Ciencia

Estudio revela que algunas mujeres podrían confundir síntomas de hipertensión con la menopausia

Bochornos y palpitaciones son algunos síntomas de hipertensión que podrían confundirse con menopausia, especialmente en mujeres de mediana edad, quienes deben poner especial atención a estos aspectos de su salud con el fin de prevenir enfermedades cardiacas a futuro.

Viviendo en casa
  • Like
  • Comentar

Así lo explica la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) a través de un estudio publicado en el European Heart Journal donde se explica también que las complicaciones durante el embarazo y la menopausia precoz aumentan también el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca.

“Los médicos deben intensificar la detección de hipertensión en mujeres de mediana edad”, afirma el estudio.

Se estima que alrededor del 50% de las mujeres desarrollan presión alta antes de los 60 años, pero algunos de lo síntomas de este padecimiento, como bien mencionamos, los bochornos o sofocos y las palpitaciones, se le suelen atribuir a los síntomas de la menopausia.

“La presión arterial alta se llama hipertensión en los hombres, pero en las mujeres a menudo se le etiqueta erróneamente como ‘estrés’ o ‘síntomas de la menopausia’, explica la profesora Angela Maas, directora del Programa de Salud Cardíaca de la Mujer en el Centro Médico de la Universidad Radboud, en Países Bajos.

Además, agrega que la hipertensión es menos tratada en mujeres que en hombres lo que aumenta el riesgo de desarrollar fibrilación auricular, insuficiencia cardiaca o accidente cerebrovascular.

“La vida de una mujer proporciona pistas de que es necesario comenzar temprano con la prevención. Tenemos que evaluar a las pacientes de manera diferente a los hombres, y no solo preguntar sobre el colesterol alto. Esto nos permitirá clasificar a las mujeres de mediana edad como de alto riesgo o de menor riesgo de enfermedad cardiovascular”, indicó  la profesora Maas.

El estudio también menciona que la preeclampsia está relacionada con un aumento de cuatro veces en la insuficiencia cardíaca y la hipertensión y un riesgo duplicado de accidente cerebrovascular.

Los médicos deben intensificar la detección de hipertensión en mujeres de mediana edad, afirma el estudio.

Y en cuanto a la menopausia temprana (no quirúrgica), es aquella que ocurre en las mujeres antes de los 40 años que también tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares y que se asocia con un aumento anual del riesgo del tres por ciento.

La experta también advierte que “hay varias fases de la vida en las que podemos identificar subgrupos de mujeres de alto riesgo. La presión arterial alta durante el embarazo es una señal de advertencia de que la hipertensión puede desarrollarse cuando una mujer entra en la menopausia y se asocia con la demencia muchas décadas después. Si no se aborda la presión arterial cuando las mujeres tienen entre 40 y 50 años, tendrán problemas a los 70, cuando la hipertensión es más difícil de tratar”.

El documento también brinda orientación sobre cómo controlar la salud del corazón durante la menopausia, después de las complicaciones del embarazo y durante otras afecciones, como el cáncer de mama y el Síndrome de Ovario Poliquístico.

Y como en otros casos relacionados a la salud cardiaca, se reconoce el papel importante de un estilo de vida saludable que implique actividad física frecuente, no fumar y niveles de estrés controlados, así como una dieta balanceada, evitando excesos de sal, alcohol, optando mejor por alimentos altos en fibra y potasio, por ejemplo. También se hace hincapié en el cuidado del peso corporal.

Por otra parte, se habla de los tratamientos hormonales durante la menopausia indicados para aliviar síntomas como sudores nocturnos y sofocos en mujeres mayores de 45 años.

Los autores recomiendan evaluar los factores de riesgo cardiovascular como la hipertensiónantes de iniciar el tratamiento. No se recomienda la terapia en mujeres con alto riesgo cardiovascular o después de un accidente cerebrovascular, ataque cardíaco o coágulo de sangre.

Finalmente, el documento también brinda consejos para la mujeres transgénero. “Estas mujeres necesitan terapia hormonal por el resto de sus vidas y el riesgo de coágulos sanguíneos aumenta con el tiempo”, menciona.

“Siempre deben ser alentadas a reducir los riesgos de estilo de vida modificables” finaliza la experta, a la par que reconoce que “los beneficios psicosociales de la terapia hormonal con una imagen corporal mejorada pueden resultar en elecciones de estilo de vida más saludables”.

Con información de la European Society of Cardiology.

Visto 2982 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Ant. Moringa: estudio de la UNAM revela los beneficios reales del árbol mexicano
Sig. Mutaciones de COVID 'hunden' el optimismo de salir de la pandemia aun con más vacunas cerca

Hay 2868 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...