Estable, el estado de salud de menor; dos hombres más están bajo custodia policiaca.

Autoridades investigan si fueron miembros de una mafia local o de una trasnacional los que atentaron contra la vida de un grupo de migrantes guatemaltecos, para determinar si el caso se mantiene en el fuero común o es posible su atracción por parte de la Fiscalía General de la República.

En rueda de prensa, médicos del Hospital del Niño y Adolescente Morelense informaron que es estable el estado de salud de Cristian Iban, de 10 años, quien fue encontrado el sábado pasado abrazado del cadáver de su padre, Rudy Aroldo González, en un paraje del municipio de Ocuituco.

En tanto, el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, detalló que Luis Arturo González Huite y su hijo adolescente Bayron Almícar, tío y primo del menor, ya se encuentran en Morelos bajo custodia policiaca para salvaguardar su integridad física -conforme lo solicitó la Comisión Nacional de Derechos Humanos- y acudieron a la Fiscalía General del Estado para presentar su declaración ministerial sobre lo ocurrido.

Adelantó que la FGE tiene avances importantes en la investigación del caso, pero estimó que la integración de la carpeta de investigación -iniciada por el homicidio de Rudy Aroldo y el ataque al menor- llevará un mes aproximadamente.

“El proceso de investigación estaríamos calculando que dure alrededor de un mes, ojalá podamos lograr la permanencia de ellos y la colaboración de familiares que viven fuera de México, para que esto se desahogue de la forma más rápida posible y podamos terminar la investigación”, dijo.

Señaló que, debido a que las víctimas apenas rinden su declaración, aún  no se tiene claro cómo ocurrieron los hechos y quiénes son los autores del crimen, pero tanto la fiscalía de Morelos como del Estado de México (donde fueron ubicados Luis Arturo y Bayron Almícar con heridas en el cuello, hospitalizados y hace poco dados de alta) realizan las pesquisas necesarias, para determinar si  los responsables son miembros de una banda criminal local o trasnacional dedicada al tráfico de personas.

“Se está integrando una carpeta de investigación en la Fiscalía General del Estado de México y también se tiene una carpeta de investigación en la Fiscalía General del Estado de Morelos, derivado de esa investigación dependiendo de cómo se hayan dado los hechos también podrá intervenir y se podrá pedir la atracción de la Fiscalía General de la República, en la que tiene la Fiscalía Especial para la atención a Migrantes”.

Confirmó que este mismo miércoles fue entregado el cadáver del migrante asesinado a las autoridades consulares de Guatemala, para su inmediata repatriación.

 “El cuerpo ya se determinó 8que) se le va entregar a una funeraria que determinó la embajada de Guatemala, ellos mismo hicieron la solicitud del cuerpo para estarlo trasladando inmediatamente a Guatemala, hoy mismo se entrega a la funeraria que es la que determinó la embajada para que ellos hagan ya el trámite de repatriación del cuerpo”.

Puntualizó que los migrantes no han solicitado la visa humanitaria para permanecer en el país y que están considerando su repatriación a Guatemala, pero si ellos solicitan permanecer en territorio nacional, el gobierno de Morelos hará las gestiones con el Instituto Nacional de Migración para que se les conceda una estancia legal en México, tras ser víctimas del delito.

Por lo pronto, el menor Cristian Iban se encuentra fuera de peligro pero todavía bajo tratamiento médico en el Hospital del Niño y Adolescente Morelense, ya que –además de la herida en el cuello- presentaba una infección respiratoria.

Su estado psicológico por el momento es estable, ya se le informó que se reunirá con su tío y su primo, y habló por teléfono con su madre, quien se encuentra en Guatemala.

De acuerdo con información recabada por la CNDH, los hermanos Luis Arturo y Rudy Aroldo, junto con sus hijos menores Bayron Almícar y Cristian Iban, de 17 y 10 años, salieron de Guatemala el 28 de mayo para cruzar México con destino a Estados Unidos.

