Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo Domingo, 09 Febrero 2020 06:35

Se busca hombre

Escrito por

Hace poco en una conversación entre amigas, una amiga de otra amiga platicó que se encontraba triste porque llevaba meses que había terminado con su galán y que se sentía muy sola y deprimida, que ya no le veía sentido a su vida.

¿Por qué hay mujeres que necesitan sí o sí un hombre a su lado?

Por sus propios miedos y carencias. Porque desde pequeñas nos enseñaron que debemos de tener a un hombre a nuestro lado para sentirnos realizadas, que son ellos los que nos deben de mantener, solucionar y obvio mandar. Que ellos serían los encargados de proveer, pero nosotras en paga deberíamos cuidar y educar a sus hijos, de mantener la casa en orden y las camisas bien almidonadas.

Nada más lejano a nuestra realidad hoy en día, bueno eso pensaba, pero después de escuchar la historia de esa mujer, donde todo el tiempo se está victimizando y sintiéndose nada, nada más porque un fulano decidido irse de su vida, mi pensamiento tristemente cambió.

Tampoco los voy a engañar, yo en una época fui codependiente y no concebía la vida sin ese maltratador a mi lado. Nada más me acuerdo y me da pena :( lloraba por los rincones, se lleva su tiempo madurar emocionalmente. En mi caso tuve una carencia de padre; aunque vivió conmigo siempre, es como si no hubiera estado porque trabajo mucho, casi no lo veía y yo crecí creyendo que él no me amaba.

Hoy sé que me amo muchísimo y que por eso trabajó como trabajó para que a mí y a mis hermanas no nos hiciera falta nada.

Entonces yo busqué por muchos años un hombre que se pareciera a mi padre ausente. Me sentía merecedora de cualquier desprecio, llámese que me ignorara. Pasé años muy dolorosos, hasta que entendí que mi papá me amaba y que a él por ningún motivo le hubiera gustado saber que un tipo me estuviera haciendo daño, lo hubiera matado!

“Lo que no resuelves con tus padres lo llevas a la pareja”

Y aprendí a amarme y respetarme y a la fregada todos los fulanos abusadores de mi vida ;) Y hoy sólo me hace falta la presencia de un hombre para subir la cortina de mi negocio y para que no se me arruine la manicura.

Otro aspecto que nos hace a las mujeres dependientes de los hombres o querer casarnos sin estar enamoradas es la sociedad. Nos exigen estar casadas a cierta edad, a otra tener hijos, a otra ser abuelas; cuando a la mejor no queríamos ser madres.

Es presión, presión, todo el tiempo… tu reloj biológico es otro castigador opresor; “te tienes que apurar si no se te va a ir el tren”, cuando nosotras igual tenemos metas propias que cumplir, las cuales no incluyen el tener hijos.

Y luego qué pasa cuando se casan con el hombre ideal, y ahí van al altar y cuando viene la realidad sexual, laboral, la realidad de la maternidad, la realidad de lo que es la convivencia; ¡pum se dan cuenta que sólo uno o dos aspectos antes mencionados sólo funcionan en su matrimonio!

Si las mujeres entendiéramos que el aspecto sexual se puede cubrir y de sobra sin tener que atender y complacer a un hombre o una familia. Ya que el placer se puede obtener sin tener a un marido molesto a lado: contracciones, juguetes, citas… etcétera.

Que podemos ser madres sin tener a un hombre a lado para serlo. Porque tenemos la capacidad laboral como para poder sacar adelante a los hijos que queramos. Si somos egoístas o no al tener hijos que tal vez no conozcan a sus padres, sería tema de otro día.

Y si entendiéramos que es más sano convivir con buenos amigos que vivir con malos maridos, todo sería más fácil para todos.

Tal vez tendríamos que revisar o plantear los puntos en los que efectivamente las mujeres necesitamos a un hombre en nuestra vida.

Basta de buscar lo que no tuvimos en nuestra infancia y de tapar lo que nos hizo daño; ya han pasado los años y es justo dejarlo atrás y superarlo. Eso fue hace años, repítetelo las veces que sean necesarias.

¿Sigues pensando que no puedes ser feliz sin un hombre? ¡Pues busca ayuda corriendo! Porque nada puede ser más absurdo que pensar eso. Debemos tener más metas, ¡no nada más casarnos!

Con ellos o sin ellos debemos aprender a estar felices.

Obviamente que sí me gustaría tener una pareja estable en mi vida, pero si no llega no me la voy a pasar toda la vida por ello… mientras llega o no llega debemos vivir la vida a plenitud, llenándola de actividades, metas, familia y amigos.

 


Hasta la próxima.

 


I love Negrito.

Publicado en El Dificil Arte de Sobrevivir con Estilo
Laura Medina

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Laura Medina

Más en esta categoría: « Antes diva que sencilla Dos en uno »
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.