Publicado en Estrategias Viernes, 04 Febrero 2011 12:03

PAN: no es lo mismo perder que salirse del juego

Escrito por

Que se cancele la ceremonia de inicio de sesiones.

Caso Farfán Carriola: justicia terrenal y justicia divina.

Cada quien tendrá su punto de vista, pero es innegable que fue una jugada maestra la declinación del candidato del PAN al Gobierno de Guerrero, cambiando en cuestión de horas el escenario de una derrota aplastante, por un “triunfo” a través del candidato Ángel Aguirre Rivero.

No perdieron, simplemente se salieron del juego, dejando en la incógnita el dato real de cuántos de los votos obtenidos por el PRD, fueron de panistas que siguieron las órdenes de sus líderes, como tampoco se sabrá cuántos de los votos obtenidos por Aguirre Rivero, provienen de guerrerenses que, aún militando en el PRI, vieron en Aguirre Rivero mejores posibilidades de conseguir chamba que con Añorve.

A estas alturas es lo que menos importa. Ahora lo relevante es observar cómo conforma Angel Aguirre su equipo de trabajo y cómo reacciona ese “Frankestein” que van a crear con pedacitos de diferentes grupos políticos.

Obvio, lo que ocurra en Guerrero invariablemente será una lección para los morelenses, y aunque las circunstancias son diferentes, es innegable que en algo influirá. Ya desde hoy se comienza a tomar en serio la posibilidad de una alianza PAN-PRD en Morelos para el 2012.

Sólo falta que Graco Ramírez y Adrián Rivera se pongan de acuerdo sobre quién va a cederle los votos a quien, porque hasta el momento ambos están de acuerdo en ir en alianza, siempre y cuando el otro sea el que decline.

Por cierto,  tanto uno como el otro andan en franca campaña. El ex alcalde de Cuernavaca entregó material de construcción en colonias de Jiutepec (donde ya llevan dos trienios tratando de regresar al poder) en tanto que el perredista se reunió con el Colegio de Profesionistas.

 

JUSTICIA  TERRENAL Y JUSTICIA DIVINA

El 26 de septiembre del 2009 parecía ser un día normal para los policías José Santiago Bahena y Víctor García Gaspar. Llegaron temprano a las instalaciones de la entonces Policía Metropolitana de Cuernavaca, pasaron lista en el sector uno y se dirigieron a la armería por sus pistolas de cargo, pero no se las entregaron.

“Las armas las tiene el comandante Lazcano, las pidió para unas prácticas de tiro y quedó de devolverlas al rato”, les dijo el responsable del depósito, según declaró ante el Ministerio Público el elemento Víctor García Gaspar.

Los patrulleros no tuvieron otra opción que abordar su vehículo oficial, una pick up con el número 2702, y comenzar a hacer sus recorridos de vigilancia. Alrededor de las 13 horas la radioperadora les ordenó dirigirse a la calle Nueva Suecia número 303 de la colonia Lomas de Cortés donde reportaban un robo.

Confiados en que la mayoría de los reportes que se reciben en el número de emergencias  resultan bromas, Morales Bahena y su escolta Víctor García acudieron al lugar indicado, pero no observaron nada raro. José Santiago incluso tocó el timbre pero nadie salió, así que regresó a su patrulla.

Ya se iban pero repentinamente salió un hombre angustiado, quien dijo que los asaltantes estaban aún dentro de la casa amagando a su familia. Sin medir las consecuencias, los dos uniformados siguieron al hombre hasta la entrada de la casa, donde uno de los delincuentes los agarró a bocajarro.

“Al momento de las detonaciones sentí como que yo también había sido herido, me tiré hacia atrás y quedé boca abajo a metro y medio de mi comandante y del propietario de la casa. Cinco segundos después escuché más detonaciones dentro del domicilio”, narró Víctor, el único sobreviviente.

Para ese momento también había llegado una patrulla de la Policía Estatal, pero el comandante Abel Santos León apenas iba a bajarse cuando fue acribillado al igual que Felipe de Jesús Nieto López, el propietario de la casa. En su huída, los tres delincuentes también mataron al taxista Cándido Hernández.

Lo más paradójico es que en el camino los asaltantes se toparon con la patrulla del comandante de Bomberos, Antonio Lazcano Albavera, el mismo al que le habían prestado las armas. Creyendo que se trataba de una patrulla, les dispararon, muriendo en el acto el chofer José Antonio Amador Herrera y quedando herido de muerte el propio jefe de bomberos.

