Daniel Alcaraz Gómez

Daniel Alcaraz Gómez

URL del sitio web: http://goo.gl/1lzdN8

Esperan con la nueva administración estatal la recuperación de la economía en el primer cuadro de la ciudad capital.

No obstante que se trata de un gremio con mucha tradición, la Alianza de Artesanos y Comerciantes de Artículos Típicos de Morelos sigue siendo objeto de toda clase de agresiones y nulo apoyo de parte de las autoridades del estado, señaló el presidente José Arturo Salgado Porcayo.

Por lo menos, abundó, “la administración saliente nos trajo siempre en medio de presiones y amenazas de desalojo y, aunque el Secretario de Desarrollo Económico, Juan Carlos Salgado Ponce, mostró cierta voluntad para ayudar, como que la instrucción superior fue en contra”.

Lo bueno, dijo, “es que finalmente se logró subsistir, con ciertos riesgos, porque como compartimos espacios con el Museo Cuauhnáhuac, que sufrió graves daños por el sismo del año pasado, hay el temor de algún percance, pero ya las reparaciones se vienen realizando y se supera esa dificultad”.

No obstante, mencionó, el nivel de ventas ha caído en más del 50 por ciento, porque además de que no existe ninguna promoción a favor de los 210 comerciantes de artesanías de la alianza, el turismo en Cuernavaca también cayó de forma grave. “Son unas cuantas personas las que a diario visitan el lugar y, en la mayoría de los casos, no para consumir, sino como parte de los recorridos por el centro”.

Salgado Porcayo se quejó de que con la remodelación en la Plaza de Armas, se instaló a los vendedores que ocupaban parte de los pasillos del zócalo precisamente frente al museo y, con ello, se les obstruyó visibilidad y se agravó la situación, en una competencia desleal.

Si bien no se ha dado un acercamiento reciente con el próximo gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, en su oportunidad y, como presidente municipal, mostró cierta voluntad y compromiso con los artesanos, recordó. “Durante un evento, se acercó y platicó con algunos de nosotros, nos dijo que apoyaría algunas necesidades y, efectivamente, posteriormente envió a Marisol Becerra, que ahora será la síndico, para concretar los acuerdos. Nos sorprendió, porque los políticos no suelen hacer eso”.

Bajo esas circunstancias, agregó que abrigan esperanzas de que una vez como mandatario estatal, se puedan lograr cosas interesantes, sobre todo, que se ofrezca estabilidad, “porque los compañeros ya están cansados de vivir en la incertidumbre y con la advertencia de que se nos desalojará, sin que antes se tenga algún espacio definido para la reubicación”.

 

 

Los incrementos injustificados en el consumo de energía eléctrica, vienen impactando de manera importante en las utilidades del sector empresarial porque hay casos en que el incremento en la facturación supera el 40% del recibo anterior o más y ello es ya motivo de preocupación, indicó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Jorge Mátar Vargas.

El líder empresarial manifestó que “es un tema que pusimos sobre la mesa diversos compañeros de la mediana y pequeña empresa que están adheridos y la conclusión fue que se viene pagando, en la mayoría de los casos, sumas muy importantes por el consumo”.

“Eso es de llamar la atención porque tener un negocio que cada dos meses paga unos 200 mil pesos por ese concepto y se los elevan en un 40%, es para entrar en serias dificultades, porque directamente se va a los costos;  se hablaría de 280 mil pesos por ejemplo”, planteó.

Pero sobre todo, afecta de manera fundamental las utilidades y pone en riesgo la sobrevivencia de las inversiones, agregó, de tal manera que es urgente encontrar una solución al asunto. “Hay que buscar una salida, necesitamos hacer algo, pero también la Comisión Federal de Electricidad algo tendrá que revisarlo, lo pedimos de manera respetuosa”, expresó.

Y si bien Mátar Vargas manifestó que hasta el momento no han cerrado empresas por ese problema, sí se las están viendo difícil y el sector en su conjunto ha comenzado a tomar acciones para, de forma responsable, encontrar una salida conjunta con la comisión.

