Publicado en Estrategias Viernes, 13 Mayo 2011 10:05

La marcha y los medios

Escrito por

La venganza del General

Los juicios orales, los jueces y Falcón Vega.

Nadie pone en tela de juicio la legitimidad de Javier Sicilia en su reclamo de justicia ante el cobarde asesinato de su hijo Juan Francisco, ni la primera reacción de la ciudadanía morelense al volcarse a las calles para exigir un alto a la violencia. Pero es innegable que con el paso de los días el movimiento se ha ido deformando y tomando matices que amenazan con perder su sentido original, y que esa fuerza social sea canalizada hacia las más diversas vertientes.

El “fenómeno Sicilia” (irónicamente surgido tras el desgarrador dolor de perder a un hijo) sirvió a muchas personas y organizaciones. Primeramente nos sirvió a los morelenses para expresar nuestra inconformidad por los más de 300 muertos en un año. Era un grito que llevábamos contenido desde que comenzaron las ejecuciones, las balaceras, los “toques de queda” y con ello las violaciones a los derechos humanos por parte del Ejército.

Les sirvió a los medios de comunicación locales, que si hubieran optado por el silencio como en otros años se hubieran arriesgado a quedar en evidencia ante la sociedad. La primera marcha “daba nota” y ofrecía “rating”, por eso la cobertura tan amplia.

Y precisamente por eso muchos actores políticos la aprovecharon para atraer reflectores.

La segunda marcha ya fue un abierto escaparate de las organizaciones de izquierda. Cuando comenzaron a llegar los simpatizantes del EZLN y del EPR vimos por donde iba el asunto. Con esos antecedentes, no fue sorpresa para nadie que en el Distrito Federal, bastión del Partido de la Revolución Democrática, el mitin con el que finalizaba la marcha que salió de Cuernavaca, fuera un acto multitudinario, sólo comparable con los eventos de Andrés Manuel López Obrador en sus mejores tiempos.

Y después de que los contingentes regresaron a sus lugares de origen surgió la pregunta: ¿Y ahora qué sigue?

Hasta ahora esa pregunta sigue sin contestar. Ya quedó claro que la petición de cesar al secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna (una solicitud que desde mi punto de vista personal terminó de politizar el movimiento) fue rechazada de inmediato por quienes lo tienen casi como superhéroe.

Al final de cuentas el movimiento desembocó en el eterno dilema de regresar o no a los militares a sus cuarteles, un tema que tiene polarizado al país.

Cada quien tuvo su propia visión de la marcha, ya sea directamente (los que participaron) o a través de los diferentes medios de comunicación.

Así, la revista Proceso dedicó por tercera vez consecutiva su portada al caso Sicilia y exhibió a su colaborador en una actitud mesiánica, a la vez que le daba a su discurso una relevancia a nivel de estadista o líder de masas:

“En su discurso en el Zócalo de la Ciudad de México, al culminar la Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad, que se inició el jueves 5 en Cuernavaca, el poeta Javier Sicilia plantea un desafío: o el país todo –sus ciudadanos, sus estructuras políticas, gubernamentales y sociales– se compromete en un nuevo pacto social –paz, justicia y dignidad como premisas– o se hundirá en una fractura de consecuencias impredecibles”.

Lydia Cacho, ícono del feminismo en México se fue por el aspecto romántico:

“Estuvimos, codo a codo, cada cual cargando sus sueños y esperanzas, compartiendo silencios y consignas por la paz, y tenemos la certeza de que al menos la soledad no tiene cabida entre estos miles de hombres, mujeres, adolescentes, niñas y niños”.

Para Televisa lo importante fue el “rating”, por lo que tuvo una amplísima cobertura a pesar de que el líder del movimiento sea parte de la revista Proceso, contra quien inició una campaña de desprestigio hace apenas unos meses.

Y no podía faltar Carlos Ramírez, convertido ya en el analista de la parte oficial, fustigando a quienes disienten con Felipe Calderón:

“Sicilia ha querido crear en Morelos un muro con los nombres de los muertos en la violencia criminal, comenzando con el de su hijo. Pero le ha dado el apelativo del “Muro de Vietnam” de la guerra contra las drogas. Se trata de una generalización amañada: el 95% de los muertos han sido delincuentes, cuyos nombres han pasado ya a la contabilidad moral de la protesta; y ahora comienzan a conocerse los nombres de los civiles asesinados por las bandas criminales. Sin embargo, tampoco ha habido una condena contra las cabezas conocidas de los cárteles de la droga.

