Martes, 16 Junio 2015 03:00

UAEM: “círculo rojo”

Escrito por

Impepac: las presiones

1.- A ver cuánto tiempo dura la nueva coexistencia pacífica entre el “círculo rojo” del rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, y el titular del Poder Ejecutivo estatal, Graco Ramírez Garrido Abreu. 

Me refiero al renovado escenario de vinculación entre ambos personajes manifestado ayer durante el III Informe del funcionario universitario, teniendo como escenario el auditorio “Emiliano Zapata” de nuestra máxima casa de estudios. Y cuando menciono al “círculo rojo” del doctor Vera Jiménez estoy aludiendo a dos o tres de sus principales consejeros, quienes en otras ocasiones le han dado cuerda para proyectar, fuera de la comunidad universitaria, un estado de animadversión hacia el gobierno morelense. Conclusión: será necesario registrar la fecha de ayer (15 de junio de 2015) e iniciar la cuenta regresiva… hasta que detone otro conflicto. Entonces confirmaré que algo raro acontece sobre el estilo personal del rector para conducir la institución. Mientras tanto, Graco Ramírez aprovechó la coyuntura para ratificar que no escatimará esfuerzos hasta lograr que la UAEM goce de suficiencia presupuestal, a fin de cumplir la meta de cobertura y contar con instalaciones de calidad para una adecuada preparación de los universitarios.

2.- Ante integrantes del Consejo Universitario y autoridades de los tres niveles de gobierno, Ramírez Garrido Abreu destacó que la UAEM cuenta con una destacada planta académica que la ha colocado entre las mejores universidades del país. En tal sentido aseguró que “sería una contradicción que no ofreciera a sus jóvenes la condición de estudiar en espacios (laboratorios y talleres) de mejor calidad”. “Si esto implica mayor inversión, hay que hacerlo; si implica mayor esfuerzo hay que hacerlo, para que la Universidad ofrezca la oportunidad de estudiar en las mejores condiciones”, puntualizó. Por su parte el rector Vera indicó que en el ciclo escolar 2014-2015 la matrícula se incrementó en un 10.3 por ciento, lo cual indica que durante los tres años de su gestión el aumento llegó al 50.6 por ciento. La UAEM, informó Vera Jiménez, se ubica a solo 9.4 puntos porcentuales de la meta institucional planteada para el 2018; y destacó que durante el periodo informado (2014-2015) se crearon 11 nuevos programas educativos: cuatro licenciaturas y siete posgrados. Por cierto, en su alocución el titular del Poder Ejecutivo propuso que la UAEM discuta la pertinencia de que, en el marco de una profunda crisis del estado mexicano, se inicie un debate sobre la despenalización de la mariguana… También agregaré que el pasado 11 de junio trascendió la sentencia condenatoria de ocho años de prisión al menor Arturo “N”, tras confirmarse su responsabilidad (junto con otros dos sujetos actualmente procesados) en el asesinato del catedrático Alejandro Chao Barona y su esposa, acaecido el 5 de mayo de 2014. Aquello, como se recordará, provocó la peor crisis registrada hasta ahora entre la UAEM y el gobierno estatal.

3.- Y en ocasión de su informe de actividades, el rector Alejandro Vera recibió de la presidenta del Congreso local, Lucía Meza Guzmán, no sólo un mensaje de reconocimiento y aliento, sino uno de compromiso para arropar a la institución en su lucha permanente por abrir más y mejores espacios de educación para los jóvenes de la entidad, y particularmente para acercarlos a aquellos municipios donde aún hoy no es tan fácil lanzarse a pertenecer a la comunidad universitaria. La legisladora perredista destacó que el Congreso ha apoyado en los últimos tres años a la máxima casa de estudios para disponer de recursos que le permitan avanzar hacia la consecución de sus objetivos, pero su mensaje es particularmente importante por lo que la legisladora pueda hacer por la UAEM en su próximo papel de legisladora federal y en lo que resta de la legislatura 52, la cual vive sus últimos días. Si consideramos que Meza Guzmán será diputada federal y se ha comprometido a respaldar decididamente a la UAEM, habrá que esperar nuevas acciones para bajar más recursos federales destinados a la institución. Que así sea.

4.- Cambiemos de frecuencia. Con el galimatías en que se convirtió la elección de presidente municipal de Cuernavaca, el Impepac ha sido objeto de fuertes presiones, sobre todo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a fin de exhibirlo como incapaz e interesado en torcer la ley y la voluntad ciudadana. Sin embargo, para explicar el nivel de conflictividad postelectoral es necesario referirse también a la participación de conocidos personajes como representantes del PRI y otros institutos políticos -y por ende de Maricela Velázquez Sánchez- ante el Consejo Municipal Electoral de Cuernavaca, pues son expertos con respecto al escalamiento de las etapas postelectorales. Entre ellos figuran Teodoro Lavín León, ex presidente (jubilado) del extinto Instituto Estatal Electoral (antecesor del Impepac), quien representa al Partido Nueva Alianza; su prima Catalina Lavín Calderón, representante del PRI; Marco Antonio Fernández Torres, ex secretario ejecutivo del IEE y emisario del PVEM; y Rocío Carrillo Pérez, ex diputada local tricolor y también representante de su partido en dicho órgano del Impepac. Quienes han constatado los vaivenes dentro del Consejo Municipal Electoral me comentan que el representante de Cuauhtémoc Blanco (PSD) en ese mismo espacio carece del conocimiento y pericia demostrados hasta ahora por los actores supracitados.

5.- Al margen de la conclusión del embrollo capitalino, que aún ha de ir a tribunales, se ha formado en la opinión pública la idea de que los consejeros electorales son insostenibles, que a los morelenses no les conviene mantenerlos en el cargo y exponerse a nuevos fracasos en los comicios de 2018, cuando lo que estará en juego será de mayor envergadura que lo peleado en este 2015, pues para entonces los morelenses deberán elegir a un nuevo gobernador de la entidad. Desconozco cómo se resolverá la actual crisis y si el Instituto Nacional Electoral (INE) decide atraer la elección morelense (me parece que eso no sucederá), pero una vez superada esta difícil coyuntura, Ana Isabel León Trueba y sus compañeros de Consejo deberán abocarse a una intensa labor para reconstruir la imagen del Impepac. Sin embargo, eso sucederá siempre y cuando los consejeros electorales tengan entre sus planes continuar en el cargo y terminar el periodo para el que fueron electos, que llega hasta siete años. Aquí es necesario recordar que dentro del Consejo hay elementos capaces de resolver la problemática. Pero además surgen otros escenarios posibles que involucran a los partidos políticos: ¿Cuáles serán sus nuevos mecanismos de presión? ¿Y cederá el Impepac ante los objetivos de quienes quieren venderle su apoyo a cambio de actuar con base en sus anhelos particulares? A ver… El priísta Rafael Reyes irá en pos de la judicialización de la elección en Jiutepec junto con los candidatos del PAN y Movimiento Ciudadano. Lo mismo se repetirá en el Distrito II de Cuernavaca, donde la panista Adriana Gómez judicializará los comicios.

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.