Publicado en Estrategias Viernes, 15 Junio 2012 06:12

¿Por quién votarán los militares?

Escrito por

¿Y por quién votarán los universitarios?.

El 20 de enero del 2012 escribí en este mismo espacio que la participación del ejército mexicano en la lucha contra las drogas es un tema que divide a los mexicanos y que podría marcar el rumbo del país a partir de la salida del actual gobierno federal.

“Cada uno de nosotros tiene su propio punto de vista con respecto a la llamada “guerra de Calderón”, y quienes están en desacuerdo con ella seguramente votarán por el PRI o el PRD, en tanto que otra parte de la sociedad está convencida de que dejar de combatir a los narcos es entregarles el país por lo que debe haber continuidad en esa lucha que inició el PAN. Pero hasta ahora ningún analista ha reparado en la pregunta ¿y qué opinan los militares? ¿Por quién votarán los miles de elementos con que cuenta el país?”, cuestioné en aquella ocasión.

Y cité un artículo de Jorge Alejandro Medellín, uno de los pocos analistas expertos en el tema, quien recientemente había escrito que el desgaste operativo y el grueso expediente de miles de presuntas violaciones a los derechos humanos -de las cuales varias al menos 92 han sido confirmadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)- que acumula la Sedena, son parte de una agenda en la que la milicia se siente afrentada por el poder presidencial, pese a que los mandos castrenses intenten asegurar lo contrario señalando que el soldado no cuestiona, obedece.

“Los militares fueron enviados a esta guerra contra el narco con recursos limitados; armamento deficiente y envejecido, cartuchos, chalecos antibala, cascos, equipos de visión nocturna, gogles tácticos, paracaídas, equipos GPS, equipos y sistemas de radiocomunicación, arneses, guantes, cuerdas para rappel, lanchas, granadas, fusiles de asalto, miras telescópicas, sistemas de radar, aeronaves, helicópteros, equipo de intercepción de comunicaciones y tripulaciones de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) rezagadas, anticuadas, incompletas”.

Según este analista, el proceso de sucesión al interior de la Sedena está imbuido de cuentas pendientes, de saldos a cobrar y de reposicionamientos en los que el ejército se enfoca a dirigir su voto duro hacia candidatos priistas, en primer lugar, y hacia aquellas figuras que nada tengan que ver con el Partido Acción Nacional (PAN).

“Los militares temen que, ya sea un gobierno priísta o en el peor de los casos de izquierda, en el próximo sexenio surjan fiscalías para juzgar a los militares por los abusos cometidos y sobre todo a su Comandante Supremo.  Es decir, que de héroes pasen a ser verdugos, lo que no sería nuevo en la historia de México”, apuntaba el especialista.

Y en aquella columna del 20 de enero, quien esto escribe insistía en que  sería muy interesante una encuesta al interior de la milicia, porque ellos también votan. Durante años se decía que el militar no debía votar por otro que no fuera el PRI, pero hoy las circunstancias cambian y de qué manera.

“Por poner un ejemplo, ¿por quién votará la familia del teniente Guerra? Para quienes no lo recuerdan, es el teniente que recibió en calidad de detenido a Jethro Ramses en la feria de la Primavera y ordenó someterlo a un interrogatorio para que confesara a qué cartel pertenecía. Al no aguantar el castigo el muchacho falleció y hoy el teniente (considerado por sus propios compañeros como un eficaz elemento en la lucha contra los narcos) espera sentencia en el Campo Militar número uno.

“Como militar seguramente Raziel se vio beneficiado con los constantes aumentos a su salario y otras prestaciones ordenados por el presidente Calderón para congraciarse con la milicia, pero hoy está preso como consecuencia de una guerra en la que él –y todos sus compañeros- no pidió entrar.

“Por eso otra vez la pregunta cuya respuesta quizás nunca sepamos: ¿Por quién votarán los soldados y sus familias?”, escribimos.

