Jesús Castillo

Jesús Castillo

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.
Lunes, 10 Junio 2019 07:11

El perro de la reina del Pacífico

Con el pretexto del día de la Libertad de Expresión, el pasado sábado un grupo de periodistas fuimos convocados por Paco Guerrero Garro para una comida en su casa. “Tundemáquinas” de diferentes generaciones compartimos el pan y la sal, pero sobre todo, las anécdotas más increíbles de los últimos 50 años.

La Unión de Morelos estuvo a punto de ser el medio de comunicación que estrenaría un procedimiento legal creado para equilibrar la libertad de expresión con el derecho al respeto de la dignidad de las personas, pero que en la práctica podría ser usado como medio de intimidación por parte de algunos funcionarios.

Jueves, 06 Junio 2019 05:26

Política y religión

En teoría la religión debería estar alejada de la política (“al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”) pero en la práctica hay una relación permanente y hasta perversa.

Recientemente el gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco, hizo declaraciones a la prensa en el sentido de que algunos alcaldes de Morelos han sido llevados al estado de Guerrero para presionarlos y obligarlos a que paguen la famosa “cuota por derecho de piso”.

Los presidentes municipales se han sincerado con el gobernador y también con el obispo Ramón Castro, pero no han presentado denuncias ante las instancias correspondientes, de ahí que sólo sean acusaciones “de oídas”.

En cambio, nos consta -porque tuvimos a la vista el expediente- el caso de un alcalde guerrerense al que se lo trajeron a Morelos “para platicar” sobre lo que tenía que darle a la delincuencia organizada.

“Mediante técnicas especiales de investigación se logró obtener la información que al parecer Adán Casarrubias Salgado, líder de las organización criminal denominada “Guerreros Unidos”, pretendía acercarse al nuevo alcalde de Cocula, Guerrero, para dar continuidad a los arreglos que tenían con la anterior administración encabezada por César Miguel Peñaloza Santana, motivo por el cual continuamos con los servicios de inteligencia e investigación respecto del nexo de los presidentes municipales en el estado de Guerrero con miembros de la organización criminal denominada Guerreros Unidos”.

Esa es la justificación con la que elementos de la Policía Federal, de la Comisión Nacional de Seguridad que a su vez depende de la Secretaría de Gobernación, interceptaron llamadas telefónicas e implementaron “vigilancia móvil y fija” sobre el recién electo alcalde de Cocula Erik Ulises Ramírez Crespo, hasta que lo detuvieron precisamente cuando comía con el capo en un restaurante en el municipio morelense de Emiliano Zapata.

El informe al que tuvo acceso este reportero, firmado por elementos de la “Coordinación de Operaciones Encubiertas de la División de Inteligencia de la Policía Federal”, establece que este grupo criminal ha tenido tratos con la mayoría de los alcaldes de Guerrero y pretendía continuar la relación en el trienio pasado.

Y queda evidenciado que las negociaciones no se hacían en territorio guerrerense, sino en Cuernavaca (principalmente en el área de comida de la Plaza Galerías) y el restaurante “La Cabaña de Max”, en el municipio de Emiliano Zapata.

Del informe de la Comisión Nacional de Seguridad Pública se desprende que algunos alcaldes están siendo espiados por el gobierno federal. No lo mencionan abiertamente, pero le llaman “técnicas especiales de investigación”.

Fue a través de esas “técnicas especiales”, que la Policía Federal “logró obtener datos suficientes de que el día 29 de octubre del 2016 se realizaría una reunión entre el alcalde Erik Ulises Ramírez Crespo y miembros del cartel de Guerreros Unidos en el estado de Morelos”, lo que derivó finalmente en la detención de siete personas que departían en “La Cabaña de Max”.

Aunque la puesta a disposición que hizo la Policía Federal de los siete detenidos señala que la detención ocurrió en las afueras del restaurante “La Cabaña de Max”, todos los testimonios que obran en el expediente coinciden en que los soldados y policías irrumpieron en el interior del establecimiento de comida.

Así lo narra Benjamín Martínez Acosta, secretario particular del alcalde de Cocula:

“Aproximadamente a las 14 horas nos trasladamos a la Plaza Mega Comercial que se encuentra ubicada frente al 27 Batallón de Iguala, Guerrero. Esto con la finalidad de que el presidente municipal se entrevistara con el licenciado Eloy Flores Carreto, quien nos dijo que nos trasladáramos a la ciudad de Cuernavaca, Morelos, toda vez que en esa ciudad nos veríamos con una persona que era muy buena gente y que nos iba a ayudar con los proyectos.

“Siendo el caso que nos trasladamos a Galerías de la ciudad de Cuernavaca, deseando agregar que nos trasladamos a bordo de un vehículo Sentra, color gris, propiedad del papá del presidente municipal de Cocula, Guerrero, a la ciudad de Cuernavaca, Morelos, a Plaza Galerías, específicamente al área de comida, por lo que nos sentamos y pedimos comida, pasando unos veinte minutos, cuando recibe una llamada el licenciado Eloy Flores Carreto, que siempre no nos veríamos en Plaza Galerías, que nos trasladáramos a un restaurant que está ubicado rumbo a Zapata, Morelos, razón por la cual nos salimos de Galerías y nos dirigimos con rumbo a Zapata.