Pero también en la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) el presidente José Salgado Patiño mencionó que enfrentan el mismo conflicto, de tal manera que se ha programado una reunión nacional de cámaras, a la que asistirá la Concamín, para trabajar sobre una propuesta, a fin de contener las alzas en los costos del consumo de electricidad porque la facturación en muchos casos es del 100 por ciento o más por bimestre.

Una de las estrategias que han seguido algunos es recurrir al amparo para no pagar, cuando se consideran cobros abusivos. Sin embargo advirtió que la posición es hacer un frente común para evitar que lo anterior siga pasando en lo sucesivo, porque el impacto sí es brutal y agregó que en el caso de ellos, sí hay negocios que están cerrando por no poder cubrir además multas y recargos por vencimiento.

 

La inseguridad es otro de los problemas que aquejan al sector transporte en esa región del estado, afirma el dirigente de ruteros.

En medio del divisionismo, la inseguridad y el pirataje, prestar el servicio del transporte público en la región oriente de la entidad es un alto riesgo, ya que se vive sin el respaldo de las autoridades, aseguró el presidente de la Alianza de Transportistas Unidos del Estado de Morelos “San Miguel Arcángel”, Marco Antonio Rosete.

En lo relacionado al elevado número de unidades irregulares prestando servicio, responsabilizó a quien fuera delegado de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) en aquella zona, Noé Sandoval Morales, porque sostuvo que “el señor, no obstante que dejó de ser funcionario, continuó expidiendo toda clase de permisos, muy en lo particular de taxis, a muchos de los cuales nunca les pudo cumplir con la regularización, pero el dinero se lo llevó”.

Calculó en más de mil los vehículos que circulan en la región y que ofrecen servicio de pasajeros sin tener las concesiones correspondientes para tal efecto, “por eso hay una sobreoferta en la materia y se pudiera decir que se pelea cada derrotero a fin de sobrevivir”.

Rosete indicó que otro problema bastante grave es la inseguridad que mantiene en zozobra a buena parte de los municipios de aquella parte de Morelos, porque no existe vigilancia y, hasta donde se ha podido saber, hay complicidades entre bandas del delito y autoridades, “de tal forma que lo mejor es caminar derechito y no oponer resistencia”.

Y agregó que hay un total abandono por parte de la SMyT, no atiende la problemática y se ha optado por encontrar soluciones entre las diversas organizaciones del rubro, a fin de evitar inconvenientes, pero todo eso ha llevado a enfrentamientos que, incluso, han dejado saldos dolorosos.

Consideró que es evidente que desde la dependencia antes referida se protege a los piratas, ya que no hay ningún esfuerzo en materia de inspección y trabajan a la luz del día, en plena cabecera municipal, con el consentimiento de las corporaciones de tránsito y vialidad.

Ya por lo menos, agregó, en lo que se refiere a la alianza, ha comenzado pláticas con gente cercana al gobernador electo Cuauhtémoc Blanco Bravo, quienes han prometido buscar soluciones y, en particular, ponerle mucha atención a lo que tiene que ver con la delincuencia y, si ello se cumple, las cosas mejorarán. No obstante, “tampoco será sencillo, porque hay grupos muy poderosos que no van a bajar la guardia y se van a defender con todo”.

 

 

A los gobiernos electos pedirán privilegiar la mano de obra local.

La obra pública y privada bajó de ritmo en los tres niveles de gobierno, el estado y la Federación no tienen ya proyectos en desarrollo y el parque vehicular del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Auto Transporte (STIAT) está parado, sólo dedicado a cosas menores, indicó el dirigente de la organización, Javier Atrisco Meneses.

Dijo que se tienen algunos compromisos menores con obras en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), “pero con el estallamiento de huelga todo quedó suspendido y, fuera de ello, se sabe de algunas obras, relacionadas con nuevas tiendas departamentales y de autoservicio, pero esas son acaparadas por el Nuevo Grupo Sindical, que hasta el final de la presente administración sigue siendo favorecido en todo tipo de contratos”.

