Sociedad

Los perros que salvan a los humanos


Lectura 4 - 7 minutos
Los perros que salvan a los humanos
Los perros que salvan a los humanos
Sociedad
Lectura 4 - 7 minutos

Los perros que salvan a los humanos


Los perros que salvan a los humanos
Fotógraf@/ MÁXIMO CERDIO
  • Like
  • Comentar

“Lo que ellos hacen es cazar olores, jugar…”.

En México, un país vulnerable en términos de desastres -lo hemos constatado con dos terremotos, el de 1985 y el de 2017- hay menos de 20 binomios caninos certificados, lo que no es suficiente para atender una emergencia.

Queremos que cada estado tenga perros de primera respuesta para búsqueda y para estructuras colapsadas y personas perdidas en áreas como bosques o montañas, para dar apoyo a la población, aseveró Michael Klaus Kühn, instructor Certified Professional Dog Trainer-Knowledge Assessed (CPDT-KA) desde 2020 y coordinador estatal de los Perros de Búsqueda y Rescate SAR K9 de la Cruz Roja Mexicana Morelos.

En entrevist,a explicó que el Equipo de Binomios Caninos SAR K9 se encarga de buscar a personas vivas en diferentes escenarios, entre ellos, en estructuras colapsadas.

Estos binomios forman parte del Grupo de Búsqueda y Rescate de la Cruz Roja Mexicana en Morelos, integrado por socorristas y rescatistas de respuesta nacional e internacional, altamente capacitados en las técnicas y destrezas necesarias para buscar, ubicar, estabilizar y extraer personas atrapadas en estructuras colapsadas o perdidos en cualquier zona del estado utilizando los procedimientos más adecuados y seguros para el personal de rescate y para la víctima.

Dijo que en la Cruz Roja Mexicana Morelos hay 19 integrantes humanos en el equipo SAR K9, cuenta con 2 perros operativos certificados y otros 7 en camino de formación: Chili y Luxor. Ella es la veterana, ya que comenzó a trabajar en el sismo de 2017, está por jubilarse, tiene certificación internacional; Luxor es veterano de 10 años.

Estos animales han sido entrenados y se están entrenando para buscar personas vivas. Hay otros que buscan cadáveres o que buscan drogas o bombas.

Explicó que de los siete perros en formación, dos están casi listo para certificarse, uno ya tenía su primera “activación” y el otro lo está siguiendo. Este año se certifican, pero depende de los guías, ya que éstos deben estar certificados: perros y guías deben saber cómo trabajar en campo abierto, buscando personas que se pierden en bosques y montañas, por ejemplo; luego viene la capacitación mayor, que es el entrenamiento para trabajar con los equipos de Búsqueda y Rescate Urbano en Estructuras Colapsadas, también llamados USAR, abreviatura de Urban Search and Rescue.

Michael Kühn (así es conocido y así le gusta que le llamen) dijo que, como primer objetivo, se trabaja para lograr una capacitación homologada nacional adentro de la Cruz Roja Mexicana, y luego se buscará una certificación internacional.

“Con una certificación estándar, operativamente los perros pueden salir a campo, y luego buscaremos una certificación internacional por medio de la Federación Internacional de Búsqueda y Rescate”, abundó.

Sobre las razas óptimas para realizar estos trabajos, el entrenador dijo que no hay una en particular: Tenemos golden retriever, pastores belgas, pointer alemán, lo que los distingue es que son perros muy juguetones, muy ágiles; lo que ellos hacen es cazar olores, jugar; ellos no “trabajan”, en el sentido estricto, cazan, juegan. Lo hacen por placer; cuando alcanzan su objetivo reciben un premio.

Los perros no siempre van a encontrar a alguien, pero eso sí, si uno pasa por algún lugar y no marca es señal de que con toda seguridad la persona no está ahí, y se descarta y se concentran los esfuerzos en otro lado.

