Además de las arrugas y marcas de expresión que comienzan a dar sus primeras señales, la llegada de los 30 años también es caracterizada por una dificultad mayor para mantener el cuerpo en forma. Los hábitos cotidianos tienden a cambiar con el avance de la edad y el metabolismo realmente se hace más lento, lo que retrasa el adelgazamiento.

Si a los 20 años era posible definir músculos sin grandes esfuerzos, la década siguiente va a exigir tomar medidas extra y planes más enfocados de ejercicios y alimentación, volcados a esa franja etaria.

Consejos de alimentación

Tener una mayor conciencia de los alimentos y mantener una relación más saludable con la comida es importante no solamente para adelgazar sino también para la salud, especialmente con el avance de la edad.

 

Para perder peso después de los 30 años es preciso, inicialmente, incluir en el menú alimentos e ingredientes nutritivos y termogénicos. Ellos aceleran el metabolismo, por lo que promueven una quema mayor de calorías sin tener que pasar hambre o apostar a las dietas restrictivas.

Fíjate que tus comidas sean ricas en fibras, granos integrales, proteínas magras, legumbres, frutas, verduras, además de carbohidratos de absorción lenta y grasas buenas, como las presentes en el aguacate, aceite de oliva y salmón.

 
Debes mantener el hábito de tomar un desayuno reforzado en la mañana, comer snacks entre comidas para asegurar la sensación de saciedad y evitar exageraciones, además de cortar o reducir el consumo de azúcar, frituras, grasa y bebidas alcohólicas, que no son metabolizadas de forma eficiente por el organismo.

Dormir bien, por lo menos 7 horas por noche, también ayuda al adelgazamiento ya que disminuye el estrés y la ansiedad y regula las hormonas ligadas al apetito.

Consejos de ejercicios

Después de los 30 años el cuerpo no responde de la misma forma a los ejercicios, pero eso no quiere decir que no funcionen. Al contrario: son esenciales para la pérdida de peso y pueden hasta ser más poderosos si se realizan de la manera correcta.

Tu cuerpo será ahora más fuerte y resistente y tendrás mejor coordinación para un desempeño competente en actividades físicas. Además de eso, la eficiencia del oxígeno normalmente mejora con el paso del tiempo, lo que garantiza ventajas extras en actividades aeróbicas.

Es válido si nos concentramos en la intensidad de los ejercicios físicos. Agregar de 3 a 5 series extra de 30 segundos en cada actividad de cardio es una medida simple que acelera el metabolismo y permite que tu cuerpo mantenga la quema de calorías horas después del entrenamiento.

La pérdida de masa muscular tiende a ser mayor en la parte inferior del cuerpo que en la parte superior con el avance de la edad. Por lo tanto, procura practicar más ejercicio, como sentadillas, por lo menos dos veces por semana para retrasar y hasta impedir esa pérdida.

Publicado en Vida y Estilo

La pizza es, sin atisbo de duda, uno de los platos más populares y deliciosos en el mundo entero. Su preparación, que varía desde lo económico hasta lo gourmet, se transforma según la región y cultura, pero siempre manteniendo su esencia.

No obstante, es tanta la versatilidad del alimento que no solo sirve como almuerzo o cena, en ocasiones, podemos ingerirla como desayuno, previamente calentado, por supuesto. Sin embargo, este proceso roba su verdadero sabor y la transforma en un vestigio de lo que supo ser, sobre todo cuando utilizamos el infame microondas. ¡Basta de eso! Con este método disfrutarás de pizzas deliciosas sin importar cuánto tiempo pase desde el primer horneado.

Pasos:

- Coloca la pizza fría en una sartén sin aceite a temperatura media.
- Cocina por dos minutos, hasta que la base esté crocante

via GIPHY

- Coloca unas gotas de agua en el sartén, sin que toquen la pizza
- Recubre con la tapa o con algún material térmico y cocina durante otro minuto a fuego bajo

via GIPHY

- Retira la pizza y disfruta de un sabor incomparable, en ocasiones, muy superior al original —y no estoy mintiendo—.