“La violencia criminal ha sido de los delincuentes. La intención de Sicilia, el EZLN, el EPR, el SME y otros movimientos disidentes del gobierno federal es la de parar la ofensiva de seguridad contra los cárteles, lo que daría espacio, tiempo y tranquilidad a las bandas para recuperarse del daño provocado. De acuerdo con cifras oficiales, ha habido hasta abril 32 mil delincuentes detenidos y 30 mil delincuentes muertos; es decir, más de 62 mil delincuentes sacados de las calles. Las bandas tienen ya escasez de personal y por eso han recurrido a la leva y al asesinato de personas que se niegan a incorporarse a las bandas criminales”.

Y de la misma manera que Ramírez ha atacado a Carmen Aristegui, a Julio Scherer, a Lydia Cacho y a todo aquel que se enfrente mediáticamente al gobierno, ahora arremetió sin piedad contra el poeta y periodista:

“Sicilia inició su protesta sólo hasta que su hijo fue asesinado, a pesar de los datos y evidencias acumulados del crecimiento del crimen organizado en Morelos. Y quiere justicia para su hijo, no actos de Estado para avanzar en la derrota de las bandas del crimen organizado. Y todo indica que el hijo de Sicilia fue asesinado por un problema que surgió en un pleito de cantina”.

A fin de cuentas, el país está dividido entre los que creen en todo lo que dice la revista Proceso, y los que piensan como Carlos Ramírez.

Para finalizar este tema, un último apunte:

Se equivocan los defensores de la administración calderonista cuando dicen que el reclamo de Sicilia se ha enfocado exclusivamente en el gobierno y no se ha dirigido a los capos del narcotráfico. Quienes estuvimos en la primera conferencia de prensa que dio bajo los arcos del Palacio de Gobierno, pudimos escuchar una frase que a mi gusto reflejaba más el sentir de las familias morelenses, y que era dirigida a las diferentes organizaciones delictivas que se disputan el territorio sin importarles llevarse inocentes en su absurda guerra. Javier Sicilia gritó, con esa rabia que sólo pueden expresar quienes han perdido un hijo a manos del narcotráfico: “Ya párenle hijos de la ch…”

Pero la frase no era apta para todo público, así que la revista Proceso optó por la de “Estamos hasta la madre”, que ciertamente refleja inconformidad, pero más bien se escucha como un reclamo al gobierno.

 

LA VENGANZA DEL GENERAL

En 1998 Jorge Carrillo Olea pidió licencia al Congreso del Estado para separarse del cargo de gobernador, cargo que había obtenido tras ganar las elecciones de 1994. Dicho por el propio ex gobernador y corroborado por varios personajes que conocen del tema, la orden de hacerlo dimitir salió del entonces presidente Ernesto Zedillo y el encargado de hacerla cumplir fue su secretario particular, Liébano Saenz, para lo cual utilizó los servicios de Graco Ramírez Garrido Abreu.

Todavía hasta hace unos meses Graco Ramírez se ufanaba de ser el que más contribuyó a que, “por primera vez en la historia”, un gobernador fuera desaforado, destituido e inhabilitado para ocupar cargos públicos. Nunca menciona que en realidad pidió licencia, y que el Poder Judicial lo exoneró de cualquier delito.

A treces años de distancia las circunstancias son totalmente diferentes. El activista decidió desde hace ya varios meses adelantarse en la carrera por la gubernatura de Morelos, en tanto que el general en retiro vive de su pensión militar y no tiene ninguna actividad definida.

Ahora el que está en los reflectores, la persona pública, el político que tiene que cuidar su imagen es Graco Ramírez.

Mientras tanto, el general Jorge Carrillo Olea no tiene otra tarea que buscar venganza, y para hacerlo cuenta todavía con algunos contactos y, sobre todo, información que puede resultarle útil a los periodistas.

Después de ser un gobernador soberbio y hosco con los medios, hoy ofrece información de primera mano a la que tuvo acceso cuando fue jefe del CISEN. Así lo hizo con la periodista y escritora Anabel Hernández, quien lo incluye en su último libro “Los señores del Narco”.

Así lo hizo también recientemente con la revista Proceso, a la que concedió una entrevista exclusiva aprovechando que Morelos está en su agenda tras el asesinato del hijo de Javier Sicilia. Ahí “coló” datos que ya se conocían de Graco pero que resultan muy comprometedores y oportunos en estos momentos.

Pero la venganza del General apenas comienza. No tiene prisa porque todavía faltan muchos meses para que se inicie propiamente el proceso electoral. Lo publicado en Proceso es apenas una “probadita” de lo que viene, a medida que se acerque la elección interna del PRD y después la elección constitucional.

