Jared Carrasco y Karla Hernández señalaron que el promedio de vida de las chicas transexuales es de 33 años por la violencia de la que son víctimas. Jared Carrasco y Karla Hernández señalaron que el promedio de vida de las chicas transexuales es de 33 años por la violencia de la que son víctimas. Fotógraf@: Nora Celia Domínguez
Publicado en Zona Sur Jueves, 08 Noviembre 2018 05:55

Exhorta comunidad LGBTTTIQ de la zona sur a diputados a aprobar la ley de identidad sexogenérica

Escrito por

Mujer trans lucha en los tribunales federales porque su identidad sea reconocida.

Jojutla.- La comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero, transvesti, transexual, intersexual, queen y más (LGBTTTIQ+) de la zona sur hizo un llamado a los diputados de la LIV Legislatura local para sacar del "congelador" la ley de identidad sexogenérica, a fin de garantizar la identidad de las personas transexuales.
Jared Carrasco, activista social de la de la zona sur, dio a conocer que sigue la discriminación en el estado, desde la seguridad pública, salud, y aunque celebró la aprobación del Senado de brindar los servicios de salud al cónyuge, dijo que el tema de las chicas transexuales está estancado, ya que en la 53 Legislatura de Morelos la identidad de género se quedó congelada.

"Muchos presentaron amparos para poder tener esa identidad jurídica y resguardar su expresión e identidad de género, pero han tenido una discriminación día a día y se ha confirmado que esto es un riesgo, pues de acuerdo con las estadísticas el promedio de vida de las chicas transexual es de 33 años, ya que se enfrentan a violencia, viven discriminación desde para hacer uso de un baño público, reciben insultos, en el tema laboral, entre otros", explicó.
Comentó que, en la región sur, Karla Hernández Gama, originaria de la comunidad de Tehuixtla, municipio de Jojutla, logró mediante un amparo obtener el cambio de sexo en su identidad; sin embargo, la legislatura anterior mandó a revisión el tema y a la fecha no ha logrado hacer válida su acta de nacimiento con nombre femenino, ni tramitar los documentos oficiales.
Jared Carrasco agregó que el llamado también es para el gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco Bravo, ya que es necesario que se voltee a ver la zona sur en este tema, ya que la comunidad LGBTTTIQ+ no solo es Cuernavaca y cada municipio tiene sus propias necesidades, además de que municipios de la zona sur, como Jojutla y Tlaltizapán, al igual que de la oriente, han sido focos rojos en el tema de violencia contra personas transexuales, incluso se han registrado “transfeminicidios”.

En busca del derecho a la identidad
Karla Hernández relató que ha sido una lucha de dos años que ha llegado a los tribunales federales por el derecho a su identidad jurídica acorde a su expresión e identidad de género. "Los diputados no han querido presentar, discutir y aprobar la reforma para la identidad de las personas transexuales; para ellos, es fácil decir que la presentan en los próximos periodos, cuando a las personas transexuales nos siguen discriminado y hasta matando", enfatizó.
Agregó que en septiembre el juez del primer distrito otorgó el acta de nacimiento, pero a iniciativa de la diputada Beatriz Alatriste subió la reforma a revisión y consideró que con ello la legisladora le negó el derecho de identidad. "Estamos pidiendo a todos los diputados que tomen el caso y den solución y no lo dejen en el congelador el tema, hay muchas personas como yo que merecemos tener nuestra identidad", aseveró.
Comentó que todos los días se enfrentan a la discriminación incluso en el sector salud, pues se les hablaban por el nombre masculino. "Actualmente se ha ido logrando que eso cambie, pero igual con el tema del trabajo hay empresas que no los aceptan por verlos como mujer y presentar los documentos con nombre masculino. En redes sociales hay agresiones, perfiles identificados que agreden a varias personas de esta comunidad. Estas elecciones me veía votando con mi credencial de mujer, y no se pudo, todavía voté con mi nombre masculino", dijo.
Karla es estilista profesional y docente; desde los 18 años comenzó, por su cuenta, a ingerir hormonas para cambiar su cuerpo. Sufría discriminación en su comunidad, por lo que se fue al vecino país del norte aproximadamente hace un año, donde mejoró su tratamiento hormonal. Posteriormente regresó Tehuixtla donde buscó defender los derechos de las personas homosexuales, transexuales, bisexuales y lesbianas.

Actualmente cuenta con un tratamiento médico, bajo supervisión de un profesional, para mejorar su condición y mantiene una lucha colectiva con el apoyo de una fundación por obtener su identidad como persona transexual.

Publicado en Zona Sur
Nora Celia Domínguez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Nora Celia Domínguez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.