Este proceso, elaborado por Food52 y su experto Anthony Falco, quien anteriormente trabajo en Roberta's, una de las pizzerías más populares de Brooklyn, encierra un secreto simple pero fundamental: la hidratación. El calor seco de los primeros minutos ataca la parte baja de la rodaja, lo cual, se complementa (y contrapone) con el vapor generado por las gotas de agua, que penetran en la masa superior de la pizza. Y tú, ¿qué piensas al respecto?

Publicado en Vida y Estilo

Ya llegó el bebé, y ahora te enfrentas al eterno debate: ¿pañales de tela o desechables? ¿Qué elegir? ¿Practicidad o disminuir la huella de carbono? ¿Disponibilidad o economía? ¿Qué es lo mejor para su piel? ¡Vaya! Son muchas preguntas por responder, por eso te decimos los pros y contras de cada opción para que tú elijas lo mejor para tu bebé.

Pañales desechables

Ventajas de los pañales desechables

Son prácticos y fáciles de usar, se cambian en un dos por tres. Vienen en todos los tamaños para dar cabida a tu bebé según su peso, edad y etapa de desarrollo. Los hay autoajustables para evitar rozaduras y derrames. Existen con absorción localizada dependiendo de si tu bebé tiene pene o vulva. Hay de motivos distintos y sobre todo, hay para distintos tipos de bolsillo.

Se pueden conseguir en supermercados y farmacias. Se desechan y no tienes que llevarte los olores de tu bebé contigo. Como suelen ser muy absorbentes, cambiarás menos pañales por día y la colita de tu bebé estará prácticamente a salvo de rozaduras.

Desventajas de los pañales desechables

Al estar en contacto con los genitales del bebé las 24 horas del día durante más de dos años, hay peligros potenciales, desconocidos por la mayoría de madres y padres. Sus polímeros a prueba de fugas y superabsorbentes, así como algunos químicos perfumados han sido relacionados con reacciones adversas en bebés, desde erupción crónica del pañal, hasta cáncer testicular, pasando por infertilidad masculina y problemas respiratorios como asma.

Según un estudio publicado en Journal of Environment Science and Engineering, los pañales desechables además son causantes de cáncer, daño hepático, diversas enfermedades de la piel y problemas respiratorios.

Los pañales desechables también contribuyen a la contaminación ambiental, representan 3.4 millones de toneladas de desechos de vertedero por año. Además la heces fecales quedan atrapadas dentro de ellos y no se degradan adecuadamente.

En cuanto a desventajas prácticas o mecánicas, si estiras demasiado fuerte las pestañas de algunos desechables pueden romperse con facilidad.

El gasto económico para madres y padres se puede elevar. Por último, la ultra absorción de este tipo de pañales puede dificultar el entrenamiento para ir al baño, ya que es menos probable que los chiquitines se sientan la incomodidad de estar mojados, por lo que no les genera interés deshacerse de los pañales.

Pañales de tela

Ventajas de los pañales de tela

Los pañales de tela están disponibles en algodón, franela, polar o tela de toalla, entre otras. En realidad, ya no son como los que usaban nuestras abuelas y bisabuelas, sino unos diseños tan prácticos, coloridos que terminarás queriéndolos aunque no los uses.

Vale la pena revisar la enorme variedad que se ofrece hoy en día antes de decidirte por uno. Claro, todavía existen aquellos planos y lisos, de tela sencilla.

Si tomas en cuenta que un bebé puede necesitar unos 6 cambios de pañal al día, eso son casi 2,200 pañales en un año, por lo que con unos 6 a 12 pañales de tela puedes evitar tirar a la basura de todos esos pañales y te dejas de preocupar por el efecto que tendrán en la piel de tu bebé los químicos que contienen los pañales desechables.

