En una rueda de prensa, los primos Miguel Ángel y Luis Alberto dieron a conocer los abusos de los que fueron víctimas por parte de la autodefensa del poblado de San Agustín, Tlayacapan, el pasado 29 de julio. En una rueda de prensa, los primos Miguel Ángel y Luis Alberto dieron a conocer los abusos de los que fueron víctimas por parte de la autodefensa del poblado de San Agustín, Tlayacapan, el pasado 29 de julio. Fotógraf@: Mario Vega Rojas
Publicado en Cuautla Jueves, 09 Agosto 2018 05:11

Denuncian abusos de autodefensas en Tlayacapan

Escrito por

Amenazaron con linchar a un joven de nacionalidad estadounidense y su primo y cobraron 15 mil pesos para liberarlos.

Cuautla.- Un joven de nacionalidad estadounidense y su primo estuvieron a punto de ser linchados por integrantes de las autodefensas del municipio de Tlayacapan, cuando estos pretendían visitar a unas personas en la comunidad de San Agustín. Tuvieron que pedir el apoyo de la embajada norteamericana para poder presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

A pesar de que varias personas que los conocían intervinieron, los jóvenes fueron atados de pies y manos, vendados de los ojos y severamente golpeados mientras eran acusados de ser presuntos extorsionadores colombianos, lo que puso en peligro la vida del joven nacido en los Estados Unidos, pues debido a que es diabético desde pequeño el azúcar se le elevó al grado de dejarlo sin sentido.

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de julio cuando Miguel Ángel Garcilaso Mendoza, de 23 años de edad, de nacionalidad estadounidense, y su primo Luis Alberto Garcilaso López de 22 años, avecindados en Oaxtepec, fueron retenidos por los autodefensas bajo el señalamiento de ser colombianos y pertenecer a una célula delictiva dedicada al cobro de piso.

Señalaron que ese día viajaban en su vehículo hacia el poblado de San Agustín para visitar a unas amigas que habían conocido; sin embargo, a la entrada del pueblo, en unas barricadas, fueron detenidos por el grupo de autodefensas que no creyó sus explicaciones y les impidió que continuaran con su viaje. Relataron que al echarse en reversa tiraron dos conos, lo que detonó la molestia de las autodefensas.

A gritos, seguidos de disparos de arma de fuego les exigían que se detuvieran, pero los jóvenes entraron en pánico y trataron de salir del lugar, iniciándose una persecución. En la salida de Tlayacapan, tuvieron un accidente y fueron alcanzados por las autodefensas, al mismo tiempo que llegaron elementos de la Policía Morelos quienes los aseguraron; sin embargo, al llegar una camioneta con gente encapuchada se los quitaron para llevárselos a su comunidad donde los retuvieron, amarraron y golpearon.

“Nos subieron a golpes a la camioneta, ahí nos pusieron las vendas, nos acusaban de que éramos colombianos y que íbamos a cobrar renta; nos decían que nos iban a linchar y que cómo queríamos morir”, señaló Miguel Ángel, quien padece diabetes.

La severa golpiza provocó una crisis de salud en Miguel Ángel, quien prácticamente estaba inconsciente, lo que fue calificado por la turba como que estaba drogado, hasta que una enfermera se acercó y le hizo una prueba de glucosa y les dijo que si no lo liberaban, se podía morir. Al lugar arribaron familiares de los dos jóvenes, quienes junto con otros vecinos atestiguaron que los detenidos son vecinos conocidos de Oaxtepec, dedicados a trabajar en un taller mecánico.

Ante el mal estado de salud de Miguel Ángel, los captores y el ayudante municipal de San Agustín exigieron la cantidad de 15 mil pesos para poder liberarlo, pero en tanto conseguían el dinero intercambiaron rehenes pidiendo que se quedaran dos familiares. Finalmente el padre de Miguel Ángel Garcilaso reunió la cantidad con la ayuda de sus vecinos y lo entregó al ayudante municipal.

Juárez Iglesias, también secretario General de la Comisión Civil de Derechos Humanos, señaló que por los hechos se presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Regional en Cuautla, la cual quedó en la carpeta de investigación CT-UEDD/3435/2018 en contra del ayudante y de quien resulte responsable por los delitos de privación de la libertad, lesiones dolosas y lo que resulte. Así mismo, dijeron que han acudido a la embajada norteamericana para recibir apoyo legal.

Los agraviados señalaron que no es el único caso de retención, privación ilegal de la libertad, extorsión y amenaza de linchamiento en el que incurren los integrantes de las autodefensas de Tlayacapan, por lo que pidieron la intervención de las autoridades estatales para frenar tales amenazas ya que se está perdiendo la garantía del libre tránsito en los pueblos de Morelos.

Publicado en Cuautla
Mario Vega

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Mario Vega

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.