“El licenciado Eloy Flores Carreto recibió de nueva cuenta otra llamada en la cual le dijeron que siguiera una camioneta Frontier color gris, la cual salió de un centro comercial y la seguimos hasta el restaurant donde llegamos, descendiendo del vehículo Frontier dos personas, quienes se introdujeron al restaurant y del vehículo en que venimos primero el presidente municipal Erik Ulises Ramírez Crespo y el licenciado Eloy Flores Carreto, quienes también se introdujeron en el restaurant”.

El chofer, Mariano Zamora Paredes, refiere por su parte que en el vehículo se quedaron él y el secretario particular, Benjamín Martínez Acosta, pero diez minutos después el alcalde sale y le indica con ademanes que entren al establecimiento de comida.

“Al llegar a la palapa en la que se encontraba mi jefe observé que en su mesa estaban un total de cinco personas de las que sólo reconocí a mi jefe y al licenciado Eloy; a las otras tres personas nunca las había visto hasta el día de ayer. Quiero precisar que Benjamín y yo nunca nos acercamos a la mesa de mi jefe por lo que desconozco qué temas hayan tratado”.

Tanto en el Ministerio Público como en el Juzgado de Distrito, el alcalde de Cocula siempre sostuvo que no sabía que se entrevistaría con el jefe de los Guerreros Unidos, sino “con el empresario que maneja los Oxxos”.

Refiere que después de la presentación hubo un lapso de silencio porque comenzaron a comer.

  • Lo que yo quiero es que toda la región norte de Guerrero esté tranquila y sin problemas- comentó el jefe de los Guerreros Unidos.
  • Pues Cocula siempre ha sido un pueblo muy tranquilo- contestó el alcalde.

En ese momento vieron entrar policías y soldados por todos lados. No hubo tiempo de nada.

El alcalde, su secretario particular, su chofer y Eloy Flores Carreto (quien se identificó con una credencial de la Cámara de Diputados Federal firmada por el diputado perredista Catalino Duarte Ortuño) quedaron bajo arraigo por 40 días.

Fue liberado el 11 de diciembre del 2015 por falta de elementos, y detenido nuevamente el 9 de febrero del 2016 en cumplimiento a una orden de aprehensión librada por el Juzgado Noveno de Distrito con sede en Iguala, por delincuencia organizada.

Mientras tanto, Adán Zenén Casarrubias Salgado, y dos presuntos ayudantes, permanecen presos en un penal federal de Sonora.

HASTA MAÑANA.

 

Si en lugar de ser entidades federativas fueran países, Guerrero tendría una deuda con Morelos que merecería por lo menos una enérgica nota diplomática. El estado que gobierna Héctor Astudillo le debe una disculpa pública a la familia de Alan Cerón Moreno, así como una indemnización económica porque sus policías se llevaron a este joven de la colonia Alta Vista de Cuernavaca, lo mantuvieron secuestrado en Chilpancingo, de donde se escapó y logró llegar hasta la agencia del Ministerio Público para comunicarse con su familia. Y de ahí, funcionarios de la Procuraduría Guerrerense y Policías Ministeriales lo entregaron a “la maña” para que lo ultimaran.

Los vecinos de la colonia Alta Vista no pueden olvidar aquella noche del 24 de diciembre del 2011. Alrededor de las 19 horas, sicarios que viajaban a bordo de varias camionetas se enfrentaron con policías municipales de Cuernavaca en la parte más baja de un valle conocido como la colonia Zacatierra. Ahí quedaron dos sicarios muertos y abandonadas seis camionetas en cuyo interior se encontraron 17 armas largas, dos cortas y un lanzagranadas.

Un segundo enfrentamiento se dio precisamente frente al módulo de Seguridad de la colonia Carolina, donde uno de los sicarios en su huida se introdujo a las oficinas de la Policía y al ver a una mujer uniformada que hacía labores de radioperadora le disparó, falleciendo al instante.

Al final, el saldo fue de tres sicarios muertos, de los cuales dos fueron identificados de inmediato: Baltazar Moreno Mora, comandante de la Policía Ministerial de Guerrero y Juan Jesús Cabrera Salazar, policía preventivo estatal también del vecino estado. Fueron detenidos Jorge Alfredo Castro Castro, Miguel Ángel Romero Peñaflor, Ezequiel Rivera Ocampo y Marcelino Calletano García, todos originarios de Chilpancingo, Guerrero.

La angustia de los padres de Alan se vio aminorada cuando, el 26 de diciembre a las 19 horas reciben una llamada telefónica de un hombre que les comunica que su hijo se encuentra en las oficinas del Ministerio Público del Distrito Judicial de Los Bravo, en Chilpancingo Guerrero, pues acababa de escapar de donde lo tenían secuestrado. Sin embargo, mayor fue su sorpresa cuando llegaron al otro día al lugar indicado y recibieron la noticia de que su hijo no estaba.

