Estrategias

El drama que viven niñas y adolescentes


5649 Views
Lectura 4 - 7 minutos
El drama que viven niñas y adolescentes
Estrategias
Lectura 4 - 7 minutos

El drama que viven niñas y adolescentes


5649 Views
  • Like
  • Comentar

Autoridades y organizaciones de la sociedad civil coinciden en una dramática realidad: “Los dos años de encierro por la pandemia, el uso de drogas y la crisis económica tuvo como resultado el incremento en la violencia intrafamiliar y los casos de abuso sexual en los que los agresores son las parejas de las mamás, y las víctimas son sus hijas”.

“Desafortunadamente con el Covid se acrecentó la violencia al interior de los hogares, y si a eso le agregamos que el consumo de la droga llamada cristal, tenemos muchos más casos en los que el padrastro se droga y abusa sexualmente de las hijas”, explica Zugeily Cabrera Flores, presidenta de la Fundación Mujeres Educando en Familia (MEFAC). 

Zugeily trabaja con mujeres maltratadas en la zona sur de la entidad, específicamente en Tlaltizapán, donde diariamente apoya a mujeres que son golpeadas por sus parejas pero no los dejan “porque no tengo a dónde ir”.

El caso se repite en todos los municipios del estado: mujeres que no tienen la preparación escolar necesaria, que se llenan de hijos (en la mayoría de las ocasiones de diferentes padres) y que tienen que buscar a un hombre que las mantenga, aunque tengan que callar el que el jefe de familia satisfaga sus instintos sexuales con ella, y cuando ya no satisface su libido, se sigue con la hija mayor.

La diputada Tania Valentina Rodríguez sostiene que el primer paso para que una mujer deje de ser violentada es que sea económicamente independiente. “En gran medida, la causa de ser víctimas, sobre todo de sus propias parejas, es por la dependencia económica que existe. Las mujeres no denuncian y no se separan de sus agresores porque no tienen la solvencia suficiente”, opina la legisladora.

De acuerdo a la Comisión Estatal de Seguridad Pública, tan sólo en el mes de marzo se recibieron mil 663 llamadas al 911 denunciando violencia intrafamiliar, agresiones a mujeres o violaciones.

El Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Morelos (SIPINNA), tiene datos alarmantes:

De 2017 a 2020 se registraron 37 casos de lesiones por violencia sexual en menores de 5 años, 13 en 2017, 5 en 2018, 11 en 2019 y 8 en 2020.  En 2020 el 81.4% de los agresores por violencia sexual hacia niñas, niños y adolescentes son parientes o conocidos cercanos.

En 2020, 119 niñas y adolescentes de 10 a 14 años, tuvieron una hija o hijo a causa de violencia sexual.

Danae Denegri Mejía, secretaria ejecutiva del SIPINNA, considera que hay muchos más casos de los que se denuncian.” La realidad supera las estadísticas puesto que no todas las personas denuncian por haber normalizado ya la violencia en sus vidas, en su seno familiar y escolar; o bien, no se ha logrado consolidar una cultura de la denuncia”, apunta.

“Referente a la violencia de Niñas, Niños y Adolescentes, es importante decir que, al no ser considerados sujetos de derechos por parte de la población adulta; los golpes, los gritos, la violencia psicológica, son parte del diario vivir de esta población; sin embargo, estamos trabajando arduamente desde el aparato institucional, para visibilizar los derechos que emanan de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes; y poder garantizarlos a través de la operatividad”, agrega.

En el ámbito municipal la encargada de atender esta problemática es Lorena Castillo Castillo, titular del Instituto de la Mujer en Cuernavaca.

En enero de este año se instaló el “Comité Municipal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, de Cuernavaca, Morelos”, (PASEMUN), conformado por el conjunto de dependencias de la Administración Pública Municipal en interacción y vinculación permanente entre sí, para el desarrollo de los principios rectores, ejes de acción, modalidades de la violencia y mecanismos de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres.

El PASEMUN tiene como propósito la instrumentación de una coordinación única, cuyo mecanismo facilite la conjunción de esfuerzos, instrumentos, políticas, servicios y acciones entre las dependencias que formaran parte del comité, para la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres. Enfocado a atender la Alerta Violencia de Género AVG por sus siglas y la atención integral de las mujeres, adolescentes y niñas.

“Hemos creado el Modelo de Atención Integral a la AVG con cuatro ejes rectores que contempla la prevención y atención a la violencia; la seguridad y protección, el empoderamiento por medios de proyectos productivos y el bienestar integral.  Entre las principales acciones han sido visibilizar la AVG y sensibilizar a la población con el tema, a través de una campaña de comunicación permanente de difusión y divulgación; trabajo continuo para la recuperación de espacios seguros y favorables para las mujeres, adolescentes y niñas y el desarrollo de programas de atención integral en las colonias y poblados con mayor incidencia delictiva.  Finalmente estamos comprometidas a realizar de manera oportuna, el registro en el BANESVIM con la información de las usuarias de los servicios del IMC, del Sistema DIF Municipal y de la Secretaría de Auxilio y Protección Ciudadana de la capital”, dice Lorena Castillo.

Son las acciones integrales e integradas que se están implementando y cuyo propósito es que cada una sea continuada y evaluada para atender prioritaria y urgentemente la AVG en Cuernavaca. Y justamente la presencia de representantes de los tres órdenes de gobierno muestra la voluntad y necesidad de trabajar coordinadamente para lograr resultados inmediatos y satisfactorios. El PASEMUN Cuernavaca estará cumpliendo su obligación de trabajar de manera coordinada al interior del ayuntamiento, y al exterior con todas las dependencias que coadyuvan y suman a estos esfuerzos con las mujeres, adolescentes y niñas.

Pero todo lo anterior de muy poco servirá si las mujeres no se arman de valor y dejan a sus violentadores. Lamentablemente muchas de las que viven con hombres sospechan que sus hijas sufren de abuso sexual por parte de sus parejas, pero no se atreven a preguntarles por temor a quedarse solas.

Recientemente llegó a nosotros una señora a pedirnos asesoría para una demanda de divorcio y de pensión alimenticia. Cuando nos contó su historia supimos que no era una cuestión de demanda civil, sino de denuncia ante las autoridades penales.

La mujer salía diariamente a cubrir un turno nocturno en una fábrica, y dejaba a sus tres menores hijos a cargo de su ex pareja, padre biológico de los dos pequeños más no de la niña mayor, de la que abusaba sexualmente todas las noches. 

Hoy el asunto está en manos de la Fiscalía General de Justicia con la asesoría de la institución que encabeza Danae De Negri, a quien agradecemos su incondicional apoyo. Esperemos que el sujeto agresor sea detenido muy pronto. Pero, ¿cuántas niñas siguen sufriendo este infierno en su propio hogar y no lo denuncian por miedo o porque consideran que no les van a creer?

HASTA MAÑANA. 

Visto 5649 veces
Inicia sesión y comenta

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.

Jesús Castillo

984 Posts 7,297,550 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter
Ant. El declive de Paco Sánchez Zavala
Sig. Rodrigo Arredondo ¿héroe o villano?

Hay 5717 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.