Si lo de Graco fue a cambio de dinero, la campaña del General contra el aspirante perredista no es solamente político. Ya es personal.

 

LOS JUICIOS ORALES, LOS JUECES Y FALCÓN VEGA

Nuevamente equivocó la estrategia el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Miguel Ángel Falcón Vega, pues en lugar de hacer una conferencia de prensa para anunciar el inicio del proceso de selección de nuevos jueces que incluye diversas novedades, se vio obligado a comparecer ante los medios pero sólo para responder a los cuestionamientos de los abogados penalistas que días antes, también en conferencia de prensa, hicieron pedazos el proyecto para seleccionar nuevos juzgadores.

El asunto de los jueces puede ser visto desde dos perspectivas. Por un lado, bajo la óptica de algunas organizaciones de abogados que aseguran que Miguel Ángel Falcón está incurriendo en actitudes que él mismo le criticó a su antecesor Ricardo Rosas Pérez. El ex presidente fue acusado de crear un círculo inaccesible para aquellos que no fueran sus incondicionales, entre los que se cuentan jueces, magistrados, administrativos y familiares.

A Ricardo Rosas le cuestionaron que su esposa formara parte de su staff aún sin percibir remuneraciones, pues aseguran que se tomaba atribuciones que no le correspondían. Para no incurrir en el mismo error, Falcón Vega promovió la reaparición del Voluntariado (una especie de DIF del Poder Judicial) para que su esposa también estuviera en forma permanente en las instalaciones, pero con un nombramiento sustentado en el acuerdo publicado en el periódico oficial de fecha 23 de febrero del presente año.

Por cierto, cabe recordar que en la primera etapa del Voluntariado, antes de que lo desaparecieran en el 2003 bajo el argumento de que resultaba oneroso, doña Juanita Ocampo de Bello realizó un trabajo tan fructífero que recuerdan todavía los trabajadores que tienen más años en el Poder Judicial; después hizo un gran papel la señora Georgina Ávila de García, esposa de Jorge Arturo García Rubí y madre del secretario técnico del Ayuntamiento, Jorge Mario García Ávila. La última presidenta del Voluntariado fue la señora Noemí Pérez de González Cianci, cuyo trabajo sigue hoy presente en el CENDI y en diversas áreas del Poder Judicial.

Pero siguiendo con el tema de las dos visiones sobre el caso de los jueces, también resultaría injusto que alguien que tiene los conocimientos necesarios, no pueda ser Juez por el simple hecho de haber laborado con el presidente o porque existe una marcada amistad. No se puede discriminar a nadie, y lo justo sería que se les permita participar en los exámenes pero con total transparencia para evitar suspicacias.

Por otro lado, en la misma conferencia ofrecida por los abogados penalistas, criticaron los criterios que están adoptando los jueces orales en los últimos meses, enviando a cárcel preventiva prácticamente a todos los imputados que llegan.

Y es que hay que recordar que en los primeros meses que entró en vigor el nuevo sistema de Justicia Penal, entre la inexperiencia de los agentes del MP y el rompimiento que existía entre Procuraduría de Justicia y Poder Judicial, la liberación de los imputados era casi sistemática, lo que prendió las alarmas en el Poder Ejecutivo y se realizaron las adecuaciones legales pertinentes para evitar que los juicios orales se vieran como sinónimo de impunidad.

Pero ahora se fueron al otro extremo. Dadas las condiciones políticas y sociales que prevalecen en la entidad, la PGJ está urgida de sentencias condenatorias que permitan la supervivencia del nuevo sistema de justicia penal, y por lo tanto los jueces no están dejando salir a nadie.

Obviamente que esto afecta los intereses de los litigantes, quienes están quedando como ignorantes o incapaces ante las personas que contrataron sus servicios. Obviamente, el presidente del Tribunal no puede, en base a presiones, ordenar que dejen libres a presuntos delincuentes sólo para evitar el enojo de los abogados.

 

¿PRESUNTOS CULPABLES O INOCENTES SENTENCIADOS?

El día 2 de julio del 2010 quedará marcado en la vida de Lucas Miranda Nájera, Oscar Romero Baltazar y Leonel Mancilla Chávez. Todos ellos albañiles, se reunieron en la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe de la Colonia Lomas de Cortes, perteneciente al municipio de Cuernavaca, lugar donde se encontraban aplanando la iglesia, pero el encargado de la obra LUCAS MIRANDA NAJERA, les comentó que ya no había material para seguir trabajando, por lo que los ahora acusados tomaron la decisión de ir a cortar hongos y se dirigieron a la colonia Texcaltepec, del municipio de Cuernavaca.