Hace unos días Jorge Alejandro Medellín volvió a retomar el tema en su columna virtual, pero ahora con el nuevo ingrediente de la detención y arraigo de los generales Tomás Ángeles Dauahare, Ricardo Escorcia Vargas y Roberto Dawe González. “El enojo  de los militares va en aumento y tendrá efectos claros en la contienda presidencial”, sentenció.

Dijo que hay distanciamiento entre el Comandante Supremo y su secretario de la Defensa, y este desencuentro obedece a que la detención de los generales - acelerada con la entrega de reportes de inteligencia policial y civil a la embajada de los Estados Unidos en México sobre corrupción entre mandos castrenses – empañó sobremanera la imagen que el presidente panista proyectaba para cerrar su mandato, colocando a México como un país con un esquema de combate exitoso contra el crimen organizado.

“La presencia del cártel de los Beltrán Leyva en el aparato de inteligencia militar y en las principales oficinas de la Sedena echó abajo la estrellita que el presidente esperaba recibir a manera de certificación final en su sexenio. A los ojos de las veleidosas autoridades norteamericanas, la detención de Dauahare, Dawe y Escorcia significa que la confianza hacia sus contrapartes mexicanas (por lo menos hacia los militares de la Sedena), debe tener límites”.

“Por eso el voto verde tendrá un sentido diferente en las elecciones del próximo primero de julio. Los mandos militares han dispuesto que la tropa acantonada en el norte y noreste de México, al igual que sus familias, abandonen a la opción blanquiazul en la boleta electoral”, remató.

Y fue más allá: “El nuevo objetivo del electorado castrense es el PRI. La cantidad estimada de sufragios que dejarían de llegarle a Acción Nacional es de unos 150 mil votos”.

El razonamiento de los mandos militares indica que por cada soldado, oficial y jefe hay en promedio cinco familiares más en condiciones de ejercer el voto, lo que arrojaría un aproximado de 143,000 votos menos para el PAN, redireccionados en favor del PRI.

¿Aplicará esto mismo para la 24ava. Zona Militar ubicada en Morelos? No hay forma de saberlo.

 

¿Y POR QUIEN VOTARÁN LOS MIEMBROS DE LA UAEM?

 

Y si la comunidad castrense es un sector que cualquier candidato quisiera tener de su lado, no menos apetecible políticamente hablando es la comunidad universitaria. A nivel nacional ya se vio que no solamente los “rojillos” de la UNAM votarán por la izquierda, sino ahora también los “fresas” de las universidades particulares agrupadas en el movimiento “Yosoy132”.

En nuestra entidad, en los últimos días se ha dado un fenómeno con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos que es necesario analizar a fondo.

Bajo el argumento de que es necesaria una ampliación presupuestal, y utilizando toda la infraestructura oficial, la semana pasada la UAEM organizó una marcha que culminó en el Congreso Local con una puesta en escena muy bien preparada.

“Vimos al Rector, Dr. Alejandro Vera, encabezando esta marcha, acompañado por los dos Sindicatos, el Académico y el Administrativo, la Federación de Estudiantes, los Colegios de Directores y Profesores, y más de 10 mil estudiantes”, presumió en su columna en La Unión de Morelos el ex rector Fernando Bilbao Marcos.

Y efectivamente, son más de 10 mil votantes que cualquier candidato quisiera para su causa. Por eso priístas y perredistas se aprestaron de inmediato a anunciar el rescate de la UAEM (Adrián se alentó y Julio Yañez ni se enteró porque ya andaba buscando votos en Europa) haciendo suyas las demandas de los universitarios.

Graco Ramírez fue más rápido y de inmediato gestionó (o le gestionaron) una reunión con el Colegio de Directores de la UAEM. Apenas unos minutos después de concluir el evento ya estaba listo el boletín que festinaba un apoyo tácito de los universitarios al abanderado perredista.