El gremio, señaló, cuenta en promedio con unos 100 afiliados y unos 300 camiones de carga para el porteo y acarreo de materiales de construcción. “La estamos pasando muy mal porque no hay ingresos y, en la medida de las posibilidades, se llega a acuerdos con los trabajadores a fin de pagarles sólo medio sueldo; sabemos que tampoco es justo para ellos, tienen necesidades, pero el momento así lo requiere”.

Atrisco Meneses mencionó que “vivimos como de cascaritas, es decir, acarreo de escombros, construcción de cisternas, algo de materiales de construcción, todo a particulares e, incluso, a costos módicos, con tal de no dejar ir nada, pero eso no da ni para el mantenimiento de los vehículos”.

Recordó que por el conflicto con la cabecera municipal de Tepoztlán, la ampliación a cuatro carriles de la autopista La Pera-Oacalco quedó suspendida. “Hay un amparo en contra. La autopista Siglo XXI tampoco se ha terminado, hay resistencias al final de su trayecto, por el rumbo de Tlaltizapán, ya que el gobierno no ha cumplido con compromisos con los ejidatarios, pero ya sea por un motivo o por otro, las cosas siguen mal”.

En torno a lo que viene, Javier Atrisco indicó que hay esperanzas de que el panorama mejore, “pero no será nada fácil, el estado y la Federación quedan con un sinfín de problemas y conflictos, sin embargo, vamos a reclamar de las nuevas autoridades, sobre todo locales, se dé preferencia a agrupaciones, sindicatos y empresas del estado, porque estos seis años nos trataron mal, las grandes inversiones las desarrollaron consorcios de fuera y eso no ayuda a los morelenses”.

“Aquí se tiene capacidad para hacer las cosas bien, no se requiere recurrir a empresas foráneas, pero son intereses entre gobierno y grupos de privilegio los que distorsionan la realidad”, expresó.

 

 

La industria restaurantera y de prestación de servicios se encuentra en situación de sobrevivencia, ya que el descenso en el nivel de turismo hacia el estado ha reducido considerablemente la ocupación y sobre todo en el primer cuadro de la capital del estado cualquier conflicto afecta, por eso hay la esperanza de que las nuevas administraciones, tanto federal como del estado, hagan un esfuerzo por fortalecer esta parte de la economía local, indicó la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Griselda Hurtado Calderón.

Mencionó que a nivel del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), ya se viene trabajando en función de propuestas y proyectos tendientes a mejorar las condiciones generales, tanto del sector comercio, como de establecimiento con venta de alimentos.

Muy particularmente hay inconformidad casi generalizada en el gremio, acotó, por lo que viene pasando en torno a la proliferación de ambulantes, en plazas, calles y banquetas, en el centro de Cuernavaca y otros espacios de la ciudad.

Luego recordó que durante las fiestas patrias se tuvo una amarga experiencia: “las autoridades permitieron que los vendedores y comerciantes, mayoritariamente de fuera que montan la feria de Tlaltenango, se bajaran al Centro Histórico y sumados al resto del ambulantaje nos generaron pérdidas por arriba del 30%”.

A ese respecto, Hurtado Calderón manifestó que se prepara una petición que en su oportunidad será entregada al gobierno entrante, en la que se pide muy respetuosamente se establezcan medidas de control para impedir que esos vendedores, protegidos por agrupaciones como el Nuevo Grupo Sindical, sigan apoderándose de los espacios públicos y además provocando competencia desleal.

Aclaró que no están en contra del derecho de quienes realmente tienen necesidad de un ingreso a partir de ese tipo de comercio, pero en todo caso, que se les dé formalidad, quizás acondicionando espacios adecuados para que puedan ejercer sus actividades dentro de la ley.

Pero para poder pensar en una mejora integral, se tiene que trabajar en muchos aspectos, fundamentalmente la reducción de los índices de delincuencia, que son factor de ausencia de visitantes y que han obligado al cierre de negocios por los cobros de piso y amenazas de extorsión.