Una ventaja adicional es que al ser menos absorbentes, la sensación de mojado les ayuda a identificar a bebés la necesidad de un cambio y a ir conociendo su cuerpo, de tal manera que el control de esfínteres puede iniciar más pronto si tu bebé lo decide.

Desventajas de los pañales de tela

Lo que ves es lo que hay que lavar. Sí, a muchas mamás no les encanta la idea de tener contacto con las heces de su bebé para lavarlas. Aumentarán tus cargas de lavado, nada sencillo si tallas a mano, pero si tienes lavadora, en realidad solo serán unas dos o tres cargas más a la semana, aunque eso significan cuentas de agua, luz y detergente o jabón más altas.

Y, a menos que uses pañales desechables cuando des un paseo, andarás cargando pañales olorosos en tu bolsa. Y para algunos bebés, la humedad de la tela puede ocasionar rozaduras y con las telas no es tan recomendable usar pomadas o cremas.

Otro tema en contra es que si te decides por los «todo en uno», que siguen siendo los más recomendados y prácticos por su parecido a un desechable. Necesitarás cambiar de talla en cada nueva etapa de crecimiento de tu bebé (aunque hay modelos que crecen junto a bebé por medio de botones, clips y agregados).

Con esta información seguramente te será más sencillo elegir los pañales más adecuados para el ritmo de vida que llevan tu bebé y tú.


 

Publicado en Vida y Estilo
Martes, 24 Julio 2018 11:08

¡Cuidado con la 'cuesta de verano'!

Llevar un control presupuestal, principalmente en vacaciones de verano, evitará caer en una situación económica delicada, afirma un experto en finanzas personales.

El especialista enlistó una serie de recomendaciones para evitar estas circunstancias al regresar de tus días libres.

La mala administración financiera es la principal causa de endeudamiento en México. Sin embargo, para evitar caer en una situación económica delicada, se debe llevar un control presupuestal en cualquier época del año, principalmente en vacaciones de verano, aseguró Juan Pablo Zorrilla, experto en finanzas personales.

Indicó que de acuerdo con el Barómetro Internacional de Verano, nuestro país es de los que más desembolsan durante este periodo pues de su salario mensual, las personas destinan el 60 por ciento a cubrir el costo vacacional. Además, casi 3 de cada 10 gastarán 4 mil pesos en promedio, mientras que 6 por ciento ocupará entre 16 mil y 20 mil pesos para solventar sus consumos.

“Mucha gente piensa que el verano es un momento para gastar y disfrutar; sin embargo, las consecuencias de cualquier exceso principalmente en el uso de tarjetas de crédito las podríamos arrastrar el resto del año. Por ello, es importante considerar que nuestras finanzas no se toman ningún día libre, así que cualquier peso de más que se nos vaya en vacaciones, es un peso menos que tendremos al volver a nuestras actividades”, comentó el director de la empresa Resuelve tu deuda.

Zorrilla advirtió que no llevar un control de nuestro dinero, aunado a la falta de prevención frente a los gastos de agosto, como el regreso a clases, podrían generar una ‘tormenta perfecta’. A este escenario se le conoce como ‘cuesta de verano’, ya que asemeja a las condiciones económicas que muchas personas padecen a inicios de año.

Por lo anterior, el experto en finanzas enlistó una serie de recomendaciones para evitar estas circunstancias al volver de vacaciones:

1. Aprovecha el tiempo a tu favor

La ventaja de este periodo es que puedes prevenirlo con meses de anticipación. De esa manera, tendrás la oportunidad de buscar las ofertas que más le convengan a tu bolsillo. Sería ideal tener todo el viaje pagado antes de partir, pero si no te es posible, al menos liquida el transporte y el hospedaje pues son de los puntos más costosos durante las vacaciones.

