Martes, 14 Julio 2015 01:00

¿Nuevo Estado fallido?

Escrito por

Terminó la legislatura 52

1.- El lunes 16 de abril de 2012 escribí con relación al encuentro sostenido allá y entonces por el presidente de Perú, Ollanta Humala, con su homólogo mexicano Felipe Calderón Hinojosa. Ambos coincidieron en Cartagena, Colombia, durante una cumbre de mandatarios latinoamericanos.

 He de recordar que simultáneamente se estaban realizando en Morelos las campañas preelectorales de quienes compitieron por la gubernatura poco más de dos meses después. Hice el siguiente planteamiento: “¿Saben (los candidatos) cuáles son los principales agravios sociales de Morelos? Y lo principal: ¿Saben cómo enfrentarlos? Desde mi particular punto de vista podría ubicar a la inseguridad pública y la reiterada comisión de delitos de alto impacto como los principales problemas a enfrentar por la siguiente administración estatal, en coordinación con el próximo presidente de la República y el que será su gabinete de seguridad. No hay de otra. Y para demostrar la gravedad del problema retomaré una información difundida el sábado por El Universal, la cual confirma el desafío que mantiene el crimen organizado sobre México y sus instituciones”.

2.- Fue entonces cuando comenté la entrevista del mandatario peruano con Calderón Hinojosa. Ollanta Humala reveló que el presidente mexicano le había expresado que “el narcotráfico remplazó algunas funciones del Estado o de plano le compite, como sucede en el caso de la recaudación de impuestos”. Y añadió: “Estuvimos dialogando no sólo sobre qué cosas tenemos en común, sino lo que no queremos para los próximos años. Y aquí entran los temas vinculados al tráfico ilícito de drogas y el arribo de otras economías ilegales que se están multiplicando (…) Al respecto, algunos jefes de Estado han señalado que el narcotráfico está ya a remplazando en determinados sitios las funciones del Estado, como es el caso, y así lo ha señalado el presidente de México, lo relacionado con la recaudación de impuestos. Esas organizaciones compiten con el Estado en este tipo de cosas”. Hasta aquí estos detalles del encuentro entre Humala y Calderón Hinojosa que me sirven como preámbulo para escribir de nuevo sobre el implacable reacomodo del crimen organizado sobre distintas regiones mexicanas, pero fundamentalmente en relación a la fuga de “El Chapo” Guzmán, ocurrida este fin de semana. Una vez más se demuestra la exacta dimensión del estado mexicano frente a sus enemigos, muchas veces protegidos desde esferas institucionales.

3.- ¿Nos encontramos nuevamente dentro de un contexto de Estado fallido, amables lectores? A continuación retomaré parte del excelente libro “Crimen Punto Org. Evolución y claves de la delincuencia organizada”, de Luis de la Corte Ibañez y Andrea Giménez-Salinas Framis (España, Editorial Planeta 2010), para encontrar respuestas ante lo sucedido. Transcribo: “Como las comunitarias y las económicas, las consecuencias políticas de la actividad que despliegan las organizaciones criminales, especialmente las más poderosas, se distribuyen en varias dimensiones. Por lo pronto, conviene advertir que la existencia de un problema de crimen organizado en un país obliga a destinar gran cantidad de recursos (económicos, técnicos, materiales y humanos) y esfuerzos a hacer frente a su amenaza, recursos y esfuerzos que podrían destinarse a otros ámbitos de la actuación política de máxima necesidad y que pueden elevar sensiblemente la deuda estatal (…) El crimen organizado puede erosionar también los fundamentos y pilares del Estado de derecho. La propia acción del crimen organizado constituye ya un desafío para el mantenimiento del principio de legalidad vigente. La quiebra de este principio podría ser impulsada de varias maneras, aunque las fórmulas más habituales están mediatizadas por algún cambio en la cultura política, es decir, en el sistema de valores, creencias y actitudes que condicionan la acción política de los ciudadanos”. En lo personal creo que estamos entrando de nuevo en fases de estado fallido, que amenazan con agravarse. A ver.

4.- Cambiemos de frecuencia. Por la tarde de ayer, los coordinadores parlamentarios del Congreso local no se ponían de acuerdo sobre el personaje que elegirán hoy como sucesor de Julio Ernesto Pérez Social en su condición de representante del Poder Legislativo ante el Consejo de la Legislatura. Analizaban una lista de ocho nombres propuestos por los propios legisladores, lo que ofrece la garantía de dos cosas: 1. Será una elección politizada y resultará en una suerte de reparto de botín. Y 2. El representante del Congreso será para los próximos diputados alguien tan ajeno a ellos, que una vez más el Legislativo resultará un cero a la izquierda en el órgano colegiado para el que elegirán a su presunto representante. La imposición del nuevo funcionario se conocerá en la sesión de este martes, que será prácticamente la despedida de los actuales legisladores, pues mañana sesionarán solo para clausurar su último periodo y después se irán de vacaciones durante la segunda quincena de julio. El personal del Congreso iniciará el asueto este jueves.

5.- Todo parece indicar que uno de los temas que dejará pendientes esta legislatura es el de la concesión del servicio de alumbrado público. Las solicitudes de 17 ayuntamientos ya están en manos de la Comisión de Hacienda que preside el panista Mario Arizmendi, pero el discurso de éste y otros legisladores sigue siendo en el sentido de que faltan tiempo y elementos para analizar y dictaminar un tema tan trascendente. Mientras tanto, el ayuntamiento de Cuernavaca, a través del alcalde Jorge Morales Barud, defiende su intención de concesionar el servicio, argumentando que las condiciones de las luminarias en la ciudad requieren de una inversión para renovarlas y la comuna no dispone de los recursos para ello. El edil sostiene que es lo mejor para la ciudad, que la decisión del cabildo al pedirlo al Congreso ha sido pensando en el bienestar de los habitantes y que lo más seguro es que la definición entre los diputados se aplace hasta la otra legislatura. A ver.

6.- La Reforma Educativa y la evaluación docente en Morelos mantienen un avance superior al resto de la entidad, pues son la mayor parte de los maestros los que ya han sido evaluados, a pesar de las manifestaciones de algunos mentores, que representan a un grupo reducido de inconformes. Grosso modo es lo que señaló ayer el gobernador Graco Ramírez en su conferencia de prensa semanal, en la cual hizo un reconocimiento al grueso de los maestros que han aceptado el reto de capacitarse y evaluarse, nueve de cada diez docentes en la entidad lo han hecho, indicó el mandatario al destacar que las nuevas reglas para la asignación de plazas en el magisterio han permitido eliminar la corrupción, tema éste que era queja frecuente de los maestros en el pasado no muy lejano. Los datos que el mandatario ofrece ponen en evidencia que en Morelos no ha prendido la problemática por la Reforma Educativa como quisieran los integrantes del Movimiento Magisterial de Bases, que han apostado a hacerlo escalar y acaso darle una trascendencia de la magnitud de la que le ha dado la CNTE en estados como Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.