Publicado en Editorial Lunes, 20 Noviembre 2017 05:12

¿Otra vez como amenaza?

Escrito por

Las estudiantes de la escuela Normal Rural de Amilcingo fueron durante años una grave amenaza a la paz social, no sólo en la región oriente, donde se ubica su plantel, sino para la misma capital del estado, a la que periódicamente acudían reforzadas por alumnos de otros escuelas similares para exigir por la fuerza reclamos que algunas veces rayaban en el absurdo.

Por lo menos dos veces al año acostumbraban movilizarse, lo que significaba cerrar carreteras y secuestrar autobuses y vehículos de reparto de mercancías, los cuales saqueaban.

La última ocasión que lo hicieron fue cuando colocaron un retén carretero para exigir cooperación a los automovilistas, pero el atropellamiento de varias alumnos (que causó muertes y heridas) hizo que dejaran por varios años esa práctica, en un intento exitoso para que sus líderes escaparan de la responsabilidad penal que el caso implicaba.

Ahora han regresado a las andadas: para conmemorar una de sus fechas, desde el viernes secuestraron tres autobuses y pararon el tráfico para exigir dinero.

Ayer afectaron la vialidad en Cuautla y hasta el momento han salido impunes de las consecuencias de sus actos.

Sin embargo, con el conocimiento de lo que han sido capaces de hacer, suena lógico que la autoridad intervenga (siempre dentro del marco de la ley) para frenar esa belicosidad y regresarla a las aulas, donde  tiene que cumplir su única responsabilidad, la de prepararse para ser profesionales de la educación.

 

Modificado por última vez en Martes, 21 Noviembre 2017 13:32
Publicado en Editorial

Lo último de La Redacción

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.