Fue hasta el 1 de julio que la familia de los migrantes recibió llamadas de supuestos miembros del grupo criminal de “Los Zetas”, que solicitaron dinero a cambio de no hacerles daño y liberarlos. A pesar del pago del rescate, fue hasta el 6 de julio que supieron que Cristian Iban se encontraba herido en un hospital morelense y que Rudy Aroldo estaba muerto.

Luego de que fue localizado el menor, quien fue atacado con arma punzo cortante en el cuello, se supo que su tío y su primo se encontraban hospitalizados en Amecameca, Estado de México, que se encuentra a poco más de una hora de Cuautla, Morelos.

 

 

Publicado en Política

La CNDH pide protección para tres ciudadanos de ese país sobrevivientes a posible intento de homicidio.   

Ya es mayor el número de migrantes extranjeros identificados en Morelos cuyo destino es Estados Unidos.

El jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, informó que el Instituto Nacional de Migración, junto con la Guardia Nacional, reforzarán la vigilancia sobre los migrantes, pues se ha observado un incremento de extranjeros que usan Morelos como paso en su propósito de llegar a Estados Unidos.

El funcionario estatal informó que el caso de los migrantes guatemaltecos encontrados el pasado fin de semana en Ocuituco, ya es parte de una carpeta de investigación por parte de la Fiscalía General del Estado y se analiza la posible colaboración de las autoridades federales y de entidades vecinas, pues hay indicios de que podría tratarse de una banda que opera en varios estados del país.

Como lo informó oportunamente La Unión de Morelos, un niño de diez años de origen guatemalteco fue localizado herido junto al cadáver de su padre, al que asesinaron; pretendían llegar a Estado Unidos pero los secuestró un grupo criminal.

El menor fue trasladado al Hospital del Niño Morelense para su atención.

Al respecto, este martes, el jefe de la Oficina de la Gubernatura informó que el estado de salud del menor herido es estable.

Sanz Rivera mencionó que no hay cifras, pero se ha incrementado el número de extranjeros que pasan por Morelos y por Puebla en su intento de llegar a Estados Unidos; por ello, se han coordinado esfuerzos con el Instituto Nacional de Migración (INM) para reforzar la vigilancia, según indicó el funcionario estatal.

Adelantó que se estableció comunicación con la embajada de Guatemala y esas autoridades, junto con la Federación y los médicos, decidirán acerca de la situación del niño, sobre su permanencia en Morelos o en el país, o en su caso el retorno a su nación.

 

Pide CNDH seguridad para sobrevivientes

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió a los gobiernos de los estados de México y Morelos aplicar medidas cautelares ante el inminente riegos que corren los tres migrantes guatemaltecos sobrevivientes a un secuestro e intento de homicidio.

El organismo nacional solicitó la colaboración de las autoridades estatales para proteger a Luis Arturo González Huite y su hijo adolescente Bayron Almícar, quienes se encuentran fuera de peligro pero internados en un nosocomio de Amecameca, en el Estado de México, así como del menor Cristian Iban González, quien se encuentra estable y bajo tratamiento médico en el Hospital del Niño y Adolescente Morelense.

Detalló que tiene conocimiento de que la familia de las víctimas recibió vía telefónica diversas llamadas de amenaza y existe riego a su integridad física, por lo que requirió darles seguridad y acompañamiento durante sus desplazamientos, ya que Arturo y su hijo, una vez que sean dados de alta, se reunirán con Cristian Iban, quien fue localizado herido el sábado pasado en un paraje del municipio de Ocuituco abrazado al cuerpo degollado de su padre.

También pidió a las autoridades locales establecer comunicación con el Instituto Nacional de Migración (INM), para que a los tres migrantes guatemaltecos les sea otorgada la condición de visitantes por razones humanitaria, tras haber sido víctimas de un delito, y se otorgue apoyo para la repatriación del cuerpo de Rudy Aroldo González, quien fue asesinado en territorio morelense.