2. Sal de viaje con presupuesto en mano

La regla del 70-30 debe estar presente en todo el año: 70 por ciento de tus ingresos para cubrir los gastos básicos como vivienda, salud, educación y transporte, mientras que el resto será para el pago de deudas, entretenimiento y ahorro. Si vas a salir, ajusta tus gastos de las categorías antes mencionadas. Recuerda que las cuentas no dejarán de llegar aunque te ausentes de la ciudad por unos días.

3. Ocupa las promociones de tu tarjeta

Una de las grandes ventajas que te ofrecen los plásticos son las facilidades para vacacionar. Desde millas en vuelos, hasta descuentos en hoteles o en paquetes de viaje, podrías contar con interesantes promociones para esta temporada. Por eso, revisa con tu institución los servicios para los que puedes aplicar y procura que empaten con tus fechas de salida.

4. Prevé los meses siguientes

La ‘resaca financiera’ de estas fechas se podrá sentir cuando todo vuelve a la normalidad. Por lo tanto hay que ser cautelosos, reconocer nuestros próximos compromisos de pago y no quedarse sin respaldo económico al terminar el verano. Además, los padres de familia deberán apartar un monto para las colegiaturas y compra de útiles si no desean iniciar el ciclo escolar con deudas.

“No adquirir compromisos impagables es una meta de quienes desean lograr un buen descanso con tranquilidad financiera”, concluyó.

Publicado en Vida y Estilo

Fáciles, sin maltrato y perfectos para hacer en casa, te decimos cómo hacer crecer el cabello rápido y sin problemas.

Cortar tu cabello y darte cuenta, casi inmediatamente, de que no fue tu mejor decisión en meses, es más común de lo que crees. Idealizamos tanto el cambio, nos dejamos llevar tanto por lo que vemos en revistas y tableros de Pinterest, que en algún momento pensamos que un nuevo estilo capilar sería la solución perfecta para nuestra vida, y al ver que los resultados no fueron los óptimos o exactamente iguales a lo que esperábamos, todo se derrumba. Sucede, no es extraño y no está mal. Sin embargo, el primer pensamiento que surge ante esta situación es ¡¿cómo diablos resolver este problema?! ¡¿Cómo hacer crecer el cabello de manera rápida y efectiva?!

La solución más fácil sería decirnos que todo va a estar bien. Que sólo hace falta un poco de tiempo para tranquilizarnos y acostumbrarnos a ese nuevo look. No obstante, las cosas no son tan fáciles. Pueden ser, incluso, traumáticas. Y para ello, para sanar todos nuestros complejos y terrores, estamos aquí. Lee los siguientes remedios naturales –para no maltratar tu cabello ni gastar fortunas–, inténtalos en casa, come bien y espera que poco a poco los efectos lleguen a tu cabellera.

 

Aloe vera

Corta la penca de una sábila, sacar “la pulpa” de sus hojas, dejar remojando estos trozos durante toda una noche y lavarte después el cabello con esa mezcla. Esto ayudará a que tu pelo sea fuerte, brillante y crezca sanamente.

 

Aceite de coco

Éste suaviza tu cabellera y se puede utilizar a modo de acondicionador sin enjuague –gran punto–, pero recuerda que sólo debes hacerlo en las puntas evitando el cuero cabelludo. Con él evitarás la pérdida de proteínas del pelo, será mucho más sano y crecerá rápidamente.

 

Agua de papa

Casi con el mismo procedimiento que el aloe vera, toma las cáscaras de una papa, hiérvelas en agua y lava tu cabello con ésta. Haciendo esto dos o tres veces a la semana hará que tu corta melena se alargue más rápido de lo que esperarías.

 

Claras de huevo

Retirando las yemas de unos cuantos huevos, bate las clara y aplícalas en tu cabeza por 30 minutos. Obviamente debes lavar muy bien tu cabello después del procedimiento, pero es uno de los remedios más efectivos que podemos encontrar y aconsejarte.