“Los docentes felicitaron al candidato de las izquierdas al conocer los planes que tiene para la educación, la ciencia, la tecnología y la cultura, plasmados en la Nueva Visión, proyecto que ha logrado colocar a Graco Ramírez en la preferencia de los electores 8.5 puntos arriba del candidato del PRI, de acuerdo con la empresa encuestadora Certeza y 3 puntos arriba en el más reciente estudio realizado por Consulta Mitofsky, dirigida por Roy Campos”, apuntaba el comunicado.

Cierto o no, el equipo de campaña de Graco exhibió a Eufemio Barreno Galarza, director del turno vespertino de la preparatoria número uno, como un ferviente admirador del tabasqueño,  al decir que dicho académico “expresó su reconocimiento al candidato de la gente y la seguridad, ya que es el único aspirante a la gubernatura que ha aceptado reunirse con el colegio, ya que incluso el candidato del PRI canceló el encuentro que tenía con el organismo”.

Según el mismo boletín, Graco anunció que gestionará  un incremento de 250 millones de pesos al presupuesto de la universidad, en tanto que con los apoyos estatales y federales los recursos anuales sean de mil 500 millones de pesos.

“Sé perfectamente de dónde los voy a sacar el dinero para garantizar la cobertura del presupuesto, voy a pedir a los diputados que se nos den,  y voy a construir el hospital universitario con inversión pública y privada, vamos a hacer un convenio con la universidad para que lo opere  y a la vuelta de 15 años que esté pagado pase a patrimonio de la máxima casa de estudios, porque con el presupuesto de la universidad no alcanzaría para la construcción”, prometió el candidato de las izquierdas.

Hasta ahí todo parecía “miel sobre hojuelas”, y no era la primera vez que la máxima casa de estudios adquiría un color amarillento. Ya antes una encuesta  realizada por César Barona había advertido la tendencia de los universitarios a votar por Graco y existen suficientes evidencias que demuestran la intervención de Graco Ramírez en el proceso electoral de la Federación de Estudiantes Universitarios de Morelos (FEUM).

Sin embargo, unas horas después de concluida la reunión de Graco con el Colegio de Directores, el ex rector Fernando Bilbao le echó a perder la fiestecita, poniendo en entredicho las promesas vertidas por Graco ante la comunidad universitaria.

“Con @gracoramirez la #UAEM contara con sistema abierto, semiescolarizado y educación a distancia”/¡ ya cuenta con ello!“

“Me comprometo a construir los nuevos Campus Sur de la #UAEM en Campo de Lago y el Campus Oriente en Xalostoc./ Ya existen!”

“Haremos acuerdo c/ Gob Fed para q reconozca las carreras Humanidades, Farmacia,Artes, Ciencias #UAEM/ ya están reconocidas!”, reviraba  Fernando Bilbao a través de su cuenta de Twitter “Bilbao_pieldura”.

“@Bilbao_pieldura creo que @gracoramirez se está fusilando su plan trabajo doctor......"Pero Mal!!”, atizaba maliciosamente @monydelsol.

“se refiere a que sean regularizadas en el presupuesto, no se haga el occiso, doctor. No tiene algo mejor qué hacer?”, entraba al quite @GucciLogocrator.

“@GucciLogocrator Así le ayudas a @gracoramirez? insultando como siempre! No tienes remedio! Pero en fin que te soporte Graco!”, reviraba el ex rector.

“@Bilbao_pieldura revisé el TL y no encontré insulto. Será que escucha voces interiores?”, le contestó el tuitero.

“@GucciLogocrator @gracoramirez:no yo no me meto nada que tenga que ver con provocar alucinaciones. El Senador debería atender a su ayudante”,  espetó el psicólogo ya visiblemente molesto.

“@Bilbao_pieldura observe, señor analista, que está cruzando la línea de lo personal. No creo haber pedido ayuda y menos a un mal ortodoxo”, se quejaba @GucciLogocrator.

“@monydelsol @bilbao_pieldura @gracoramirez no te tires al piso, nena, Bilbao no tiene plan de trabajo, tiene plan de retiro”, atacaba un espontáneo bajo el nombre de “@angelablur”.