De acuerdo con información recabada por la CNDH, los hermanos Luis Arturo y Rudy Aroldo, junto con sus hijos menores Bayron Almícar y Cristian Iban, de 17 y 10 años, salieron de Guatemala el 28 de mayo para cruzar México con destino a Estados Unidos.

Fue hasta el 1 de julio que la familia de los migrantes recibió llamadas de supuestos miembros del grupo criminal de “Los Zetas”, que solicitaron dinero a cambio de no hacerles daño y liberarlos. A pesar del pago del rescate, fue hasta el 6 de julio que supieron que Cristian Iban se encontraba herido en un hospital morelense y que Rudy Aroldo estaba muerto.

Luego de que fue localizado el menor, quien fue atacado con arma punzo cortante en el cuello, se supo que su tío y su primo se encontraban hospitalizados en Amecameca, Estado de México, que se encuentra a poco más de una hora de Cuautla, Morelos.

Por lo pronto, la Fiscalía General del Estado de Morelos abrió la carpeta de investigación CT-UEH/3351/2019 por el homicidio de Rudy Aroldo y tentativa de homicidio en agravio del menor migrante.

 

 

Publicado en Política

No se ha detectado en Morelos la estadía de inmigrantes centroamericanos por el cierre de la frontera norte: INM.

En lo que va del año han retornado a la entidad dos mil 505 morelenses provenientes de Estados Unidos. Lo anterior, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), institución que prevé un posible incremento de connacionales que vuelvan a México, así como la estadía de algunos inmigrantes centroamericanos por el cierre de la frontera norte.

Este lunes, autoridades estatales y federal llevaron a cabo en el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) una feria de servicios para la población migrante, con lo que se busca informar a la comunidad acerca de los apoyos que ofrecen las diferentes dependencias gubernamentales en Morelos.

En entrevista, el delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), Russel Amir Dzib Echevarría, comentó que dado el cierre de la frontera del país vecino del norte, podría haber a mediano plazo un incremento de inmigrantes no legales en el país, pero comentó que por ahora no se ha observado ese fenómeno en Morelos. Refirió que esto se debe a que por ahora, como es sabido, la mayoría busca llegar a Estados Unidos.

El delegado indicó que, hasta ahora, el tema se ha focalizado en el norte de México.

Refirió que naturalmente es posible que algunas de las personas de esos países se queden en México, debido al cierre de la frontera y las medidas adoptadas por el gobierno estadounidense.

Por la misma razón, las disposiciones que ha adoptado ese país, se espera que pudiera continuar el retorno de connacionales, aunque explicó que hasta la fecha se mantiene el flujo similar al que se tenía en el gobierno del expresidente Obama.

Dijo que cuando los mexicanos son deportados se les da atención. Primero se les pregunta si desean permanecer en la frontera o no, y se les brinda apoyo en cuanto a las necesidades prioritarias como agua, alimento y, en su caso, albergue.

Subrayó que hay varios programas como el denominado “Somos mexicanos”, mediante el cual se les apoya para reincorporarse una vez que regresan. En México, en este año suman más de 174 mil 500 repatriados, y en Morelos, dos mil 505 personas que han retornado en lo que va del 2018. El mes con mayor número de retorno fue marzo pasado.

El delegado también dio a conocer que en esta temporada decembrina se pone en marcha el programa "Paisano", para atender a los connacionales que vuelven a visitar a su familia en estas fechas y así evitar abusos o delitos.

Se instalan módulos de atención en carreteras, terminales y unos de paso constante, para darles orientación y apoyo.

La feria se realizó en el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), con la participación de instituciones federales y estatales.

En este marco, la responsable del Programa de Educación Migrante del IEBEM, Ana Laura Peñaloza Urbina, informó que este ciclo escolar se integraron al menos 936 niños migrantes provenientes de Estados Unidos, Colombia y Guatemala.

