Turismo
Lectura 2 - 4 minutos
La 3 de mayo
TXT Mario Alberto Ortega Salazar

La 3 de mayo

  • Like
  • Comentar

Tierra de la cerámica

En la periferia del municipio Emiliano Zapata, en la zona norte, colindando con la colonia Lomas de Cuernavaca se encuentra la colonia 3 de Mayo, un colorido y muy dinámico rincón del estado de Morelos, a solo veinticinco minutos en promedio desde el centro de la capital morelense, conocido por gran parte de los oriundos y probablemente no tanto por los visitantes, para desgracia de ellos.

Para llegar a “La 3 de Mayo” (como le llaman quienes la conocen) desde Lomas de Cuernavaca, probablemente lo más sencillo sea llegar a la Universidad TecMilenio (en Paseo de la Reforma) y verla de frente, al lado izquierdo se encuentra la calle Jacarandas que al dar vuelta a la derecha cambia de nombre a Memeleucas, en la primer cuadra hay que girar a la izquierda e inmediatamente después, en la esquina del lado derecho (donde existe un mini-súper de una cadena comercial por demás conocida) comienza la avenida Emiliano Zapata, considerada por muchos como la vialidad principal.

Una vez en esta vialidad queda en evidencia su uso comercial pues, de inmediato la vista se llena de locales comerciales ofreciendo una gran variedad de productos y servicios para residentes y foráneos como comida, salones de belleza, auto-lavado, pero también ofrecen una gama de productos por los cuales se han vuelto famosos: recuerdos para eventos como bautizos, primera comunión, XV años, bodas, artesanías, objetos decorativos para el hogar, figuras religiosos, etc.

Las piezas que ofrecen (por cierto, a precios muy accesibles) son elaboradas en una gran cantidad de materiales como vidrio soplado, resina, porcelana, mimbre, barro, hierro forjado, telas y tejidos, óleo, entre otros tantos, pero, principalmente (y tal vez por lo que la colonia es conocida y reconocida) piezas hechas de cerámica de alta temperatura, y tan famosos son los trabajos de los artesanos que hace 15 años fue inaugurado el Mercado de Cerámica “Uniproce 3” en la calle Coahuila (segunda cuadra a la derecha desde donde los dejamos con nuestra narración inicial de cómo llegar a la 3 de Mayo), consideramos que todos los visitantes deberían conocerlo, ahí tuvimos la oportunidad de conversar con la Señora Aida Coward, quien ha vivido los últimos 35 años en la colonia, elaborando sus piezas de cerámica en su propio taller y ofrecido su hermoso trabajo en el Mercado de Cerámica desde su inauguración.

La señora Aida, además de hablarnos de su taller y trabajo, nos comentó un poco acerca del imperdible carnaval de Zapata que pasa por “la 3 de mayo”, festividad en la que locatarios (del mercado y externos a él) exponen sus mejores trabajos en una suerte de tianguis que las autoridades ordenan. Además de tener una amena charla con la señora Aida nos presentó a su comadre (también locataria del mercado), la señora Romualda Rogel, quien nos dijo que además del  carnaval y para goce de colonos y visitantes festejan su propia fiesta, el “día de la Santa Cruz”, celebrado el día que le da nombre a la colonia, en esta festividad hay feria, misa y un recorrido por toda la colonia con banda de música de viento y chinelos que concluye en la ayudantía municipal con una gran comida, entre otras cosas.

Además de las dos celebraciones antes mencionadas, nos comentan las señoras Coward y Rogel que “lo más bonito que se ha hecho últimamente es el Día de Muertos”, donde se exhibe una gran catrina en la glorieta de la avenida zapata (donde puede verse el típico anuncio en letras grandes al estilo pueblo mágico que anuncia “3 DE MAYO” y en letras más pequeñas “Tierra de la Cerámica”, además la glorieta sirve de módulo de información turística), pero las celebraciones no acaban con estas, pues la colonia tira la casa por la ventana el 2 de febrero, 18 de marzo, en semana santa, 25 de julio y también el 12 de diciembre.

Una vez habiendo terminado el recorrido obligado por la colonia, haber visto y comprado sus recuerdos y empaparse de las expresiones culturales de las fechas, visitar algunos talleres abiertos al público, no olviden terminar la visita comprando un helado o alguna bebida en alguno de los múltiples y diferentes bares existentes que ofrecen (según los conocedores) las mejores micheladas de la región, mojitos, bebidas sin alcohol, comidas y botanas, obviamente, cuando regresemos al semáforo verde de esta contingencia sanitaria.

 

 


TEXTO:

Mario Alberto Ortega Salazar

Estudiante de la Maestría en Estudios Territoriales, Paisaje y Patrimonio

Facultad de Arquitectura de la UAEM

 


FOTOGRAFÍAS:

Archivos compartidos UAEM-3Ríos

Adalberto, Ernesto y Adalberto

 

Visto 5077 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Ant. Barranca de Tepecapa
Sig. San Isidro Labrador

Hay 3283 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...