Sábado, 16 Mayo 2015 04:00

Autoritarismo y cultura

Escrito por

Maestros y oportunismo

1.- El expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, se presentó el pasado 11 de mayo en un evento de campaña del candidato del PAN, Felipe de Jesús Cantú, quien aspira a la gubernatura de Nuevo León. Ahí,hizo una referencia a los candidatos “broncos” y los comparó con el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela. 

Durante el acto público, el exfuncionario dijo que “hay una alternativa en Nuevo León que está metiendo la idea de desorden, de ruptura, yo diría que hasta de ilegalidad, el cambio que se ofrece en Nuevo Leónpuede ser de violencia y de rompimiento institucional”. Esto con respecto al candidato independiente Jaime Rodríguez “El Bronco”, sobre quien arguyó lo siguiente: “¿Qué pasó en Venezuela? También Chávez era muy carismático, también era muy ‘bronco’ y ‘sacalepunta’, pero ese tipo de perfiles terminan siendo gobiernos autoritarios, que reprimen, que se corrompen y que meten a la cárcel a sus opositores”. Hasta aquí la referencia al protagonismo calderonista de ese día.

2.- Infortunadamente para el ex mandatario, en todo momento también nos recordó la personalidad autocrática de Vicente Fox Quesada durante la campaña presidencial de 2000 y su sexenio, la cual fue analizada por distinguidos miembros de la Asociación Psicoanalítica Mexicana, entonces presidida por Armando Barriguete. El diario nacional “La Jornada” entrevistó al experto días antes de los históricos comicios del 2 de julio de 2000, anticipando el triunfo del panista Fox Quesada debido a que, con su personalidad, discurso e indumentaria, simbolizaba el añejo autoritarismo priísta y la proclividad de los mexicanos (como parte de la cultura nacional) a someterse ante los poderosos. Muy en el fondo de la idiosincrasia nacional subyace el deseo de que alguien autoritario ascienda al poder y nos gobierne. Así las cosas no descarto que a las 20:00 horas del próximo domingo 7 de junio “El Bronco” se levante con la victoria marcando un hito histórico en la vida pública mexicana. Esperemos para ver y luego diremos.

3.- Con relación al mismo tema quiero transcribir algunos párrafos del ensayo titulado “Cohesión social, democracia y confianza”, escrito por Enrique Alducin, y que forma parte del libro “¿Estamos Unidos Mexicanos? Los límites de la cohesión social en México” (2001, Editorial Planeta Mexicana, pág. 229), que pudiera ayudarnos a analizar los perfiles de quienes hoy están buscando algún de elección popular en Morelos. Dice Alducin: “Durante el siglo pasado se construyó una fuerte identidad nacional con base en la ideología de la revolución de 1910 que, aunada a mecanismos de cooptación, clientelismo y corporativismo, imprimió una fuerte cohesión social (...) El gobierno emanado de la revolución duró todo el siglo y fue el principal protagonista de nuestra historia (…) Una figura central en el proceso de la representación e identidad del mexicano fue el Poder Ejecutivo, disponiendo de un presidente fuerte, encima de los poderes Legislativo y Judicial, rector máximo de los diferendos, cuyo discurso era de equidad y convertido siempre en el árbitro de una sociedad nacional con articulaciones importantes de cohesión social”. Conclusión: abundan quienes añoran o anhelan la “eficacia” de un gobernante fuerte, dentro de un sistema autoritario y elástico, capaz de renovarse. El proceso de democratización nacional está fallando y desde el año 2000 no ha estado fuera de riesgos: tentaciones autoritarias, impulsos polarizadores, intereses enfrentados y simple ineficacia en las políticas públicas, que definitivamente generaron efectos perversos sobre la cohesión social. A ver.

4.- Cambiemos de frecuencia. En ocasión del Día del Maestro menudearon las felicitaciones y todo mundo les deseó parabienes a los docentes, en particular las autoridades de todos los niveles que -con dinero ajeno, de los ciudadanos- les hicieron reconocimientos y regalos. Los candidatos de todos los partidos no dejaron pasar la oportunidad de congraciarse con el gremio magisterial, que al margen de su aportación al desarrollo de nuestra sociedad es visto como un manjar político por el número de votos que representa. El censo magisterial en Morelos supera las 20 mil personas y los maestros son, además, líderes de opinión y multiplicadores de la información, de tal manera que históricamente han participado, voluntaria o involuntariamente, como factores de inducción del voto a favor o en contra de determinado partido político o candidato. Como ejemplo de la importancia que los políticos dan al sector educativo para respaldar sus carreras, vale recordar que fue en escuelas de educación básica donde los diputados locales promovieron la mayoría de las obras que pudieron apoyar mediante los recursos económicos que del presupuesto estatal les asignaron para proyectarse como buenos gestores de obra pública. Se reciben opiniones.

5.- Por otro lado, representantes del gobierno estatal y el cabildo de Ayala se reunieron ayer en Cuernavaca para buscar una salida al conflicto que vive ese municipio, cuya presidencia municipal se encuentra tomada por un grupo de campesinos de al menos 20 ejidos, los cuales reclaman la cancelación del contrato autorizado por el ayuntamiento para la construcción del acueducto del Proyecto Integral Morelos. Los campesinos están liderados, entre otros, por Jorge Zapata, nieto del Caudillo Suriano, y se dicen dispuestos a mantenerse apostados en la alcaldía por tiempo indeterminado. A la reunión en la capital morelense acudió el munícipe Bernardo Sosa, acompañado por regidores de su cabildo, así como el subsecretario estatal Ricardo Robledo. En las pláticas participa personal de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, a cargo de la doctora Lucero Benítez Villaseñor, quien está pendiente de vigilar el respeto a las garantías de los opositores a la obra citada.

6.- Los alcaldes de los 33 municipios de la entidad deberán aplicarse en sus tareas de limpieza de calles y coladeras, y desazolve de cañerías, drenajes, canales, ríos y barrancas, a fin de evitar que Morelos viva inundaciones en la temporada de lluvias que inició oficialmente ayer, la cual suena temeraria al conocer que tendrá más de 20 tormentas tropicales, huracanes y ciclones, y que en ella se presentará el fenómeno denominado El Niño, mismo que en años anteriores ha traído mucha agua a nuestras tierras. El responsable de la Comisión Estatal del Agua, Juan Carlos Valencia Vargas, hizo un llamado a los presidentes municipales para atender dichas medidas de prevención, las cuales están directamente ligas al trabajo de las direcciones municipales de protección civil. No es grato recordar que somos vulnerables y hemos vivido recientemente el golpe de las precipitaciones pluviales, como sucedió hace un par de años con “Ingrid” y “Manuel”. Tampoco debemos olvidar que cada morelense puede hacer su parte evitando contribuir al azolve de las vías de drenaje, evitando tirar la basura a los afluentes naturales. Por cierto, viene una nueva crisis de la basura en Cuernavaca. La comuna adeuda más de 40 millones a SIREC, cuyo servicio de recolección ha sido disminuido como medida de presión.

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.