La ciudad requiere de mucho orden, las inversiones de mejora en el primer cuadro son positivas si vienen acompañadas de acciones complementarias y el gobierno entrante deberá hacer lo correspondiente en lo que toca al comercio informal, concretó Griselda Hurtado.

 

“Contrario a lo que algunos compañeros del gremio del servicio del transporte público aseguran, en lo que a nuestra organización concierne, estamos terminando bien en lo referente al trato con la administración pública estatal saliente”, sostuvo el dirigente de la Confederación de Radiotaxis del Estado de Morelos, Víctor Lara Alarcón.

Aseguró que hay todavía algunos compromisos pendientes con la Secretaría de Movilidad y Transporte, sin embargo, hay la apertura y promesa de esas autoridades en el sentido de que se cumplirá cabalmente antes de que concluya este sexenio, “por eso podría decirse que no tenemos mucho que reclamar”, aclaró.

Mata Alarcón dijo por otra parte que el momento no es propicio para hablar de incremento en las tarifas de este importante servicio a la ciudadanía, sobre todo porque no sería bien visto que a unos días de que concluya este gobierno se autorice algo así y entonces tendrá que ser ya bajo acuerdos con el gobierno que encabece el hoy gobernador electo Cuauhtémoc Blanco Bravo.

No obstante, destacó que sí se han modificado mucho los costos de los insumos y refacciones automotrices, particularmente lo que tiene que ver con la gasolina, pero los permisionarios en su mayoría están realizando un gran esfuerzo a fin de conservar los mismos precios un tiempo prudente más.

Más adelante se refirió a la versión, surgida desde el interior de algunas organizaciones del transporte, en el sentido de que la SMyT tiene en proceso la regularización de unas 17 mil concesiones. “Eso simplemente no es razonable, sería una locura y nadie del sector lo aceptaría”.

Y abundó en el sentido de que “a nivel estatal, el padrón es más o menos de 28 mil unidades regularmente operando, lo anterior significaría acercarse a las 50 mil, simplemente raya en el exceso”. Y consideró que lo anterior sólo es parte de campañas desinformativas de personas interesadas en provocar confusión y desprestigio a las instituciones del estado.

Agregó que igual y en algunas zonas de la capital estatal, pero sobre todo en pueblos y comunidades de la entidad, se hace necesario mejorar la oferta del servicio en la materia, pero en términos generales, más bien hay una concentración de unidades, tanto en lo que toca al itinerario fijo como de taxis, en poblaciones como Cuernavaca y las cabeceras municipales, donde no se aconsejan más permisos.

El incremento en el costo de insumos y refacciones para el mantenimiento de unidades del servicio del transporte público, así como el de la gasolina, es la principal causa de una reducción de utilidades para los permisionarios, por lo menos de esta zona, aseguró el dirigente de la asociación de combis de Tlalnepantla y Tlayacapan, Ángel Estrada.

Manifestó que el intenso uso de las unidades obliga al mantenimiento constante, que requiere de toda clase de refacciones, cuyo costo viene en aumento constante desde hace mucho tiempo, lo que representa un gasto mensual significativo para quienes se dedican a esa actividad.

“Conservadoramente, entre las reparaciones, mantenimiento y gasolinas, se tiene que destinar un 30 o 40% de los ingresos y éstos tampoco son muy importantes, porque casi en todos lados hay una sobreoferta y hay que salir a pelear en las calles por los pasajeros, tanto con taxis como con permisionarios de dudosa legalidad”.

Ángel Estrada destacó que hay horarios de intensa actividad y en los que las unidades logran cupo completo, pero generalmente son en tres momentos: en las horas de entrada y salida de las escuelas y por la tarde, cuando termina la jornada laboral. “En el resto del día sólo da para sobrevivir, aunque se tenga la percepción de que quienes nos dedicamos a esto ganamos lo que se quiere”.