“El muchacho se desesperó y se retiró”, fue la primera absurda e inverosímil versión que escucharon en voz de Juan Falcón, el agente del Ministerio Público que había hecho la llamada. Es entonces cuando interviene el abogado Miguel Ángel Rosete Flores, quien acompaña a los padres en una nueva visita a las instalaciones de la Procuraduría de Guerrero en Chilpancingo. Primeramente se entrevistan con elementos de la Policía Municipal de Chilpancingo, quienes refieren haber encontrado a un joven que sólo vestía un bóxer negro y una playera, atado de pies y manos con cinta canela, sobre la carretera. No iba solo, lo acompañaba una joven que dijo llamarse Guadalupe.

Al parecer Guadalupe también estaba secuestrada por ser pareja de un vendedor de drogas de Chilpancingo, y suponemos que ella es quien convence a Alan de que escapen porque sabía que estaban muy cerca de la carretera.

Ambos jóvenes son entregados por la Policía Municipal al Ministerio Público, pero ella abandona las instalaciones durante el día, sin que se pueda precisar a qué hora exactamente. Alan, en cambio, no tuvo otra opción que permanecer en la agencia del MP, suponiendo que ahí estaría a salvo de sus captores.

Lo que no sabía es que los policías trabajaban para el crimen organizado, y que en cuanto se percataron de que estaba en la agencia del MP para denunciar su secuestro, simplemente ordenaron su recaptura y ejecución.

“No sabemos cómo le hicieron, pero sabemos que Alan salió por su propio pie y se subió a un vehículo de los sicarios. Quizás alguien de la Procuraduría le dijo que lo iban a llevar a Cuernavaca, o a tomarle sus datos. No sabemos, pero el hecho es que no lo sacaron violentamente”, explica el abogado Miguel Ángel Rosete, quien acompañó a la familia a buscar a Alan  en Chilpancingo.

El titular de la Agencia del MP, Omar Sandoval León, de plano dijo que nunca vio a Alan; su segundo, Juan Falcón Bautista, asegura que “se desesperó y se fue”; los policías nos decían que “seguramente andaba de desmadre, pues no estaba sólo sino con una chava”, pero nadie daba información de su paradero.

“Me entrevisté con el entonces procurador de Justicia de Guerrero, quien me mostró un documento en el que la PGJ me daba respuesta a mi petición de obtener los videos tomados ese día por las cámaras de seguridad. Me decían que no había cámaras porque estaban en remodelación. Entonces le puse en su escritorio al procurador las fotos que yo tomé de las cámaras, y me dijo: vete a la PGR, aquí ningún Ministerio Público se va a atrever a investigar a sus propios compañeros”, recuerda Rosete Flores.

Luego de marchas, manifestaciones, ruedas de prensa, oficios y muchas visitas a la Procuraduría de Guerrero, “ya no soportaron la presión y buscaron la forma de que encontráramos el cuerpo para que esto terminara”, refiere.

Fue así como en mayo del 2012 la Policía Ministerial de Guerrero presentó ante el Ministerio Público a un campesino de 27 años de nombre Misael Morales Rodríguez, quien primeramente fue detenido por conducir un vehículo reportado como robado, pero ya en los separos “confesó” haber participado en el asesinato de Alan Cerón.

Dijo que un sujeto al que apodan ‘El Nariz’ y otro al que sólo conoce como ‘El chivo’, le ofrecieron trabajo como sicario y que en diciembre del 2011 le ordenaron conducir la camioneta con la que “iban a levantar a uno de la familia michoacana”, y que fueron por él a la agencia del Ministerio Público.

Asentó en su declaración que el joven se subió por su propio pie a la camioneta Mitsubishi y que se lo llevaron rumbo a Zumpango donde ‘El Nariz’ y ‘El Chivo’ lo bajaron, lo golpearon, le dieron el tiro de gracia y lo enterraron en una fosa de apenas 30 centímetros de profundidad.

Sobre ‘El Nariz’ dijo que tuvo noticias de que ya lo mataron en Tierra Colorada y al otro no lo ha vuelto a ver. Así fue como el 16 de mayo del 2012 el detenido condujo a las autoridades hasta un predio donde estaba enterrado un cadáver que las pruebas de ADN demostraron que se trataba de Alan Israel Cerón Moreno.

Misael Morales Rodríguez, único testigo de la artera ejecución del muchacho, fue asesinado en la cárcel de Chilpancingo semanas después de su ingreso. La Procuraduría de Justicia de Guerrero no realizó ninguna investigación interna para determinar qué servidores públicos entregaron o permitieron que se llevaran al joven Cerón Moreno, y por qué durante todo ese tiempo no iniciaron la denuncia correspondiente. Los servidores públicos involucrados siguen laborando normalmente.

HASTA MAÑANA.

