Sociedad
Lectura 2 - 4 minutos

Me canso de escribir

TXT Daniel Zetina danielzetinaescritor@gmail.com
1241 Views
  • Like
  • Comentar

Escribir es un oficio, la ejecución de un oficio implica un gran trabajo, para trabajar es necesario poner en marcha el cuerpo, así como la mente y a veces la emoción, esto resulta cansado a la larga, por lo tanto, escribir cansa, sí, aunque parezca solo una manía, dedicarse a componer oraciones y textos, a veces, a algunas personas les puede generar cierto cansancio.

Pero, veamos, desmenucemos esta hipótesis: ¿pensar cansa? Evidentemente, sí, ¿no te ha pasado? Digamos que debes resolver una cosa, situación o suceso en tu vida, y para eso tienes unos días, para encontrar la solución, por lo que buscas algo de información, pero sobre todo le das vueltas a las cosas en tu cabeza, planeas cómo hacerlo, intentas diferentes opciones para corregir o resolver. Te la pasas pensando… y eso resulta cansado, sí, incluso, tal vez hay un proceso químico (o varios) que ocurren en tu cerebro y en tu cuerpo en general, que te hace sentir débil o fatigado.

¿Por qué cansa pensar? Porque es una actividad muy intensa; imagínalo, poner a trabajar a millones de tus neuronas en algo en específico, con determinadas circunstancias, como el tiempo, el espacio, las variables del problema y las diversas opciones para darle fin.

Si investigas más acerca del cansancio mental en la web encontrarás muchas cosas interesantes, pero sobre todo, estoy seguro de que reconocerás alguna vez que te cansó pensar.

Y bueno, los escritores (ok, no todos, de acuerdo, existen los que piensan poco y quienes solo piensan cuando tienen una beca), decía, los escritores nos la pasamos pensando… casi todo el tiempo. En lo particular, yo no paro, incluso en sueños continúo pensando (hablo mucho solo, como loco). Y no me refiero solo a pensar en lo que escribo, sino en la vida en general, le voy mil vueltas a las cosas, sean problemas o soluciones, porque amo pensar, me deleita hacerlo y sentir mi cerebro en funcionamiento es uno de los más grandes placeres que puedo experimentar cualquier día. Sin duda, debe haber otro tanto de artículos bien interesantes que expliquen esto por ahí, aunque yo ignore dónde.

Entonces, sí, escribir cansa porque se piensa mucho. Hay veces cuando escribo un libro en Su totalidad (una novela, un ensayo extenso…) que la escritura me presenta varios retos, que debo resolver para dejar lo mejor de mí y de mi técnica en las páginas, así que me esfuerzo para lograr lo más bello y profundo en mi escritura.

Por otro lado, cansan las sesiones de escritura, pues sí, en especial cuando paso más de doce horas sentado, en mi casa o en un café, escribiendo en la computadora. En una sesión así de intensa (frecuentes en mi caso) es cierto, por otro lado, que puedo alcanzar una producción importante, digamos terminar unas cuarenta páginas de la obra (claro, sin corregir aún) y eso resulta óptimo, cuando menos deseable, pues ya les he platicado que como artista de la pluma y la palabra me interesa bastante la productividad.

Bueno, bueno, sí, es cansado escribir o puede serlo… pero también es tan placentero, que así me dieran grandes dolores de cabeza o de cuerpo, o se me atrofiara alguna parte de mi cadera, o mis ojos se volvieran bizcos, o las manos se me torcieran, seguiría escribiendo igual, porque es mi oficio, mi vicio y mi beneficio.

Ya he dicho y lo repito: escribir es un largo camino, que hay que afrontar con paciencia y las mejores herramientas posibles, pero también asumiendo las consecuencias de hacerlo. Y bueno, de verdad, sentarme a escribir es mil veces menos cansado que cantar en los camiones como hice por años, o ir a vender pacas de ropa en los tianguis de pulga, o lavar autos en la calle o vender pan y café en los salones o trabajar en un supermercado, entre otras tantas cosas que hice en su momento para sobrevivir. Así que puede ser cansado, pero no hay que quejarse de esto, que es tan hermoso, emocionante y catártico.

Por último, escribir puede complementarse con una dieta balanceada, gimnasio, meditación, buenas cumbias o frecuencias de 432 hz, por ejemplo, para tratar de llevar una vida más balanceada. Gracias.

 

Visto 1241 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Ant. Morelos se mantiene en sexto lugar en incidencia de dengue
Sig. El arroz en los recetarios antiguos Una investigación del doctor Alberto Peralta de Legarreta
  • La Unión de Morelos

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...