 

Aceite de oliva

Para que tu cabello se vea saludable y siempre humectado, una vez a la semana y por la noche usa una mascarilla de aceite de oliva y encima coloca una toalla ligeramente caliente; al enfriarse la toalla, retírala y deja el aceite hasta el día siguiente. Lava y disfruta de un pelo radiante y lo suficientemente nutrido como para crecer de manera óptima.

 

Romero

En infusión como enjuague o en aceite como mascarilla, esta planta proporciona nutrientes que aceleran el crecimiento del cabello además de mantenerlo sano. No abuses de él, pero sí repite su uso varias veces a la semana; todo depende también de qué tan maltratado sientas tu cabello.

 

Zanahoria

El asunto con este alimento es que no debes aplicarlo directamente en tu cabello, sino ingerirlo. Gracias a su gran contenido vitamínico y mineral, propiciarás que tu melena crezca velozmente. Todo balanceando tu dieta y sin olvidarte que las proteínas son esenciales para que tu pelo nazca ASAP.

No puede haber falla con estos remedios. Sigue con tu rutina, vive tu vida, aprende nuevos peinados, reinventa tu look, haz todo lo necesario para que esta transición no sea lamentable ni lastimera. 

Publicado en Vida y Estilo

Deseamos que no suceda, pero inevitablemente nuestro bebé va a llorar en algún momento. Es en ese instante cuando aparece una voz interior que nos recuerda los consejos que nos dieron sobre qué hacer en ese momento... ¿Es saludable o no dejarlo llorar un rato? Algunos especialistas respondieron a esta interrogante.

¿Dejarlo llorar?

«Varias investigaciones demostraron que el llanto y los gritos tienen efectos adversos en los padres y en los bebés. [...] Algunos bebés tienen niveles más altos de cortisol, la hormona del estrés, durante los días posteriores a situaciones continuas de llanto», explicó la terapeuta Shanna Donhauser a Romper. Según la especialista, algo tan simple como cerrarle la puerta a un bebé molesto puede desencadenar una reacción de estrés en ellos.

Sin embargo, hay un estudio que puede justificar el método de dejarlo llorar. Una investigación publicada por American Academy of Pediatrics señaló que «dejarlos gradualmente solos cuando están molestos no transmite respuestas de estrés ni efectos a largo plazo en las emociones y el comportamiento infantil».

Los especialistas señalan que ese es solo un estudio y que es importante recordar que cada bebé tiene necesidades diferentes. También explicaron que «no se debería dejar llorar a un niño que tuvo un trauma o un cambio importante reciente», ya que estaría sufriendo un daño psicológico adicional al dejarlo llorar.

El psicoterapeuta Kent Hoffman dijo que tenemos que recordar que como adultos es fácil identificar y procesar lo que sentimos, pero los bebés aún no adquirieron esa habilidad. Si bien cada padre tiene diferente perspectivas sobre cómo le afectará psicológicamente al bebé dejarlo llorar, estos especialistas están de acuerdo en que el riesgo de daño emocional existe.

Publicado en Vida y Estilo

Expertos definen los 10 mandamientos que todo buen automovilista debe cumplir para no ser un 'cafre' al volante, por el bien de los tuyos y de tu economía.

Conducir en la Ciudad de México puede convertirse en una situación muy estresante. Por eso debemos tomar en cuanta todos los elementos que nos puedan brindar seguridad y bienestar a la hora de estar frente al volante.

Ser un buen automovilista no sólo es una forma de cuidar tu coche, tu vida y la de tus seres queridos, también es una manera de evitar gastos mayores que afecten tu economía.

Un reporte del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) de 2018 indica que los accidentes de tránsito equivalen a 1.7 y 2.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que significa un gran riesgo para las carteras de los mexicanos.

“Tomando en cuenta que 8 de cada 10 accidentes de tránsito en el país son por causa del factor humano, conducir bien implica seguir buenas prácticas al volante, así como de protección de tu vehículo”, asegura Nicolás Droguett, fundador de la startup Seguro Simple.