Al lugar del asalto llegó el entonces secretario de Seguridad Pública de Cuernavaca, Manuel Farfán Carriola, un militar retirado. Se llevó él mismo al sobreviviente Víctor García con la intención de que estampara su firma aceptando que había recibido el arma de cargo, pero él se negó. Días después, el polémico general presentó su renuncia al cargo.

El 23 de noviembre del 2009, durante su comparecencia ante el Congreso Local, el procurador de Justicia, Pedro Luis Benítez Vélez, pidió hablar con los diputados sin la presencia de los medios de comunicación.

Ahí les aseguró que había una orden de búsqueda en contra del militar por uso indebido de funciones públicas y negligencia.

La Procuraduría de Justicia descubrió que, efectivamente, las armas que debían portar los policías estaban siendo utilizadas por el comandante Lazcano (cuñado del ex alcalde Jesús Giles Sánchez) para un negocio personal en complicidad con Farfán Carriola.

La clave fue el oficio de fecha del 19 de septiembre, SSPTM/DGPR/500/09- 2009, el general le pidió apoyo a Daniel Villanueva Reséndiz, presidente del Club de Campo de Tiro La Herradura, para utilizar esas instalaciones durante los días 19, 20 y 23 de octubre de ese año, con el objeto de efectuar los cursos SWAT, donde se utilizaron las armas de cargo de la corporación.

La información se confirmó con la declaración de un elemento policiaco proveniente de Oaxaca, quien vino a reclamar la devolución de su dinero pagado para recibir un curso especial de escoltas que  incluiría la conducción vehículos, así como práctica defensiva, ofensiva y evasiva, según un promocional difundido en Cuernavaca y en el que se asegura que sería ofrecido por expertos de la Escuela de Capacitación en Seguridad Privada Ranger SWAT de Colombia y la empresa Servicios Únicos de Unidades para Adiestramiento (SUUAT), con la participación de la empresa InterSep Seguridad Privada.

A pesar de todo lo anterior, Manuel Farfán Carriola continuó su carrera en la administración pública. Primero fue secretario de Seguridad Pública en Michoacán donde también tuvo que salir luego de una rebelión de sus elementos, y apenas en enero pasado fue designado jefe de la Policía Municipal de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Ayer, un comando armado lo acribilló junto con sus escoltas.

De los tres delincuentes que mataron a seis personas, sólo uno pudo ser localizado gracias a una cámara de seguridad de una casa cercana a donde ocurrieron los hechos. El detenido fue identificado como Tomás Martínez Pereda, y el pasado miércoles, un tribunal oral lo sentenció a 270 años de prisión.

 

SE BUSCA SUBPROCURADOR

Hombre de claroscuros, aplaudido por muchos, criticado por otros tantos, Mario Enrique Vázquez Rojas está listo para dejar la Subprocuraduría de Justicia de la Zona Metropolitana y acogerse a la Ley del Servicio Civil que le permite una jugosa pensión jubilatoria. Ocupó dos veces la subprocuraduría y en una ocasión, tras la inesperada destitución disfrazada de renuncia del procurador Francisco Coronato Rodríguez, Vázquez Rojas usó por algunos días la silla que siempre quiso ocupar: la del titular.

Tengo muy presente aquel 15 de mayo del 2009, cuando los reporteros fuimos convocados a una inesperada conferencia de prensa en Casa de Gobierno. Haciendo guardia en el exterior, vimos llegar al procurador Coronato Rodríguez, después al secretario de Seguridad, Luis Ángel Cabeza de Vaca.

Los minutos transcurrían y el rumor comenzaba a dispersarse: “hay cambios en Seguridad y Procuraduría”.

La llegada del subprocurador Vázquez Rojas, corriendo y con un folder entre sus manos, nos confirmó que la salida de Coronato era un hecho. A las tres de la tarde salió Vázquez Rojas ungido como procurador interino, pero ya desde entonces Pedro Luis Benítez, en ese entonces consejero jurídico, se comportaba como fiscal del estado y su fiel escudero Efraín Vega como el nuevo vocero de la Procuraduría, lo que se formalizaría días más tarde en el Congreso Local.

Pero eso es otra historia. El tema de hoy es que Mario Vázquez Rojas ya se va y Pedro Luis necesita un subprocurador.

He aquí los requisitos:

Que conozca el derecho penal tanto en la teoría como en la práctica, pero sobre todo en lo que se refiere al nuevo sistema de justicia acusatorio adversarial. Que ostente facilidad de palabra para dar entrevistas en sustitución del titular, y que tenga buen trato con la gente, tanto del interior de la Procuraduría como visitantes que buscan justicia.

Y aquí va el requisito más importante: que no tenga broncas con la Barra de Abogados, la Asociación de Abogados Penalistas  ni con el primer círculo del procurador.