Publicado en Sociedad
Miércoles, 05 Diciembre 2018 05:36

Los otros migrantes

Chicago, Illinois.- Los sobrecargos de vuelo 686 de AeroMéxico se portaron muy bien con el grupo de los 30 adultos mayores, que salió a tiempo de la terminal aérea internacional Benito Juárez de la Ciudad de México el 2 de diciembre. Fue de ellos (dos mujeres altas, guapas, y un hombre) la idea de tomarse fotografías con los morelenses, mientras los pasajeros de adelante bajaban su equipaje y avanzaban hacia la salida del aeropuerto internacional O’Hare.

Todos, de 60 años en adelante, habían hecho su primer viaje en avión y momentos después del despegue el miedo mandó a varios al sanitario de la nave, en donde hicieron cola como a niños frente a una dulcería; a otros los hizo demandantes: “¡Me siento mareada, necesito mis pastillas; pásenme agua!”

“¡A ver mis niñas! Fórmense aquí y van a pasar una por una. Apriete ese botón azul, para el agua. No se desesperen”, ordenaba el sobrecargo (alto, blanco, como de 35 años) y los ancianos morelenses obedecían.

Habían llegado sanos y salvos: el avión no se había derrumbado ni se habían incendiado, ni se habían hechos polvo, como lo habían visto en las películas.

Faltando algunos minutos para las cuatro de la tarde el grupo ya estaba seguro arriba del autobús que los llevaría en un salón ubicado en 6010 West Grand Avenue: la Ciudad de los Vientos los recibía con una temperatura de cuatro grados Celsius.

Desde la cuatro y media de la madrugada no habían comido, en el avión les dieron una pequeñísima porción de huevos con ejotes y frijoles; Miriam, la directora de la Federación de Migrantes Morelenses, había incautado botellas de agua, frascos y algunos tamales de pescado que los pasajeros insistieron en subir a la aeronave.

Contando las edades de los 30 adultos se sobrepasaba los mil 800 años. Había dos o tres octogenarias y algunas de 70 años, a quienes el sobrecargo les decía “mis niñas”.

Entre el contingente estaba Ignacia Díaz Santos, con más de 40 años de no ver a su hijo Natanael; también Bertha Julia Torres Tovar, quien no abrazaba a su hija desde hacía más de 23 años.

Media hora después de que el grupo llegara al aeropuerto, ya estaba formado detrás de una puerta en un lugar alquilado para el reencuentro. Dentro del salón, se escuchaba música y bulla de los familiares que esperaban emocionados la llegada de sus parientes; había nietos, bisnietos, nueras, “nueros”, ascendientes que no se conocían sino en fotografías o en videos.

A las 16:50 se abrieron las puertas y entró Enriqueta Alonso Torres: sus familiares la recibieron con abrazos y flores después de, dice, años de no verlos. Lloraron abrazados y, juntos, se fueron a sentar a una mesita. Luego siguieron los demás hasta completar 30 personas y 30 familias que se habían unido.

Ignacia Díaz Santos, la mujer que no veía a su hijo Natanael hacía más de cuatro décadas, fue recibida por una multitud: varios nietos de más de 20 años, bisnietos y nueras. Natanael parecía un poco alcoholizado y daba órdenes, tenía acaparada a su mamá que lloraba en sus brazos.

Dos comparsas de chinelos danzaron sones y mucha gente se unió al brinco multitudinario.

Fabiola Ortiz Torres andaba de allá para acá, presentando muy orgullosa a su madre Bertha Julia Torres Ortiz:

“Tenía apenas 14, era una niña, cuando se vino a Estados Unidos. Yo nunca quise que me mandara dinero para que yo viniera a verla, no porque no la quiera, sino porque es mucho dinero y prefería que ese dinero lo usaran ellos acá. Dios sabe que todos los días pedía por mi hija y que todos los días sentía la necesidad de abrazarla, hasta ahora que la puedo abrazar. Pensé que me iba a morir sin verla”, dijo la mujer de 74 años.