Con esto en mente y tomando en cuenta los hábitos recomendados por los expertos de su plataforma, definió los 10 mandamientos que todo buen automovilista debe cumplir para no ser un cafre al volante, ni gastar de más en accidentes que pueden ser evitados.

1. No manejes sin seguro

Primordial si consideramos que sólo 30 por ciento de los automovilistas en México están asegurados y es básico en caso de un accidente. Si tienes dudas sobre como adquirir un seguro, las coberturas y los beneficios adicionales, los deducibles, y lo que debes hacer en caso de siniestro, recurre a agentes digitales que te provean de toda esa información y que puedan asistirte en el proceso.

2. Mantén en orden tus papeles

Siempre lleva contigo la licencia de conducir y tarjeta de circulación (vigentes, por supuesto). No sólo es recomendable, es obligatorio. No llevarlos es motivo de multa y hasta que lleven tu coche al corralón.

3. Sigue el reglamento

Además de evitar sanciones, seguir el Reglamento de Tránsito es vital para que no se desate el caos en las calles. Si todavía crees que las vueltas continuas están permitidas o que el semáforo en ámbar es sólo una 'sugerencia' para reducir la velocidad, lo mejor es que revises nuevamente el reglamento.

 4. Conoce los señalamientos

Consulta sus significados, pues con base en ellos puedes determinar, incluso, la responsabilidad de uno de los conductores en caso de un choque, sin mencionar que te avisan de un desnivel o tope para reducir la velocidad.

5. Modera tu velocidad

Aunque tengas la suerte de encontrar las vialidades libres o vayas con el tiempo corto para el trabajo, no excedas los límites de velocidad (50 kilómetros por hora en vías primarias y hasta 80 kilómetros por hora en los carriles centrales de las vías de acceso controlado).

6. Ten en cuenta tu entorno

Los postes, boyas o baches (un clásico para desinflar llantas en la época de lluvias) pueden tomarte desprevenido y resultar en llantas dañadas o reparaciones costosas. Ten precaución al manejar sobre todo en zona que no conozcas.

7. Espejea y marca tus vueltas

Comunícate y reacciona de manera adecuada con el resto de los automovilistas usando las luces direccionales e intermitentes y retrovisores. Ajusta los espejos y antes de cambiar de carril o dar una vuelta no olvides encender tus luces.

8. No te distraigas

La última actualización del Reglamento de Tránsito especifica que eres responsable de no realizar acciones que te pongan en riesgo a ti y a otros conductores. Dicho esto, no sólo está prohibido hablar por teléfono o contestar mensajes, tampoco debes maquillarte, hacer la 'playlist de tráfico', comer o hacer alguna otra cosa que requiere de tu atención mientras el vehículo está en movimiento.

9. Maneja a la defensiva

No quiere decir que respondas ante cualquier provocación, sino que tengas siempre en mente la Ley de Murphy: si algo malo puede pasar, pasará. Por ello, haz los altos correspondientes, marca tus direccionales con anticipación y conserva tu distancia de otros vehículos.

10. Adopta la actitud correcta al volante

Lograr la armonía en medio del tráfico parece una tarea imposible. Es común frustrarse, molestarse y confrontar a los demás conductores o peatones cuando tienen una mala actitud. Tómalo con calma y no dejes que el estrés se apodere de ti. Aplica las reglas no escritas básicas, como ceder el paso en los cruces y no invadir carriles.

Publicado en Vida y Estilo

Si te encuentras en un dilema con respecto a pagar con dinero o tu plástico, esto es lo que debes saber para manejar mejor tus finanzas.

La clave, en finanzas personales, como en los negocios, es tener un control inteligente de cómo y en qué gastas, afirma experto.

Cualquiera que haya tenido una mala experiencia con una deuda bancaria te dirá que lo más seguro es tener tu dinero físicamente y sólo gastar lo que tienes. En contraste, habrá quienes te digan que tener efectivo es un riesgo, pues si pierdes o te roban la cartera no tienes una medida segura para recuperarlo, además de que es más sencillo que pierdas el control sobre tus finanzas. Sin embargo, la respuesta depende mucho de tus propios hábitos.

