Martes, 19 Mayo 2015 00:00

¿Una protesta perniciosa?

Escrito por

V. Rubio: peso específico

1.- El ingrediente político electoral que los maestros jubilados introdujeron en su movimiento de protesta de ayer, lo deslegitimó a los ojos de la sociedad que con razón y dureza se quejó del caos que los mentores ocasionaron en Cuernavaca al bloquear el tránsito vehicular en Plan de Ayala a la altura del IMSS, en Chipitlán y en el Calvario, de tal manera que la ciudad resultó tan desquiciada como la mente perversa de los promotores de los plantones. 

Los jubilados reclaman pagos y pueden estar en su derecho, pero al usar su protesta para pedir además el voto en contra del partido que gobierna, muestran que son un grupo manipulable y manipulado al que se está utilizando para afectar en alguna medida el sentido del voto de los ciudadanos. Los maestros tienen sus razones para estar en contra de ese partido y pedir, como lo hicieron, “ni un voto al PRD”, pero hacerlo en medio de un proceso electoral y pretender que su movimiento no es político, es un engaño que la sociedad no se traga y por ello en los sitios de los bloqueos menudearon los reclamos de ciudadanos que les pedían ir a protestar al Palacio de Gobierno y dejar de dañar al pueblo.

2.- Como antecedente de dicha protesta añadiré que hubo una igual el miércoles 29 de abril con la misma demanda de ayer: que el gobierno morelense, a través del Instituto de la Educación Básica (IEBEM), liquide el complemento de sus aguinaldos correspondientes al año 2005. Los profesores jubilados aseguran que el IEBEM ha sido omiso incumpliendo una sentencia del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA), “favorable” hacia ellos, mediante la cual se obliga al gobierno morelense a finiquitar el mencionado adeudo laboral con 792 docentes jubilados. Empero, la administración estatal volvió a señalar que desde hace varias semanas se depositaron los cheques de esos 792 trabajadores retirados, cuyos montos finiquitan el pago de una diferencia de 50 días correspondientes a la citada prestación de 2005. La autoridad laboral, es decir el TECA, determinó el pago de un laudo hasta por 11 millones 94 mil 865 pesos, cifra bastante inferior a los 26 millones de pesos que sigue pretendiendo la representación legal de los ex trabajadores de la educación.

3.- A juzgar por lo ocurrido ayer, gentiles lectores, este sigue siendo el quid del conflicto. La disputa se centra en 15 millones de pesos no reconocidos por la autoridad laboral. Conclusión: lo que las manifestaciones y bloqueos pretenden es convertir un problema jurídico en político. Atrás de todo parecen estar el abogado de los jubilados, Víctor Omar Rodríguez Gallegos, y la principal dirigente de los profesores, de nombre Laura Gallegos. Desconozco si ambas personas son familiares, pero lo que trascendió durante los bloqueos del pasado 29 de abril fue que el apoderado legal pretendió, en algún momento del espinoso asunto, cobrar el monto en un solo cheque, dizque para que ellos se hicieran cargo de la distribución de los recursos, acción a todas luces ilegal, toda vez que la legislación laboral exige la protección de cada uno de los pensionados. Es importante recordar que los jubilados (algunos ya fallecieron) interpusieron su juicio laboral el 14 de diciembre de 2005 en el gobierno de Sergio Estrada Cajigal Ramírez.

4.- Cambiemos de frecuencia. El gobernador Graco Ramírez anunció ayer el envío de la iniciativa para elevar a nivel de Ley el Programa Beca Salario, y en su aparición de cada lunes ante los medios de comunicación hizo un llamado a los diputados de los diversos partidos políticos para que otorguen su apoyo a esta propuesta y se convierta en permanente respaldo para los jóvenes estudiantes de la entidad. La iniciativa había sido dada a conocer en su esencia por el propio gobernador la semana pasada, y generó de inmediato posturas encontradas por parte del PAN y del PRD en el Congreso. El panista presidente de la Junta Política, Javier Bolaños, fue el primero en tomar el tema para declarar que una Ley de Beca Salario es inviable mientras no se ofrezca una iniciativa con el soporte financiero correspondiente, pues en la actualidad el Programa Beca Salario se mantiene con 200 millones de pesos aportados por el gobierno federal y únicamente 22 millones del gobierno estatal. En tanto, la perredista Lucía Meza aseguró que la Ley citada puede cristalizarse y el beneficio que implique amerita el esfuerzo. A ver.

5.- Precisamente porque en estos días todo tiene tufo electorero y cualquier acción es sospechosa de tener intención de apoyar o afectar a algún candidato o partido político, la iglesia católica reiteró que la marcha por la paz que realizará el próximo sábado en Cuernavaca tiene como fin único contribuir a la paz en Morelos y solidarizarse con las víctimas del delito. Por ello el obispo Ramón Castro (gran amigo de César Camacho Quiroz, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI) indicó ayer que todo mundo está invitado, católicos y no católicos, y como a nadie la pueden impedir la participación, también pueden acudir todos los abanderados de todos los partidos, pero vestidos con ropa blanca, sin ningún elemento que los promueva como candidatos o identifique a sus partidos. El jerarca católico dejó en claro que la movilización no tiene el propósito de afectar a las autoridades, sino que su fin únicamente es el de continuar sus acciones orientadas a la búsqueda de la paz para todos los morelenses.

6.- Aunque falta ver que se convierta en realidad, ha sido considerado como altamente positivo el anuncio de que, entre otros beneficios, los jornaleros de San Quintín, en el norte del país, serán registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social como consecuencia de las negociaciones que han mantenido con la Secretaría de Gobernación. Son miles de jornaleros y la decisión podría replicarse a otros muchos miles de trabajadores del campo en todo México. Pero del dicho al hecho hay, efectivamente, mucho trecho. En Morelos ha habido buenas intenciones similares para favorecer a algunos sectores sociales, y han quedado solo en eso. A fines de 2010, por ejemplo, con la enjundia de legisladores recién llegados a sus curules, el pesedista Roberto Yáñez, el entonces priísta José Manuel Agüero y otros, promovieron la inscripción al IMSS de los cerca de 35 mil permisionarios y choferes de rutas y taxis de la entidad. Enviaron un exhorto al delegado del Seguro Social y… ¡No pasó nada! Del tema nunca se preocupó la institución, no lo tomaron en serio los trabajadores del volante y los diputados ya ni se acuerdan, de hecho ya hasta dejaron la curul… Finalmente diré que la adhesión de Víctor Rubio a la campaña de Jorge Messeguer, candidato del PRD-PT a la alcaldía de Cuernavaca, tiene peso específico por la calidad de quien decidió dejar atrás cualquier proyecto priísta. Rubio es un gran activo en la UAEM, donde se jubiló recientemente tras 43 años de servicio. A ver.

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.