La edad óptima para entrenar el cachorro es desde las nueve semanas si viene de un criadero, para aprovechar su tiempo sensible para la socialización e introducirle poco a poco lo que va enfrentar en su “trabajo”.

Sobre el tiempo en que un perro está listo para entrar en acción, dijo que depende de varios factores. Uno es el nivel de su guía, porque cada guía es el entrenador de su perro hasta que los dos forman un binomio; una vez que el guía está bien formado, entre uno y dos años, los guías tienen que pasar cuatro etapas: ayudante de búsqueda, guía canino, binomio operativo en grandes áreas y al final binomio operativo en estructuras colapsadas.

Dependiendo de la salud del animal, un perro se debe jubilar en promedio a los ocho años, precisó.

 

Los guías

“Formamos a cada guía para ser entrenador de su perro; son los dueños, conviven con el animal y lo entrenan; el fin de semana nos vemos para practicar. Revisamos los ejercicios, hacemos las observaciones y damos nuevos ejercicios. Va de lo sencillo a lo complejo, como buscar a varias personas, buscar en campo, trabajar en coordinación con el equipo de Búsqueda y Rescate.

La idea con los guías es que siempre se capaciten para subir su nivel, primero de manera interna, luego seleccionamos a los mejores para que busquen una certificación externa por medio de la Federación Internacional de Búsqueda y Rescate”.

“El año pasado en la Cruz Roja comenzamos una capacitación formal nacional con noventa aspirantes a ser ayudantes de búsqueda, sesenta y tres lograron la certificación y en Morelos hay 18 de ellos”, expuso.

Los guías y los perros son voluntarios y cada uno tiene su acreditación y en su caso, su certificación.

 

El entrenador

Michael Kühn es de nacionalidad alemana, tiene 44 años, siete de vivir en México, seis como voluntario de la Cruz Roja, como instructor certificado tres y como coordinador SARK9 Morelos dos años.

Cuenta con cuatro perros entrenados para búsqueda y rescate, dos veteranos trabajando activamente y dos cachorros de seis meses en formación.

Como entrenador de perros fue autodidacta y después se capacitó con instructores de la Universidad Nacional Autónoma de México, luego con instructores de Canadá, Estados Unidos y asistió a diversos talleres en Alemania.

Michael relata que hace diez años, antes de encontrar a su perra Chili, se puso a estudiar para saber cómo educarla y tomó la decisión de dedicarse profesionalmente al entrenamiento canino hace tres años.

El coordinador Estatal de los Perros de Búsqueda y Rescate SAR K9 dijo que cualquiera puede entrenar a un perro, siempre que tenga paciencia, empatía y las ganas de aprender.

Un entrenador canino tiene que entender principalmente que no entrena perros, sino a sus dueños o guías. Así tiene que tener todas las calidades de un buen maestro: paciencia, empatía, continuo impulso por mejorar y ser adaptable. Además, el ojo por observar y entender los detalles del lenguaje canino, porque de ellos, de los perros, podemos aprender, concluyó Michael Kühn.

Los integrantes del equipo SAR K9 tenían múltiples activaciones en el ámbito estatal desde la formación del equipo, en 2020.

Hace dos semanas se integraron a los rescatistas para la búsqueda de una persona en Tetecala, Morelos. También han participado en activaciones en estructuras colapsadas en el Estado de México, la Ciudad de México y Puebla durante este tiempo.

Israel Zaragoza Gracia, coordinador Nacional para Búsqueda y Rescate de Cruz Roja Mexicana, dijo que hasta el momento no existe tecnología alguna que pueda igualar o superar al olfato de un perro que, bien adiestrado, puede ayudar a salvar muchas vidas, porque cuando hay personas perdidas o heridas el tiempo de respuesta es fundamental.

Inicia sesión y comenta

Máximo Cerdio

753 Posts 3,965,662 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Si el carro falla, no hay dinero ni para el dueño
Sig. Denuncian fuga de aguas negras afuera de terminal camionera

Hay 4794 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.