 

Lunes, 03 Junio 2019 07:11

El saqueo de las narco-residencias

“El güero venía con frecuencia. Era muy amable y nada ostentoso en su seguridad. Caminaba como si nada por el centro de Xochitepec y todos sabíamos que en su rancho “El Paraíso” tenía animales exóticos, pero nunca nos imaginamos que él fuera uno de los narcotraficantes más buscados de México, hasta que lo vimos en televisión y que lo presentaron como Edgar Valdez”.

Para entender el problema de las pensiones y jubilaciones: 

Quizás usted sea de esas personas que acostumbra usar una botella de Padre Kino para llenarla de monedas. A muchos les funciona porque cuando se llena les puede servir para un viaje o para comprar una medicina. Ahora imagine que le da a resguardo su botella a su esposa (o viceversa) y que él o ella sin decirle nada toma ese dinero para comprar comida o cualquier otra cosa. Eso ha sucedido con el dinero de las pensiones: el gobierno le quita una parte y le dice que lo guardará para su vejez, pero en realidad ese dinero lo ha venido usando como “caja chica”.

Y es que, en virtud de una población en envejecimiento a pasos agigantados, de un número cada vez menor de trabajadores formales, aunado a la falta de ahorro voluntario y a los pocos mecanismos para cubrir los gastos del gobierno, el sistema de pensiones se ha convertido en la principal herramienta para operar financieramente y generar liquidez para el gobierno de la República, recursos que maneja con una enorme opacidad y sin rendir cuentas sobre la utilización de dichos recursos.

 El proyecto de Egresos para 2018 enviado por el Ejecutivo contemplaba 700 mil millones de pesos sólo para el pago de pensiones; la cifra es enorme y equivale al 10 por ciento del presupuesto programable, mayor que el presupuesto otorgado a las secretarías de Educación, Desarrollo Social y Salud, en conjunto.

 Esos 700 mil millones de pesos se irán a las 59 millones de cuentas concentradas en las 11 Afores existentes en el país, pertenecientes a los 39 millones de trabajadores afiliados a algún sistema de seguridad social y cuyo fondo total resulta en la cifra citada cercana a los 10 billones de pesos.

 Por el momento nadie tiene claridad de dónde están esos 10 billones de pesos. Si esos recursos se fueran a inversión productiva aún existirían, sin embargo, este dinero se ha utilizado para cubrir los consumos gubernamentales. Y es que en los años recientes el principal usuario y consumidor del dinero de los trabajadores y manejado por las Afores, ha sido el propio gobierno de la República, al usar tales fondos para cubrir su gasto corriente (consumido en pago de sueldos y salarios y compra de insumos, etc., gasto que no produce ni interés ni utilidades) y tal uso indebido impide que ese dinero se mantenga, se eleve como resultado de inversión, sino que vaya mermando a pasos alarmantes.

En este sentido, el jurista Humberto Luna enfatiza respecto a la administración de los fondos de retiro como un esquema de despojo para los trabajadores, en el que empresarios y gobierno son cómplices. Abunda en ese sistema ganar-ganar del gobierno, pues emplea el dinero de los trabajadores para su gasto corriente y los empresarios de esa manera incrementan ganancias a través de las Afores.

 "Como el gobierno ya no dispone de los fondos de Pemex para cubrir sus gasto corriente, aprovecha el dinero que proviene de las pensiones. En 2018 los fondos de retiro llegaron a 2.8 billones de pesos y ese monto se está utilizando para cubrir los gastos del gobierno", acusó el abogado al explicar que al menos el 70% de esos recursos se usa en el gobierno como deuda interna.

"Es un robo. Si revisamos casos aislados de los trabajadores, podemos ver (que) merman su pensión con más de un millón de pesos por pensionado", expresa Humberto Luna, luego de señalar las absurdas justificaciones que sobre las bondades de los sistemas de pensiones realizan algunos investigadores, quienes prefieren quedarse en las cifras macro para no entrar a los casos individuales de cada trabajador, casos en los se puede observar a detalle dichas irregularidades.

 Así pues, explica a través de la lógica de posesión por despojo, las reformas estructurales de los últimos años han tenido como fin facilitar la mercantilización de ámbitos donde antes no tenía cabida el mercado, "como los gobernantes están impuestos por los dueños del capital, su trabajo como gobierno se enfoca a beneficiar los intereses de las corporaciones y no les importa la suerte de la gran mayoría de las personas que vivimos aquí", afirmó el jurista de la UNAM.

 Y resaltó que en el caso de las Afores, éstas pueden invertir libremente los recursos de los trabajadores y ni siquiera la CONSAR dispone de instrumentos de coerción para ir más allá de las multas, de tal modo que, las distintas Afores tienen la oportunidad de incumplir la ley y permanecer libres de culpa solamente pagando una multa generalmente mínima en comparación de sus ganancias.

"Mientras los trabajadores de este país no tomen el problema en sus manos, nada se va a resolver", anticipa Humberto Luna y reconoce como mayor problema la ignorancia y desinterés de los trabajadores quienes generalmente desconocen la situación de sus pensiones y sólo se ocupan de ellas hasta el momento de solicitarla.

