Imprimir esta página
Lunes, 27 Julio 2015 01:00

Nuestros nuevos diputados

Escrito por

La 52: sus temas pendientes

1.- Unos dicen que no se ven y otros que son claros los resultados positivos de la estrategia gubernamental de combate a la inseguridad pública, pero es evidente que la autoridad a través de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) que dirige el comisionado Alberto Capella, quien tiene hasta ahora respaldo pleno de la administración graquista, está apostando su resto de credibilidad al trabajo del tijuanense. Hace aproximadamente un mes, el secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina, anunció una serie de acciones que en materia de seguridad se hacen a favor del estado para abatir los índices delictivos y en particular los delitos de alto impacto. 

Punto especial de ello es que tales programas de prevención del delito se ejecutan con la colaboración de expertos y tecnología de países como Colombia, Francia, Israel y Estados Unidos, con los cuales hay estrechos lazos de colaboración. Esas políticas públicas pretenden ampliar los derechos de los ciudadanos y poner instrumentos para su protección, mediante el equipamiento de policías, periciales y la Unidad Antisecuestro, mismos que cuentan con laboratorios con tecnología de última generación para investigación científica. Lo que todavía falta es que el ciudadano de a pie sienta esa mejoría en seguridad.

2.- Al reanudar actividades luego de su periodo de asueto, los diputados se enfocarán a los preparativos para entregar el control del Legislativo a quienes integrarán la legislatura 53, para quienes deberán organizar una Junta Previa mediante un comité que encabeza la propia presidenta del Congreso, Lucía Meza Guzmán. Los nuevos diputados serán convocados a un primer acercamiento oficial, aunque en la práctica algunos de ellos ya han comenzado a tomar conocimiento sobre la manera en que funciona el Congreso y ya se alistan para tomar posesión no solo de sus nuevas oficinas, sino particularmente de las chequeras, las charolas y los vehículos. En la legislatura saliente no se destinaron enormes recursos a la compra de vehículos de lujo, como en trienios pasados ocurría, pero es previsible que en la 53 los flamantes diputados le deban invertir a este rubro porque las unidades que los salientes les heredarán no se encuentran precisamente en condiciones óptimas, quizás con la salvedad de aquellas que se encontraban al servicio de los titulares de los órganos de gobierno. Agosto será mes de transición en el Legislativo, donde los que se van no terminan de irse y sus sucesores no terminan de llegar.

3.- En medio de la trompicada forma como terminó el último periodo ordinario de sesiones de la legislatura 52, Javier Bolaños y Lucía Meza, por separado y de forma reiterada, advirtieron sobre la posibilidad de que en agosto la Diputación Permanente convoque a un periodo extraordinario de sesiones. El tema por el que serían convocados los legisladores a sesiones extraordinarias tiene que ver con el nombramiento de una serie de funcionarios resultantes del sistema estatal anticorrupción creado a partir de reformas constitucionales que actualmente están en manos del Constituyente Permanente para su discusión y aprobación. Se da por descontado que los ayuntamiento aprobarán ese sistema, sea que se pronuncien o a través de la afirmativa ficta, pero no se necesita un periodo extraordinario para declarar la validez de la reforma constitucional, pues eso tiene facultad de la hacerlo la Diputación Permanente, pero el reparto de posiciones burocráticas es otra cosa, la cual no pueden dejar para después por lo menos aquellos diputados que por el momento se encaminan al desempleo. A ver.

4.- Los burócratas del Poder Legislativo comenzarán con su temblorina tan pronto como se reintegren a sus labores en agosto. Luego del periodo de asueto de la segunda quincena del mes de julio, los diputados deberán proceder al despido del personal que llegó con ellos hace tres años, o al menos una parte de ellos. El propósito es generar espacios para que los ocupen los nuevos diputados con sus personas de confianza, y por ello muchas serán las lágrimas que corran en la primera quincena de agosto, cuando de acuerdo con fuentes del Legislativo, será cuando los empleados que se irán reciban la noticia o la confirmación de que el trabajo ha concluido y deberán buscar otros horizontes. De los que se van los hay quienes lo harán con una sonrisa porque ya tienen espacios asegurados en otras áreas gubernamentales, que les impedirán caer en el error de vivir fuera del presupuesto, como los casos de quienes pertenecen a los equipos cercanos de quienes ganaron una diputación federal –como Lucía Meza y Javier Bolaños- o una presidencia municipal –como José Manuel Agüero-, pero otros se irán sin buenas expectativas.

5.- Entre los pendientes que dejó la legislatura 52 se encuentra la creación de un grupo de municipios indígenas que fueron propuestos por el gobernador Graco Ramírez y para los cuales no se logró el consenso de las diferentes fuerzas políticas. En ocasión de la puesta en marcha del Museo de Arte Indígena Contemporáneo, el gobernador le recordó al Congreso esta tarea inconclusa, a mediados de julio, a la vez que pidió al rector Alejandro Vera, el apoyo de la UAEM para que se reconozca a Xoxocotla, Tetelcingo, Cuentepec, Hueyapan y Coatetelco como pueblos originarios, sus tradiciones, usos y costumbres y se les permita tener ayuntamientos constitucionales. La propuesta gubernamental de crear a los municipios indígenas ha sido bien recibida en esas comunidades, que ya se vieron manejando sus propios recursos económicos y resolviendo mágicamente todas sus necesidades en materia de servicios públicos. La cosa parece romántica pero choca con la cruel realidad de que para sobrevivir como ayuntamiento, esas comunidades requieren algo más que mero reconocimiento a su valía ancestral. A ver.

6.- Con cada administración municipal, el ayuntamiento capitalino se compromete a hacer obras de mejoramiento al mercado Adolfo López Mateos, pero parece que no tiene arreglo. Los comerciantes se quejan amargamente de que los compradores se ausentan cada vez en mayor número, que sus ventas han bajado y culpan a los supermercados, que han proliferado en la ciudad y los municipios conurbados, de ser una competencia desleal. Sin embargo, poco interés se ve en los fenicios por modificar algunas de las malas condiciones por la que los marchantes han dejado de ser fieles al mercado más grande de la entidad, como la basura que abunda en pasillos, corredores y andenes, como el mal olor del lugar, la dificultad para transitar por la mala alineación de los puestos, la inseguridad que caracteriza al centro de abasto y el robo sistemático en las básculas, con los famosos kilos de ochocientos gramos, o menos. La mejor muestra del caos en el mercado está en los andenes, donde la gente ha sido echada al arroyo vehicular porque los espacios originalmente destinados para la espera del transporte de pasajeros, han sido ocupados por vendedores, en clara evidencia de que priva la corrupción… SALGO UNOS DÍAS. NOS LEEMOS EL LUNES 3 DE AGOSTO.

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Guillermo Cinta