Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 14 Julio 2019 05:00

Desde lo más íntimo

Escrito por

Resulta que llevo años dedicándome a la venta de lencería. Y al paso de los años he visto como han ido cambiando los brasieres y los calzones o pantaletas. Los cambios han sido varios y algunos bien sorprendentes.

Inicie en la venta de ropa interior, cuando la moda era bien tosca, como muy aseñorada, bueno ahora así la veo, obvio en esa época la veía bonita y hasta me la ponía.

Pero años atrás las prendas eran prácticamente ropa exterior, basta con ver una película del siglo XVIII o bien visitar, si se tiene la fortuna en Londres  el Museo Victoria & Albert; donde esta expuestos muchos de los corpiños (masculinos y femeninos), cubrecorsés, crinolinas, enaguas, bragas, sujetadores y calzoncillos que vistieron los europeos y norteamericanos del XVIII, XIX y XX. Seguro si la gente de ese siglo viera lo que hoy es una tanga se muuueren.

La historia cuenta que la lencería empezó a finales de XVIII, con los corpiños que se impusieron para ceñir el cuerpo de las mujeres, elevar su postura y, de paso, hacer de alambrada contra el roce de una mano libertina. Actuaban en defensa de la decencia. Ir sin esta prenda resultaba una grosería importante. Puras cinturitas de avispa :)

En esa época eran los sastres hombres los que confeccionaban las prendas íntimas y desde esa época la venta de ropa interior era ya un gran negocio. Hoy en día no estoy muy enterada quien confecciona más ropa interior para mujeres, si hombres o mujeres, pero no se puede dejar de mencionar en este renglón la marca Victoria Secrets <3

Total que en aquellas épocas mientras más ropa mejor, ahora…  la libertad ha llegado con este siglo y existen  mujeres que ni siquiera usan estas prendas ya de por si pequeñas… no usan nada.

Todos  somos dueños absolutos de nuestros cuerpos y tenemos derecho a ponerle o quitarle lo que mejor nos convenga.

En siglo XX se presentó el primer sujetador del pecho de las mujeres. En 1863 patentaron en EEUU un ‘sostén de pecho’ que se enganchaba desde los hombros. De ahí seguiría evolucionando hasta el sujetador actual. Las mujeres necesitaban moverse con más libertad. Y ahora existe una gran  variedad para cubrir las diferentes necesidades de la mujer actual: estraples, cruzados, copas completas, copas 3/4, de escote profundo, de broche al frente, de media copa, de talle largo, de tirantes intercambiables, sin espalda, deportivos, etc… hasta las copas adheribles y pezoneras :=)

Y fue en el año 1964 cuando la compañía Exquisite Form le encargó al diseñador Rudi Gernreichun diseño y su propuesta fue un modelo sin aros ni nada absolutamente que no fuera tela. Respetando así  la silueta del pecho de cada mujer.

Y a partir de ese momento la moda en ropa interior ha ido evolucionado a paso gigante a la par que la sociedad.  Actualmente ya hasta mostramos nuestra ropa interior. El pudor de esconder nuestras bragas o bras ha quedado en el pasado.

¡Si Dios me da vida, me muero por ver en 10 años que usaremos!

 


Hasta la próxima.

 


I love Negrito <3

 

 

 

 

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

Más en esta categoría: « Todo menos aburrida Regreso a clases »
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.