 "Esto es una bomba de tiempo y se van a empezar a preocupar cuando en el 2020, el gobierno les diga que no tiene dinero para pagar sus pensiones", dice el experto, quien precisa además que para abastecer las pensiones de la generación de transición (la que empezó a cotizar antes de 1997), el gobierno necesitará más de 10 billones de pesos, dinero que no posee.

“Cuando sólo 1 de cada 10 trabajadores sabe en qué Afore se encuentra su dinero, mientras el resto eligió su Afore por la persona que lo invitó a ella, se hace palpable el desinterés de los trabajadores mexicanos por saber cómo se maneja el dinero destinado a su futura pensión.

“De entrada hay una disparidad entre el número de cuentas y de trabajadores: mientras las Afores reportan un total de 57.4 millones de cuentas, el número de trabajadores afiliados es de 39 millones, es decir, 18.4 millones de cuentas son cuentas duplicadas y es que un mismo trabajador puede tener cuentas en distintas Afores sin saberlo y las Afores aprovechan esta circunstancia pues reciben comisión por cada cuenta”, detalla Humberto Luna.

 Y agrega que son pocos los trabajadores que saben cómo están manejando sus recursos las Afores, en qué están invirtiendo su dinero y qué rendimiento van a recibir.

 Lo grave, señala, es que ante la ley el único responsable de cómo se maneja su dinero es el propio trabajador, de modo tal que si la Afore en la que están inscritos decide jugar su capital en la Bolsa de Valores, en instrumentos de alto riesgo o bonos basura y pierde, quien resentirá dicha pérdida es el trabajador, la Afore no tendría responsabilidad alguna, ni hay seguro que cubra ese desfalco al pensionado.

HASTA EL LUNES.

Jueves, 30 Mayo 2019 05:00

“Se nos murió la chava”

Esta es una historia real, pero los nombres han sido cambiados para proteger a la víctima y los testigos, y para no violar el derecho a la presunción de inocencia.

Jonathan se levantó del paradero y recorrió con la vista la fila de microbuses que se acercaban a baja velocidad, pero no ubicó ninguna ruta 13 que lo llevara a su casa.

Iba a sentarse nuevamente cuando vio un Tsuru blanco sin placas que se detuvo frente a él.

“Qué onda wey, ¿vas a jalar a la party o qué pex?”, escuchó Jonathan, quien reconoció a Luis Ángel, su compañero de salón, que venía de copiloto en el Tsuru.

  • No puedo wey, tengo que estudiar para el examen- se disculpó Jonathan.
  • Ándale, nomás unas micheladas ahí cerca de la Universidad, hay promo- terció Brayan, que venía manejando.
  • No gracias, deveras. Pero si van a la Uni denme un aventón a mi casa. Ya ves que vivo por Domingo Diez.

El muchacho se subió en el asiento trasero del Tsuru. Sólo hasta ese momento se dio cuenta que otro vehículo venía atrás de ellos.

-Son compas de la Prepa, también van con nosotros a echarse unas chelas- explicó Luis Ángel.

Los dos vehículos tomaron la autopista y llegaron a la Paloma de la Paz. Jonathan iba a bajarse en la glorieta pero pronto lo convencieron de acompañarlos al antro. “Sólo una michelada de a litro y ya”, advirtió mientras pedían una mesa para cinco en el concurrido lugar, ubicado muy cerca de la máxima casa de estudios.

Jonathan notó la ausencia de Brayan y otro más que iba en el segundo vehículo. “Es que ese wey vive aquí cerca y cuando venimos nos deja estacionar el coche de Brayan en su casa para no dejarlo en la calle. Pero ahorita viene”, le explicó Luis Ángel, quien era al único que realmente conocía porque iba en su mismo salón de la Preparatoria Nocturna Uno. A los demás sólo los ubicaba de vista.

Pasaron las horas y los cinco jóvenes seguían ingiriendo bebidas embriagantes. Alrededor de las 9 de la noche Jonathan y Luis Ángel fueron al baño. Cuando venían de regreso vio que una chica lo saludaba con mucha familiaridad.

  • Ella es Leticia, está en el equipo de Tocho igual que yo- le dijo Luis Ángel a manera de presentación.
  • Mucho gusto Leticia, soy Jonathan y voy en la Prepa Uno igual que éste wey- contestó Jonathan mientras le daba un beso en la mejilla a la joven.
  • Igual y ahorita nos tomamos unas chelas no? Ya me aburrí de que acá puro machín- ofreció Luis Ángel y la muchacha asintió con la cabeza.

Siguieron tomando y al rato Jonathan vio que Luis Ángel, Brayan y la muchacha que le habían presentado ya estaban en otra mesa, y parecían muy divertidos.

En una de las ocasiones en que se paró al baño ya no vio a la chica ni a sus amigos. Le preguntó a los otros dos que permanecían en la mesa.