Estos treinta adultos mayores y treinta y uno más que viajarían desde Morelos hasta Chicago el 8 de diciembre regresarían la segunda semana de enero de 2019, todos cumplirían un sueño: ver a sus hijos, abrazarlos y convivir con sus nietos que no conocían.

Afuera, Chicago oscurecía y el frío recluía a los habitantes en sus casas. Montones de nieve sucia permanecían como fantasmas ebrios en los estacionamientos de los negocios.

El día 3 de diciembre, los ancianos que despertaron con la luz, seguramente observaron por primera vez en su vida las finísimas hojuelas de nieve sobre la Ciudad de los Vientos.

En el patio de la casa de uno de los migrantes, el temporal había dejado seca una mata de rosas y las ramas exhibían sus flores como puños disecados o corazones de cadáveres sin sangre.

Los pájaros que autografiaban el aire se reunieron debajo del techo de una cochera donde había un depósito de agua para un perro imaginado. Ahí, paso a paso, fueron sumando su calorcito hasta volverse un grupo; se comunicaban cosas que sólo importan a los pájaros. Habían encontrado el modo de enfrentar el frío, de cerrar el paso a la soledad y de vencer al tiempo.

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

Un grupo de 100 hombres y mujeres recibieron un monto de tres millones de pesos para iniciar proyectos productivos.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo entregó apoyos económicos por un monto de tres millones de pesos a migrantes morelenses repatriados, para que puedan iniciar proyectos productivos y sacar adelante a sus familias.
Son 100 los hombres y mujeres beneficiados con el Fondo de Atención a Migrantes que opera la Secretaría de Desarrollo Social en coordinación con el Gobierno de México; cada uno recibió 30 mil pesos.
La entrega se realizó en el marco del cierre de la gira de trabajo y agradecimiento que el gobernador inició el 5 de noviembre por el estado, y que concluyó el 4 de diciembre en la Plaza de Armas del municipio de Cuernavaca.
Cuauhtémoc Blanco destacó el esfuerzo que los migrantes morelenses realizan para atender las necesidades de su hogar y sobre todo el valor de hacerlo lejos de sus seres queridos.
Previamente, los beneficiados recibieron adiestramiento por el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Morelos (ICATMOR), donde recibieron las herramientas para emprender un negocio propio.
Antony Avilés Estrada, migrante retornado de Estados Unidos, dirigió un mensaje a nombre de sus compañeros, en el que reconoció y agradeció el apoyo del gobierno de Cuauhtémoc Blanco para que puedan emprender sus sueños.
"Estamos muy contentos. Ahora que recibimos el recurso económico compraremos herramienta y materiales para nuestro proyecto productivo. Gracias a las autoridades, a Cuauhtémoc Blanco", expresó Avilés Estrada.
A la entrega asistió la presidenta del DIF Morelos, Natália Rezende Moreira; el jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera; el delegado del Instituto Nacional de Migración, Russel Amir Dzib Echeverría y el secretario de Desarrollo Social, Gilberto Alcalá Pineda, así como diputadas y diputados locales.
También asistieron el presidente municipal de Cuernavaca, Juan Manuel Hernández Limonchi y la síndico municipal electa, Marisol Becerra de la Fuente, quienes manifestaron todo su respaldo al mandatario estatal.
En su mensaje final, el gobernador refrendó su compromiso de trabajar con honestidad para sacar a Morelos adelante, y una vez más convocó a las autoridades de los niveles de gobierno y ciudadanos a trabajar de manera coordinada para lograrlo.

