Publicado en Sociedad Martes, 29 Octubre 2019 05:18

Catedrático de la UAEM acusado de acoso teme ser detenido

Escrito por

Tramitó un amparo; mediante un comunicado negó las acusaciones pero no aclaró si tiene cédula profesional.

Aldo Bazán Ramírez, profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) rechazó las acusaciones de acoso sexual imputadas en su contra en redes sociales por dos alumnas de posgrado en Psicología y manifestó su disposición de comparecer ante las autoridades universitarias y jurisdiccionales competentes, para responder a lo que considera acusaciones dolosas.

A través de un comunicado de fecha 27 de octubre, el académico señala que son infundadas “las acusaciones denostación y criminalización” contra su persona y su familia. “Manifiesto que mi familia y yo, hemos recibido amenazas anónimas sobre video montajes, chantajes y otras acciones para amedrentarme y causarme daño”.

En su comunicado, dirigido a la opinión pública, Aldo Bazán explica que la maestra Laura Daniela Olivares Valderrama trabajó la tesis de maestría bajo su dirección desde agosto de 2014 hasta febrero de 2016, periodo en el que además de dirigir su tesis que mereció la calificación aprobatoria en todos los comités tutorales, también obtuvo calificaciones aprobatorias en dos seminarios que impartió en la maestría, periodo en los cuales –asegura- nunca existió queja alguna de su parte, por acoso, maltrato o discriminación.

Afirma que son falsas las aseveraciones que la alumna hace en el video que se difundió a través de la red social Facebook la semana pasada. “Es preciso aclarar que la asignación y/o cambio de director o directora de tesis al estudiantado de maestría, no es impuesto por algún organismo o la comisión académica, y radica más bien, en el común acuerdo de trabajo colaborativo y coincidencia de temas e intereses académicos entre tutor y estudiante”.

Respecto a lo que publicó la estudiante de doctorado Érika Egleodontina Barrios González, Bazán Ramírez señala que junto a otros cuatro doctores más, fue parte de su comité tutorial de marzo de 2016 a agosto de 2019. “En el comité tutorial del mes de enero de 2019 (6to semestre), manifesté mis reservas a los avances mostrados por su trabajo, de igual manera, dichos avances no correspondían a lo requerido por todos los integrantes del comité que asesora su tesis. Por ende, se le pidió mejorar sus avances y se le otorgaron las sugerencias y los apoyos necesarios para que la estudiante lograra los retos académicos impuestos por el comité asignado. Fue a partir de ese hecho académico, que la estudiante inició una serie de falsas acusaciones en mi contra respecto a supuestas amenazas y acoso escolar. Dichas acusaciones fueron respondidas y argumentadas por mi parte y fueron resueltas por las diversas instancias de la universidad”.

En el documento, Aldo Bazán afirma que ante las acusaciones en su contra renunció definitivamente al comité tutorial de la estudiante Erika Barrios, informando su decisión a la jefa del programa de doctorado y al director de tesis; “por lo que no fui partícipe de la evaluación reprobatoria que su comité tutorial decidió otorgarle en agosto del 2019 (7mo. semestre). Por tanto, es falso que la estudiante haya reprobado como resultado de amenazas y acoso escolar de mi parte, como infundadamente lo pretende hacer creer”.

Subraya que no existen acusaciones formales en su contra y que no ha sido notificado de manera oficial de ninguna instancia si existe acusación formal en su contra “por las conductas que de manera dolosa se me atribuyen en redes sociales” y define las publicaciones en video de redes sociales como una campaña de desprestigio en su contra.

Aldo Bazán se deslinda de ser sujeto de una red de protección al interior de la UAEM y aclara que no es personal sindicalizado, insiste en que son injustas las acusaciones al exponer que tiene 15 años de educar y formar profesionistas en universidades de otros estados y de otros países. En el documento no da respuesta a lo que la alumna Erika Barrios le acusa, de que no cuenta con cédula profesional para ejercer actividades de docencia en un programa validado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“Me da tristeza que por intereses mezquinos me lastimen y también a mis seres queridos, así como amistades y colegas que me conocen y se han solidarizado conmigo, al igual que mis estudiantes y ex estudiantes, quienes pueden dar fe de mi honorabilidad”, dice Aldo Bazán en su comunicado en el que afirma  se reserva los derechos de proceder legalmente ante las acusaciones en su contra.

 

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Salvador Rivera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Salvador Rivera

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.