“Ahorita viene tu amigo, fueron a dejar a la chava a su casa, pero no te preocupes, tienen que regresar a entregarme las llaves de mi casa, porque se las presté para que sacaran el Tsuru”, le dijo el otro preparatoriano del que sólo recuerda que se llama Gonzalo.

Pasaron las horas y Luis Ángel y Brayan no regresaban. Gonzalo ya estaba enojado porque quería irse a su casa pero ellos se habían llevado sus llaves.

“Son mamadas. Dijeron que sólo iban a llevar a la chava. Y ahora ni contestan el celular”, decía a cada rato el muchacho.

Ya pasaba de la medianoche cuando aparecieron Brayan y Luis Ángel. Gonzalo estuvo a punto de golpearlos pero intervinieron los demás preparatorianos.

-Es que tuvimos un pedote- se justificó Brayan.

-Si wey, se nos murió la chava y tuvimos que deshacernos del cuerpo-, comentó entre dientes Luis Ángel.

- Sí como no. Mejor di que siguieron chupando con ella y acá nosotros  como pend…

Ahí terminó la noche de “party” de los preparatorianos. Pagaron la cuenta y cada quien se fue a su casa.

-¿Ya viste lo de la chava que encontraron muerta en la autopista?- escribió Priscila, la novia de Jonathan por el Messenger.

- Sí, algo escuché en las noticias. ¿Pero pues ya es normal que las maten no? – contestó el muchacho.

- Lo que me llama la atención es que ella entrenaba con los Venados Black, igual que tu amigo Luis Ángel, con el que me dijiste que saliste la noche del jueves.

- Pero Luis Ángel no es capaz de matar una mosca- bromeó Jonathan.

- Es ella. Mira.  (le envía un link donde viene la foto de Leticia).

La conversación ya no siguió por Messenger, sino por teléfono.

- ¡No manches! Es la misma que se fue con Luis Ángel y Brayan. Entonces no estaban mintiendo, sí se les murió la chava- dijo Jonathan visiblemente exaltado.

- ¿Cómo que se les murió? A ver Jonathan, ¿quién se murió? ¿En qué problema estás metido?

Ya no siguieron hablando.

Días después, una voz femenina hizo una llamada anónima a la Fiscalía General del Estado:

“Quiero denunciar que a Leticia, la que encontraron enfrente del Rojo Azafrán la mataron dos estudiantes de la Preparatoria Nocturna 1. Uno se llama Brayan y el otro Luis Ángel. Estuvieron conviviendo con la chava en un bar que se encuentra muy cerca de la UAEM. De ahí salieron los tres y cuando ellos dos regresaron le dijeron a sus compañeros que habían tenido un pedote y que se les había muerto la chava”.

 

HASTA MAÑANA.

 

Miércoles, 29 Mayo 2019 05:18

Morelos, un estado de pensionados

Cada año, el gobierno del Estado tiene que apartar del presupuesto una cantidad de dinero que oscila en unos 800 millones de pesos, mismos que (metafóricamente hablando) lanza a un pozo sin fondo. No es para obras, no es para medicinas, es para mantener a miles de personas que están pensionadas, es decir, que cobran pero sin trabajar, o si trabajan lo que ganan es aparte.

Desde un punto de vista optimista se diría que toda esa gente ya desquitó lo que le están pagando con muchos años de trabajo, y que para eso durante todo el tiempo que cobró en gobierno, una parte de su sueldo le fue retenida precisamente para su jubilación.

Pero desde un punto de vista realista, la verdad es que todo ese dinero que el gobierno le descontó de su quincena durante décadas no lo ahorró, sino que se lo gastó.

Y aunque debemos reconocer que gran parte de esos jubilados y pensionados sí cumplieron al pie de la letra con los requisitos para obtener esa prestación legal, muchos de ellos la obtuvieron con trampas.

Ayer platicaba con un conocedor del tema que labora en el Congreso del Estado y me comentaba que, efectivamente, la LIII Legislatura fue la que otorgó pensiones de manera burda, cínica, escandalosa, pero que si nos diéramos a la tarea de analizar las jubilaciones de las anteriores legislaturas, nos encontraríamos con que ha habido un saqueo descomunal al erario estatal.

Morelos tiene una de las legislaciones más benévolas con sus trabajadores burócratas. Y no solamente porque es de los pocos donde se conceden tres meses de aguinaldo sin argumento alguno, sino porque una jubilación la puede obtener casi cualquier persona que tenga el dinero o las “palancas” necesarias.

Y es que la ley no contempla ninguna medida para garantizar que la documentación que presenta el peticionario realmente corresponde a la realidad. Basta con presentar un documento con sello y firma de un Ayuntamiento o de una dependencia para dar por hecho que esa persona trabajó el tiempo que ahí se estipula.

A manera de broma, comentábamos ayer con este servidor público que a Julio Espín Navarrete las dos veces que fue presidente municipal se le echaron a perder los archivos por las lluvias, en tanto que en Huitzilac un incendio acabó con todos los documentos que estaban resguardados.