“Acabo de comprobar que esa muchacha blur ni muchacha es,  es un bot de @gracoramirez”, especulaba “@waldo_noticias” entrando al ciber-debate.

Y desde algún rincón de su casa de campaña, el aludido por fin intervenía:

“@Bilbao_pieldura Te invito a que nuevamente te sumes al trabajo por el cambio en #Morelos , sabes que eres parte del equipo. #NuevaVisión”, decía “@gracoramirez”.

“@gracoramirez Como dice El Peje, con todo respeto.....¿Dónde quedó el apoyo para la senaduría que le habías ofrecido a @Bilbao_pieldura”, recriminaba “@CarlosFelix1”.

Graco no contestó.

“@gracoramirez Tu sabes q no participo en tu equipo y q hace meses no nos vemos. Estoy en un proyecto de educación nacional y apoyo a la UAEM”, dijo Bilbao a manera de respuesta a la invitación del candidato.

Y luego el mensaje final  lleno de despecho:

“@gracoramirez. Ya veo que tienes un súper equipo! No estoy a su altura señor Senador! Sigue trabajando con ellos para q te lleven al triunfo!”.

Así terminó el ciber-debate. Antes la gente dialogaba en persona,  frente a frente, hoy dirimen sus diferencias a través del ciberespacio y usando nombres ficticios y hasta chistosos.

Con lo anterior queda claro el rompimiento entre Graco Ramírez y el ex rector Fernando Bilbao Marcos, la duda que queda es ¿incluye este rompimiento a su pupilo Alejandro Vera Jiménez o éste ya se cortó el cordón umbilical? La respuesta la veremos en los próximos días.

 

EL TEMA DE LA TRANSPARENCIA, EN RIESGO

 

La transparencia en los gobiernos estatales “está en los suelos”, coincidieron representantes de organizaciones civiles que promueven la transparencia y la rendición de cuentas.

“A nivel federal se ha avanzado, pero en los gobiernos de los estados la transparencia está por los suelos”, afirmó Paulina Gutiérrez, de Artículo 19.

A su vez, Lourdes Morales, de la Red por la Rendición de Cuentas, señaló que también existen obstáculos en los poderes Legislativo y Judicial. “Existen avances, hay más información, pero no es suficiente”, añadió.

Entrevistadas durante el programa de análisis de La Silla Rota, que conduce el periodista Roberto Rock, las especialistas hablaron sobre los avances que se han registrado en México, a 10 años de la promulgación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Lourdes Morales expuso que se debe trabajar más en la cultura política, pues las leyes ya se crearon, pero existen sin duda trabas políticas que impiden al ciudadano contar con la información de las entidades públicas, a la cual tiene derecho.

En el caso de la transparencia en el Congreso, Roberto Rock habló de los obstáculos que aún persisten para dar a conocer los pormenores de cuánto reciben los legisladores, cuánto gastan y en qué.

Al respecto, la vocera de la Red por la Rendición de Cuentas opinó que, por un lado, los legisladores aprueban las leyes, pero por otro no la cumplen, y en este caso se convierten en juez y parte.

Por ejemplo, explicó, el Comité de Transparencia de la Cámara de Diputados tardó tres años para instalarse. “En general no hay información, más bien prevalece una opacidad elevada en el Congreso”.

Otro de los inconvenientes que se mantienen, a diez años de aprobada la ley en la materia, de acuerdo con las especialistas, es la falta de consecuencias políticas y legales para aquellas autoridades que incumplen su responsabilidad de entregar información pública.

Paulina Gutiérrez explicó que no existe un sistema de sanciones, por lo que, impunemente, los funcionarios no cumplen y los órganos de revisión tampoco. Informó que de los 72 avisos de sanción emitidos hasta hoy, sólo se aplicaron sanciones en 13 casos.