En el camino LEONEL MANCILLA CHAVEZ le habló a ROGELIO GILES DE LA CRUZ ya que habían quedado unos día antes de ir a juntar hongos, LEONEL se quedó a esperar a ROGELIO y LUCAS Y OSCAR se adelantaron; en ese momento pasó un vecino que trabajaba en el gas y se subieron a la camioneta.

Más adelante se bajaron de la camioneta encontrándose a JOSE LUIS MIRANDA BOYAS y JUAN CARLOS TERRONES TORRES, ellos estaban en la colonia Texcaltepec del municipio de Cuernavaca, Morelos, los cuales estaban sembrando maíz. Después de esperar media hora a LEONEL Y ROGELIO se dirigieron a tomar un taxi del sitio Delfín, pero no había taxis por lo que caminaron unos metros y abordaron un taxi entre las 10:30 y 11:00 hrs., y se dividieron en dos vehículos, tres personas en cada uno, se dirigieron a la colonia Alarcón del municipio de Cuernavaca, Morelos, llegando a dicho lugar se cooperaron para comprar una botella de vino, refresco, vasos, JUAN CARLOS y JOSE LUIS se compraron su alcohol, después de haber comprado empezaron a caminar en lo que era la vía del tren y en el camino hacían pausas para descansar y tomarse el alcohol comprado y seguir caminando, en el camino se encontraron a varias personas humildes que se dedican a juntar leña y a otras personas más, sin embargo siguieron su rumbo hasta llegar a donde se encuentra una virgen y de ahí empezaron a subir al monte buscando hongos hasta llegar a la autopista pasando al otro lado de la autopista más o menos a la altura de la Herradura par seguir juntando hongos.

Después de un rato decidieron regresar hacia la orilla de la autopista ya que se habían alejado mucho y después ya casi para cruzar la autopista se paro una camioneta Nissan con tres personas abordo al bajarse de la camioneta los obligaron a acostarse boca abajo sin voltear, acostados con los ojos cerrados apuntándoles con armas y les dijeron que no se movieran y revisaron su ropas al no encontrar nada les preguntaron que traían en las bolsas.

Ellos les respondieron que cada año ellos se reunían para ir al monte en tiempo de lluvias que es cuando se dan los hongos a lo cual las personas contestaron que ya se habíamos chingado y les dijeron que estaban en la hora equivocada y el lugar equivocado, y estos también comentaron que mínimo de secuestradores pasaban a su vez también les preguntaron si habían escuchado unos balazos a lo cual respondieron que no habían escuchado nada y los subieron a la camioneta con empujones y groserías riéndose de ellos.

Al llegar a la Procuraduría General de Justicia en el Estado de Morelos, los bajaron con los ojos cerrados pero no dejaron que estos bajaran las bolsas que traían con hongos fueron llevados a un patio de las mismas instalaciones de la Procuraduría y los obligaron a hincarse y ya se encontraban esposados, fueron golpeados obligándolos a que firmaran papeles, presentándolos más tarde ante los medios de comunicación como presuntos plagiarios, violadores y secuestradores.

El cuatro (de julio del año dos mil diez se llevó a cabo la audiencia de control de detención, en la cual el Juez calificó la detención de ilegal ya que fueron detenidos en lugar diferente de donde se había realizado el secuestro o donde se encontraba la secuestrada, y solo porque tenían lodo en los zapatos, ya que para la Procuraduría General de Justicia en el Estado de Morelos, esto era suficiente para ser culpables.

De acuerdo a la versión de la defensa, se registraron las siguientes irregularidades:

La contradicción de las declaraciones de las dos víctimas secuestradas en cuanto a hora, lugar, y la forma en la que pasó el secuestro.

La identificación de los detenidos por medio de fotografías, (confrontaciones), en las cuales se le tienen que poner a la vista a la victima dichas fotos y estos a su vez señalar si reconocen a alguien, cabe destacar que las personas de las fotografías tienen que tener características físicas similares, lo que en la especie no aconteció, ya que inclusive se le pusieron a la vista fotografías de mujeres, es decir sin que estas hubieran tenido participación.

La existencia de armas (que no aparecen o no tiene la procuraduría) ya que en las declaraciones de las víctimas se menciona que todos portaban arma de fuego.

