Publicado en Sociedad Viernes, 06 Diciembre 2019 05:13

Residuos orgánicos, útiles para cultivo de plantas comestibles: investigador

Escrito por

Desarrolla UAEM simposio “La restauración del suelo”.

Durante el simposio “La restauración del suelo”, Víctor Peña Ramírez, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), presentó los resultados de su trabajo titulado “Elaboración de Suelos Artificiales a partir de Residuos urbanos: una Alternativa Sostenible para revegetar ciudades” y afirmó que los residuos orgánicos y de construcción pueden emplearse para elaborar suelos artificiales que permitan el cultivo de plantas comestibles, para mitigar la erosión en de los suelos.

En el Centro de Investigación en Biodiversidad y Conservación (CIByC), de la Universidad Autónoma del Estado Morelos (UAEM) el investigador dijo que los principales factores de perturbación en los bosques de la Ciudad de México son: la deforestación por tala clandestina de unas 500 hectáreas por año, incendios forestales, sobrepastoreo, agricultura y cambio de uso de suelo.

Víctor Peña señaló que los servicios ecosistémicos que aportan los bosques tienen su importancia en la protección y formación del suelo, su control de la erosión y el mejoramiento de la calidad del aire, que se complementan con el ciclo de nutrimentos, recreación, valores escénicos y culturales, reservorio de biodiversidad que regulan el clima local.

Esta actividad se realizó en el marco del Día Mundial de Suelo, en la que el investigador de la UNAM, expuso que el suelo es un recurso natural no renovable y que el tiempo para la formación de tres a cinco centímetros de suelo fue de mil años, por eso la importancia de analizar la viabilidad de emplear residuos orgánicos y de construcción para elaborar suelos artificiales que permitan el cultivo de plantas, como, por ejemplo, el frijol.

Peña Ramírez investigó sobre la concentración de metales pesados en los residuos empleados para elaborar los suelos artificiales; relacionó propiedades físicas y químicas del suelo con el crecimiento y la productividad del frijol y la concentración de nutrimentos foliares con el crecimiento y la productividad del frijol.

Después de un monitoreo constante del cultivo, llegó a la conclusión de que los residuos orgánicos y de construcción pueden emplearse para elaborar suelos artificiales que permitan el cultivo de plantas comestibles y que pueden cumplir con las funciones de los suelos naturales, “su uso evitaría la extracción del suelo natural”.

Aseguró que las compostas tienen un rol fundamental para la viabilidad de los suelos artificiales, pero es necesario acidificar los suelos para que los nutrimentos puedan estar disponibles para mejorar el crecimiento y la productividad de las plantas de frijol.

Por último, Víctor Peña sostuvo que los suelos artificiales elaborados con residuos de construcción, excavación, lombricomposta y trozos de madera, además del suelo artificial elaborado con residuos de construcción, composta, biocarbón y trozos de madera, son una alternativa para el cultivo de frijol.

 

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Salvador Rivera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Salvador Rivera

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.