Abundó que los organismos de transparencia están obligados a fomentar la cultura de la transparencia y, en este sentido, a nivel federal se ha avanzado, pero no así en los órganos constitucionales, ni en el Poder Legislativo ni en el Judicial.

Asimismo, la vocera de Artículo 19 consideró que los órganos garantes del cumplimiento de la ley tampoco han cumplido en cuanto a los nombramientos de los funcionarios que integran los organismos de transparencia, ya que la normatividad vigente señala que deben tener experiencia probada en la materia, pero en muchas ocasiones esto se pasa por alto.

Acerca de la transparencia en los partidos políticos, Paulina Gutiérrez expuso que no será eficaz mientras no sean sujetos obligados directos, ya que hoy son indirectos.

“Hoy es un calvario conseguir los padrones de los partidos; el ciudadano necesita saber cómo operan, quiénes son sus militantes, cómo están luchando por el poder, pero esto no es posible.”Sobre la polémica por los gastos de campaña de los candidatos a puestos de elección popular, Gutiérrez indicó que toda la información sobre publicidad del gobierno debe ser pública; “es una obligación”.

Ahora bien, ¿cómo estamos en Morelos?

Al respecto, habrá que mencionar que recientemente fue designado consejero del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) el médico Víctor Díaz Vázquez, en sustitución del maestro en Derecho Salvador Guzmán Zapata.

Y uno se pregunta: ¿qué para ser consejero del IMIPE es necesario haber sido auxiliar de un diputado?

Mirna Zavala fue auxiliar de Oscar Sergio Hernández Benítez; Esmirna Salinas lo fue de David Salazar y Víctor Díaz Vázquez de Jorge Arizmendi García.

Pero “haiga sido como haiga sido”, los tres se encuentran ya al frente del órgano garante de la información pública en Morelos, y de ellos depende que Morelos siga siendo considerado ejemplo a nivel nacional, o pasen a ser incluidos en los ejemplos de opacidad y complicidad gubernamental arriba mencionados.

 

LA ANÉCDOTA

 

Muy pocos saben que, por lo menos en una ocasión durante su sexenio, el equipo de seguridad del gobernador Lauro Ortega Martínez fue burlado y el veterano gobernante fue atacado sin misericordia con una pistola. Sí, el autor de tal osadía fue su nieto de seis años, Mario Chávez Ortega, y el arma utilizada fue una pistola de agua.

Durante la celebración de una reunión de gabinete en Casa de Gobierno con toda la solemnidad que ameritaba, el chamaquito de ojos claros se escabulló entre los presentes  y logró descargar toda su pistola de agua en la humanidad del respetado gobernante, ante los estupefactos colaboradores que no sabían si reír o quedarse serios, pues ignoraban cuál sería la reacción de Don Lauro, el que finalmente esbozó una sonrisa porque a su nieto consentido, hijo de Ana Laura, le soportaba eso y más.

Hoy, el nieto de Don Lauro recorre las calles de Cuernavaca en busca del voto para ser diputado por el Segundo Distrito Electoral.

 

DELEGACIÓN MORELENSE EN ESPAÑA

 

Acuso recibo de una foto vía email  donde se observan el Rector de la Universidad Castilla la Mancha, Dr. Miguel Ángel Collado Yurrita, el Director de la Facultad de Derecho Dr. Juan Ramón de Paramo Arguelles, el doctor Julio Cabrera Dircio,  Investigador de la UAEM, Humberto Serrano como estudiante del Doctorado de la UAEM, y Magdalena Sanchez, como estudiante de la Maestria de la UAEM.

Lo anterior se deriva de la firma de intercambio y movilidad estudiantil, firmado en el auditorio de nuestra facultad el pasado  22 de mayo en el desarrollo de la 3a. Semana Internacional de Cultura Jurídica, con el apoyo del rector Alejandro Vera Jiménez y el director de la Facultad de Derecho, Raúl Vergara Mireles.

HASTA EL PRÓXIMO VIERNES

Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.