a algunas personas que tuvieron que ver con el proceso de selección del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos.

Viernes, 21 Junio 2019 05:44

Que no les vayan a tomar la medida

Ayer, al igual que otros días, transportistas de la zona oriente desquiciaron el tránsito a su paso por diversos municipios hasta llegar a Cuernavaca, donde se entrevistaron con los integrantes de la Comisión Legislativa del Transporte. Aunque entregaron un pliego con diversas peticiones, la realidad es que sólo buscan hacer presión para obtener más concesiones.

A lo largo de su historia, el ser humano no ha dejado de viajar de un lado para otro en busca de mejores condiciones de vida.

Miércoles, 19 Junio 2019 05:29

Justicia a la medida

Casualidad o no, pero la sentencia que acaba de dictar la Juez Cuarta de Distrito con sede en Cuernavaca, Griselda Sáenz Horta, de 34 años de prisión y el pago de casi dos millones de pesos, en contra de 12 policías federales que hace 7 años atentaron contra dos agentes de la CIA norteamericana, pareciera insertarse en las acciones ordenadas por el gobierno de López Obrador para congraciarse con Estados Unidos.

Por principio de cuentas, Stan Dove Boss y Jesús Hoods Garner no tuvieron que pasar por el viacrucis que sufrimos todos los que hemos sido víctimas de un delito en territorio mexicano. Es más, ni siquiera fueron requeridos para comparecer ante la Juez, sino que con la pura declaración ministerial -que se llevó a cabo en territorio norteamericano- se siguió todo el procedimiento que culminó el pasado lunes con una de las más altas condenas de las que se tenga memoria para el delito de tentativa de homicidio.

Afortunadamente, fueron absueltos los agentes Ivonne Moreno Romero y José Ortega Ortega, quienes demostraron no haber disparado en ese operativo.

¿Qué sucedió ese 24 de agosto del 2012 en Huitzilac? Depende a cual declaración quiere usted creer más.

La versión de los agentes de la CIA fue la siguiente:

“Acorralados (…) el agente de la CIA Stan Boss, conductor de la camioneta (…), le dijo a sus compañeros que se ‘haría el muerto’ para que (les) dejaran de disparar ( …), sin embargo no lo hacen y continúan disparándole al vehículo, entonces, mientras disparan, el piloto recibe dos impactos adicionales de bala, uno en el brazo derecho y otro en el muslo derecho.

“Unos cuantos segundos después de eso dejaron de disparar y miré por las ventanas, percatándome que se veían entre ellos como si no trajeran más municiones, quedando todo muy quieto, entonces los pistoleros no nos hablan, no se acercan al vehículo y el piloto sigue haciéndose el muerto", narró el también agente Chese Garner (Jesús Hoods Garner).

A Stan, su compañero al volante, el rozón de un tiro le destrozó la mitad de la oreja derecha, le incrustó los lentes en la cara y produjo un desmayo momentáneo, pero reaccionó cuando recibió otro balazo en el brazo y se dio cuenta que también empezaba a sangrar de una pierna.

“El primer impacto que sentí fue en la cabeza, en la zona del oído derecho, de atrás hacia adelante y en la mejilla, me lesionó con un rozón, de hecho me destrozó la oreja en la parte media, a consecuencia de ello perdí el sentido.

“Cuando vuelvo en sí me percato que fui impactado en el brazo derecho, pero tenía diferentes esquirlas, aproximadamente 10, las cuales no tuvieron salida, sentí otra lesión en la pierna derecha, en el muslo, igual por una bala; en ese momento me dedico a hacerme el muerto para que dejaran de atacarnos”, recuerda Stan Boss (Stan Dove Boss).

Uno de los federales vestido de civil fue el más perseverante. Al frente de su grupo, con un arma larga que en un principio a los estadunidenses les pareció que era una AK-47, disparó directamente a la altura de la ventanilla del conductor, luego en el parabrisas y el cristal del copiloto. "¡Son diplomáticos! ¡son diplomáticos!", gritaba el capitán de Fragata Fabián Molina Llera, quien también iba en el asiento posterior del vehículo, desesperado porque no salía su llamada de celular para pedirle ayuda al teniente de Fragata Leonardo Ruiz Canche, entrenador del campo de adiestramiento en "El Capulín", a donde se dirigían.

