Jueves, 25 Junio 2015 00:00

“Cuau”: sale de vacaciones

Escrito por

* El movimiento magisterial

1.- Nadie podrá negar que la movilización convocada ayer en Cuernavaca por parte del magisterio “disidente” tiene relación con el reacomodo de fuerzas al interior de la Sección 19 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), rumbo a la renovación del Comité Seccional que habrá de consumarse a finales del presente año. 

En algo ha afectado la salida de la maestra María Eugenia Ocampo Bedolla, quien dejó la secretaría general de dicha organización gremial para aceptar su candidatura a diputada federal de representación proporcional por el Partido Nueva Alianza. Y aunque lo tenemos cerca de la política magisterial morelense, el maestro Moisés Armenta Vega se encuentra dedicado a cumplir con su trabajo en el Congreso local. Recuérdese que suplió a Matías Nazario Morales, quien al igual que Ocampo Bedolla también será diputado federal plurinominal por el Partido Revolucionario Institucional. Armenta coadyuvó sobremanera en el bienio 2008-2009 a desactivar la explosividad magisterial de la época, junto con el actual líder nacional Juan Díaz de la Torre. Ramón Navarro Munguía es el delegado especial que el Comité Ejecutivo Nacional del SNTE envió a Morelos el 22 de abril del presente año para suplir a María Eugenia Ocampo Bedolla. Pero a juzgar por lo ocurrido ayer, su paso por la Sección 19 de Morelos no está significando miel sobre hojuelas.

 

2.- El director general del Instituto de la Educación Básica de Morelos (IEBEM), Fernando Celerino Pacheco Godínez, declaró que tanto en la marcha de ayer como durante el paro de labores en infinidad de escuelas, participaron alrededor de dos mil maestros (en un universo de 18 mil), lo cual es debatible desde el punto de vista de quienes organizaron el respectivo movimiento, vinculado a las acciones asumidas en distintos puntos del país por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Así las cosas, una considerable proporción de maestros morelenses (no eran dos mil) salieron a la calle para pronunciarse en contra de la evaluación educativa. Y luego de que este miércoles trastornaron la vialidad en el centro de Cuernavaca, los maestros anunciaron que mañana viernes tendrán un nuevo capítulo de su protesta callejera.

 

3.- Los quejosos repitieron los argumentos con que los maestros de diversas entidades han combatido la evaluación, sobre los cuales ya hubo una definición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que la declaró constitucional y no violatoria de derechos humanos, apenas esta misma semana. Es importante destacar que en Morelos se había mantenido la calma con relación a las protestas del magisterio, aun cuando en otros estados del país éstas se han desbordado incendiando, literalmente, entidades como Guerrero, Oaxaca y Michoacán. Por eso para algunos observadores de la cosa política levanta sospechas la decisión de los maestros locales de salir a las calles en estos días, luego de las elecciones locales, y se preguntan si acaso la protesta callejera tiene otros fines, de carácter político, más allá de deplorar la evaluación educativa. En lo personal me parece que sí. Veremos si en Morelos la protesta magisterial escala también a hechos de vandalismo y violencia. Espero que no. El planteamiento del primer numeral, ni duda cabe, está ligado a la movilización de ayer. Pudiese estar faltando pericia política en Navarro Munguía… o quizás él mismo se encuentra detrás de quienes organizaron el paro de labores y la marcha en Cuernavaca.

 

4.- Fueron miles los maestros que hicieron paro y se lanzaron a marchar desde el Calvario hasta la Plaza de Armas, con una parada frente al Congreso sobre la calle de Matamoros, que se prolongó por espacio de una hora. En su manifestación, los mentores gritaron consignas como “Si hay que evaluar por Peña hay que empezar, “No temo a la evaluación, temo a la corrupción”, “Urgente, urgente, evaluar al presidente”, Necesario, necesario, evaluar al secretario” y “El paro, el paro es culpa del Estado”, además de la ya conocida “No somos uno ni somos cien, prensa vendida cuéntanos bien” o aquellas de “Cámara de diputados, cámara de senadores, una llena de tarados y otra llena de traidores” y “Estos son, estos son los que roban la nación”. Y mientras los maestros marchaban, el tránsito vehicular fue complicado en el centro de la ciudad, como sucede siempre que hay el bloqueo de una calle por mínimo que sea. Las unidades del transporte colectivo fueron desviadas y a los taxis se les impidió el acceso al centro, pero con todo y eso el evento afectó a todo aquel ciudadano que por alguna razón tuvo que acudir al primer cuadro capitalino. De acuerdo con algunos marchistas, esta marcha fue solo el comienzo de una serie que pretende parar de cabeza a las autoridades. A ver.

 

5.- Cambiemos de frecuencia. El dictamen sobre el decreto para la firma de un contrato entre la Cooperativa Cruz Azul y el Gobierno de Morelos provocó ayer una nueva suspensión de la sesión ordinaria del Congreso local, que originalmente fue iniciada el 10 de junio. Al parecer había un acuerdo para no tocar el tema por el escaso número de diputados presentes en el Palacio Legislativo y la falta de consenso, pero en la sesión se subió a discusión el tema que se refiere a la instalación de ocho plantas revalorizadoras regionales que serían operadas por la empresa por un periodo de hasta 30 años, cuando apenas había en el salón de plenos una decena de legisladores. En la discusión habló en contra la diputada Erika Cortés y luego el diputado Carlos de la Rosa, quien mencionó su condición de abogado al comentar que aprobar el decreto implicaría violar la Constitución y enfrentar consecuencias jurídicas tarde o temprano, en particular con las innovaciones recientes en materia de transparencia en el país. Luego vino la votación y resultaron seis votos en contra, cuatro a favor y ninguna abstención con la ausencia de personajes clave como la coordinadora de los diputados perredistas, María Teresa Domínguez, o la presidenta del Congreso, Lucía Meza, quien luego saldría a ocupar su lugar para ordenar un pase de lista y, ante la falta de quórum, suspender la sesión anunciando que el tema será listado en una próxima sesión. En fin.

 

6.- El presidente municipal electo de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, reapareció ayer durante una conferencia de prensa realizada en la sede del Partido Social Demócrata, sita en la colonia Acapantzingo. Como se sabe, el domingo no acudió a recibir su constancia de mayoría, y envió como representante suyo a Eduardo Bordonave Zamora, dirigente estatal del PSD, pero la víspera acudió a su cita vespertina con los medios. Entre otras cosas anunció que quien haya desfalcado a Cuernavaca será sancionado; que platicará con su esposa para determinar si trabajará con él o no en la siguiente administración; enfatizó que no renunciará; añadió que no tiene compromisos con nadie para conformar el gobierno municipal; e informó que saldrá de vacaciones, pero regresará en agosto a fin de iniciar el proceso de entrega-recepción con Jorge Morales Barud. Luego seguimos con el tema.

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.