La próxima semana daremos nombres de algunos prospectos.

 

QUE SE CANCELE LA CEREMONIA DE INICIO DEL PERIODO DE SESIONES

Durante décadas, el informe anual del presidente o gobernador en turno provocó gastos innecesarios por millones de pesos, así como pérdidas económicas para la iniciativa privada porque hasta las clases y las labores eran suspendidas para que la gente escuchara el “trascendental” informe, cuando en realidad nadie en su sano juicio y sin obligación alguna lo veía.

Las condiciones políticas (interpelaciones, actos bochornosos entre los diputados) hicieron que se llegara a la conclusión que la ceremonia del informe no tenía ya razón de existir.

Hoy, desde esta modesta columna lanzo una propuesta que espero que tenga eco al menos entre la ciudadanía: Que desaparezca la ceremonia oficial del inicio del periodo ordinario de sesiones y que los diputados entren de lleno a trabajar desde el primer día.

Y es que la pobreza discursiva de los diputados el pasado martes fue realmente patética. Sin embargo, es entendible que en estos momentos los legisladores tienen muy poco de qué hablar más allá de las eternas críticas al Ejecutivo, al Ejército y a la inseguridad. Sin buenos oradores, sin sustento en el tema, sin la presencia del gobernador, con un auditorio semivacío ¿para qué queremos una ceremonia de inicio de sesiones?

No sé cuanto se pueda ahorrar con la suspensión de esta inútil ceremonia, pero cualquiera que sea el ahorro será bien recibido por la ciudadanía que está cansada de escuchar siempre los mismos discursos.

 

DE TODO UN POCO

De restaurantero a político.-“Los empresarios y los generadores de riqueza en Morelos, estamos decididos a participar de manera activa y responsable en la transición de un estado y de un país fuerte y ciudadano, que nos permita recuperar el poder en el 2012 a través de las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI)”.

Así lo manifestó, José Luis Gómez Borbolla al rendir protesta como nuevo presidente del movimiento Evolución por México en el estado de Morelos, organismo que a nivel nacional encabeza Enrique Vega Castillo. Como ya es tradicional, no acudió Amado Orihuela pero sí la secretaria general del partido Georgina Bandera Flores, así como el Secretario Ejecutivo del Colegiado Nacional de Organizaciones Adherentes, Luis Figueroa Solano y del Presidente del Foro Nacional de Oradores "José Muñoz Cota", Carlos Aquino López. Presentes también, Jorge Arizmendi y Gabriel Haddad Georgi.

José Luis es el dueño del Rincón del Bife y goza de buena reputación como empresario, lo que no significa una carrera asegurada en el terreno político. Por principio de cuentas, bien haría en desmarcarse de su hermano Gerardo (el ex de Alejandra Guzmán, famoso por sus escándalos) y de su cuñado, Sergio Estrada Cajigal. También debería informarse bien sobre los antecedentes de Jorge Meade Ocaranza antes de tomarlo como “padrino”.

Cónclave  priísta en Temixco.- Aunque oficialmente la reunión fue para festejar el cumpleaños de la profesora Virginia Nájera, esposa del doctor en Derecho, Julio Cabrera Dircio, ya en los hechos, el convivio que se llevó a cabo en la casa de los Cabrera Nájera en la colonia Rubén Jaramillo de Temixco parecía más un evento político. Y es que a la fiesta llegó un ex gobernador, ex diputados y ex alcaldes de Temixco. Pudimos notar la presencia de Jorge Morales Barud; Cecilio Huicochea, Roberto Olivares Mariaca, Trinidad Padilla Barragán, Ricardo Popoca González y Zacarías Arroyo, entre otros. ¿Pues no que Julio Cabrera se había retirado de la política municipal para dedicarse de lleno a la investigación jurídica?

La anécdota de Nereo.- En la reunión antes mencionada se volvió a recordar aquella anécdota del hoy alcalde Nereo Bandera Zavaleta que Alfonso Sandoval Camuñas acostumbraba contar como parte de su repertorio de chascarrillos: En 1991 el presidente Carlos Salinas de Gortari vino a las instalaciones de la UNAM en Temixco a observar el eclipse total de sol, para lo cual fue necesario buscar un terreno amplio que estuviera cerca del lugar. “Sólo la casa de Nereo”, advirtieron los que conocen el municipio como la palma de su mano. Y efectivamente, los helicópteros descendieron en la casa de Nereo, lo que más tarde serviría para que los acomedidos le agregaran maliciosamente que el veterano político temixquense “invitó al presidente Salinas a su casa para que viera el eclipse que ex profeso le había preparado”.

Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.