Publicado en Vida y Estilo Miércoles, 27 Noviembre 2019 15:05

Te mostramos cómo preparar la deliciosa 'Galette de manzana'

Escrito por Vanessa

Se trata de un postre ideal para Halloween y para toda la época otoñal. Acompañado de un buen vaso de leche, un café o té, es una merienda muy adecuada para las tardes frías de invierno también.

También llamada galette (de manzana en esta ocasión), esta tarta tiene el punto positivo de que es muy versátil. La misma masa puede utilizarse para hacer un postre o una receta salada, simplemente se enrolla de forma plana sobre los ingredientes que se colocan en el centro. Además de utilizar manzana puedes hacerla con los ingredientes que consideres, desde queso y bacon hasta tomate y calabaza.

 

Ingredientes

Para preparar la masa

1 taza y 1/3 de harina
10 cucharas soperas de mantequilla sin sal
Media cucharadita de azúcar
Media cucharadita de sal marina fina
2-3 cucharaditas de agua muy fría

Para preparar el relleno

700 gramos de manzanas Golden (entre 3-5 piezas)
3 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharada de especias de calabaza (canela, nuez moscada, jengibre y clavo de olor mezclados)
1 cucharadita de sal marina fina
2 cucharadas de mantequilla sin sal
1 huevo grande

Preparación

Prepara la masa
1. Tamiza la harina, el azúcar y la sal en una superficie limpia. Corta la mantequilla en rodajas largas y delgadas.

2. Utiliza un rodillo y aplana y combina la mantequilla con la harina. Usa un raspador de metal para modelar la mezcla, y moverla correctamente sobre sí misma. Sigue trabajándola con el rodillo y el raspador hasta que la harina se absorba casi por completo. Añade entonces una cucharadita de agua muy fría para que la masa se una mejor, y con los nudillos presiona la masa, con cuidado de que la mantequilla no se caliente en exceso. En caso de necesitar añadir más cucharaditas de agua fría, hazlo. La masa debe estar seca y algunas partes pueden caerse por ello.

3. Haz un disco plano con la masa, envuélvela con film de plástico y métela en la nevera durante media hora.

4. Pasados los treinta minutos, desenvuelve y coloca la masa sobre una superficie bien enharinada. Usa el rodillo como un martillo para golpear la masa y aplanarla hasta que tenga aproximadamente la mitad de su grosor. Ve espolvoreando harina según sea necesario y extiende la masa, girando un 1/4 de vuelta de vez en cuando. La masa debe quedar muy fina, con menos de un centímetro de espesor. En cuanto al tamaño, debe ser un círculo de 35 centímetros aproximadamente. No te preocupes si no queda una forma perfecta, la masa se puede modificar fácilmente.

5. Forra una bandeja de horno grande con papel pergamino. Enrolla la masa alrededor del rodillo para transferirla con facilidad a la bandeja y extiéndela completamente por ella.

 

Haz el relleno

1. Precalienta el horno a 200ºC una vez tengas ya la masa bien estirada sobre la bandeja.

2. Lava y pela cuatro manzanas Golden. Córtalas por la mitad y sácales el corazón. Corta las manzanas en rodajas finas y colócalas en la masa.

3. Corta la mantequilla en cubos de un centímetro. Cubre las manzanas con la mantequilla, sal, azúcar moreno y las especias.

4. Mezcla un huevo con una cucharada de agua fría.

5. Cierra el pastel rodeando con la masa el relleno. Usa el papel pergamino para mover la masa sobre las manzanas sin que se rompa. Con las manos, presiona suavemente la masa. Corta trozos grandes de masa sobrante y utilízalos para rellenar los huecos donde falta masa. El huevo preparado anteriormente te servirá de pegamento.

 

 

¡Al horno!

1. Una vez el pastel tiene ya el aspecto necesario para que pueda meterse en el horno, se ha de untar delicadamente el huevo por el exterior de la masa. Esto hará que se quede dorado.

2. Coloca el pastel en el horno precalentado y deja que se hornee durante 40-50 minutos, o hasta que los bordes de la masa comiencen a oscurecerse.

3. Retira el pastel de hojaldre de manzana del horno y deja que repose durante al menos 15 minutos para que el relleno se enfríe y solidifique. Después, espolvorea con azúcar en polvo la superficie y deja que el pastel descanse a temperatura ambiente para que el azúcar no se derrita.

 

¡A comer!

El pastel de hojaldre de manzana puede servirse a temperatura ambiente, algo caliente o totalmente frío. Se recomienda servirlo algo caliente y añadir luego una bola de helado de vainilla en la parte superior.

 

Publicado en Vida y Estilo
Etiquetado como
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.