Publicado en Sociedad Lunes, 10 Junio 2019 06:52

30 personas intoxicadas por consumir carne con clembuterol

Escrito por

Los afectados demandaron a las autoridades sanitarias cumplir con su función de verificar los rastros y establecimientos con venta de productos cárnicos

Al menos treinta personas resultaron intoxicadas por consumir carne con clembuterol en Cuernavaca en una fiesta familiar. Los afectados demandaron a las autoridades sanitarias investigar a fondo y cumplir con su función de verificar los rastros y establecimientos con venta de productos cárnicos, además de contar con mecanismos y recursos suficientes para responder a una contingencia.

De acuerdo con la ley, la Secretaría de Salud (SS), a través de la Comisión para la Prevención de Riesgos Sanitarios del Estado de Morelos (Coprisem), es la responsable de vigilar el cumplimiento de la norma en alimentos que se expenden al público. 

Los hechos ocurrieron el primero de junio en Cuernavaca, durante una fiesta familiar en la Colonia Lomas de Tzompantle. Los comensales ingirieron carne preparada al estilo barbacoa como platillo principal; a los diez minutos invitados y anfitriones comenzaron a sentirse mal, “acelerados”, con “taquicardia”. Pensaban que era por la altura de la ciudad. Una hora después, los síntomas agravaron, algunos tuvieron náuseas, otros “hormigueo” o sintieron que se les entumecía la mitad de la cara, “algunos más feo que a otros”.

Dos horas después de haber comido, alrededor de las 18 horas, comenzaron a vomitar. A algunas de las personas intoxicadas, como Sherida García Cordero, les temblaba todo el cuerpo, sentían que se les “dormían” brazos y piernas, además de la cara.

Al menos una decena de los afectados decidieron ir a urgencias en el Hospital General de Cuernavaca “José G. Parres”, y luego otros veinte de los comensales llegaron al mismo nosocomio, donde les dijeron que a la mayoría no les podían atender, pero aceptaron a cuatro de los que evidentemente estaban en peores condiciones de salud.

En el nosocomio, Sherida García, de 25 años, fue la primera en ser auscultada por un médico, y debido a su estado de salud le aplicaron suero, insulina y antibióticos, pues ya tenía síntomas de deshidratación; además le sacaron muestras de sangre.

El resto de los familiares se trasladaron al centro de salud de Tlaltenango de Cuernavaca, porque en el Hospital General, aseguran, les dijeron que no había personal.

Finalmente, Sherida García recibió los resultados del laboratorio en el José G. Parres”, y conforme a la hoja de egreso del hospital, se confirmó que sufrió intoxicación por clembuterol.

Le indicaron que continuaría cuando menos 48 horas con temblores y dolores musculares, a consecuencia de dicha sustancia.

A trece de los familiares sólo les aplicaron suero y les suministraron una tableta para controlar la presión arterial, “porque nos dijeron que no se daban abasto y que tampoco había personal en otro lado”. En Tlaltenango “sólo había una doctora de guardia y le tuvo que llamar a otro médico para que le apoyara porque no sabía cómo manejar a tantas personas”.

La carne de res, informaron los afectados, fue comprada en el rastro municipal de Cuernavaca el viernes anterior, y fue preparada en la casa de la familia anfitriona, como lo hace habitualmente, y jamás había pasado algo así.

Subrayaron que todos los invitados afectados que mostraron síntomas en mayor o en menor intensidad coincidieron en haber comido la carne. 

“Me gustaría alertar a la población porque no solo fuimos adultos los que comimos la carne, también había niños. Gracias a Dios no hubo daños más graves…además, a mí, que sí me atendieron en el hospital, me recuperé más rápido, pero a mis familiares, que no les dieron nada, o casi nada, siguen con dolores musculares, y temblores”, expresó Sherida, quien lamentó que no haya personal suficiente ni medicamentos en el hospital y en los centros de salud. 

La hoja de egresos -membretada- fechada el mismo 2 de junio de este año, firmada por el médico José Antonio Campos Pérez Fitz, da cuenta de la causa de la intoxicación con la anotación: “diagnóstico de egreso: intoxicación por clembuterol”.

Otro documento que da cuenta de la intoxicación por clembuterol en poder de La Unión de Morelos es la hora de egreso del Servicio de Urgencias Pediatría del Hospital General de Cuernavaca. Se refiere el niño Joseph Daniel, de siete años, quien primero fue llevado al centro de salud de Tlaltenango y fue referido al nosocomio.

Este documento, fechado a las 1:30 horas de la madrugada del 2 de junio, expone que tuvo como síntomas “cefalea, náusea, vómito y temblor en ambas manos”. Y señala claramente: “Diagnóstico: probable intoxicación por clembuterol”. Como tratamiento se recomienda “vigilar datos de alarma: incremento en temblor en manos, dolor de cabeza intenso, náuseas y vómito más de 3 en 1 hora, palpitaciones”, y se recomienda regresar al centro de salud el 3 de junio para revisión.

Publicado en Sociedad
Tlaulli Preciado

twitter.com/tlaorocio | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tlaulli Preciado

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.