Cuauhtémoc Blanco Bravo, concluyó con gran éxito la gira de trabajo y agradecimiento, con la cual recorrió gran parte del estado para conocer sus necesidades y reencontrarse con la ciudadanía.
En la última jornada, que incluyó a los municipios de Huitzilac y Cuernavaca, Blanco Bravo reiteró su compromiso de trabajar por Morelos y su gente, principalmente por los sectores más vulnerables.
“No más injusticias, no más rezagos, no más olvido”, afirmó el mandatario estatal ante pobladores de la comunidad de Coajomulco, una de las cinco que conforman el municipio de Huitzilac.
Indicó que este ejercicio de acercamiento ha reafirmado el compromiso de su gobierno de trabajar para la sociedad; “ustedes no son estadísticas, sino seres humanos de calidad y excelencia”, mencionó.
Como lo hizo en toda la gira que inició el pasado 5 de noviembre, Cuauhtémoc Blanco aseguró que su gobierno pondrá puntual atención para garantizar a la ciudadanía el acceso a la salud y medicamentos; a una vivienda digna; educación de calidad y sin conflictos; así como apoyo total al campo.

 

 

Publicado en Sociedad

Chicago, Illinois.- Las tarjetas de identificación expedidas por la municipalidad de Chicago que darán acceso a servicios municipales, museos, programas y otros beneficios, y que se expedirán a habitantes de la Ciudad de los Vientos, incluyendo a los emigrantes indocumentados morelenses, no son un regalo del gobierno norteamericano, sino una conquista ganada por una minoría, así lo dio a conocer Juan Seiva García, presidente de la Federación de Clubes Morelenses (FCM).

Explicó que en el mes de diciembre, como parte del Programa de Identificación Municipal, se comenzará a expedir tarjetas de identificación para todos los residentes de Chicago, incluidos personas sin techo, ex reclusos, miembros de la comunidad transgénero, y desde luego inmigrantes de Morelos y de otras entidades.

Dijo que son entre 115 mil y 175 mil tarjetas con foto, nombre y apellido de la persona, su dirección, fecha de nacimiento y género, con la finalidad de que cuenten con una identificación oficial para tener acceso a servicios vitales.

El presidente de la FCM aseveró que para los inmigrantes éste no es un regalo del gobierno de Chicago, sino resultado de una lucha de minorías afroamericanas e inmigrantes.

“La lucha de estas minorías rindió sus primeros frutos con la elección de Harold Lee Washington, el primer alcalde afroamericano de Chicago, elegido en febrero de 1983: el voto latino y el afroamericano se unieron. Él consiguió el reconocimiento de las minorías, afroamericanos e inmigrantes, y posibilitó que éstas accedieran a un porcentaje de fuentes de empleo digas. Los mexicanos logramos que por ley se dieran 5 mil 750 fuentes de empleo a las minorías: inmigrantes y afroamericanos principalmente; en la actualidad sólo se ocupan 2 mil 750 fuentes de empleo, pero por ley deben darse 5 mil 750, es decir, hay 3 mil empleos que no se están dando a las minorías. Con Harold Lee Washington se comienza a hablar de Chicago como Ciudad Santuario para los migrantes, especialmente para los mexicanos”, precisó.

Recordó que en Estados Unidos de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía hay aproximadamente 250 mil migrantes morelenses, de éstos 25 mil están en Illinois; un porcentaje extenso no tiene documentos migratorios.

Juan Seiva dijo que en la actualidad existe una reserva por parte de mexicanos indocumentados de dar información a las autoridades de Chicago, aunque no sean las migratorias, porque temen que esos datos se utilicen mal y con esa información sean deportados, ya que hay mucha gente que no tiene documentos migratorios:

“No deben temer, ya que toda esta información que proporcionarán para que les den su identificación oficial es confidencial y no habrá filtraciones. Tener una identificación para contratar un seguro o para cobrar un cheque, o para acceder a beneficios sociales en Chicago es un beneficio, es algo que hemos ganado con una lucha de mucho tiempo, así que la invitación es que obtengan esa identificación”, puntualizó Juan Seiva García.

 

 

 

 

Publicado en Sociedad
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.