La responsable del área atribuye el avance a una vacuna monoclonal y al seguimiento. La responsable del área atribuye el avance a una vacuna monoclonal y al seguimiento. Fotógraf@: Tlaulli Preciado
Publicado en Sociedad Sábado, 16 Noviembre 2019 05:16

Reduce hospital del ISSSTE mortalidad entre niños prematuros

Escrito por

Mientras cada año nacen alrededor de 15 millones de niños prematuros en el mundo y en promedio un millón y medio de los cuales mueren, en el hospital Centenario de la Revolución Mexicana del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ubicado en Morelos, la tasa de supervivencia ha sido superada, al llegar al 28 por ciento. Esto se debe a la puesta en marcha de un programa integral y la aplicación de una vacuna, algo poco usual en hospitales en México.

Este viernes se celebró el día mundial dedicado a hacer conciencia sobre la prevención de nacimientos prematuros en dicho nosocomio, el cual a nivel internacional se conmemora el 17 de noviembre.

La responsable de la unidad de terapia intensiva neonatal de esta institución, doctora América del Carmen Sánchez Hernández, expuso que con una labor de equipo se ha logrado elevar el indicador de infantes que logran sobrevivir, mediante una estrategia de atención que contempla dar seguimiento a los infantes.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que cada año nacen unos 15 millones de niños prematuros (antes de las 37 semanas de gestación) y esa cifra está aumentando.

Las complicaciones relacionadas con la prematuridad son la principal causa de defunción en los niños menores de cinco años. La cifra más reciente de ese órgano indica que en promedio muren entre un millón y millón y medio de bebés.

 La OMS señala que tres cuartas partes de esas muertes podrían prevenirse con intervenciones actuales y eficaces.

Como resultado de una encuesta aplicada en 184 países, se observó que la tasa de nacimientos prematuros oscila entre el cinco y el 18 por ciento de los recién nacidos.

La especialista América del Carmen Sánchez Hernández expuso en entrevista que la experiencia indica que también en esta zona de México, cada vez nacen más prematuros y con mayores complicaciones.

Las causas son variadas. Destacan el mal control prenatal, antecedentes en la madre, enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, ruptura de membrana o el estrés de la madre trabajadora.

Los riesgos de un nacimiento prematuro son muchos, pues al no concluir el tiempo de gestación habitual, el organismo no ha madurado totalmente.

 Los recién nacidos son más susceptibles de enfermedades. Hay riesgos de derrames cerebrales, de padecimientos cardíacos y están muy expuestos a infecciones porque sus anticuerpos están inmunocomprometidos, o como se dice comúnmente, “sus defensas están bajas”.

Al respecto, la funcionaria entrevistada aseguró que en el hospital Centenario de la Revolución del ISSSTE -ubicado en el municipio de Emiliano Zapata- se ha tenido éxito en la atención y sobrevivencia.  

El nosocomio es el único en Morelos, y uno de los pocos en el país en el sector público, que cuenta con un esquema de aplicación de anticuerpos monoclonales, que son vacunas que se aplican cuando los pacientes salen de terapia intensiva y cuando son dados de alta del hospital.

La experta explicó que se utiliza para evitar enfermedades respiratorias, sobre todo por el virus sincial respiratorio, que ataca precisamente más a los niños prematuros.

En el nosocomio se puso en marcha un plan integral. Se promueve la lactancia materna, hay un equipo que trabaja con neurodesarrollo, y antes de que se vayan a casa, los papás y mamás reciben un curso taller de reanimación cardiovascular.

En ese hospital, el 8.7 por ciento de los nacimientos son prematuros. Se aplica una clasificación de 26, 27 y 28 semanas, y la tasa de supervivencia de los bebés de 28 semanas de gestación es del 68 por ciento, es decir, un porcentaje alto en comparación con otros hospitales e incluso con parámetros internacionales.

La encargada de dicha unidad de cuidados intensivos neonatales consideró que una de las ventajas en esta institución es que ahí nacen los bebés y se cuenta con equipos de especialistas y subespecialistas.

Consideró que la clave del éxito, además de toda la labor ya descrita, es la aplicación de las vacunas.

Los anticuerpos monoclonales se aplican en cinco dosis, una antes de que se vaya “de alta” y una por mes, lo ideal en la temporada invernal, de octubre a febrero que es cuando la incidencia del citado virus es mayor.

Cabe señalar que este biológico es caro, en el mercado costaría más de 25 mil pesos, por lo que no cualquier familia podría adquirirla y tampoco se aplica en todos los hospitales. Además, la dosis se va incrementando, ya que se calculan 15 mililitros por kilo y si un niño pesa más de seis kilogramos, no sirve un ámpula, necesita una y media y aumenta casi al doble el costo.

La entrevistada se mueve con soltura en el área confinada, en la que se da el soporte vital a los bebés, en la zona a la que sólo pueden ingresar los padres (con estrictas medidas de higiene) y el personal médico. Pero el espacio es reducido. Apenas hay capacidad para algunas incubadoras y cunas o camas especiales.  

El hospital del ISSSTE “de Zapata”, como se le conoce popularmente, no sólo da atención médica a pacientes de Morelos, sino también de Guerrero, Oaxaca, Puebla y parte del Estado de México, porque es lo que se conoce como “hospital de referencia” o “de concentración”.

Entrevistada al respecto, la médico admite que “hay buenos resultados, y pues sí, falta mucho por hacer, es un área pequeña, solo tenemos cinco lugares, quizá necesitamos ampliar el área, es lo que buscamos ahora”.

“Ahorita afortunadamente para evitar que se recorte el presupuesto de esa vacuna, se hace la solicitud y el proceso cada vez que sale un niño del hospital, inicia el esquema y solo se aplican dos esquemas a los bebés con cardiopatía congénita o que tienen un problema pulmonar crónico, a ellos se le suministra a su salida, y en los meses de temporada de frío hasta que cumplen los dos años.

Este viernes se entregaron reconocimientos a médicos y enfermeras del equipo de atención a prematuros. También se reconoció a infantes y especialmente a madres y padres, quienes dieron su testimonio de agradecimiento porque lograron sobrevivir, a pesar de las pocas esperanzas que tenían cuando sus hijas o hijos nacieron, algunos con apenas 26 semanas de gestación.

Además, los padres expusieron su preocupación. Pidieron que, ante la tendencia nacional de ajustes financieros en algunos nosocomios, esta área no sufra recortes presupuestales por ninguna razón y expresaron su deseo de que, por el contrario, la unidad y su plan de trabajo sean ampliados.

 

Publicado en Sociedad
Tlaulli Preciado

twitter.com/tlaorocio | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tlaulli Preciado

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.