“Ambas formas de pagar cuentan beneficios y desventajas que debes analizar de acuerdo a tus propias necesidades. La clave, en finanzas personales, como en los negocios, es tener un control inteligente de cómo y en qué gastas”, explicó Sebastián Mejía, especialista en administración de empresas.

El administrador comparte tres consideraciones necesarias para saber si te conviene más pagar en efectivo o con tarjeta de crédito.

1. Practicidad

Ambos métodos representan una buena forma de contar con dinero en diversas situaciones. Por un lado, el efectivo te permite más flexibilidad en lugares donde no cuentan con sistemas de pago con terminal (o la conexión falla). Además de que, aunque no encuentres cajeros cercanos, siempre tienes la opción de servicios que te llevan dinero en efectivo donde sea que estés.

A su vez, las tarjetas de crédito te brindan la facilidad para suscribirte a alternativas que pueden hacerte más sencillo varios trámites. Además de realizar pagos de luz, agua y gas en línea, puedes contratar servicios que por una tarifa mensual llevan a domicilio tu súper o cualquier otro pedido, haciendo más eficientes tus gastos y ahorrando tiempo.

2. Capacidad de gasto

Un claro ejemplo de cómo cada una cuenta con una ventaja propia es cuando necesitas hacer transacciones de cantidades muy diferentes. Por ejemplo, pagar con tarjeta es mejor para una compra fuerte, pues da la opción de planes de pagos en meses sin intereses. En cambio, es preferible optar por efectivo para pagar cosas pequeñas, ya que tener a la mano una gran cantidad de dinero puede ser un poco riesgoso, sin mencionar que así puedes dejar propinas. 

3. Administración de tus finanzas

Quizás te ha sucedido que al tener dinero en tu cartera sientes que se acaba más rápido o que al final de mes tu estado de cuenta tiene muchos más desembolsos de los que creías. Si bien es común culpar a cada forma de pago, en realidad depende mucho más de tu cultura financiera y los gastos hormiga que no tienes en cuenta.

“En ese sentido, la respuesta sobre cuál es mejor es: ambos. No hay una regla escrita sobre cuál te conviene más, ya que esto depende mucho de tu propia manera de gastar. Lo más importante es que busques opciones de compra que te den la flexibilidad de recurrir a ambos y seas más consciente de tus desembolsos”, concluyó Sebastián Mejía.

Publicado en Vida y Estilo

Un gran porcentaje de las personas que se acercan a una entidad financiera física para pedir un préstamo es rechazado. Según los datos recogidos a través de la Encuesta Nacional de Inclusiones Financieras, esto ocurre como consecuencia de problemas relacionados con el buró de crédito.

Con el objetivo de que los consumidores conozcan, entiendan y mejoren sus finanzas personales, es preciso que reciban educación financiera. A continuación se explican algunos de los mitos que existen en torno al buró de crédito.

¿Qué es el buró de crédito?

El buró de crédito, también conocido como Sociedad de Información Crediticia, es una empresa privada que almacena el expediente crediticio de todos los usuarios que alguna vez han solicitado algún tipo de préstamo u obtenido una tarjeta de crédito bancaria.

Cuando un individuo solicita un préstamo, ya sea personal, hipotecario o de negocios, las instituciones bancarias recurren al buró de crédito para consultar su historial, en el cual se basan a la hora de aceptar o rechazar su petición.

¿Qué significa aparecer en el buró de crédito?

Muchos usuarios piensan que estar en el buró de crédito es algo malo, ya que lo consideran una lista en la cual aparecen solo los nombres de las personas que deben alguna cantidad de dinero de un préstamo. Sin embargo esto no es así.

Si el usuario está al corriente de todas sus deudas, esto aparecerá reflejado en el buró de crédito, lo cual le resultará de gran utilidad en el momento de solicitar un préstamo. Tener un buen registro depende de su comportamiento de pago.