Cuando agentes ministeriales adscritos a la Procuraduría General de Justicia, llegaron al lugar donde se estaba cometiendo el delito, es decir, tenían a la mujer extranjera privada de su libertad, existieron disparos en contra de los agentes mencionados, cabe destacar que la víctima en su declaración no refiere haber escuchado disparos de armas de fuego, pese a que se encontraba en el lugar donde ocurrieron.

Derivado de lo anterior a los seis detenidos se les realizaron las pruebas necesarias para saber si ellos habían disparado un arma de fuego, prueba que fue negativa, por lo tanto no dispararon ningún arma.

La forma en la que fue liberada la víctima mujer, ya que ella refiere que estaba sola debajo de un puente, mientras que los agentes ministeriales mencionan que un sujeto la amenazaba con un arma en el bosque, es decir sin que se encontraran debajo de algún puente.

A las seis personas se les detiene el día dos) de julio del año dos mil diez (2010), cuando la victima de violación acudía al parque la herradura a identificar el lugar donde había sido violentada, es decir iba en compañía de agentes ministeriales, y supuestamente en ese momento se percataron de la mujer extranjera que esta siendo privada de su libertada, es decir, la victima del día treinta de junio del año en curso, pudo identificar a las personas detenidas desde el momento en que son detenidas, y no lo hizo sino hasta el día seis de julio del año dos mil y por medio de fotografías.

Existe una diligencia de ampliación de declaración de la victima mujer realizada el día uno de julio del dos mil diez, en la cual añade situaciones que no se encuentran en la primera declaración, cuando también es sabido que es la primera declaración a la que debe concederse valor probatorio, ya que se encuentran mas recientes los hechos en la memoria, dicha ampliación es exactamente igual, misma palabras, mismas adiciones, a la que realiza en una entrevista con una agente ministerial, tal parece que se hubiera copiado y pegado de un documento a otro.

Al igual esta serie de irregularidades fueron notadas por la Juez conocedora de la causa penal, pero sin embargo vincula a proceso a los dos detenidos, pese a que uno no haya dado positivo en semen, y por ende la victima tampoco traía consigo el mismo y no se pudo hacer un comparativo, solo argumento la Juez, que bastaba con que hubieran podido realizar el delito, es decir por la presunción.

Asimismo, también se demostró cual es la única actividad que desempeña LUCAS MIRANDA NAJERA Y OSCAR ROMERO BALTAZAR, y la conducta de estos ante la sociedad en la que se desenvolvían hasta que fueran privados de su libertad, que es la de ser albañiles, y que su único delito es vivir en la pobreza, ser humildes, ser ignorantes de la ley, no tener instrucción profesional alguna, y que trabajan del único conocimiento que tienen, la albañilería.

A través de una misiva, familiares de los acusados refieren lo siguiente:

 

 

“SEÑORES, NO PERMITAN QUE SIGAN PAGANDO JUSTOS POR PECADORES, NO PERMITAN QUE SE CONTINUEN CON LAS PRACTICAS DE LA PROCURADURIA DE ACUSAR POR ACUSAR Y DE QUE SEAN INOCENTES QUIENES CARGUEN CON LAS MALAS INVESTIGACIONES DE LA PROCURADURIA, ya que tal pareciera que es más fácil condenar a un inocente que absolver a un culpable.

“Es por lo anterior, que nos permitimos dar a conocer a Ustedes la verdad de lo acontecido, porque somos ciudadanos cuernavacences y nuestros familiares han sufrido el descrédito ante la sociedad causándonos un daño irreparable marcándonos nuestra vida para siempre.

“Rogamos a Dios nuestro Creador que ningún ciudadano cuernavacence viva el atropello y las vejaciones de las cuales han sido víctimas nuestras familias, así como también sabemos que hablar de estas cosas no le agradan al Procurador General de Justicia del Estado, ni Fiscales ineptos, ni Jueces, ni Magistrados, pero ante la justicia divina no hay quien se libre, en sus conciencias queda el hecho de algún tipo de represalia en contra de los que suscribimos la presente.

“Somos madres, hermanas, hijos de los que injustamente han sido acusados de unos delitos que no cometieron rogamos en oración a Dios porque ninguno de ustedes la opinión pública se encuentren en el lugar y tiempo equivocados, nuestras autoridades ante su total y absurda incapacidad, incompetencia fabrican delincuentes”.

 

Hasta ahí la carta de los familiares de estas personas que están detenidas en Atlacholoaya.

Reiteramos: tan grave sería que se dejara libre a un violador, como sentenciar a 30 años de prisión a un inocente.

Modificado por última vez en Viernes, 13 Mayo 2011 10:16
Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.