Para poder hacer rentable la actividad –destacó- hay que laborar más de 14 horas y particularmente entrada la noche suele ser un riesgo transitar por algunas carreteras locales, ya que no hay vigilancia y se está a merced de grupos de delincuentes que suelen operar en lugares apartados de las zonas urbanas.

Incluso dijo que sobre todo en Tlalnepantla, también deben lidiar con incursiones de vehículos sin itinerario fijo que suelen venir de algunas partes de la Ciudad de México a prestar el servicio a los lugareños, ya que las autoridades estatales en la materia no tienen ninguna presencia y las denuncias que se han hecho al respecto tampoco han sido atendidas.

Mencionó que todavía en algunas poblaciones pequeñas, tanto de Tlayacapan como de Tlalnepantla, imperan usos y costumbres y existen particulares que en sus camionetas o vehículos ofrecen traslados de personas, representando una competencia desleal para el transporte organizado que sigue haciendo un buen esfuerzo por mejorar la calidad con automotores en buen estado.

 

 

 

Luego de aceptar que existen muchas deficiencias y conflictos en el sistema estatal del transporte público en el estado, el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), José Ascensión Monter Sanjuan, señaló que esa dependencia continúa haciendo el esfuerzo a fin de ayudar en el mejoramiento progresivo de la prestación del servicio a los usuarios.

Consideró como fundamental contar con personal capacitado en lo que se refiere a los operadores de las unidades, porque ha sido una deficiencia histórica muy señalada por los pasajeros, ya que en buena medida se recurre a la improvisación de choferes y ahí se viene desarrollando un intenso programa a partir del Instituto de Capacitación y en lo que se conoce como “operador certificado”, que es la entrega de gafetes a quienes logran la profesionalización.

Pero aclaró que tampoco es fácil, ya que el universo del padrón de permisionarios, desde microbuses, combis o hasta autobuses es enorme en el estado, por eso –aseguró- se ha tenido que ir atendiendo por regiones y en ese tenor los avances son apenas perceptibles, pero graduales.

“El trabajo que se tiene que hacer es grande, porque no se reduce al manejo del volante, hay que generar conciencia en muchos otros aspectos, incluyendo algunos de carácter legal, porque la nueva ley en la materia, por ejemplo, ya contempla la revocación de los permisos en casos de daños a los usuarios y en los que los responsables no acepten la reparación de daños”, recordó.

El funcionario señaló que tampoco se trata de cargarles la mano a los empresarios del transporte público: “aquí, como en todo, hay derechos y obligaciones y por eso igualmente se cuenta con un programa de estímulos y subsidios en algunos rubros, como en lo que se refiere a recargos por pago de derechos, ya sean taxis o colectivos, o en cambio de propietarios”, por citar algunos.

Pero del mismo modo agregó que uno de los reclamos permanentes de los permisionarios es la competencia desleal, por la presencia de unidades “pirata”, de ahí que se cuente con operativos permanentes para la ubicación de ese tipo de unidades, en particular en las zonas surponiente y oriente, porque en ambos territorios las irregularidades no sólo se dan en la prestación del servicio sin itinerario fijo, sino también en rutas y camiones de mayor capacidad de pasajeros.

Sin embargo, en distintas ocasiones diversos líderes del transporte han señalado que la citada capacitación no se ha impartido e incluso no saben qué organismo o empresa es la encargada de ese proceso.

El dirigente de la organización aboga por las compras conjuntas para recuperar competitividad.

La ausencia de coordinación y trabajo conjunto entre el sector comercio será fundamental en el futuro, a fin de poder generar ahorros en lo que se refiere a la transportación de mercancías, porque el consumo de gasolina representa ya un costo importante en el margen de ganancias del gremio, señaló el presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope), José Salgado Patiño.

Destacó que esa ausencia de colaboración entre compañeros, no sólo de esta Cámara sino del resto de las organizaciones del ramo, impidió que prosperara una propuesta impulsada por Canacope que buscaba la contratación de unidades grandes para que un buen grupo de comerciantes hicieran sus adquisiciones de manera conjunta, evitando así gastos mayores en los traslados, que generalmente deben ser desde la Ciudad de México.