El proceso de cancelación de pensiones que está realizando la actual legislatura será una buena oportunidad de ver si se puede impedir o no este robo al erario. Será una especie de experimento en el que mucho tendrán que ver los criterios que apliquen los jueces de Distrito ante los cuales ya están recurriendo muchos de los que fueron rechazados.

Vamos a ver en cuántos casos “pagan justos por pecadores”, es decir, que habiendo reunido los requisitos de ley, se vean afectados al ser metidos en una misma bolsa donde están los deshonestos.

Y vamos a ver en cuántos casos los ex servidores públicos “se van riendo” luego de obtener sendos amparos de la Justicia Federal.

Consideramos que cualquiera que sea el resultado la Cámara de Diputados no debe quedarse con los brazos cruzados viendo cómo se burlan los beneficiarios de las llamadas “pensiones doradas”. Los diputados deben reformar el marco legal para que no se repitan este tipo de trampas que lesiona la de por si deteriorada economía del Estado.

Lo ideal sería que los diputados de la LIV Legislatura realmente quisieran pasar a la historia y dijeran un “ya basta” al saqueo del erario a través de la jubilaciones. Se requieren pantalones para decir “ni un jubilado más”, y que de aquí en adelante esa prestación se conceda solamente para quien demuestre rigurosamente que lo merece y en cantidades asequibles.

También, se requieren pantalones para desaparecer un aguinaldo de tres meses que fue instituido por un gobernador para quedar bien con sus gobernados pero que es el equivalente a dejar endeudada la entidad para el resto de sus días.

¿Por qué los burócratas de Morelos reciben tres meses de aguinaldo si en otros estados y en la Iniciativa Privada lo normal son 30 días?

Si derogaran esa disposición se ahorrarían muchos millones de pesos, pero no habrá diputado que lo proponga porque se echaría encima a todos los trabajadores, tanto en activo como jubilados.

Por otra parte, también tenemos otro problema: muchos de los actuales funcionarios ya están jubilados por el gobierno estatal y cobran a través de honorarios.

Comenté esa situación recientemente con Juan Manuel Díaz Popoca, experto en derecho laboral y que irónicamente es uno de jubilados que siguen trabajando. Me decía que hay una ambigüedad en la Ley. Es decir, que si bien no dice que una persona que está jubilada en el gobierno del estado puede trabajar por honorarios, tampoco hay una prohibición expresa. Luego entonces, lo que no está prohibido está permitido, y eso lo aprovechan muchos funcionarios que reciben sueldo y pensión.

Díaz Popoca coincidió con este columnista en que es necesario terminar con esa ambigüedad en la Ley del Servicio Civil que afecta los recursos del erario y que no da oportunidad a nuevos profesionistas de integrarse a la administración pública.

Y nunca como ahora es indispensable pensar en la creación de un Instituto de Pensiones como el que ya existe en algunas entidades de la República. Que a partir de ahora lo que se les descuente a los trabajadores sea integrado a una cuenta (de la que no pueda disponer el gobierno del Estado), para que ese dinero se multiplique y en el futuro sirva para dar una pensión digna a las personas que hayan cumplido con los requisitos.

Sólo falta saber qué diputados se van a aventar el tiro, pues los que lo han intentado han salido “trasquilados” políticamente hablando.

HASTA MAÑANA.

 

 

Ayer, militantes del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) pidieron la renuncia del dirigente estatal, Gerardo Albarrán Cruz, a quien acusaron de obedecer órdenes del ex senador Rabindranath Salazar Solorio y de su hermano, el actual senador, Radamés, con los mismos apellidos.

Lo que llamó la atención fue que la conferencia de prensa estuvo encabezada por Raúl Iragorri Montoya y el senador suplente Alejandro Rojas Díaz, así como el empresario Arnulfo Montes Cuen, quienes pidieron que de manera inmediata se haga una auditoría a las finanzas del partido, tras las elecciones del año pasado.

De igual modo, afirmaron que Morena en Morelos está tomado por un grupo de militantes que se ha apoderado de sus recursos financieros y que además está ligado al ex gobernador Graco Ramírez Garrido; por ello, pidieron que de forma inmediata se inicie un proceso de renovación del partido en Morelos.

“A través de sus esbirros como Miguel Lucia Espejo, buscan que prevalezcan sus privilegios y sus redes de corrupción ligadas al peor gobernador que ha tenido el estado de Morelos, que es Graco Ramírez. Ellos están profundamente identificados con Graco Ramírez”, señaló el empresario Iragorri.

Y luego remató: “Hemos escuchado a Andrés Manuel López Obrador decir que en la cuarta transformación vamos a combatir los actos de corrupción sea quien sea. Pues bien, en Morelos la dirigencia estatal de Morena es ilegítima y corrupta. Tenemos pruebas de ello”.

Recordó que tras la renuncia de Miguel Lucia Espejo dejaron a un encargado de despacho que “lo único que hace es atender los intereses políticos de sus jefes políticos, Rabindranath y Radamés Salazar Solorio”.

