Sociedad
Lectura 3 - 5 minutos

Maridaje en Liceo Dodero

TXT Chef Lynda C. Balderas
2018 Views
  • Like
  • Comentar

De los placeres de la vida que más disfruto, además de los viajes y mis horas dedicadas a las letras, son el compartir la mesa en grata compañía. La oportunidad ideal son las comidas o cenas maridaje, experiencias que resultan por demás agradables y muy divertidas, porque siempre me toca compartir la mesa con personas que disfrutan como yo del vino y la buena comida.

Y qué es un maridaje?

La palabra maridaje se relaciona directamente con la palabra matrimonio. Es la unión perfecta entre una bebida y un alimento, al igual que en un buen matrimonio se busca el balance y la armonía entre ambas partes.

¿Y cómo se disfruta de un buen maridaje?

Existen algunas reglas que los expertos recomiendan, así que me di a la tarea de investigar y he aquí los resultados: para elegir el vino adecuado es bueno pensar en el vino y la comida como conjunto y considerar los aromas del vino y los aromas de la comida, que deben complementarse.

Los vinos pueden tener aromas de varias familias olfativas, como notas cítricas, de frutas tropicales, de flores, especias, etc.

Los aromas se encuentran también en la boca del vino, y se recomienda tratar de servirlo con un plato semejante.

Para el postre se recomienda elegir un vino cuyo dulzor sea mayor al postre, ya que cuando probamos un postre, la boca pierde sensibilidad y el vino tendrá un sabor menos dulce al paladar.

Para acompañar las comidas picantes como la comida mexicana, india o china se recomienda un vino dulce, ya que los alimentos picantes aumentan el efecto en la boca del calentamiento del alcohol en el vino.

Sin embargo, si se disfruta de la comida picante y de la sensación en boca, puede elegir un vino tinto potente y voluptuoso, pero con una rica acidez.

La acidez de los vinos funciona como una espada que corta la sensación grasa o aceitosa de algunos alimentos, este es un detalle a considerar al elegir el vino más conveniente.

El umami, conocido como el quinto sabor, que se asocia con la cocina asiática, a menudo con alimentos fermentados y champiñones cocidos, va bien con un vino también rico en este sabor.

En punto de las ocho llegamos a la terraza, mejor conocido como el "roof" de Liceo Dodero un Instituto Gastronómico reconocido por su arquitectura contemporánea y sus cocinas rodeadas de grandes ventanales.

El ambiente acogedor nos recibe amablemente, tomamos nuestro lugar en la mesa y a los pocos minutos da inicio la cena maridaje.

El menú ha sido inspirado en la cocina argentina maridando con vinos de Casa Pedro Domecq.

Llegó a la mesa el primer tiempo; un dúo de mini empanadas con masa azul en la que han utilizado tinta de calamar para aportar su color y sabor.

Las bañamos con el tradicional chimichurri, que nos encantó a todos en la mesa, y los rellenos de carne de res con cuitlacoche y esquites con hongo azul resultaron en verdad exquisitos, de esas veces que nos hubiera gustado pedir dos más…

Romeo, nuestro somelier, nos ilustraba sobre la franja horizontal donde se ubica en el mapa mundi el cultivo de la vid, cuando llegó la colorida ensalada de frutos rojos con aderezo de mostaza,  una verdadera delicia. Las notas frutales y uno que otro tropezón crujiente armonizaron a la perfección con el Chateaux Domecq 2017. 

Me encantó el decorado del plato, un pequeño conito que asemejaba un pequeño cuerno de la abundancia.

Llegó a la mesa el tercer tiempo, un pequeño tarrito con el tradicional jugo de carne, acompañado de su cebollita, chilito finamente picado y dos palitos de pan, que servían como mezcladores, una verdadera delicia, que ¡conquistó mi corazón!  Bueno yo amo las ensaladas, son mi parte favorita del menú.

Y llegó a la mesa el bife de lomo a la parrilla acompañado de verduritas del ya famoso huerto de la UAEM.

Descubrimos una nueva variedad de calabacita llamada patipan, nunca la había probado, muy buena.

Esto es parte de lo maravilloso de las experiencias culinarias, el tener la oportunidad de descubrir nuevos ingredientes.

Para estas alturas de la cena la plática era por demás agradable, los desconocidos ya éramos amigos compartiendo nuestros gustos y experiencias en la vida.

Y llegó el postre, siempre el dulce final lo espero con paciencia y lo disfruto poco a poco, mordida a mordida. Un plato muy bien decorado con un tiramisú y un eclair relleno de dulce de leche con gelle de maracuyá, muy bueno.

Las copas se llenaron con un Vilarnau Brut Cava y brindamos por la vida cual debe de ser.

Súper agradable la noche, llegó el cafecito y una bolsita de alfajores muy buenos, me los devore de volada. Nos despedimos, pasamos a saludar al equipo en la cocina y a descansar con una gran sonrisa, una de esas que aparecen en el rostro cuando somos muy felices.

Muchas gracias Liceo Dodero por una grata experiencia.

 

 

 

 

Visto 2018 veces
Inicia sesión y comenta
Ant. Intensifican acciones contra dengue
Sig. Sensible

Hay 4237 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.