Las últimas imágenes que Boss recuerda resumen un episodio sangriento. "Yo estaba tratando de usar mi celular, pero había tanta sangre en mis manos que no pude hacer nada. "Vi que (Garner) se desplomaba enfrente del vehículo y alcancé a ver que sus piernas y toda la parte de atrás estaba llena de sangre, entonces yo intentaba abrir la puerta del vehículo".

Ahora, lo que declararon los policías federales:

Buscaban a los secuestradores de Salvador Vidal Flores, funcionario del INAH, secuestrado un día antes. Para ello fue convocada “la Unidad Operativa de Seguridad Preventiva, Estación Tlalpan” de la PF para “implementar un operativo conjunto” con los policías federales destacados en Morelos. Recibieron la instrucción de vestirse de civiles –aunque conservando el chaleco y la chamarra de la PF– y usar autos particulares.

Los automóviles en los que se desplazaban los policías federales fueron una camioneta Voyager verde, un Altima gris, una camioneta Xterra amarilla y un Chevy azul.

Jorge Alberto Vargas Camacho, quien iba con el inspector Sánchez Durán y Humberto Segovia Domínguez en el Chevy azul, en su declaración dijo que al encontrarse en el kilómetro 43, Sánchez Durán recibió una llamada de Sánchez Fonseca, quien viajaba en la Voyager.

“Indican que les disparan en la brecha Fierro del Toro, por lo que nos dirigimos para allá. Al avanzar unos 300 metros vi una camioneta negra que salía a toda velocidad. El conductor enderezó su rumbo, pero a su pasó rayó y golpeó el espejo del lado izquierdo del Chevy y continuó su trayecto hacia la carretera, por lo que descendí de la unidad y disparé al aire para disuadir a los ocupantes de la (camioneta) negra; en eso sale la Xterra y le hago señas para indicarle el rumbo a tomar.

“Nos reincorporamos a la carretera, rebasamos a la Xterra ubicándonos detrás de la camioneta negra hasta que detiene. Bajamos del Chevy. Vargas Camacho realiza algunos disparos. Otros hacen lo mismo al tiempo de que se parapetan en un cerro o detrás de sus vehículos. Después llega la Xterra, al final la Voyager”.

Una vez terminado el enfrentamiento y cuando los policías supieron a quiénes habían atacado, Garrido Franco envió a Vargas Camacho a elaborar una ficha informativa. Pero en la oficina de Tlalpan recibió una contraorden.

“Nos concentraron. Ordenaron que nos pusiéramos el uniforme y tomáramos las patrullas que teníamos asignadas porque llegarían altos mandos. El compañero Ranulfo Ruelas le preguntó a Garrido si nos apoyarían. Dijo que desde luego, pues estábamos laborando. Luego nos pidieron que nos presentáramos a la PF en Morelos. Ahí nos subieron a una sala de juntas y elementos del Jurídico de la PF nos dieron línea para rendir nuestra declaración. Nos ordenaron que dijéramos que íbamos uniformados y en vehículos oficiales y nos trasladaron a las oficinas de la PGR en Morelos”.

HASTA MAÑANA.

Martes, 18 Junio 2019 05:46

Huitzilac: vacaciones de terror

Es increíble que un  sólo municipio reúna lo más bello de la naturaleza y al mismo tiempo lo más terrorífico. A Huitzilac vienen muchos turistas, familias en busca de esparcimiento y convivencia, pero también llegan delincuentes del sur del estado de México, de lo que era el Distrito Federal y – por qué no decirlo- lugareños que están enfermos de la mente porque sólo así se puede entender lo que han hecho en muchos casos que han sido denunciados.

Lunes, 17 Junio 2019 06:53

El peor momento de un gobernador

El general Jorge Carrillo Olea estaba tan enojado que descargó su ira en la pared de su oficina. Con el puño cerrado asestó un golpe al muro sin importarle que sus nudillos casi sangraran. La anécdota la contó recientemente una de sus más cercanas colaboradoras.

Viernes, 14 Junio 2019 05:43

El amparo de Jaimes Olmos

El primer Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Octavo Circuito resolvió en segunda instancia un amparo que promovió José Luis Jaimes Olmos contra actos de la Quincuagésima Tercera Legislatura al designar a Carmen Filio Tinajero como magistrada suplente del Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes en el Estado de Morelos (TUJA).

El secretario de Gobierno, Pablo Alejandro Ojeda Cárdenas, debe estar muy contento de que hayan desincorporado de su área la Coordinación Estatal de Reinserción Social para convertirla en la Coordinación del Sistema Penitenciario y que dependa de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES).

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.