No obstante, en la actualidad existen algunas instituciones bancarias que no tienen en cuenta las deudas atrasadas ni el historial crediticio del cliente. Es el caso de los préstamos inmediatos en Moneyman.

Y es que algunas veces los usuarios tienen deudas pendientes que incluso desconocían, tales como facturas de compañías telefónicas o de televisión de pago, las cuales hacen que las entidades financieras tradicionales les denieguen su solicitud inmediatamente.

¿Puede consultar cualquier persona mi historial crediticio?

Tanto los usuarios como las entidades financieras pueden consultar la información almacenada acerca de los créditos registrados y el expediente de pago de un individuo, siempre que exista el consentimiento o la autorización expresa de este.

Por lo tanto, los datos contenidos en el buró de crédito no son de acceso público. Estos se encuentran protegidos por la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia.

¿Dejo de aparecer en el buró de crédito una vez pagada mi deuda?

No. Todos los datos del historial de pago y de los créditos registrados se conservan en el buró de crédito, incluso tras saldar las deudas. De ahí la importancia de llevar al día todas las obligaciones.

En el caso de que el individuo tenga registros negativos en el buró de crédito, podrá mejorar su expediente si paga sus deudas atrasadas, consiguiendo de este modo que las entidades financieras que accedan a su historial no le denieguen la concesión de otros préstamos.

Publicado en Vida y Estilo

Desde que está en la pancita de mamá, el bebé es capaz de escuchar la música que proviene del exterior, e incluso ya se decanta por algunas preferencias musicales.

Después de nacer, la música sigue siendo un elemento clave para el desarrollo de los bebés y niños, y si les enseñamos a amarla desde pequeños, la música seguirá acompañándoles durante toda la vida.

La música tiene muchos más beneficios de los que creemos en los primeros años de vida. Les contamos al menos nueve beneficios que te convencerán de poner música en la vida de tus hijos.

  • Estimula el desarrollo integral del niño: la música activa el cerebro, estimulando la actividad neuronal, mejora la escucha y el aprendizaje del habla en los bebés, lo cual es necesario para retener la información que nos llegado, más adelante, para una correcta lectura.
  • Ayuda al desarrollo motor, ya que mejora la coordinación, el equilibrio y la reacción ante los estímulos que llegan del exterior.
  • Mejora la concentración, la atención y la memoria: la repetición de sonidos contribuye a crear patrones de atención y a desarrollar la capacidad de memorizar letras y canciones.
  • Contribuye a la adquisición del habla en los niños: los niños aprenden a distinguir el ritmo de las sílabas y a discriminar los diferentes sonidos, lo cual favorece el desarrollo del lenguaje. Los estímulos sonoros son claves para el aprendizaje del habla del bebé.
  • Estimula la imaginación y creatividad de los niños: los niños tienen una creatividad innata y la música contribuye a fomentar y alimentar capacidades como inventar, imaginar, improvisar...

  • Mejora la capacidad de comunicación y de relación con el entorno: gracias a la música se puede favorecer la creación de habilidades que ayuden al niño a relacionarse mejor con los demás.
  • Ayuda al desarrollo emocional de nuestros hijos, ya que a través de la música se favorece la expresión de las emociones.
  • Favorece la sociabilidad: escuchar música y bailar brinda la oportunidad de que los niños interactuen entre ellos y con los adultos.
  • Los tranquiliza: escuchar música aumenta el nivel de endorfinas, brindando sensación de bienestar y reduciendo el estrés. De hecho, se utiliza como terapia en niños con hiperactividad, haciendo que las reacciones motoras y su sistema nervioso se equilibren con la intensidad de los estímulos. A música más calmada y relajante, menos hiperactividad.

¡Pon banda sonora a la vida de tus hijos!

 

Publicado en Vida y Estilo
Página 1 de 18
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.