Agregó que en varias ocasiones la dirigencia estatal ha actuado a conveniencia del ex gobernador Graco Ramírez, por ejemplo, cuando ordenó a sus diputados votar en contra de la iniciativa que permitiría sacar del cargo al fiscal general de justicia nombrado por el gobernador perredista así como el fiscal anticorrupción.

También criticó a la dirigente nacional, Yeidckol Polenvsky, por haberse referido con palabras ofensivas al gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco, y su jefe de la oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz.

“Esa actitud es poco digna de una dirigente estatal y menos de una que se considera dama, lo cual ha provocado un desencuentro que en nada ha beneficiado a Morelos. Por lo visto, el grupo de Rabín y Miguel Lucia le están apostando al fracaso del actual gobierno estatal”.

Denunciaron que dicho grupo pretende convocar a asambleas para agosto, a fin de renovar consejo municipal; sin embargo, sería ilegal porque primero el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene que revisar el padrón de afiliados y posteriormente llevar a cabo dicho proceso.

Por cierto que Alejandro Rojas Díaz-Durán estuvo este fin de semana en Acapulco, y allá repartió calificativos a sus compañeros de partido.

Dijo que "unos vivales, como René Bejarano afilian por su cuenta a ciudadanos a sus organizaciones a nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador”. Agregó que hay  pseudolíderes que medran y lucran a favor de sus intereses personales con organizaciones que pretenden ser "partidos satélites" del Movimiento de Regeneración Nacional en las elecciones de 2021.

 "No han entendido que la gente no quiere replicar el modelo del viejo régimen, con partidos satélites que sólo son negocios familiares o proyectos personales al mejor postor". Debe existir la genuina, necesaria y legítima pluralidad política representativa; pero es innecesaria y dañina para la democracia política que surjan del engaño, partidos políticos que sólo son comparsas a modo”.

Pero, ¿quién es este hombre que a últimas fechas se ha dedicado a denostar a la dirigencia nacional de Morena?

Alejandro Rojas Díaz-Durán nació el 8 de octubre de 1957 en la Ciudad de México. Es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Iberoamericana. En esta misma universidad estudió Filosofía. Por otro lado, tiene estudios en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y cursó un diplomado de Relaciones Exteriores en el Instituto Matías Romero.

Pero vea usted la escuela política que trae: En el año 1977 fue el secretario privado de Porfirio Muñoz Ledo. En 1987 fundó la “Juventud Progresista”, movimiento político que exigía la democratización del régimen político y que posteriormente se convertiría en la fuerza juvenil de la Corriente Democrática del PRI. Fue electo asambleísta en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal para el período comprendido entre 1991 y 1994.

En el año 1993 fundó y presidió la Fundación para la Democracia, la primera organización no gubernamental en organizar la observación internacional de unas elecciones en México. Esto se llevó a cabo durante las elecciones federales de México de 1994.

Fue electo diputado del Congreso de la Unión, cargo que ocupó desde 1994 hasta 1997. Además, fue el único diputado priista en oponerse al aumento del IVA por Ernesto Zedillo, uno de los factores que influyeron en la crisis económica de México de 1994. Renunció al PRI en 1996 por estar en contra de las medidas neoliberales del gobierno y se declaró diputado sin partido.

En 1999 fundó el Partido de Centro Democrático junto a Manuel Camacho Solís y Marcelo Ebrard, partido en el cual cumplió el rol de Secretario de Acción Política.

Fue nombrado coordinador de la campaña política de Marcelo Ebrard por la Jefatura de Gobierno en las elecciones en el Distrito Federal de México de 2006. En esa misma campaña fue el encargado del Proyecto de la Constitución Política de la Ciudad de México.

En el 2015, tras 16 años de militancia, renunció al PRD por estar en contra de su alianza, a través del Pacto por México, con el gobierno de Enrique Peña Nieto. En su carta de renuncia instó a la refundación de un estado moderno y democrático y a la convocatoria de una nueva asamblea constituyente.

Actualmente es el senador suplente de Ricardo Monreal Ávila.

Algunas personas lo recuerdan por aquella anécdota del 2012 en la que siendo secretario de turismo del Distrito Federal con Marcelo Ebrard, fue a España a recibir un premio y allá reveló que el sucesor de su jefe sería Miguel Ángel Mancera, adelantándose así al resultado de una supuesta encuesta al interior del Partido de la Revolución Democrática.

Por esa situación fue obligado a renunciar, y su ex jefe, Manuel Camacho Solís arremetió contra él en medios de comunicación.

-¿Habrá una ruptura con “tu padre político”?,- le preguntó la periodista Carmen Aristegui en MVS Radio, refiriéndose a Camacho.

- Camacho nunca ha sido mi “padre político”, en todo caso mi guía fue Porfirio Muñoz Ledo y mi “jefe político” ha sido Marcelo Ebrard. “Mi proyecto político y mis coincidencias no están ligadas a Camacho, él no es de izquierda, no somos iguales”, reviró.

 

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.