Publicado en Espectáculos Lunes, 08 Octubre 2018 11:18

El reto de Venom: una película de un archivillano de Spider-Man, pero sin Spider-Man

Escrito por Juan Manuel Meyer

¿Quién es Venom?

Uno de los principales archivillanos de Spider-Man. Y su historia es una historia bastante compleja, muy conocida para los fans de los cómics, pero no tan conocida para el público en general. Lo más curioso es que Venom es una película de un archivillano de Spider-Man, pero sin Spider- Man. Esta es una estrategia de Sony Pictures para armar un universo de películas alrededor de los personajes de Spider-Man. Pero ¿De dónde sale Venom? ¿Cuál es su historia? ¿Y por qué merece una película propia?

Venom inició su historia en los 90 como un nuevo traje de Spider-Man. Sí, Venom primero fue un disfraz. Y fue la primera vez que Spider-Man cambió su icónico traje azul y rojo por un disfraz más cool, negro con blanco. Pero la sorpresa fue que este no era un disfraz cualquiera sino que una entidad viviente que fungía como disfraz y que en realidad era un ser extraterrestre que se quería apoderar de Spider-Man y controlarlo.

Al darse cuenta de la amenaza del malévolo traje negro, con la ayuda de los Cuatro Fantásticos, Spider-Man logra deshacerse de la entidad alienígena (líquida, negra y súper poderosa). A partir de esta separación, la entidad, que tiene conciencia propia, se vuelve contra Spider-Man y quiere a toda costa venganza. Es entonces que encuentra a otro humano que le sirva como anfitrión y que odia también a Spider-Man, Eddie Brock. Eddie Brock era un experiodista estrella, cuya carrera fue arruinada indirectamente por Spider- Man, lo que le generó un héroe irracional hacia el superhéroe y que fue detectado por el traje alienígena, que decidió fusionarse con Eddie Brock.

Y así, en el clásico Amazing Spider-Man 300, nació Venom, el clásico villano, creado por el escritor David Michelinie y por el dibujante Todd McFarlane. Si bien el personaje venía basado en ideas y diseños de otros, fue el espectacular diseño de McFarlane el que volvió al personaje en una sensación. Venom era literalmente un monstruo con un disfraz súper cool y tendencias caníbales, obsesionado con destruir a Spider-Man, y conocía todos sus secretos, porque la criatura había estado fusionada con Peter Parker. Un villano para rivalizar con otros clásicos de la galería de Spider-Man como El Duende Verdeo Doctor Octopus.

Así en los 90, Venom se convirtió en uno de los villanos más populares de Marvel. Tan popular, que la compañía decidió convertirlo de villano a antihéroe. En algún momento de los 90 Eddie Brock/Venom hicieron una tregua con Spider-Man y el personaje se convirtió en un justiciero tipo The Punisher. La popularidad del personaje decreció un poco a fines de los 90, lo que coincidió con el crash que tuvo la industria de los cómics en esa época. Sin embargo, el personaje había llegado para quedarse y permaneció como uno de los más populares de Spider-Man.

El punto más bajo en la historia de Venom vino en 2007, en la película Spider-Man 3, en la que inexplicablemente el actor Topher Grace, que fue Eric en That Seventies Show, fue elegido para interpretar a Eddie Brock. Eddie Brock era un tipo musculoso, rudo e intimidante, nada más alejado de Topher Grace, un poco nerd, flaco y no exactamente carismático. Aunque la película recaudó casi 400 millones de dólares, el consenso crítico fue que fue un desastre con demasiadas subtramas, demasiados villanos y sí, un Venom totalmente ridículo. De hecho la película fue tan controversial, que el director Sam Raimi se negó a dirigir una cuarta, lo que dio lugar a que la franquicia se reiniciará de cero unos años después con Andrew Garfield como Spider-Man.

Y es recientemente que la continúa popularidad de Venom y la disposición del actor Tom Hardy de hacer el papel fueron factores claves para que Sony hiciera su primer película de Spider-Man sin Spider-Man, o sea, de su universo Spider-Man. Spider-Man sigue siendo una de las pocas propiedades de Marvel de las que Disney no tiene los derechos y los ejecutivos de Sony sueñan con crear un universo cinematográfico tipo Marvel alrededor de Spider-Man (tarea nada fácil) con personajes como Venom, Silver Sable, Black Cat.

El británico Tom Hardy (nacido en 1977) es uno de los actores más talentosos e interesantes trabajando hoy en día en el cine, aunque su carrera es bastante errática, y quizá por eso, a pesar de que la gente si lo ve lo identifica, por eso no se ha convertido en una superestrella, a pesar de haber estado en películas exitosas y nominadas al Oscar. Un factor puede ser que en gran parte de los blockbusters sale con la cara tapada: como Bane en The Dark Knight Rises, como Mad Max en Mad Max Fury Roady como el piloto de avión en Dunkirk. Si bien esto habla de una admirable falta de vanidad, también pudiera ser muestra de cierta reticencia o indiferencia a convertirse en una gran estrella-

Las apariciones de más impacto en el público de Tom Hardy han sido en películas de Leonardo Di Caprio: en 2010 en Inception del director Christopher Nolan, y después en una actuación magnífica en 2015 como el brutal John Fitzgerald en El renacido, por la que fue nominado al Oscar a Mejor Actor de Reparto. Tom Hardy llevaba ya actuando desde el 2001, pero la actuación que llamó la atención de la comunidad cinematográfica fue en 2008 en Bronson, en que interpreta a un convicto que paso 30 años en confinamiento solitario en una prisión en Gran Bretaña.

Fuera de estas películas, la carrera de Hardy es desordenada y excéntrica, desde una comedia de acción romántica con Reese Witherspoon, This is War (2012); como ruso en un thriller en la Rusia de Stalin, Child 44(2015) o en Legend (2015) haciendo el doble papel de los gangsters y hermanos gemelos gays, los Krays. Además de sus apariciones en las series de televisión Peaky Blinders y en una producida por él mismo (y su papá) Taboo. Bueno, ¿y qué decisión más extravagante para un actor que Venom? El actor en varios momentos de la película se tiene que convertir en un monstruo con ojos desorbitados y una lengua de reptil. Y precisamente por eso, ver a Hardy como Venom será lo más divertido de la película.

La película de Venom ha generado controversia y expectativa. En términos visuales, a pesar de todos los avances en efectos especiales y animación, el personaje no es fácil de traducir. El hecho de que tenga una lengua de reptil se presta fácilmente al ridículo, pero de la misma forma la amenazadora masa negra puede ser muy impactante si se hace bien. El humor negro funcionó para Deadpool. El director Ruben Fleischer tiene una carrera dispareja, con la divertida Zombieland y la no muy lograda Gangster Squad. El humor de Zombieland promete, y es necesario para un personaje tan extravagante como Venom.

El nombre de Hardy ha sido frecuentemente mencionado para el siguiente James Bond, lo que parecería un gran match, pero no hay que hacerse demasiadas esperanzas. También Hugh Jackman ha dicho que Tom Hardy le parecería un gran actor para reemplazarlo como Wolverine. Hasta ahora las críticas de Venom han sido encontradas en Estados Unidos y Gran Bretaña, pero Venom es una de esas películas evento que uno tiene a ver por simple y pura curiosidad de cómo quedó y por qué ver a Tom Hardy como Venom promete ser toda una experiencia.

 

PUBLICADO EN: HuffPost

Modificado por última vez en Lunes, 08 Octubre 2018 11:22
Publicado en Espectáculos
Etiquetado como
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.