“Pareciera ser un asunto menor, pero el gasto de gasolinas, acompañado de otros impuestos como el del ISR, llegan a impactar hasta en un 20% en lo que toca a márgenes de ganancia neta y en estos tiempos no se puede descuidar nada, con tanta competencia, los mercados de consumo son cada vez más pequeños y hay que cuidar cada peso”.

Salgado Patiño reconoció que “es casi imposible llegar a la aplicación de estrategias como éstas, porque cada quien jala por su lado y existe poca solidaridad”. Luego destacó que ante el inminente cierre de administraciones de gobierno en sus tres niveles, hay que pensar en el futuro inmediato y ya a nivel nacional se presentaron muchas propuestas que se canalizarán a las instancias oficiales y a los congresos, a fin de que sean analizadas y en la medida de las posibilidades, aprobadas.

Reiteró que frente a la proliferación de tiendas de autoservicio por todos lados, que avanzan hasta en pueblos y comunidades, “este tipo de negocios como los nuestros, que son familiares, son desplazados y muchas veces orillados al cierre de cortinas, por eso se ha tenido que llegar a todo, hasta el intento de compras consolidadas y en conjunto que significan menores gastos en la transportación de insumos y mercancías”.

“Con todos esos inconvenientes, somos cada vez menos competentes y en un mundo sin fronteras, en el que los capitales de inversión no encuentran límites, pareciera que los establecimientos pequeños y medianos están condenados a la desaparición, cuando han sido una forma de vida de millones de familias en este país”, se quejó.

 

También la inseguridad es causa de pérdidas para los transportistas, señala

“La presencia del pirataje y los efectos de la delincuencia vienen generando pérdidas al interior del sistema de transporte estatal en cerca del 60% de los ingresos que se tenían en su oportunidad”, sostuvo el presidente de la Confederación de Representantes del Transporte Público, Víctor Mata Alarcón.

Destacó que “Independientemente de constantes robos a unidades, la mayor parte de compañeros se ven obligados a dejar de prestar el servicio a temprana hora para evitar inconvenientes, y lógicamente que eso se refleja en el monto económico diario”.

Pero agregó que hay zonas de la capital estatal y algunos municipios conurbados en las que, incluso, a pleno día es de alto riesgo circular, debido a la presencia de pandillas que operan aparentemente con la complicidad y protección policiaca, de ahí que el aspecto de la seguridad tenga tan altas repercusiones.

Pero a lo anterior –afirmó- se agrega el fenómeno de la competencia desleal por los vehículos “piratas”, algunos de ellos con placas de la Ciudad de México y de estados vecinos como Guerrero o Puebla. Incluso –comentó- “elementos del Mando Único policiaco se dedican a la extorsión y si no les sueltas la lana que quieren, te pueden sembrar drogas para acusarte de delitos contra la salud”.

“La mayoría de las instancias gubernamentales sólo se aprovechan del gremio para sacar beneficios, realmente no hay un compromiso real por abonar en la mejora integral, a pesar de que sigue siendo un reclamo de los usuarios el contar con un servicio de calidad, pero para ello se requieren apoyos”, recordó.

Reconoció que al igual que amplios sectores de la sociedad, al interior del sistema estatal del transporte hay muchas inconformidades y demandas no resueltas, sin embargo, se tienen que soportar a fin de evitarse represalias por parte de malos servidores públicos.

No obstante, aclaró que en lo que se refiere a opciones electorales, “nosotros sólo invitamos a los compañeros a escuchar la propuesta de los candidatos, ya cada quien es libre de dar su voto a quien más le convenza. Aquí no se condiciona a nadie, porque no sería lo correcto, el corporativismo es cosa del pasado y producto de gobiernos autoritarios y clientelistas”, sentenció.

 

Página 4 de 330
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.