Estilo
Lectura 3 - 5 minutos
¿Los niños pueden tomar refresco de cola? Esto dicen los expertos
TXT Bárbara Olguín

¿Los niños pueden tomar refresco de cola? Esto dicen los expertos

  • Like
  • Comentar

Cuando se trata de la nutrición de nuestros hijos procuramos darles una alimentación balanceada, pero también darles unos cuantos gustos de vez en cuando. Algunos refrescos o golosinas son parte de estos pequeños placeres que, en pocas cantidades, no hacen daño.

De toda la oferta en el mercado de las bebidas gaseosas, los refrescos de cola son los más consumidos no sólo por los adultos, también los niños. Y es que, aunque sabemos que son perjudiciales para la salud, en la práctica diaria los refrescos forman parte de la dieta de cualquier familia.

Por increíble que nos pueda parecer, algunos bebés consumen refrescos y bebidas azucaradas en el biberón, la pregunta es, ¿los niños pueden tomar refresco de cola? Esto dicen los expertos para responder a la pregunta.

De acuerdo con la Alianza por la Salud Alimentaria, una sola botella de refresco de 600 ml equivale a ingerir 12 cucharadas de azúcar o 60 gramos. Ningún organismo requiere de tales cantidades. La Organización Mundial de la Salud, la ingesta de azúcar debe ser el equivalente al 10% del total de kilocalorías consumidas. Por ejemplo, una dieta de 1500 calorías para un niño de preescolar, debe contar con 37 gramos de azúcar al día. En el caso de un adulto, en una dieta de 2300 calorías, deben ser 57 gramos.

Así, es que una sola botella de refresco de cola para un niño les aportaría el doble de azúcar que requieren por día, además, claro, de tomar en cuenta el azúcar que contengan los alimentos.

Si un niño ingiere más azúcar de la que necesita, acelera la aparición de enfermedades como la obesidad infantil, que es factor de riesgo para enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes, hipertensión, triglicéridos y colesterol alto, así como enfermedades cardiovasculares. Además, claro, sin una correcta higiene dental, se favorece la aparición de caries.

 

Se han realizado diversos estudios en torno a la nutrición infantil. Uno de los que destaca es el realizado por el farmacéutico Niraj Naik, en el sitio The Renegade Pharmacist, donde describió los efectos que una lata de refresco de cola puede causar en el organismo luego de unos minutos de su consumo.

  • 10 minutos: En cuanto se ingiere, el cuerpo ya recibió el equivalente a 10 cucharaditas de azúcar. Gracias al ácido fosfórico no vomitamos tal cantidad de azúcar. Las opciones sin azúcar no son mejores: pueden provocar una inflamación en el páncreas y en el corazón. Daña el esmalte de los dientes.
  • 20 minutos: El exceso de azúcar causa un pico de insulina. Tal cantidad de azúcar es imposible de procesar por el hígado, que termina convirtiéndolo en grasa. Esto genera una resistencia a la insulina a  mediano plazo.
  • 40-45 minutos: La cafeína que contiene el refresco de cola se absorbe. Las pupilas se dilatan, la presión arterial aumenta y el corazón acelera sus latidos. El cerebro bloquea el sueño. La cafeína provoca en los niños dolor de cabeza, insomnio, de estómago y falta de concentración. El consumo en menores de 3 años puede causarles complicaciones de salud. Luego, la dopamina incrementa y viene una sensación placentera. Es el mismo efecto que la heroína causa.
  • 60 minutos: El ácido fosfórico que tiene el refresco se une al magnesio, zinc y al calcio del intestino grueso. Esta mezcla se une con el azúcar que se desecha por la orina. Así, el calcio se expulsa del cuerpo y causa que sus huesos y dientes no se desarrollen adecuadamente o crezcan débiles. Aquí te dejamos unos consejos para cuidar de los dientes de tus pequeños.
  • Después de una hora: Tras desechar los nutrientes y minerales que se necesitaban en el cuerpo, viene el “bajón de azúcar”, lo que les hace sentir desgano e irritables.

Estos efectos son causados en gran parte por la cafeína que contienen estos refrescos de cola. Algunos otros efectos que se vinculan a los colorantes artificiales del refresco es que su memoria, patrones de sueño, aprendizaje y comportamiento se ven afectados.

Si queremos evitarles problemas de salud a nuestros hijos, será muy importante considerar y cuestionarnos seriamente qué clase de nutrición y alimentos les estamos dando. Desde pequeños debemos acercarlos a las frutas y verduras y reducir o no presentarles los refrescos hasta que tengan una edad en la que puedan soportar mejor tales efectos en su organismo.

Prohibir nunca es una opción, pero podemos explicarles los efectos que estas bebidas pueden ocasionar en ellos después de unos minutos y a largo plazo, con todo tipo de bebidas, como el café. Ante todo, se trata de crearles conciencia sobre su salud, lo mismo cuando no quieran comer. Siempre hablemos con ellos y expliquemos las razones antes de negarles o aprobarles algún traguito de refresco de cola.

¿Después de saber esto, le darías refresco de cola a tus hijos? ¿Qué te pareció lo que dicen los expertos al respecto?

Visto 4435 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Ant. ¿Por qué el 4/20 está relacionado con la marihuana?
Sig. 3 ejercicios para ayudar a tu hijo a pronunciar bien la letra r y rr

Hay 1784 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...