Miércoles, 30 Septiembre 2015 00:00

En torno al Mando Único

Escrito por

Cuernavaca: urge la lana

1.- Jorge Alberto Lara Rivera es abogado por la UNAM y tiene estudios en relaciones internacionales por la misma institución. Originario de la Ciudad de México (1966), es militante del Partido Acción Nacional (PAN), organización política que lo postuló para diputado federal (periodo 2000-2003) y miembro de la Asamblea Legislativa del DF (2003-2006). 

Presidió la Comisión de Asuntos Político-Electorales de la mencionada Asamblea, donde pagó, junto a la también asambleísta Gabriela Cuevas, la fianza con la cual inició el proceso de desafuero contra el entonces jefe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador. Fue director general de delegaciones de la Zona Centro-Occidente de la Condusef; Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR; y Subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación. Pero además tiene estudios de postgrado sobre el nuevo sistema de justicia penal vigente en determinadas entidades federativas, Morelos entre ellas.

2.- Lara Rivera estuvo ayer en un conocido restaurante de la avenida Díaz Ordaz de Cuernavaca, donde disertó sobre la justicia penal mexicana y la necesidad de establecer el sistema policiaco de Mando Único a nivel nacional. Siendo panista, llama la atención la posición que ha asumido alrededor del citado modelo de seguridad, impulsado por el gobierno de Enrique Peña Nieto (aunque todavía no implementado debido a la falta de reformas sustanciales al marco constitucional). Entre otras cosas manifestó que el sistema de seguridad pública y de seguridad del país y de cada entidad federativa no puede sujetarse a los vaivenes políticos, a jaloneos y disputas de grupos de presión o partidos (…) por el contrario, el modelo exige liderazgo político y moral basado en el diálogo para fortalecerlo, de lo contrario la delincuencia organizada toma nota de esos desacuerdos y debilidades de los gobiernos para aprovecharlos a su favor”. Sobra decir que el ex subprocurador de la PGR está informado con respecto al debate prevaleciente en torno al Mando Único propugnado por el gobierno estatal desde enero de 2014, cuyo tono se ha incrementado conforme los morelenses nos perfilamos hacia el cambio de gobiernos en los 33 ayuntamientos. Varios presidentes municipales electos, entre quienes destaca Cuauhtémoc Blanco Bravo, de Cuernavaca, han declarado que no continuarán bajo el esquema del Mando Único a partir del 1 de enero de 2016, cuando entrarán en funciones. 

3.- Tuve la oportunidad de entrevistar ayer a Jorge Alberto Lara Rivera, quien me comentó que “en los momentos críticos como los de México, debe reforzarse la coordinación entre los tres órdenes de gobierno, y en el caso de Morelos, es indispensable que la administración estatal se coordine ya con las autoridades municipales electas”. “Es momento de actuar con responsabilidad y analizar acuciosamente los resultados del Mando Único, pues no se puede desmontar de la noche a la mañana por capricho o por consigna política”. Lara Rivera fue traído a Cuernavaca por el Consejo Coordinador Empresarial, ante cuyos miembros expuso que el Mando Único no es la panacea ni la solución exclusiva ante el embate y los vaivenes de la delincuencia común y organizada, pero el modelo “requiere ser apoyado por la rendición de cuentas de mandos policiacos, los elementos de las corporaciones, y además por la de jueces y funcionarios del sistema de justicia, tal como lo marca la ley federal en materia de seguridad pública”. Rechazó de manera tajante que el Mando Único se convierta en un instrumento represivo que atente contra las garantías individuales. “Por el contrario –agregó- deben denunciarse los abusos de corporaciones e incrementarse los mecanismos de participación ciudadana. La ciudadanía debe ser incluida en la revisión constante del modelo. No puede estar al margen”, añadió.

4.- La exposición de Lara Rivera fue extensa, pero me pareció importante su análisis sobre lo acontecido en Iguala hace un año. Indicó: “La dispersión de las fuerzas del orden propició que policías municipales enteras de Guerrero, Michoacán y Morelos estuvieran en la nómina de los cárteles del narcotráfico, que aprovecharon tal divisionismo para hacerse del control de las corporaciones (…) La enorme diversidad de policías produjo grandes debilidades de los gobiernos, además del divorcio de los gobiernos estatales y municipales, todo lo cual fue aprovechado por la delincuencia organizada; consecuencias pagadas por la población”. Etcétera. Me parece que la conferencia del ex legislador blanquiazul debió realizarse anteayer, de cara a la mayoría de presidentes municipales electos que se reunieron en Los Belenes con el gobernador Graco Ramírez. Mientras Lara Rivera respaldaba los sistemas policiales de Mando Único, a un costado de Palacio de Gobierno varios panistas instalaron un módulo para consultar a la ciudadanía en torno al funcionamiento y resultados del modelo en nuestra entidad, vigente desde enero de 2014 hasta ahora. Así de fuerte es la disputa y el conflicto en materia de seguridad pública a nivel local. En fin.

5.- Cambiemos de frecuencia. El alcalde de Cuernavaca, Jorge Morales Barud, acudirá el martes de la próxima semana al Congreso para reunirse con los diputados de la Comisión de Hacienda, cuyo presidente es el panista Alberto Mojica, con el propósito de defender su petición de refinanciamiento por 658 millones de pesos, la cual no busca endeudar más al Ayuntamiento, como ha tenido que repetir hasta el cansancio el munícipe, sino aliviar la situación económica municipal al permitirle pagar la misma deuda en una plazo mayor (abonos chiquitos) para así aliviar las finanzas y permitir que la comuna destine dinero a la prestación de servicios públicos como alumbrado público, bacheo o parques y jardines que, evidentemente, lo necesitan. La gran pregunta es si los diputados se cubrirán de gloria pronto o esperarán la asunción del próximo alcalde para negociar con él dicho refinanciamiento, dejando mientras a la ciudadanía que siga padeciendo con una ciudad en la que urge dinero para hacerla funcionar.

6.- Con la experiencia de que nuestra entidad fue piloto en el Programa de Beca Salario, tuvo que ser una morelense, la perredista Lucía Meza, quien presentara en el Congreso de la Unión la propuesta de elevar este beneficio para los jóvenes de toda la República. No se trata de un proyecto al que el Gobierno Federal sea ajeno. De hecho, parte de lo que los opositores al Gobierno estatal le recuerdan a las autoridades locales cuando quieren demeritar su trabajo en este rubro, es el hecho de que un 80 por ciento de los recursos de este programa provienen de la Federación (aunque en realidad en todos los rubros tenemos una dependencia brutal del Gobierno central). Y como la administración peñista ha trabajado en este proyecto, es probable que pueda prosperar la iniciativa presentada por la diputada federal cuautlense Meza Guzmán en el Congreso de la Unión, para crear la Ley de la Beca Salario en el país, ya existente como tal en Morelos. Los detractores del programa le ven algunos bemoles, pero las cifras oficiales hablan de una reducción mayor a la mitad de las deserciones escolares que antes ocurrían, disminución que, siendo el objetivo del propio programa, permite decir que ha sido eficiente. A ver.

 

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.