Martes, 26 Mayo 2015 00:00

UAEM: en un berenjenal

Escrito por

¡Arrancó la “encuestitis”!

1.- “Ya salió a relucir el peine”, versa el antiguo dicho mexicano, aplicable al siguiente asunto. 

El conflicto que terminó en paro de labores el pasado jueves en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), fue ficticio y obedeció al intento del rector Jesús Alejandro Vera Jiménez, de distraer la atención por la reciente notificación que la Auditoría Superior de la Federación (ASF), le hiciera al Órgano Interno de Control de la institución, en el sentido de que las observaciones hechas por los convenios celebrados con la Secretaría de Desarrollo Social, relativos a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, no fueron solventadas y por tanto, deben iniciarse en un periodo de 30 días los Procedimientos Administrativos de Responsabilidad a que haya lugar. Fuentes cercanas a la administración central de la UAEM me informaron que el Órgano Interno de Control recibió hace 13 días, la Promoción de Responsabilidad Administrativa número 13-9-99025-12-1426-08-001, donde se le exige que en un término de 30 días inicie las investigaciones pertinentes en contra de los servidores públicos universitarios que con sus actos u omisiones permitieron las irregularidades detectadas en la Auditoría Forense identificada como 13-4-99025-12-1426, practicada por la Auditoría Superior de la Federación, cuyo informe final determina como no solventadas.

2.- Debido a que el contralor interno, Miguel Ángel Flores Mendoza, no ha cedido a las presiones del rector Vera Jiménez, éste pretende destituirlo del cargo, cosa que legalmente sólo puede hacer la Junta de Gobierno, misma que sin embargo se niega rotundamente a hacerlo. Los conflictos entre ambos personajes no son recientes e incluso han escalado hacia otras instancias, como lo es la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, misma que al resolver el expediente 466/2014-3 emitió una recomendación al rector para que “se abstenga de realizar actos de molestia en contra  del C.P. Miguel Ángel Flores Mendoza…”, pero el rector se negó a admitir la recomendación, lo que fue certificado por la propia CDHEM en acuerdo de fecha 29 de abril de 2015. Así las cosas, los “asesores” del rector idearon la manera de que la comunidad universitaria y la sociedad en general repudiara el trabajo que se hace en las instancias responsables de garantizar la transparencia y eficiencia en la aplicación de los recursos que integran el patrimonio universitario. Y se fabricó un conflicto que no tenía razón de ser, pero que sirvió para los propósitos planeados: primero victimizarse acusando persecución y ataques a la autonomía; luego surgir en el Consejo Universitario como el salvador de los derechos laborales de jubilados y pensionados y finalmente la cabeza del contralor interno incómodo en la bolsa, antes de que éste se convierta en su verdugo por las observaciones de la ASF.

3.- La fuente indica que ni la Junta de Gobierno, ni el Órgano Interno de Control ordenaron que se suspendieran los pagos a jubilados y pensionados; si se lee textualmente y línea por línea el oficio que con fecha 13 de mayo de 2015 dirigió al Consejo Universitario el presidente de la Junta de Gobierno, Manuel Martínez Fernández, se podrá observar que lo único que pide al colegiado es que: “…resuelva lo que en derecho proceda sobre el resultado de estas dos auditorías concluidas por el Órgano Interno de Control, en términos de la carpeta que se adjunta al presente oficio, la cual contiene los Informes Finales de observaciones no solventadas practicada a la Dirección de Personal, el primero en el rubro de Jubilaciones y Pensiones del ejercicio 2013 y el segundo en el rubro Nómina, con el objeto de deslindar responsabilidades y en su caso sancionar a quien corresponda. Dicha solicitud se hace ya que hasta la fecha el Consejo Universitario no ha expedido, ni ha aprobado, el Reglamento de Responsabilidades Administrativas Universitarias”. Sopas. Esperemos a ver el desarrollo de los acontecimientos y luego diremos.

4.- En la recta final de las campañas electorales los jóvenes con las becas salario y las madres solteras con el programa de apoyo a jefas de familia, están tratando de ser atraídos para votar a favor de tal o cual opción política. Por igual, representantes del gobierno que ha implementado esos programas y otras fuerzas políticas ajenas a los mismos se presumen como sus respectivos promotores, desde luego en el intento por ganar simpatías que se traduzcan en votos durante la jornada que ya está a la vuelta de la esquina. En tanto, candidatos de todos los partidos sacan a relucir trabajos estadísticos donde se proyectan ubicados a la delantera en las preferencias de los ciudadanos. Lo cierto es que el 7 de junio será la encuesta verdadera y servirá para premiar a los partidos que han hecho las cosas bien, y para sancionar a quienes han defraudado la confianza ciudadana de alguna manera. Entre todos los partidos la constante es la promesa fácil y el lanzamiento de lodo al adversario, por lo que es trabajo del ciudadano dilucidar entre el cúmulo de información, cuál es la opción política a la que quiere dar su apoyo.

5.- El comité organizador del Premio al Mérito Periodístico anunció ayer que en total son 74 los trabajos inscritos para participar en esa competencia, lo que habla de una gremio vivo y actuante donde, además, hay mucho material para seleccionar a gente cuyo profesionalismo y compromiso a favor de nuestra sociedad, amerita un premio. Para muchos que llevamos un rato en esta labor, y que a través de los años hemos visto muchos ejercicios similares, la entrega de este premio quizás no despierta un gran entusiasmo, pero en el periodismo morelense se desarrolla actualmente una generación de jóvenes periodistas con mucha dedicación, conocimiento y entrega, cuyo desempeño amerita ser reconocido de cara a la sociedad. Los ganadores serán definidos por un jurado en los días siguientes, para que el 10 de junio, en una sesión del Congreso local, se haga entrega del premio. A ver.

6.- Al tiempo de redactar la presente columna había trascendido que la encuesta atribuida a Parametría (http://www.parametria.com.mx/carta_parametrica.php?cp=4761) y difundida muy temprano en conferencia de prensa por los líderes estatales del Partido Social Demócrata (PSD), la cual colocaba a Cuauhtémoc Blanco Bravo a la cabeza de las preferencias electorales para ganar la alcaldía cuernavacense, fue manipulada a su antojo. Al filo de las 18:00 horas, mediante las redes sociales, se manejó que Parametría había aclarado el espinoso asunto, corrigiendo lo difundido por Eduardo Bordonave y sus huestes. Así las cosas, y de acuerdo a lo que cualquier ciudadano puede apreciar en la página web de Parametría, quien va a la cabeza de las preferencias es Maricela Velázquez y no “El Cuau”. Lo anterior me recordó uno de los viejos aforismos que se le atribuyen a Winston Churchill, en el sentido de que “hay verdades, medias verdades, mentiras y estadísticas”. Yo mismo comenté en redes sociales que Francisco Abundis debe venir a Cuernavaca y encarar a quienes manipularon su encuesta… en la “encuestitis” que anuncia la conclusión de la campaña preelectoral. A ver.

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.