Publicado en Estrategias Jueves, 06 Junio 2019 05:26

Política y religión

Escrito por

En teoría la religión debería estar alejada de la política (“al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”) pero en la práctica hay una relación permanente y hasta perversa.

El tema ha cobrado notoriedad tras la detención del líder de la iglesia internacional La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, acusado por el gobierno de los Estados Unidos de tráfico de personas, producción de pornografía infantil, violación de un menor y otros delitos graves.

Y es que apenas hace unas semanas, el pastor cristiano celebró su cumpleaños en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, con el apoyo y complacencia del gobierno federal y de la Ciudad de México, ambos emanados del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

Es evidente que ese fue el pago por el apoyo del líder religioso a la campaña de Andrés Manuel López Obrador. Si los feligreses son capaces de entregar su dinero a su líder que no puedan votar por quien ellos le dicen.

De hecho, la alianza con el Partido Encuentro Social (un instituto político surgido de una organización de pastores cristianos) fue solamente de carácter estratégico para llegar al poder. Así lo reconocieron tácitamente tanto López Obrador como su dirigente nacional, Hugo Eric Flores. Se trataba de estar “del lado correcto de la historia”, aunque en temas como aborto y matrimonio igualitario sus ideologías sean diametralmente opuestas.

En Morelos las organizaciones religiosas siempre han estado ligadas a la política. Primero con el PAN que gobernó 12 años (no hay que olvidar que todos los integrantes de la “Sagrada Familia” provenían de grupos de catecistas católicos) y posteriormente con Graco Ramírez, quien hizo un pacto con la Alianza de Pastores.

No fue fácil para el PRD-Gobierno sostener la relación con los cristianos, pues a final de cuentas el PRD se supone que es un partido progresista, y para ganar la elección de gobernador, Graco Ramírez Garrido Abreu se convirtió en el candidato de la llamada Comunidad Lésbico Gay Bisexual y Transexual (LGBT), y desde los primeros meses de su gobierno anunció un proyecto para hacer de Morelos el paraíso de las parejas homosexuales.

Pero con el paso de los meses Graco Ramírez se dio cuenta que le resultaba electoralmente más redituable el sector de los cristianos que el de los gays, así que discretamente el gobierno comenzó a distanciarse de la Comunidad LGBT.

En Morelos el PES  se manejaba como una “franquicia” adquirida por un grupo de empresarios. Había una presidenta que se llama Maricela Jiménez Armendariz y un secretario general de nombre Hiram Valdez Mina, pero el líder era Jacobo Mondragón Aroche, quien evangeliza en el Centro Cristiano Cuernavaca ubicado en la avenida Alvaro Obregón y en un monumental auditorio ubicado en el ejido de Acapantzingo, rumbo al recinto ferial.

A principios de 2015 comenzaron las negociaciones para que el PES apoyara la candidatura de Jorge Messeguer a la presidencia municipal de Cuernavaca. Intentaron un convenio de coalición flexible, pero el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC) no lo autorizó bajo el argumento de que los partidos de reciente creación no pueden buscar alianzas en su primera elección para fortalecerse.

Aún sin el reconocimiento de la autoridad, el acuerdo del PRD con el PES continuó. Producto de esa negociación se acordó que Marco Antonio Dorantes Martínez, un ex panista ahora al servicio del dirigente perredista Rodrigo Gayosso, se integraría al PES para “palomear” la lista de candidatos.

El domingo 15 de marzo de 2015, última fecha para registrar candidatos ante el IMPEPAC, la gente que aguardaba a las afueras de esa institución vio llegar a un agitado Rodrigo Gayosso seguido por dos empleados. Entraron presurosos al Instituto mientras un par de guaruras esperaban afuera.

La alarma no era para menos. Hasta el edificio del PRD en la colonia Del Empleado había llegado el rumor de que –desobedeciendo el pacto entre Graco y los pastores- los dirigentes del PES iban a registrar candidatos del empresario Arnulfo Montes Cuén, a cambio de una aportación económica.

La presencia de “El príncipe Rodrigo” en las instalaciones del IMPEPAC sólo tenía un objetivo: que se cumpliera al pie de la letra el Pacto PRD-PES.

Apenados, los dirigentes del PES en Morelos le argumentaron a Gayosso que la gente de Montes Cuen llegó a la sede del partido y pretendió obligarlos a concederles el registro, y que entre discusiones y algunos empujones, no hubo tiempo de ordenar los documentos necesarios para acudir ante el IMPEPAC.

Además de asegurarse que los del PES registraran únicamente a los candidatos “palomeados” por Gayosso, el poderoso hijastro del gobernador resolvió mágicamente el asunto del retraso: le habló a su tocayo el fiscal del estado y le ordenó abrir un expediente por privación ilegal de la libertad.

Así, Maricela Jiménez Armendariz, Hiram Mena Valdés y Víctor Gómez Sandoval, presidenta, secretario general y secretario de Organización y Estrategia Electoral, respectivamente, denunciaron que el domingo 15 de marzo del 2015 aproximadamente a las 17:00 horas un grupo de 70 personas irrumpieron en la sede estatal de Encuentro Social, ubicado en la colonia Acapantzingo, y los obligaron a permanecer durante horas en el interior del inmueble, según quedó asentado en la carpeta SC01/2420/2015.

Bajo esa justificación, el IMPEPAC tuvo que otorgar una prórroga para el registro de candidatos del PES. Como candidata a presidenta municipal quedó Eloísa García (designación de Graco) y como síndico Marco Antonio Dorantes Martínez. Como regidores Gretel Nancy Estreber Ramírez, Saúl Medina y Bibiana Mondragón, por parte del Centro Cristiano.

El pastor Mauricio Fernández Pardo quedó como candidato a diputado local por el primer distrito; David Solís López, también pastor, candidato al cuarto distrito, en tanto que Maricela Jiménez quedó como candidata a la diputación plurinominal sólo atrás de Esaú Mondrágón, hijo de Jacobo. Otro pastor, Paulino Ruiz Sanchez-Santamaria, quedó como candidato a diputado federal por el primer distrito. Sus familiares también quedaron en planillas de municipios como candidatos a regidores.

Tal como lo tenían previsto Graco y Gayosso, el 21 de mayo de 2015 la candidata a la alcaldía Eloísa García anunció su declinación a favor de Jorge Messeguer, quien perdería ante el candidato del Partido Social Demócrata (PSD), Cuauhtémoc Blanco Bravo.

HASTA MAÑANA.

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 14 Junio 2019 14:07
Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.